Dog Fashion Disco – Committed to a Bright Future

Nuestra Nota


7 / 10

Ficha técnica

Publicado el 21 de junio de 2019
Discográfica: Razor to Wrist Records
 
Componentes:
Todd Smith - Voz
Jasan Stepp - Guitarra
Brian "Wendy" White - Bajo
Tim Swanson - Teclados
John Ensminger - Batería
Matt Rippetoe - Saxofón, vientos de madera

Temas

1. Love Song for a Witch (4:13)
2. Rapist Eyes (4:56)
3. Dr. Piranha (2:49)
4. Worm in a Dog's Heart (3:49)
5. Plastic Surgeons (3:17)
6. Pogo the Clown (2:27)
7. Castaway (4:18)
8. Nude in the Wilderness (3:38)
9. Acid Memoirs (3:14)
10. Deja Vu (4:05)
11. Grease (2:51)
12. Scores of Porn (3:30)
13. Magical Band of Fools (3:32)

Multimedia





Escucha y compra

Este disco en Amazon: Dog Fashion Disco – Committed to a Bright Future
Todos los discos de Dog Fashion Disco en Amazon


En los últimos, años se ha convertido en una especie de cliché (desafortunado) decir que una banda ha evolucionado desde su último álbum, o que está aquí para revolucionar la escena del rock ‘n’ roll… aunque, en ocasiones, la cosa vaya en serio.

Al hacerlo casi accidentalmente (simplemente agarrando los instrumentos -sus armas- y haciendo lo que saben hacer), Dog Fashion Disco encontraron un camino en el que no solo podían tocar su agresiva (aunque humorística) propuesta musical, sino que también tenían espacio para crecer artísticamente.

La banda, originaria de Rockville, Maryland, viene combinando -desde mediados de la década de los 90- diferentes y variados estilos musicales (psicodelia, jazzmetal, avant-garde, música circense, entre otros), si bien se la considera principalmente una banda de metal alternativo. El contenido lírico de la banda es a menudo altamente esotérico y satírico, con constantes referencias irónicas al ocultismo, el uso de drogas y la mutilación. Su sonido a menudo ha sido comparado con Mr. Bungle, y para muchos son una burda copia. Los propios miembros de la banda han citado entre sus influencias colectivas a Mike Patton (Mr. Bungle, Faith No More), Clutch, Tool, System of a Down y Frank Zappa.

Committed to a Bright Future (2003) utiliza los elementos clave de los sonidos originales de las bandas, sin detenerse en ningún estilo o concepto en concreto el tiempo suficiente como para arruinar la cosa, su propuesta, y aburrir al oyente. Sin embargo, lo más interesante es que, de alguna manera, la banda introdujo algo que tenía todos los números de complacer a su base de fans más hardcore y, al mismo tiempo, hacerles ganar a otro tipo de oyentes que siempre se han sentido un poco alejados de estos sonidos.

Si es la primera vez que escuchas a Dog Fashion Disco, probablemente pienses que el álbum debería tener un título más acorde a la locura que en él encontramos, algo así como Committed to the Nearest Insane Asylum, y quizá necesites unas cuantas escuchas para pillarle el gustillo y aprender a apreciar la brillantez de la banda, una banda que se disolvió en el año 2007 pero que se refundó pocos años más tarde.

Todas, las 13 pistas que aquí encontramos, están increíblemente producidas y, a día de hoy, es difícil encontrar otra banda que cambie sin problemas de un género a otro, jazz, metal, hard rock, funk, punk, ska, porque aquí hay de todo… y más, hasta una épica y formidable versión del clásico de Frankie Valli «Grease».

Dicho esto, la pregunta del millón: ¿era realmente necesario re-grabar este álbum? Sí, efectivamente. No sé si lo habías notado, pero originalmente el álbum se lanzó al mercado el 6 de mayo de 2003, pero en los últimos años, Dog Fashion Disco han estado lanzando cronológicamente versiones re-grabadas de sus álbumes más viejos.

Yo, personalmente, prefiero la versión original y hubiera optado por algo así como que, por ejemplo, las viejas grabaciones de la banda se vendieran como una edición especial de aniversario. Incluso me gustan sus álbumes más nuevos, suenan bien, pero a eso de grabar el material más antiguo con el sonido moderno de los Dog Fashion Disco actuales, yo digo «no».

