Entrevista a Endika Etxebarria, guitarrista de Knives: ‘Collapse responde más bien a mensajes que ya utilizábamos en trabajos anteriores, un colapso del mundo moderno en el que vivimos’

Premonitorio ha sido el título de la nueva grabación de los euskaldunes Knives, Collapse. Aunque no guarde relación directa con la situación mundial en la que nos encontramos, posee ciertos paralelismos con lo que estamos viviendo que encajan a la perfección con la filosofía y visión de su particular crusting rock ‘n’ death. Knives es el ejemplo de una de tantísimas bandas y artistas de nuestro underground que han sido azotados por las consecuencias del Covid-19 (proceso de grabación, lanzamiento, presentación del mismo, etc). Por dicho motivo, por su propuesta musical y por las condiciones en las que se ha desarrollado Collapse quisimos charlar con ellos, y por que, daros la oportunidad de conocer a esta fantástica banda que aúna la vertiente escandinava del mejor crust y el death metal sueco (¡el de verdad!).

Arratsalde on Knives! Pregunta ineludible ante la situación mundial la qué estamos viviendo actualmente. ¿Cómo os encontráis tanto vosotros como vuestros familiares más cercanos? ¿Cómo se han sucedido estos meses en el seno del grupo? Para ir entrando en calor, ¿qué últimos tres-cinco discos han estado sonando en tu reproductor musical?

Buenas, Jonathan, pues a la primera parte de la pregunta me temo que tengo respuestas muy evidentes. Afortunadamente nos encontramos bien, tanto nosotros como nuestras familias y gente cercana. Todos conocemos a gente que le está tocando pelear con el tema de una u otra manera, pero de momento nos podemos considerar afortunados.

Para la banda si está siendo complicado, es difícil engranar ensayos seguidos con tantas restricciones de movimiento y de reunión, pero nos vamos arreglando para mantenernos ocupados y sentir que el proyecto sigue vivo. Y qué decir de los conciertos, estamos ansiosos de poder subirnos al escenario, más aún teniendo material fresco que mostrar.

En mi reproductor… bien, últimamente han sonado mucho Black Breath, Nails, Jardín de La Croix, Gadget y Doomriders por ejemplo. Seguramente han sido más, pero son los que me vienen a la cabeza.

A vosotros os ha repercutido de manera directa todo el tema relacionado con el Covid-19, las restricciones de movilidad, cierres perimetrales, etc, ya que impactó de manera directa en vuestro proceso de grabación de Collapse. ¿Qué tal lo sobrellevasteis? ¿En qué punto exacto tuvisteis que hacer un parón?

Si, la verdad es que nos pilló de pleno, ya que la grabación estaba programada para empezar en marzo de 2020 y la pandemia lo paralizó todo. Por suerte (por decir algo) nos cogió sin haber empezado en absoluto y no hubo un parón real, simplemente no empezamos. Más tarde, a partir de junio cuando se relajaron las medidas respecto a la movilidad pudimos retomar el tema de la grabación. Hasta entonces, cada uno hizo su trabajo de ensayos por separado en casa y pudimos hacer algún que otro ensayo de local para ver si estábamos “engrasados”. Entre ese mes de julio y septiembre fue cuando ya se llevó a cabo la grabación en sí. Hubo altibajos en lo anímico, cuando tienes toda la ilusión en llevar adelante un nuevo proyecto para la banda y el mundo se para de esa manera, parece que todo está en contra. Pero supimos sobrellevarlo y empujar con mucha fuerza hasta conseguirlo.

Siguiendo el hilo pandémico, el pasado mes de marzo, en un formato diferente al de toda la vida pudisteis subiros de nuevo a un escenario en Gernika junto a Teksuo. ¿Cómo fueron vuestras sensaciones? ¿Qué atmósfera se respira en dicho formato? No quiero ser agorero, pero me temo que este tipo de condiciones van a estar presentes durante una temporada más larga de la que desearíamos.

