Entrevista a Brian Baker, guitarrista de Bad Religion: ‘Bad Religion es la banda de punk rock más importante y relevante que ha existido nunca’

Fotografía: Ray Molinari

Si alguien ha hecho méritos para ganarse un sitio en el Olimpo del punk rock es sin duda el señor Brian Baker. A sus casi treinta años al mando de las seis cuerdas en Bad Religion debemos añadir su estancia en los seminales Minor Threat y en los no menos míticos Dag Nasty. A sus casi 60 tacos, Brian sigue siendo un yonki de la música y participando en múltiples proyectos bien distintos, mientras se ha erigido en la voz habitual de su banda principal. Encantador, accesible, simpático, cercano y con los pies en el suelo, el guitarrista capitalino nos recibe poco antes de su actuación en el Primavera Sound barcelonés y nos resuelve todas nuestras dudas.

Español

Hola, Brian. ¿Qué tal estás?

¡Hola! ¡Pues estoy muy bien, gracias!

Me gusta oír eso. Antes que nada, bienvenido a Barcelona de nuevo y muchas gracias por invertir algo de tu tiempo contestando estas preguntas para nosotros. ¿Has llegado bien? ¿Tienes intención de quedarte unos días?

Sí, llegué ayer y por suerte no tengo nada de jet lag. Me encuentro genial y estoy preparado para ver algunas de las bandas que tocan hoy, algo que no habría podido hacer de no venir un poco antes. Voy a ver a Turnstile y a OFF! y tengo muchas ganas de que llegue mañana. Creo que será fantástico.

Estoy seguro que lo será. Esta semana estáis tocando en la edición barcelonesa del Primavera Sound, mientras que la semana que viene estaréis en Madrid y en Oporto. ¿Cómo sueles vivir este tipo de festivales gigantescos, tocando al lado de super estrellas del mainstream como Rosalía o Kendrick Lamar?

Lo hemos hecho muchas veces por todo el mundo, y a mí me encanta. Es muy divertido poder mostrar nuestra música ante gente que no está acostumbrada a ello. No cambiamos lo que tocamos, claro, en el sentido que vamos a tocar nuestro repertorio de punk rock habitual, y aunque siempre hay algunos fans de Bad Religion entre el público, me gusta poder exponernos ante un público distinto. Siempre es una experiencia positiva, y además es algo divertido para mí porque así puedo encontrarme y charlar con artistas que no me encontraría en otros sitios. Eso es algo bonito y a mí me encanta. Por supuesto que los festivales de punk son geniales, pero me gusta poder hacer un poco de todo.

Claro, supongo que es lo mismo que nos pasa a los fans, que en este tipo de festivales tenemos la oportunidad de ver a bandas que, quizás, no elegirías ver de otra forma. Lo tuyo es lo mismo, pero en el backstage.

Exacto, y me encanta.

De hecho, estos tres conciertos en el Primavera y el Download la semana que viene también, son los únicos festivales que vais a hacer este verano en Europa, y en realidad no tenéis casi nada más en agenda durante el resto del año. ¿Habéis decidido tomároslo con calma este año o os tomáis un respiro de la carretera, quizás, porque estáis trabajando en vuestro nuevo disco?

Se trata de un año tranquilo para nosotros y, como dices, también un año en el que estamos escribiendo nuestro próximo disco. Tenemos algunas fechas en otoño en Estados Unidos, pero no vamos a volver a Europa aún porque a finales de año estaremos trabajando en el álbum. Pero no te preocupes, porque en 2024 reprenderemos nuestra dominación de Europa, como nos gusta llamarlo. Hace muchos años que venimos y es nuestro lugar favorito para tocar. Y especialmente esta región, así que estamos con muchas ganas de ello.

¿Con «esta región» quieres decir Europa, España, o…?

España es muy grande pero, sabes, es en Catalunya donde más nos gusta tocar.

¡Uoo! Ya veo, bueno. ¡Eso es genial! Os queremos mucho por aquí 🙂

Sí, y nosotros a vosotros. Y a España también, por supuesto. La Europa Occidental es magnífica y España siempre ha sido un sitio genial dónde tocar. Hemos venido durante veintinueve años, ¡así que no vamos a parar ahora!

¡Claro, no lo hagáis! De hecho el año pasado fue vuestra mayor gira por estos lares, con cinco conciertos en sitios mucho más grandes de lo habitual y casi todas las entradas vendidas.

Sí, fue increíble.

Esa gira fue quizás un poco una apuesta personal de David Peret de HFMN Crew, vuestro promotor local. Sé que es un buen amigo tuyo y me contó hace poco que estaba convencido que esa gira podía ser un gran éxito a pesar de las dudas de mucha gente, y definitivamente lo fue. Últimamente habéis estado trabajando más cerca con él y si no me equivoco, ha estado ayudando a vuestra agencia de booking. ¿Cómo es trabajar con él y cómo recuerdas esta gira del año pasado?

Sí, David ha sido importante para nosotros y también un buen amigo desde hace ya muchos años, así que es un placer trabajar con él. Hemos estado cambiando ciertas cosas con nuestra agencia de booking en Europa, y aunque yo no estoy para nada metido en el aspecto de negocio de la banda, lo que sí que sé es que cada vez vemos más a menudo a David, y sé que cada vez que le veo significa que tenemos por delante un gran concierto. (risas)

Me decías hace un momento que os encanta tocar en España, y en particular en Catalunya. Y la realidad es que he mirado las estadísticas y éste es el quinto país en el mundo en el que más veces habéis tocado. Tenemos Estados Unidos, Canadá, Alemania, Reino Unido y después España. ¿Por qué creéis que existe esta comunión entre Bad Religion y los fans españoles? ¿Recuerdas alguno de los muchos conciertos que habéis dado aquí de una forma especial?