Si os parece, haré una cosa. Imaginaos que estamos en el año 2003 y que la banda acaba de publicar el que por aquel entonces fuera su quinto álbum de estudio, la continuación a su excelente Anarchists of Good Taste (2001), álbum gracias al cual les descubrí. Dog Fashion Disco realmente se han superado a sí mismos, y este trabajo viene a demostrar su crecimiento como banda. Y por si no os lo creéis, aquí os dejo unos cuantos apuntes…

«Love Song for a Witch» es un opener rápido y contundente con unos teclados escalofriantes y geniales. Las guitarras, que por momentos me recuerdan a los típicos riffs de una banda como Slayer, y la batería son más rápidas que nunca en esta pista. de hecho, sus componente son fans declarados de los de Araya, y suelen colar una cover de «Raining Blood» en sus directos a la mínima que pueden. «Rapist Eyes» es épica. Es una muy buena pista con una letra absolutamente extraña y enfermiza, que se completa con un interludio jazzy y una gran línea de bajo. La que hace tres, «Dr. Piranha», también es realmente genial… y rápida. Me encantan esos teclados circenses. A destacar la entrega vocal de Todd Smith en el puente. «Worm in a Dog’s Heart» (en la versión original, la cuarta sería «Fetus On the Beat») es una pista que comienza con teclados muy de vodevil y con un efecto genial en el bajo, pero luego llega el caos más absoluto a media que la cosa se acelera. De «Plastic Surgeons» me gustaría destacar su… xilófono, y esos coros de corte jazzístico colocados de forma estratégica. «Pogo the Clown» (tema que gira entorno al infame payaso/asesino en serie, John Wayne Gacy) quizá sea su tema más conocido, no solo de este trabajo. Se trata de una nueva versión del tema que originalmente vio la luz en su LP de 1998 Experiments in Alchemy. Es, prácticamente en su totalidad jazz, y es un claro escaparate de la versatilidad y de sus habilidades musicales como banda. Gran trabajo de bajo, por cierto. «Castaway» es… indescriptible… me encanta, sin más. «Nude in the Wilderness» es el tema que fuera lanzado como primer single en su día y es un gran single, con pequeñas y geniales rupturas de rock progresivo por ahí incrustadas. Esta canción haría que el mismísimo Mike Patton quisiera adoptar a esta banda. «Acid Memoirs» es muy Frank Zappa. Es otra pista realmente diversa con una letra realmente extraña. Y, para muestra, este botón:

I am the witness
I am Mohammed
I am the elephant man
These are strange days
Beautifully chaotic
In a burning metropolis

Me encantan Dog Fashion Disco, no lo voy a negar, pero este trabajo es totalmente innecesario. Ninguna de estas melodías es tan buena como sus versiones originales. El rendimiento vocal no es tan fuerte y crudo como lo era en la versión original. La producción es un poco demasiado clara y le quita un poco el toque, el brillo de las canciones originales. El tono de la guitarra es diferente, los teclados están un poco demasiado presentes y, como decía, la agresividad vocal se ha disipado. Aún así, si no sabías que existía una (mejor y original) versión de hace 15 años, te gustará este trabajo, pero… ¿por qué re-grabar algo que ya era sobresaliente?

En cuanto a la nota, le pongo un 7 porque no veo ningún motivo, ni aceptable ni convincente, como para sacar esto a la luz, pero el álbum original del 8,75 no baja. Eso lo tengo claro.

Rubén de Haro
Sobre Rubén de Haro 370 Artículos
Tipo peculiar y entrañable criado a medio camino entre Seattle, Sunset Boulevard y las zonas más húmedas de Louisiana. Si coges un mapa, y si cuentas con ciertos conocimientos matemáticos, verás que el resultado es una zona indeterminada entre los estados de Wyoming, South Dakota y Nebraska. Una zona que, por cierto, no he visitado jamás en la vida. No soy nada de fiar y, aunque me gusta “casi todo lo rock/metal”, prefiero las Vans antes que las J'hayber.