Claro, al tener un nuevo disco recién editado nos podían las ganas de tocar en directo. Hay otras bandas que han decidido no actuar en este formato, pero al menos nosotros queríamos probarlo. La gente de Metal Fabrika de Gernika (os queremos) y el Festival Gernikako Lekuek se pusieron en contacto con nosotros para saber si estaríamos interesados en actuar pese a las circunstancias. Nos pareció una ocasión especialmente buena ya que además de la buena sintonía que tenemos con Lea y compañía, sabemos que a la hora de montar eventos se lo toman muy en serio y de una manera muy responsable y profesional. Vamos, que nos pareció la ocasión ideal de presentar Collapse y catar el ambiente. Y la verdad es que la experiencia resultó más positiva de lo que esperábamos. Sería absurdo decir que no es raro ver al público sentado y bastante estático ahí abajo, pero de alguna manera las caras de la gente reflejaban satisfacción y ganas. Con todo ello nos resultó un concierto más cómodo de lo esperado y nos sentimos muy a gusto. Además, la gente se comportó de manera ejemplar y la organización estuvo en todos los detalles, desinfección, aforo, información… demostrando que hacer eventos seguros es factible y muy positivo.

Desconozco si tenías el título ya pensado y listo antes de esta hecatombe mundial, pero ¿qué se encuentra colapsado o en fase de colapso para vosotros hoy en día?

El título Collapse del disco ya estaba pensado desde antes que esto ocurriese. De hecho, el mencionado título no responde a este parón mundial que ha ocasionado este jodido virus. Responde más bien a mensajes que ya utilizábamos en trabajos anteriores, un colapso del mundo moderno en el que vivimos, los sistemas de gobierno fallidos que condicionan nuestras vidas o los agentes sociales que lo corrompe todo, economía, religión, ausencia de introspectiva de cada individuo, cosas así. Es verdad que al ocurrir lo que ha venido con el Covid quizás ha cogido un significado más amplio por la connotación que puede tener. No nos desagrada, nos gusta que cada uno interprete lo que le sugiera, igual que con nuestras letras.

Repetís una vez más en los Black Storm Studios regentados por Ekaitz Garmendia (Legen Beltza, Sijjin) al mando de los potenciómetros. ¿Qué grado de incidencia creéis que ha tenido Ekaitz en Collapse? ¿Qué grado de importancia ha tenido en la consecución final de vuestro sonido?

Por supuesto, Ekaitz tiene mucho que ver con la concepción de Collapse. Además de ser un gran amigo para nosotros, Ekaitz lleva ya tiempo siendo nuestro técnico de sonido para los directos. Es como un sexto miembro de la banda. Además, ya habíamos grabado nuestro anterior EP Superiorem Status Spiritualitatis en su estudio y todos conocíamos la “muesca” que queríamos superar para este nuevo trabajo. Además, él por su parte también ha renovado y reforzado su equipo en el mismo y se ha notado mucho en el resultado final.

Por nuestro lado, habíamos estado buscando un sonido más refinado para nuestro característico sonido serrucho HM2 de las guitarras, pero sin abandonarlo. A través de Javi Martín (eskerrik asko crack) que me modificó unos pedales empezamos a acercarnos a lo que buscábamos. Llevar esa base fue brutal porque Ekaitz después en el estudio le dio una dimensión que nos encanta en el disco. Lo mismo ocurrió con las baterías, Asier sabía perfectamente lo que quería y lo que no para esta nueva grabación y esto, combinado con la exigencia de Ekaitz que le hizo sudar tinta en sus tomas (jajajajajaja Herr produktor!) las llevaron a un siguiente nivel. Con el bajo lo mismo, supo sacar esa base que necesitaban esos sonidos que llevábamos. Creo que se nota por mis palabras que estamos contentísimos con el sonido general del disco. Y ahí entra en juego Piter, nuestro ya no tan nuevo vocalista, pero este era su primer trabajo grabado con nosotros. Creo que su voz ha llevado el disco a un nivel que ni siquiera podíamos esperar antes de grabarlo. Es el nexo entre todo, lo redondea todo por explicarlo de alguna manera.