Como tú dices, hemos tocado muchísimas veces en España, pero si hay un concierto que recuerdo especialmente es precisamente uno de los más recientes. Fue el año pasado aquí en Barcelona, cuando tocamos en el Poble Espanyol. Éramos cabezas de cartel y fue algo muy poderoso. Habíamos tocado ahí junto a otras bandas, con NOFX y en el Barna ‘N’ Roll, pero nunca habíamos tenido la oportunidad de hacerlo por nosotros mismos. Estaba lleno a rebosar y es un sitio precioso en el que tocar. Fue muy emocionante poder comprobar como, al cabo de tantos años, hemos construido una base de fans que viven lo que hacemos con tanta pasión.

Sé que suena un poco a cliché decir que los españoles son gente apasionada, pero hay algo de ello. Me da la sensación que cuando algo es importante para vosotros os lo tomáis realmente en serio. Esto sería un poco la manera de decirlo. Es un lugar con un gran bagaje a nivel de arquitectura, de literatura, de gastronomía…. y la música es exactamente lo mismo. Os lo tomáis con la misma seriedad y la misma pasión, así que vuestro país es siempre un entorno muy especial en el que tocar.

Estuve en ese concierto en el Poble Espanyol y realmente fue genial. Espero que sigáis tocando allí en vuestras próximas giras, ya que es un sitio precioso y ya habéis demostrado que lo podéis llenar.

Sí, eso espero yo también.

Hace ya un tiempo que intento convencer tanto a los lectores de nuestra revista y también a todo el mundo que quiera escucharme que Bad Religion es la banda de punk rock más importante y relevante que ha existido nunca. ¿Estás de acuerdo con esta afirmación?

La razón por la cual puedo estar de acuerdo es porque Brett y Greg son quiénes escriben las canciones y yo no soy un miembro original de la banda. Así que me puedo permitir decirte que estoy absolutamente de acuerdo contigo en que Bad Religion es sin duda la banda de punk rock más importante y relevante que nunca ha existido. Hay muchas otras, por supuesto, pero aquí soy parcial. Tengo el trabajo más afortunado del mundo.

Me gusta oirte decir esto. La verdad es que soy un gran fan de Bad Religion desde mis años adolescentes, pero intentando poner mi subjetividad a un lado pienso que se trata de una banda absolutamente única ya no solo a nivel de longevidad sino también a nivel de relevancia continuada. Por ejemplo, antes le he echado un vistazo a Spotify y he visto que vuestras canciones más populares ahí son todas de discos distintos y van desde Suffer en 1988 a True North en 2013. No se me ocurren muchas otras bandas de rock que puedan decir algo similar….

Yo creo que la clave es que Bad Religion nunca se ha convertido en una banda de grandes éxitos. Y por eso seguimos escribiendo y grabando discos, porque es la única manera de seguir siendo relevantes. Tenemos que continuar practicando este arte, y por muy afortunados que fueran esos chavales en 1980, se esforzaron en escribir sobre cosas que han seguido siendo relevantes año tras año y que siguen siéndolo a día de hoy. Siguen ocurriendo cosas absolutamente terroríficas en el mundo, así que seguimos teniendo una fuente de inspiración constante. Estoy seguro que ésta es una de las razones por las cuáles nos ha ido bien, porque nuestra música sigue siendo relevante y nos la seguimos creyendo tras todos estos años. Una recomendación para todas esas nuevas bandas que empiezan a sacar la cabeza por ahí: no habléis sobre cuánto odiáis a vuestros padres, sino que intentad mirar un poco más allá.

Por desgracia, muchas de las letras que escribíais hace cuarenta años siguen siendo perfectamente vigentes hoy en día. Quizás nos iría mucho mejor a todos si no lo fueran, claro, pero entiendo que así hay gente de múltiples generaciones que pueden sentirse identificada con ellas con más naturalidad. ¿Crees que hemos mejorado sustancialmente en algo como sociedad desde entonces?

Creo que las cosas son distintas, porque se producen ciertos cambios en la historia que nadie puede predecir, pero básicamente sigo creyendo que el infierno no puede ser mucho peor que esto, ¿no? (ndr. «Hell Could Not Be Any Worse» es una canción del primer disco de Bad Religion). Y especialmente, mi perspectiva como americano es que te puedo garantizar que estamos mucho peor de lo que hemos estado en los últimos cien años. Así que la lucha debe continuar.

Caray, sí que me lo plantas mal. Quizás otra de las claves de vuestra consistencia es que siempre habéis tenido los pies en el suelo, tanto a las duras como a las maduras. Por ejemplo, cuando el punk rock se convirtió en un fenómeno de masas a mediados de los noventas, con bandas como Green Day y The Offspring liderando una olead de interés masivo hacia el punk que, por supuesto, también os incluyó y os tuvo como un actor relevante. Pero me da la sensación que vosotros continuásteis fieles a vuestro camino a pesar del éxito rutilante de discos como Stranger Than Fiction o The Gray Race. ¿Sentísteis entonces que estábamos ante una moda que estaba destinada a pasar, que era algo también temporal?

