eMolecule – The Architect

Nuestra Nota


8 / 10

Ficha técnica

Publicado el 10 de febrero de 2023
Discográfica: Inside Out Music
 
Componentes:
Simon Collins – Voz, batería, teclados, programación
Kelly Nordstrom – Guitarra, voz, bajo, teclados, programación

Temas

1. eMolecule (10:43)
2. The Architect (6:05)
3. Prison Planet (4:58)
4. Mastermind (8:39)
5. Dosed (5:07)
6. The Turn (5:56)
7. Awaken (5:09)
8. Beyond Belief (4:47)
9. The Universal (6:03)
10. My You (5:27)
11. Moment of Truth (6:56)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: eMolecule – The Architect
Todos los discos de eMolecule en Amazon


Hace 10 años, en 2013, el sello Inside Out lanzaba Dimensionaut, para un servidor, uno de los mejores discos de prog de la pasada década. Esta gran obra era el debut de Sound of Contact, banda liderada por Simon Collins (hijísimo de Phil Collins) y Dave Kerzner, músico, compositor, y productor americano que venía de colaborar con gente como Steven Wilson, Jon Anderson, o Nick D’Virgilio. Simon y Kerzner ya habían trabajado juntos, así que la química estaba servida. Sound of Contact rápidamente se ganaron una enorme popularidad en el mundillo del prog y giraron durante dos años por Europa y Estados Unidos, tocando al lado de bandas como Marillion, Spock’s Beard, Beardfish… y compartiendo cartel con Opeth, Steven Wilson, o Caravan en el Night of the Prog del 2013 en Loreley.

Después de dos años intensos, y con el constante rumor de la grabación de un nuevo disco, las noticias sobre Sound of Contact cada vez eran menores, y los que rebuscábamos por la red algún atisbo de vida de Simon y los suyos nos topábamos con confusas noticias sobre su continuidad. Nada más empezar 2018, Simon y Kelly Avril Nordstrom comunicaban oficialmente que abandonaban la banda, y el propio Kerzner reconocía que no le sorprendía esta decisión porque llevaban ya algunos años que habían perdido toda esa química de los inicios. El final de Sound of Contact se terminaba de escribir bajo los tira y afloja de sus dos principales compositores, además ese mismo año Kerzner montaba el grupo In Continuum con el propio bajista de Sound of Contact, Matt Dorsey, usando material que tenían para la continuación de Dimensionaut.

Pues bien, el pasado año nos enterábamos de que Simon y Nordstrom pondrían en marcha una nueva aventura de nombre eMolecule, con un disco que empezaron a gestar en 2020 y cuyo título es The Architect. La nueva aventura de los dos músicos, que compusieron y produjeron el disco por igual, tiene unos aires muy sci-fi, donde se abordan temas muy vanguardistas y actuales, incluso políticos, muy relacionados con un futuro que cada vez vemos que es menos lejano de lo que nos pensábamos.

El sonido de este nuevo lanzamiento se podría acercar más al mostrado por Collins en su último trabajo en solitario, Becoming Human (2020), que al de aquel Dimensionaut, es decir, The Architect se adentra mucho en las capas más electrónicas y ambientales del prog, aun así, los primeros compases del primer y mántrico tema, “eMolecule”, son muy heavys, baterías y riffs contundentes que hasta nos recuerdan a aquel inicio del disco Dimensionaut. Ya sobre el minuto dos el corte se vuelve más atmosférico y oscuro con esos samplers y ese tratamiento de voces, quizás demasiado procesada por momentos, abrazando nuevamente la crudeza de la guitarra de Nordstrom. Buena carta de presentación.

El segundo corte, “The Architect” no abandona la línea trazada por su apertura, vuelve a sonar oscura e inquietante, aparecen de nuevo esos riffs pesados y en medio del tema tenemos un interludio acústico de suaves melodías que aun lo hacen más angustioso. Es inevitable no acordarse de Porcupine Tree. Igual me pasa con “Beyond Believe”, que me vienen ecos de electrorock, de Pure Reason Revolution, e incluso de Linkin Park. Es un corte sencillo que roza lo comercial. En este pequeño saco podríamos meter la pandémica “Prisión Planet” que, por muchos guitarrazos que haya, emana tintes synthpop, y “Dosed”, que suena totalmente noventera. Hablando de esos noventa tenemos a “Mastermind” volviendo a tener esa atmósfera más oscura de los dos primeros cortes. El sonido de “Mastermind” es totalmente deudor del rock industrial de finalísimos de siglo, y justo en el ecuador del mismo entran unas cuerdas que dotan al corte de un aire catastrófico y cinematográfico que le iría de perlas a la soundtrack de series como Black Mirror, L’effondrement, o Dark.

Hablando de ese aire catastrófico y cinematográfico llegamos a la semi instrumental “The Turn”, un corte con dos partes muy diferenciadas. La primera, y apoyada en una sutil línea de piano, es muy ambiental, en formato in crescendo, y la segunda, iniciándose poco antes del minuto 4:00, es puro heavy metal. Buenos riffs de guitarras y potente sección rítmica, conducidos por una apocalíptica voz en off que no nos anuncia precisamente cosas agradables.

“Awaken” sirve para desestresarnos un poco de ese mal ambiente, siendo un épico y meloso baladón donde afloran los genes de Simon Collins y donde nos podríamos trasladar fácilmente a aquellos Genesis postGabriel/Hackett. La intensidad y esa atmósfera tan asfixiante también desaparece en el melódico “My You”, que precisamente, juntamente con “The Universal”, que me suena un tanto freak y no le termino de pillar el qué, son los temas que menos me han gustado.

El cierre del disco se hace con “Moment of Truth”, una composición con aires melancólicos repartiéndose tanto Collins como Nordstrom el aspecto vocal. Para nada es un mal tema, pero creo que hay que esperar demasiado al último minuto para que se produzca una explosión de guitarra/batería que te deja con las ganas de volver a escuchar nuevamente el disco desde el principio.

The Architect es un disco algo más que notable donde la etiqueta prog se queda muy pequeña, a veces incluso alejada por lo que nos ofrece aquí la nueva aventura de Collins y Nordstrom, una aventura donde saben sacar mucho partido a unas atmósferas oscuras, densas, y llenas de imaginería sci-fi que aportan un cinematográfico halo distópico muy atractivo a gran parte del disco.

Fotografía: Nick Elliot
Avatar
Sobre Jaime Arjona 58 Artículos
Pota Blava y fanzinero de los 90. La música siempre ha sido una de mis grandes pasiones, y aunque el Metal es mi principal referencia, no he parado de moverme por diferentes estilos sin encerrarme a nada. Con los años el escribir también se convirtió en otra pasión, así que si junto las dos me sale la receta perfecta para mi droga personal. Estoy aquí para aportar humildemente algo de mi locura musical, y si además me lo puedo pasar bien…pues de puta madre.