Un denominador común en vuestras portadas es el uso del B/N, un recurso que siempre funciona y que casa perfectamente con el concepto de Knives. He quedado gratamente sorprendido por el trabajo de Pablo Hoyos, representando a la perfección lo que un título tan explícito en teoría como Collapse conlleva. ¿Cuándo se fraguó vuestra unión con él? ¿Qué interpretación hacéis vosotros de la tapa?

El cambio en el artwork responde a varios factores. Por un lado, Cesar Valladares que era autor de las anteriores portadas, dejó de dibujar para bandas con lo cual esa no era una opción. Por otro lado, con la incorporación de Piter y las estructuras de las nuevas canciones nos dimos cuenta de que había un cambio en la banda, y por qué no íbamos a llevar a la imagen y la portada este cambio, por ahí vinieron un poco las cosas.

Pablo Hoyos y yo nos conocemos desde chavales, tenemos amigos en común y la música nos unía, él también disfruta del metal extremo. Se dedica a otro tipo de dibujos profesionalmente y realmente no sabía si iba a querer participar, pero se animó a hacerlo hasta acertar por completo con lo que buscábamos.

La interpretación es la que comentaba antes, un dibujo que interpreta ese colapso tanto individual como de sociedad que nos impera. Falta de iniciativa propia, empatía, lucha contra lo establecido, y todo esto desemboca en Collapse, la idea global. Aunque nos gusta que cada uno haga su propia interpretación de lo que ve.

Collapse ha sido lanzado en formato «larga duración» aunque apenas supera los 23 minutos de duración, quizás un metraje más acorde para un EP en los tiempos que corren. ¿Por qué adoptasteis esta decisión? ¿Es posible que quedaran temas en la recamara de las sesiones de grabación tal vez o no quedarais plenamente satisfechos?

Realmente no, no quedó nada en el tintero. Los descartes se hicieron mucho antes de la grabación. Todo lo que se grabó en el estudio se metió en el disco. No quisimos grabar más temas para no tardar en volver a sacar un nuevo trabajo y nos pareció la duración adecuada. Nos parecía largo para llamarlo EP y esa es la única razón de llamarlo LP. Tenemos referencias de bandas que han hecho trabajos de metrajes parecidos y nos pareció lo adecuado en ese momento. A posteriori te diré que, aunque seguro hubiéramos conseguido componer más para este disco no me lo imagino con un minuto más ni menos de metraje, tal cual nos llena muchísimo.

He de reconocer que he disfrutado un montón con este nuevo elepé. Sigue manteniendo la mala ostia, la atmósfera podrida sueca de los 90 y los tupatupas característicos de Knives, pero habéis incorporado de manera muy sutil nuevos elementos aquí y allá, y eso hace que la escucha sea dinámica. ¿De qué manera Knives se enfrentó al proceso de composición de este nuevo álbum? ¿Bajo qué prisma os vais a plantear los nuevos temas que vayáis a escribir? 

Creo que ahí radica el espíritu de Knives, nos gusta tener un rango muy amplio de estilos que tengan cabida en nuestra música. No nos importa tener una base de hardcore punk y de pronto darle un giro black metal o incorporar un riff rockero a un tema que viene desde un death metal más clásico. Mamamos de lo que escuchamos y como casi todo el mundo vamos evolucionando y sumando eso que nos gusta a nosotros mismos. Si bien muchas estructuras las propongo yo desde la composición, el resto de los miembros, además de llevar ideas propias, van moldeando las propuestas hasta estos resultados finales que refleja el disco. Nos gusta ser flexibles y admitir cualquier posible cambio por loco que parezca, al final acaba encajando con nuestra filosofía. Con lo que te cuento, para el próximo trabajo se puede esperar más mezcla de estilos siguiendo la dinámica. Ya contamos con un buen número de temas algunos muy diferentes entre sí, pero como en este caso confiamos en que les demos el sentido para que se complementen unos a otros. Creemos que habrá Knives para rato.