Es divertido que menciones esto, porque tengo que decirte que somos más grandes ahora de lo que nunca fuimos. Soy consciente de que la percepción es que la época de Stranger Than Fiction fue nuestro punto más alto, pero resulta que el punto más alto es justo ahora, es ser capaces de hacer estos conciertos en el Primavera Sound. Creo que en nuestro caso siempre ha sido algo bastante lineal, y hemos tenido la suerte de que nunca hemos escrito nada pensando en tener más o menos éxito. Ya me dirás si te imaginas algo menos potencialmente exitoso que esta especie de profesor de universidad apuntántote con el dedo todo el rato desde el escenario. (risas)

Aquí no hay espectáculo, ¿sabes? El espectáculo son las canciones. Ya sé que esto significa que quizás nunca estuvimos destinados al nivel de éxito de Green Day o The Offspring, pero estoy muy feliz que eso llegara a ocurrir. Ya no solo porque hay tíos de puta madre en ambas bandas, sino porque entre todos conseguimos que mucha gente se fijara en el punk. Ellos fueron los embajadores del punk rock a nivel mundial, y no importa si nosotros les influenciamos a ellos o no, el hecho es que mucha gente llegó a nuestra música a través de ellos. Así que estoy tremendamente agradecido a la explosión de punk rock de 1994 y al pequeño rol que jugáramos en ello.

Bueno, o no tan pequeño.

O no tan pequeño, no lo sé (risas)

En estos cuarenta años y pico habéis sido capaces de producir una cantidad de clásicos casi infinita, con incontables himnos y tantos temas que vuestros fans aman que sería realmente complicado que nos pusiéramos de acuerdo en cuáles son las mejores. Así que bueno, entiendo que confeccionar un repertorio para cada gira y cada concierto no debe ser tarea fácil. Supongo que habrá canciones intocables y que tienen que estar ahí, pero siempre hay sorpresas que uno no espera. ¿Cómo enfocáis este proceso? ¿Hay alguna canción que te guste especialmente y que no toquéis tan a menudo como te gustaría?

Diría que dos tercios de nuestro repertorio necesita estar formado por aquellas canciones que nos han llevado hasta aquí, y me refiero a las canciones que la gente escuchó por primera vez cuando eran jóvenes y que les ayudó a encontrar y conectar con la banda. Porque cuando yo voy a ver a mis bandas favoritas, lo que quiero es que toquen aquellas canciones que significaron algo especial para mí.

Con el resto del repertorio hacemos una serie de cosas. La primera es que siempre miramos qué es lo que tocamos cuando tocamos en ese país o ciudad la última vez que vinimos, y nos aseguramos de no hacer lo mismo. A veces esto implica reaprender viejas canciones que no hemos tocado en mucho tiempo, pero la idea es intentar sorprender tan a menudo como sea posible.

Otra cosa que hacemos es cambiar ese tercio del repertorio cada noche, porque fácilmente tenemos aprendidas unas ciento cincuenta canciones, así que nos gusta cambiarlas ya no solo por el público, sino también por nosotros. Porque al final de todo, lo importante es que tiene que ser divertido. Por ejemplo, mañana vamos a tocar una canción que no sé realmente como se toca, y no me importa (risas)

¿Ah, sí? ¿Una canción que no has tocado nunca?

La he tocado, pero hace mucho tiempo. No solemos ensayar muy intensamente, ¿sabes? El local de ensayo es un lugar dónde socializar y divertirse (risas)

(ndr. Brian mintió como un bellaco aquí, ya que no hubo ninguna canción en su repertorio de Barcelona que no toquen más o menos a menudo)

Oh, ya veo. (risas) Puedes ensayarla en las pruebas de sonido….

Sï, esto estaría muy bien, solo que no hay pruebas de sonido en el Primavera (risas). Pero vaya, eso va a ser divertido.

¿Hay muchas canciones que te gustaría tocar más a menudo?

Sí, unas cuantas. Mi disco preferido de Bad Religion es Recipe for Hate, y ese fue el que me convirtió de verdad en fan de la banda. Me perdí toda la época de Suffer y No Control, ya que estaba metido en otras historias, así que me apasiona especialmente este disco. Me encanta tocar «Struck a Nerve», que no tocamos tan a menudo como deberíamos, pero creo que hay un montón de deep cuts y de canciones que valen realmente la pena en ese disco. Pero no tenemos tiempo para todo.

Qué me vas a contar. Deberíais hacer conciertos de dos horas.

No, no. Jamás. Un concierto de punk rock nunca debería durar más de una hora. O de lo contrario es demasiado.

Supongo que tienes razón. Sería complicado mantener el nivel de intensidad.

Claro. Pero diría que «Portrait of Authority» es la que más me gusta tocar, y no lo hacemos casi nunca. Espero convencer algún día a los chicos de hacerlo.

¡Claro que deberías! Yo creo que tenéis una serie de canciones al nivel de vuestras canciones más conocidas y que casi nunca habéis tocado. Por ejemplo, me flipa «Tiny Voices», de Stranger Than Fiction. Es una de mis favoritas y no entiendo por qué no se ha convertido en un clásico.

Yo sé porqué no la tocamos, y es porque es super aguda y muy difícil de cantar. Y Greg prefiere no tocar una canción antes que modificarla para hacerla más fácil, porque de esta manera arruinaría el espíritu original. Ésta en particular es estúpidamente aguda, «tiiiiiny voooooices» (ndr. Canta agudo), y por eso nunca la tocamos.

Bueno, te compro que es realmente aguda.

Lo es.

Bueno, más allá de los méritos contraídos en estos casi treinta años en las filas de Bad Religion, tú tienes puntos extra para entrar con honores el olimpo del punk rock gracias a tu trabajo en bandas como Dag Nasty y, especialmente, en los pioneros del hardcore Minor Threat. Dag Nasty siguen activos y vais tocando más o menos a menudo, pero Minor Threat están ya enterrados en el tiempo. ¿Crees que hay algun tipo de posibilidad que volváis a juntaros de nuevo para celebrar la existencia de la banda como se merece? Aunque probablemente Ian no está en el momento de su carrera para ponerse a berrear hardcore punk….

Estoy en contacto con los chicos de Minor Threat regularmente porque siguen siendo muy buenos amigos míos. Yo vivo en New Jersey pero mi mujer tiene un negocio en Washington, así que los veo bastante a menudo. Pero tengo que decirte que no volveremos a tocar nunca más. Eso fue una época y un lugar muy específico y, aún más importante, ya no somos «menores» (ndr. Minor) como lo éramos cuando tocábamos en Minor Threat. Así que ese concepto ya está expirado.

Así que no va haber ningún concierto, pero las amistades que forjamos cuando éramos tan jóvenes siguen fuertes hasta el día de hoy, y esto es lo más importante para nosotros. Es perfecto tal y como es, de verdad. Ian es una de mis personas favoritas, un gran amigo y un tío super inteligente. La manera como vé el mundo es todo un ejemplo para mí, y estoy muy orgulloso de haber ido al instituto correcto, de haber estado ahí en ese momento y de haber tenido la valentía de levantar la mano y de decir «Hey tíos, yo puedo tocar!«. Y aquí estoy, tantos años después, hablando contigo. Es increíble. Mundo loco.

Realmente parece un personaje único. Es que casi se podría decir que, al mando de Minor Threat y de Fugazi, participó decisivamente en la creación de dos estilos distintos. Es tremendo.

Sí, es un grande.

En esos primeros ochenta, Minor Threat fue un ejemplo palmario de banda políticamente cargada y socialmente compometida. En esa época había muchísimas, y Bad Religion era (y aún es), por supuesto, una de ellas. ¿Te da la sensación que el mundo de la música, en general, está menos involucrado con las cuestiones sociales? ¿Que de una forma u otra es más inofensivo y más centrado en el entretenimiento de lo que lo era antes?

Mmmm…. bueno. Empecemos por hablar de la música folk, entre la que se encuentra el punk. El punk sale de la gente y eso lo hace revolucionario en esencia. En mi opinión este tipo de música es más grande de lo que lo ha sido nunca. Por otro lado está la música popular, que en mi opinión se ha convertido en algo mucho menos urgente, en música para que la escuche gente a la que no le gusta realmente la música.

Hay música en todos sitios como no la había hace treinta años, pero no tiene el mismo propósito. Es casi como algo de fondo a lo que no se le presta mucha atención. Y aunque es probable que haya más bandas con mensaje que nunca y sean más grandes de lo que nunca lo han sido, la proporción sea efectivamente mucho menor, porque la música está en todos sitios. Pero no sé, no estoy aquí para juzgar, así que quizás eso es algo positivo.

Tienes razón en que a día de hoy es mucho más complicado discernir lo que te gusta entre la inmensa cantidad de inputs que recibimos cada día, tanto a nivel musical como en todos los ámbitos de la vida. Es casi chocante pensar en como vivimos ahora en comparación en como lo hacíamos hace veinte o treinta años. Todo un reto.

Es todo un reto, definitivamente, y requiere que nos esforcemos a ello. En este punto de mi vida y con mi edad, lo que hago es asegurarme de tener amigos que sean especialistas en ciertas cosas. Es como tener una guía, porque yo no sabría como encontrar las mejores diez bandas de hardcore de San Francisco a no ser que tuviera un amigo en San Francisco que fuera a ver esas bandas. Yo sé quién lo peta en New Jersey porque es donde vivo y donde veo los conciertos, pero esa es solo una pequeñísima porción. Hay gente en todos sitios, y te pueden ayudar a saber cuál es el buen libro que tienes que leerte o la buena película que hay que ver.

Así es. Acabas de mencionar que sigues asistiendo regularmente a los conciertos de hardcore que se hacen en New Jersey, y la verdad es que pareces todo un yonki del rock and roll en muchos aspectos. Quizás por ello has participado en tantos proyectos a lo largo de tu vida, desde Junkyrad a Foxhall Stacks, Beach Rats o Fake Names con Dennis de Refused… ¿en qué estás metido ahora?

Sí, en Fake Names además de Dennis Lyxzén de Refused como cantante también tenemos a Brendan Canty de Fugazi a la batería.

Oh, buenas noticias.

Sí, hemos hecho algunas giras por Estados Unidos y en breve vamos a tocar en un festival que se llama Riot Fest, que es una especie de Primavera Sound, aunque un poco más punk y empaquetado en un solo día (risas). Vamos a dar algunos conciertos y luego nos pondremos con nuestro segundo disco. Podríamos decir que ésta es mi «otra banda» más activa, y de hecho estamos hablando con un agente para poder venir a Europa, y eso incluiría por supuesto España.

Intentaremos hacerlo a principios del año que viene, ya que muchas bandas americanas no vienen a Europa en invierno, lo que pienso que es completamente estúpido. ¿A quién le importa si es invierno o verano? ¡Estamos en el siglo veintiuno! Cuando está nevando en Nueva York aún puedo ir a ver a Iggy Pop y no nos quedamos encerrados y atrapados en casa. Es una lógica muy estúpida en mi opinión.

Así que a poco que podamos espero venir a tocar aquí. Estoy muy orgulloso de esta banda, y creo que Dennis es todo una pop star. Lo ha demostrado en Refused, en Invasionists y en todas las bandas que ha tenido. Es como un David Bowie del punk, es increíble.

Me solían encantar The (International) Noise Conspiracy, una banda en mi opinión espectacular. Deberías decirle que los reúna de nuevo (risas)

Estoy de acuerdo. Lo voy a enviar un mensaje justo después de colgarte. (risas)

Oh, eso sería una gran idea (risas)

¡Cuenta con ello!