Uno de los temas que más llama mi atención es “Bæignätt”. Un título que llevo varios días tratando de descifrar, en algo así como una palabra inventada extraída de morfemas propios del euskera y del noruego. ¿Puede que vaya bien encaminado? Es más, la canción está cantada en euskera y creo que es la 1ª vez que algo así sucede. Incluso musicalmente, insufla aire fresco al conjunto total de la grabación. Contadnos más acerca de ello.

El fondo de esta historia tiene un componente tierno y melancólico. Fonéticamente podríamos asemejarlo al nombre euskaldun Beñat. Durante la grabación estábamos rodeados por los perros de Ekaitz (que relajaban el ambiente un montón) y uno de esos perros, muy peculiar por su mirada y comportamiento se convirtió en un auténtico animador al que admirábamos. En realidad, se llamaba Untxi (y era de Ivan, que toca con Ekaitz en Siijin y Extinction) pero como somos un poco anormales le apodamos Beñat. Trágicamente, durante el transcurso de la grabación Beñat murió y quisimos hacerle un homenaje. Así surgió, y era muy difícil de adivinar su origen.

Death metal, crust, hardcore punk, rock ’n’ roll e incluso black metal se conjugan para conformar el sonido de Knives. Es evidente que la vertiente escandinava (sueca sobre todo) está muy presente en vuestra música. ¿Qué cuatro o cinco bandas crees que son el ABC para entender vuestro sonido para aquellos que no os conozcan todavía?


Ya que me preguntas a mí, te voy a dar unos nombres de bandas, pero quizás alguno de los otros miembros te daría otros. Ahí va: Entombed (siempre), Trap Them, Disfear, Baptists y Nasum. 

Otro aspecto que admiro de vosotros es vuestra actitud jodidamente DIY desde vuestros comienzos. Siempre la autoedición como bandera, sin caeros los putos anillos. ¿Seguiréis bajo esta misma premisa? De hecho, esta vez, habéis editado el disco también en vinilo ante el imperante auge y demanda de dicho formato.

No te voy a decir que no hayamos intentado tocar alguna puerta de algún sello discográfico, pero si lo hacíamos queríamos que fuera un sello que tuviera sentido con nuestra música. Sin dar nombres, pero en el momento que todo estaba ocurriendo ninguna de las respuestas fue un sí. A casi todos les parecía una propuesta interesante, pero en el momento de la pandemia había mucha incertidumbre y pocos querían apostar por nada en ese momento. Como dices, eso no nos iba a echar atrás y acabamos sacando los formatos que teníamos previstos editar por nuestra cuenta. Sabemos cuál es nuestro lugar en este mundillo y no nos volvemos locos, somos muy felices simplemente viendo nuestra música editada y consiguiendo conciertos para mostrarla. Si es cerca pues cerca y si nos lleva más lejos estupendo, pero con los pies en la tierra.

Para mirar al futuro, es necesario hacer un ejercicio de introspección al pasado, por lo que hablemos del pasado. ¿Qué tal encajasteis la salida de Vlad Crapul (Ian Mason) de Knives? Supongo que fue un duro golpe de encajar en el seno de la banda, aunque rápidamente os pusisteis manos a la obra y pudisteis encontrar un reemplazo de garantías en un corto periodo de tiempo. ¿Qué recuerdos tenéis de aquella etapa?