Vamos acercándonos al final de la entrevista. Supongo que con una carrera tan larga y fructífera como la tuya has tenido que tomar un montón de decisiones importantes, tanto en lo musical como en el aspecto más estratégico o de negocio. Sé que siempre hay algo a aprender de todo lo que uno hace en la vida, pero me gustaría preguntarte de cuáles de estas decisiones estás más orgulloso, qué crees que deberías haber hecho antes y dónde te parece que has metido absolutamente la pata?

Vamos a ver. La primera decisión de la que estoy orgulloso es de haber entrado en Junkyard tras la primera separación de Dag Nasty. Fue una experiencia increíble en la que aprendí todo lo que sé ahora sobre ser un músico profesional y girar a un nivel superior. Y por supuesto, aceptar la oferta de formar parte de Bad Religion en el mismo momento en el que tuve la oportunidad de ser segundo espada en R.E.M. es sencillamente la mejor decisión que he tomado en mi vida, ya que aquí me tienes tras veintinueve años, hablando contigo y formando parte de algo tan especial para tantísima gente.

Por suerte, las malas decisiones han sido pocas. Ha habido muchas bandas en las que he tocado y que no han funcionado. He tocado en un montón de bandas de las que nunca has oído hablar, y si no avanzaron más allá fue por una buena razón. He invertido la misma cantidad de tiempo y cariño en las que no han funcionado que en las que sí lo han hecho, así que es una cuestión de no rendirese nunca. Tengo que seguir buscando, y ésta es la razón por la que estoy en tantas bandas a día de hoy, porque no puedo no hacer esto. Es lo que soy y estoy muy agradecido de ser así.

Y bueno, por supuesto ha habido algunos problemas de vestimenta y estilo a lo largo de los años… (risas)

(risas)

He llevado algunos peinados que posiblemente no eran los más atractivos, pero en general, y a parte de eso, creo que he tomado las decisiones correctas la mayor parte de las veces.

Ahora que comentas que no puedes no hacer esto, hace unas semanas estuvimos viendo como NOFX se despedían de nuestros escenarios ante su inminente retirada. Teniendo en cuenta que prometieron no retirarse antes que vosotros, ¿sientes que tenemos Bad Religion para rato?

No pudieron aguantar más, ¿ves? (risas) Creo que tendremos a Bad Religion a pleno rendimiento durante algunos años más, porque lo que hacemos es solo una forma de expresión, y Brett y Greg siguen escribiendo constantemente. La inspiración nunca se acaba con Bad Religion. Siempre sigue ahí, y estoy seguro que una de nuestras ventajas es que somos tan solo personas normales con un montón de inquietudes. Cuando piensas en NOFX ves a cuatro tíos, que son amigos míos, entre los que hay uno que dice «Ya estoy cansado de girar». Y no te queda otra que parar porque lo que quieres es hacer algo distinto con tu vida.

En Bad Religion siempre hemos cuidado el equilibrio para que todos tengamos tiempo para hacer otras cosas. Bad Religion no gira tanto como NOFX y eso es algo buscado para no quemarnos y tener espacio fuera de la banda. Por ello no nos veo parando nunca a no ser que, claro, físicamente nos resulte imposible hacerlo. Eso es algo que ocurrirá algún día, claro, pero no es ahora.

Suenas realmente apasionado hablando de ello y vuestros conciertos siguen siendo super compactos. Greg está en un estado de forma excelente, y mientras NOFX suelen dar el «60%» (ndr. Es el título de una canción de NOFX), vosotros seguís a tope.

Sí, creo que el hecho de que Greg aún mantenga su voz en tan buen estado es muy importante. Él aún puede hacerlo, y mientras él pueda, yo estoy feliz de tocar la guitarra (risas)

¡Y nosotros estamos felices de seguir disfrutando de vuetsra música! Vamos con la última, va. Tenemos una sección en nuestra revista que se titula «Cuál fue el primer disco que me compré con mi propio dinero». ¿Cuál fue el tuyo?

Hmmmm…. el primer disco que compré con mi propio dinero fue el The Partridge Family Album. Y la Partridge Family fue una familia televisiva que cantaba un poco como los The Monkees, pero un poco más tarde. Debía ser hacia 1968 o 1968, y yo tenía cuatro años (risas)

Aha (risas)

Y el primer disco bueno que compré con mi propio dinero fue el White Album de los Beatles. Y eso fue duro, porque era un disco doble y era muy caro, así que tuve que hacer muchos trabajillos por casa para poder pagármelo. Ese fue el primero y aún uno de mis favoritos.

También es mi favorito de los Beatles, probablemente.

Es un gran disco.

Bueno, pues hasta aquí hemos llegado. Muchas gracias por tu tiempo, ha sido un placer hablar contigo. Te deseo un gran concierto tanto en Barcelona como en Madrid, y espero verte pronto por aquí de nuevo con Bad Religion pero también con tus otros proyectos.

Ha sido todo un placer para mí también. ¡Gracias por tu tiempo!

English

Hello Brian, how are you?

Hello! Very good, thanks!

So great to hear. Welcome to Barcelona again and thank you very much for spending some time answering these questions for us. Did you arrive well and are you planning to stay for a few days?

Yeah, I came yesterday and I am not jet lagged. I feel good and I am gonna see some bands play tonight, which I would not have made if I should not have come early. I will see Turnsitle and OFF! and I am looking forward to tomorrow. It’s gonna be fantastic.

Yes, I am sure it will be. This weekend you are playing the Barcelona edition of the Primavera Sound, while next week you will be in Porto and Madrid. How do you usually feel in such a massive festival, where you play along mainstream superstars like Kendrick Lamar or Rosalia? Is the crowd responding well to you or do you feel there are mostly casuals watching your show out of curiosity?

We’ve done this many times all over the world and I love doing it, because it’s so fun to bring our music to people who might not be used to it. We don’t change what we play, I mean we just play our usual Bad Religion punk set. There are always Bad Religion fans out there, of course, but I like exposing new people to this. It’s always a positive experience, and also fun for me because I meet artists who I’ve never would have met. It’s a beautiful time and I love doing this. Of course punk festivals are great, but you have to mix it up, you know?

I guess is the same that happens also for fans, that on these type of festivals you have the chance to see bands that you would never see otherwise. So in your case is the same but in the backstage, I guess.

Yes, and it’s great. I love it.

Actually these three Primavera shows and Download next weekend will be the only european festivals you will be doing this year, and actually you have hardly any more dates scheduled for the rest of the year. Have you decided to take this year easy or maybe it’s because you have plans to record your new album?

Well, this is a easy year for us, and also a year when we are writing for a new record. We have some stuff in the fall in the US. It won’t be anything european because we will be working on the album on the later half of the year. But in 2024 we will resume our european dominance, as we like to call it, because we’be been coming for so many years and this is our favourite place to play. This entire region, so it will be good.

With «this entire region» you mean Europe, or Spain, or…?

Spain is huge but, you know, from our experience it’s Catalonia that we love the most.

Oooh! I see, well that’s great! We love you here!

Yeah, and Spain as well of course. Western Europe is great and Spain has been so wonderful to us. We’ve been coming for twenty nine years, so we can’t stop now!

Of course, please don’t! Actually last year you had the biggest tour here, with five sold out dates in huge venues. The biggest you ever did in Spain.

Yes, it was amazing.

That tour was maybe it was a bit of a personal bet of David Peret from HFMN Crew, which I know that’s also a friend of yours and told me that he was sure that it would be a success against some odds, and it definteley was. Lately you’ve been working more closely with him and I believe he’s been helping also in your booking agency. How is to work with him and how do you remember this last year’s tour?

Yes, David has been so great to us and has been a good friend for so many years, so it’s been a pleasure. We have been moving around our european booking agency, and though I am certainly not in the business end of the group, I do know that I see David more and more, and every time I see him I know it’s gonna be a great show. (laughs)

You mentioned before how you love Spain and Catalonia in particular, and the fact is that this the fifth country in the whole world you’ve played the most. There is US, Germany, Canada, UK and then already Spain. I think the first time you came was presenting Recipe for Hate. What’s special about playing here for you, and from all the concerts you played in Spain, is there anyone that you remember specially for some particular reason?

Well, we have played so many concerts and I have to tell you that the one concert that I remember the most is actually one of the most recent. It was when we played Poble Espanyol here in Barcelona, we were headlining our own show and it was so powerful. Because we had played there before on packages with other bands, but we never got to do this on our own. And it was amazing, really. It was packed and it is such a beautiful venue. It was really overwhelming to see that after all of these years we’ve built this following of people that are so passionate about what we do.

I know it’s a cliché to say that the spanish are passionate people, but there’s something to that. It’s like if something is very important is not to be messed with. I guess this is the way to say it. It’s a place of architecture, and a place of food, of literature… and music is just the same thing, and it’s taken the same seriously and passionately, so it’s a very special environment always to play in this country.

I attended that show and it was definitely great. I hope you keep coming there, because it’s a really beautiful place and it’s been proven that you can fill it.

Yes, I hope so too!

For a while I have been trying to convince both our readers in the magazine and everybody that actually listens to me that Bad Religion is the most important and relevant punk rock band that has ever existed. Will you back me up in this statement?

You know, the reason I can is because Brett and Greg write the songs and I am not an original member. So I can say that I agree wholeheartedly with you that Bad Religion is certaintly the most relevant and important punk rock band. There are so many others though, of course, but I am biased, cause I have the luckiest job.

I am happy to hear you say that. I am a huge fan of Bad Religion since my teenage years, but putting that subjectivity aside, I think this is a very unique sort of band, not just in terms of longevity but also in terms of long lasting relevance. For example, I checked before in Spotify, and the top most popular songs of Bad Religion are all from different albums, spanning four different decades from Suffer (1988) to True North (2013). I can’t recall many rock bands that can say the same…

I think the key is that Bad Religion has never become a greatest hits band. And that’s why we keep writing and making new records, because it’s the only way to stay relevant. To continue to practice this art, and for how lucky these young people were in 1980 they’ve pushed to write about something that every year is still important, and there are still insane things happening geopolitically, politically, environmentally…. accross the world all the time. There’s always good material and inspiration, and that’s why it has always worked out this well. I reccommend that to any new bands out there: don’t you sing about hating your parents, but rather try be a little bit bigger than that.

Of course, and sadly enough, most of the lyrics of the eighties Bad Religion songs are still perfectly valid today. It would very probably be better they weren’t as much, but I guess this helps people from different generations relating to them more naturally. Do you actually think that we’ve changed or improved as a society in any way since then?

I think it’s different, because there are things that no one could predict, but basically I think that hell could not be any worse, you know? (laughs). And specially, my perspective as an american is that I can guarantee you that it is the worst now that it’s been in a hundred years. So the fight is still on.

Maybe another key of your success is that you kept your feet on the floor during the ups and downs? I mean, when punk rock became so huge in the mid nineties, with bands like Green Day and The Offspring spearheading a massive wave of interest for punk rock that also took you, even though you were a massive influence for those bands on the first place. But you continued your own path very naturally after the super success of albums like Stranger than Fiction or The Gray Race. Did you feel at that moment that this boom was something that would pass, that was something somehow temporary?