Cualquier recuerdo dentro de Knives es muy grato, incluso esos momentos de separación vistos en perspectiva creo que de alguna manera fueron positivos para todos. En aquella época Ina y The Wizards estaban muy activos y hubo un momento en el que los caminos de las dos bandas se entorpecieron. En nuestro caso, teníamos una gira de 4 fechas en Galicia y Portugal que no pudimos atender por esa razón y nos hizo replantearnos las cosas. Ya conocíamos a Piter y le propusimos aprenderse los temas en tiempo récord y venirse a dar los conciertos con nosotros. Al final nosotros mismos nos echamos atrás y decidimos cancelar esa mini-gira porque estaba suponiendo un agobio extra que no nos compensaba; y eso que Piter demostró una capacidad de absorción brutal y casi tenía el set para ir. En vez de eso, todos nos propusimos tomárnoslo con tranquilidad e incorporarle oficialmente en la banda si a él le apetecía. Había muy buena química desde el principio y accedió encantado, aunque por aquél entonces lo compaginaba con Black Ocean Witness. Así que de alguna manera todos salimos ganando o al menos no perdiendo tanto. Así lo recuerdo yo al menos.

¿Y qué creéis que ha aportado Peter al seno de Knives y a su vez a Collapse? La verdad es que las comparaciones son odiosas, y aunque tengan un estilo de vocal con ciertas similitudes a la de vuestro anterior cantante, sus líneas vocales encajan a la perfección en la banda. ¿Es probable que él haya insuflado esa chispa o fuego para coger con más ganas que nunca Knives?
Sí, es tal cual lo estás explicando. Dimos bastantes conciertos con él antes de ponernos manos a la obra con el nuevo disco y nos salía muy de vez en cuando ese comentario de “Ya verás cuando las canciones sean suyas propias…”. Hasta entonces a su estilo estaba impostando los registros y líneas que eran de Ina, y aunque se sentía cómodo sabíamos que todavía le quedaba una marcha más que meter con nosotros con su propio estilo. Y así ocurrió, tal como comentaba antes se ha convertido en un nexo que hace que todo lo que toquemos tenga mucho empaque y punch. Probó muchos tipos de registros en los nuevos temas hasta que dimos con lo que creímos que era más adecuado para lo que venía y en Collapse queda plasmado ese trabajo. Te añadiré que, además, al ser joven ha traído frescura en forma de estilos musicales, conocimientos como técnico de sonido y de tipo informático que nos ha facilitado algunas cosas que antes nos costaba más tiempo llevas a cabo. Aunque es joven tiene gusto por estilos más añejos que quizás por su edad no preveíamos, con lo cuál ha resultado perfecto para Knives. Como colofón, es muy buen tío y eso también es muy importante para nosotros.

Hemos llegado al final, espero no haberos aburrido con mi cuestionario. Estas últimas líneas son para vosotros y sentiros libre de expresar lo que queráis. Próximos planes, buenos deseos para todos, donde adquirir merch o ¡mandar todo a la mismísima mierda! Agurrak.

Para nada aburrido, son preguntas interesantes que nos gusta responder y van muy acordes a nuestro momento actual.

Diré que estamos muy satisfechos con lo que hemos creado en Collapse y queremos que llegue al máximo de gente que podamos abarcar por el tipo de banda que somos. Creo que hacemos una música sincera que al llevar al directo transmite mucha energía y esperamos descargar delante de los que nos quieran escuchar en directo próxima y repetidamente. Pronto también publicaremos un video con otro de los temas del disco. Stay tunned.

Como cualquier banda humilde, encantados de que los que tengan curiosidad nos compren merch y formatos de audio, camisetas o entradas para ayudarnos a seguir en este camino. Con tu permiso, añadiré links para poder seguirnos por la vía que prefieran. Y a ti te agradecemos el interés y la oportunidad de hablar de Knives y de Collapse.

Jonathan Pernía
Sobre Jonathan Pernía 25 Artículos
Ferviente y devoto melómano. Enfermizo coleccionista de CD's, vinilos, K7's y fanzines, ya que siento especial predilección por todas y cada una de las ramas del metal extremo o los géneros más underground. No obstante,como buen amante de la música en general, me considero muy open-minded en ese aspecto.
Otra de mis pasiones es la prensa escrita musical. Con sus luces y con sus propias sombras. Poseo una dilatada experiencia en medios como el extinto Pitchline'Zine (2005-2016) del que fui redactor-jefe o Subterraneo Zine (2017-2019).