Well, it’s funny that you mention that because we are bigger now than we have ever been. I know the general perception would be that the Stranger than Fiction era was the high point, but the high point is right now, is actually being able to play these shows at Primavera Sound. I think it’s always been linear, and the fortunate thing for Bad Religion is that this music has never been written in terms of being successful, and if you actually want to find a better way to not be successful than have this sort of college professor pointing at you, you tell me. (laughs)

There is no show here, you know, the show are the songs. I know that this means that maybe we were not destined for The Offspring and Green Day highs, but I am so happy that that happened, not only because there are lovely people in both those bands, but also because that made people aware of punk They are the ambassadors of punk. And doesn’t matter if we influenced them, but the point rather is that other people found us through them. So I am incredibly grateful for the 1994 punk explosion and whatever small role we might have played on that.

Or not so small, I would say.

Or not so small, I don’t know. (laughs)

On those forty plus years you’ve been able to produce an almost infinite amount of classic songs, fan favorites and anthems which hardly any two fans of the band would agree on which ones are the best. So I guess to put up a setlist for every show and every tour must be a really complicated job for you. I guess there are a few songs that are staples and must be there no matter what, but there are always surprises that no one would expect. How do you take on this process? And which songs would you have personally loved to play more than you got to play?

I would say that two thirds of our set needs to be the songs that got us here, being the songs that people first heard when they were young or they first found the band. Because, you know, when I am going to see my favorite bands, of course I want to see the songs that meant the most to me.

Then we have this other area of the set, and with that we do a number of things. First, we look at what we played the last time we were in a given country or city and make sure we don’t do the same. And sometimes that involves learning old songs that we haven’t played in a long time, but the idea is to always be surprising.

And we also change that third of the set every night, because the band knows how to play a hundred and fifty songs easily, so we change it for the audience but also for us. Because it has to be fun. For example, tomorrow I am gonna play a song that I don’t think I really know how to play, and I don’t care. (laughs)

Oh, really? A song you never played?

Yeah, I played it but, you know, a long time ago. We don’t really rehearse intensively at all. Rehearsal is a place to hang out and have fun (laughs)

Oh, ok! (laughs) You can rehearse it in the soundcheck….

Yeah, that would be great, but there is no soundcheck at Primavera (laughs). And that will keep it fun.

And are there any songs you have liked to play more, then?

Yeah, there are several of them. My favorite record is Recipe for Hate, and that was the one that turned me on to the band. I missed all the Suffer and No Control stuff, as I was doing a number of other things, so I am specially passionate about that record. I really like to play «Struck a Nerve», which we don’t play as much as we should, but basically there’s a lot of deep cuts on that record. There’s just not time.

You tell me. You should do a two-hour set…

No, no, no way. Punk rock should never be more than an hour. Or else it’s too much.

I guess you are right, it would be hard to keep up with the intensity.

Definitely. But «Portrait of Authority» I would say is my favorite to play, and we rarely do it. But I hope to encourage the guys to hop on that wagon.

Of course you should! I actually have to tell you that one song that I absolutely love and you hardly ever played, or maybe even never played is «Tiny Voices», from Stranger Than Fiction. Is one of my favorites and I can’t understand how has never become a classic.

I know why we don’t play it, and it’s because it’s really high and very hard to sing. And Greg would rather skip a song than try to change it to make it easy, because it would destroy the passion of it. That one is stupidly high. «Tiiiny voooooices» (ndr. sings in high pitch) and this is probably why we never end up playing it.

Ok, fair enough, I give to you that it’s really high.

It is.

Well, besides the merits you earned in the last few years with Bad Religion, you have extra points to get into the punk rock Olympus thanks to your work with Dag Nasty and specially with hardcore pioneers Minor Threat. Dag Nasty are still active and have been playing more or less regularly in the last few years, but Minor Threat are totally buried in time. Do you think there is any chance ever that you get together again to celebrate the existence of Minor Threat? Ian is probably not in the moment of his career to play full on hardcore punk…

I have to say that I have contact with the guys in Minor Threat all the time because they are very dear friends. I live in New Jersey and my wife has a business in Washington, so we see a lot of the guys very often. But I will tell you that we will never play again. That was a specific time and place, and most importantly, we are not «minors» anymore as we were minors when we were in Minor Threat, so that is expired.

So they will never be a show, but the friendships that we made when we were so young that are still strong now is really the important thing to us. And it’s great as it is, really. Ian is one of my favourite people, a very good friend and so smart. The way he thinks about the world, you know, he is an example. So I am very glad I went to the right high school and so happy to be there at the time, raise my hand and say «I can try to play!». And so many years later here I am talking to you. It’s amazing. Crazy world.

He looks definitely like one of a kind, as both with Minor Threat and with Fugazi, he almost spearheaded the creation of two different styles. That’s amazing.

Yes, he is a great.

In those early eighties, Minor Threat was a foremost example of a politically charged and socially committed band. There were many of them at the time, and of course Bad Religion was also one of them. Do you feel that the music scene as a whole in now less involved and more oblivious to social matters? More inoffensive and more of an entertainment first and foremost than it was back then?

Yeahh… well. Let’s start by calling it folk music, which punk is. Punk is music from the people and it is revolutionary in its essence, and in my opinion that kind of music is bigger than it’s ever been. I think that popular music has become less urgent, and popular music is basically for people who don’t really like music. There’s music everywhere in a way it wasn’t thirty years ago, but it’s not serving the same purpose. It’s almost like background thing. And even though the message bands are bigger than ever and there’s more of them, the ratio is smaller. Because music is everywhere.

But you know, I am not here to judge, so I don’t know, this could be great.

You are right that it is much more difficult to pick up things among such a huge amount of inputs we receive every day, not only musical but in all aspects of life. How we live now versus how we lived only twenty years ago is almost shockingly different. It’s a challenge.

It definitely is, and it requires you to put in the effort. And at this point, at my age, I just make sure that I have a lot of friends who really are specialists in certain things. It’s kind of like having a guidebook, because I wouldn’t know where I would gonna find the coolest ten hardcore bands in San Francisco unless I had a friend in San Francisco who goes to see the bands. I know who is cool in New Jersey because I go to hardcore shows there, but that’s only one little thing. There are people everywhere, and they will help you know what’s the good book and what’s the good movie.

That’s it, yes. You just mention that you are going to the hardcore shows in New Jersey, and of course you look like a real rock and roll junkie in many ways. You’ve been playing in many side projects, and it the last few years you’ve been putting up albums with bands like Junkyard, Foxhall Stacks, Beach Rats, Fake Names with Dennis from Refused…. what are you working on now?

Yes, with the Fake Names band, with Dennis Lyxzen as a singer and we also have Brendan Canty from Fugazi as a drummer.

Oh, that’s news.

Yeah, we have just been doing some tours in the US and we are playing a big festival called Riot Fest, which is kind of like our Primavera but a little more punk, and only one day (laughs). So we are playing some shows around that and we are also working on a second album. This is my most active «other band» at the moment, and actually we are talking to an agent about getting to Europe, which of course has to include Spain.

We would try to do that at the beginning of next year, cause a lot of bands from America don’t come over in the winter time, and I think that’s stupid. Who cares wether is winter or not? This is the twenty first century! When it’s snowing in New York City I still can go see Iggy Pop and we are not stuck at home. You know, that logic is so stupid to me.

So, hopefully we can come over and play. I am very proud of the band, and Dennis is such a pop star, both with Refused, Invasionists and his other bands. Is like a punk David Bowie, he is amazing.

I used to love The (International) Noise Conspiracy, that was a spectacular band. You should tell him to reunite them soon.

I agree. I’ll text him right after I hang up with you (laughs).

Yeah, that’d be a great idea! (laughs)

Count on it!

So, with such a long and fruitful career, I guess you had to take a lot of important decisions, both as a musician and also in the business or strategic side of things. Of course, I know there’s always something to learn from everything you’ve done, but with the perspective of time, which of these decisions are you most proud of, which ones do you think you should have taken earlier, and when do you think you simply fucked up?

Well, the decisions I am most proud of were on the first place to have joined Junkyard at the end of Dag Nasty. That was an incredible learning experience. I just had an otherworldly experience and I learned everything I know now about being a professional musician and touring at a higher level. And of course, the decision to take Bad Religion when I had the option to be a side man for R.E.M. was certainly the best decision I’ve ever made in my life, as here I am twenty nine years later talking to you and having been part of something that’s so special for so many people.

Bad decisions have been, fortunately, not so many. I have had bands that just didn’t go, you know. I’ve played in many bands that you haven’t heard of, as they didn’t go forward for a reason. And I put the same amount of time and care into the ones you know than to the ones you don’t know, so I think it’s just a matter of not giving up. I have to keep pursuing, and that’s why I am in so many bands now, because I can’t not do this. It’s who I am and I am very grateful for that.

And well, there’s been some fashion problems over the years, of course (laughs)

(laughs)

I’ve had some haircuts that probably weren’t the best, you know, but in general I think I made the right choices most of the time.

Now that you mention that you can’t not do this, a few weeks days ago NOFX came here as part of their farewell tour. Considering that they promised they would not quit before you, do you feel we still have Bad Religion for a long time?

They couldn’t hold down, I know (laughs). I think we will have Bad Religion going on for a few years, because what we are doing is just a form of expression, and Brett and Greg write constantly, you know. The topic never ends with Bad Religion. It’s always there, and maybe an advantage is that they are all just people. When you think of NOFX is just four guys, who are my friends, and one guy is like «I am kind of really tired of touring». So you just stop, because you want to do something else with your life.

And in Bad Religion we’ve always had that balance where everyone does other things too. Bad Religion doesn’t tour as much as NOFX do, and there is a reason too. We have struck a balance where I don’t see us ever stopping unless we physically can’t do it, which will happen over time, of course. But it’s not right now.

You definitely sound passionate and your live shows are super tight. Greg still keeps his voice in top form, and while NOFX always give «60%», you are still at the top of your game.

Yes, that’s the thing. Greg still has his voice, and that is very important. He can still do it, and as long as he can, hey, I am happy to play guitar.

And we are happy to listen to you! I am going already for the last question. We have a section in our magazine where we showcase those albums that some musicians bought with their own money. So, what was the first album you bought with your own money?

The first album I bought with my own money was the Partridge Family album. And The Partridge Family was a television family who sang kind of like The Monkees, but a little later. This was probably 1968-69, when I was four (laughs).

Aha (laughs)

And the first good record I bought with my own money was The Beatles‘s White Album, And that’s was a big deal for me, because it was two records and it was very expensive, so I had to do a lot of work around the house, a lot of little jobs. That was the first one and still one of my favorites.

Is also probably my favorite one from The Beatles.

Yeah, it’s a great record.

Well, I have no more questions. Thank you very much for your time, it was a pleasure talking to you. I wish you a great show both in Barcelona and Madrid, and I hope to see you back soon in Barcelona, with you other projects and also with the new Bad Religion album.

It was a real pleasure for me too. Thank you for your time!

Avatar
Sobre Albert Vila 953 Artículos
Siempre me ha encantado escribir y siempre me ha encantado el rock, el metal y muchos más estilos. De hecho, me gustan tantos estilos y tantas bandas que he llegado a pensar que he perdido completamente el criterio, pero es que hay tanta buena música ahí fuera que es imposible no seguirse sorprendiendo día a día. Tengo una verborrea incontenible y me gusta inventarme palabras. Si habéis llegado hasta aquí, seguro que ya os habéis dado cuenta.