Dismember – Indecent and Obscene: 25 años de obscenidad indecente

Ficha técnica

Publicado el 7 de diciembre de 1993
Discográfica: Nuclear Blast
 
Componentes:
Matti Kärki - Voz
David Blomqvist - Guitarra
Robert Sennebäck - Guitarra
Richard Cabeza - Bajo
Fred Estby - Batería

Temas

1. Fleshless (2:58)
2. Skinfather (3:51)
3. Sorrowfilled (4:09)
4. Case # Obscene (3:38)
5. Souldevourer (3:39)
6. Reborn in Blasphemy (4:49)
7. Eviscerated (Bitch) (2:20)
8. 9th Circle (4:34)
9. Dreaming in Red (5:20)

Multimedia





Escucha y compra

Este disco en Amazon: Dismember – Indecent and Obscene: 25 años de obscenidad indecente
Todos los discos de Dismember en Amazon


Hoy es un gran día de celebración para el death metal ya que abriendo el día hemos diseccionado un poco el disco The Winterlong de God Macabre y cerramos con otro clásico que también cumple 25 años y ha envejecido muy bien. Recuerdo que las primeras veces que escuché este estilo me confundía un poco entre Dismember Entombed que tenían similitudes tanto en sonido como en la voz pero ambos grupos con matices diferentes.

Este disco ya entra a destajo con su explicita portada que no deja nada para la imaginación. Un torso abierto con el logo del grupo incrustado en las vísceras con sangre por todos los lados. Pero eso no es nada comparado con lo que contiene en su interior.

Un rápido redoble de batería y se desata la locura con unos riffs de pura agresividad y un sonido compacto, atronador y desquiciante. Si me dicen que es Petrov cantando, me lo creo, jajaja. Así suena “Fleshless”, una brutalidad. El break es impresionante, y el ruido de las guitarras es una delicia, bueno, si lo que te gustan son las motosierras oxidadas. Aún y esto, suenan definidas y se entienden las notas que ejecutan dominados por una intensa batería que junto a un bajo percutor te dejan exhausto.

Con “Skinfather” no pisan el freno y también empiezan a destajo. El disco rezuma death metal por todos lados escuchando a un grupo en estado de gracia. Difícil parecía superar su primer disco pero tras el impresionante Ep Pieces (1992) la cosa prometía. Aquí ya empezaron a fijarse en la vertiente death’n’roll llevando una carrera bastante semejante a sus compañeros Entombed. El sonido es muy auténtico con unos solos melódicos de excelente factura. También saben ser densos y pútridos pero lo que ellos amaban era la velocidad, tupa tupa sin parar.

Oscura y contundente empieza “Sorrowfilled” recordando a unos vacilones Grave. Voces más agresivas y menos guturales pero punzantes que junto a los destructivos riffs te apabullan. Muchos grupos de hoy día ya querrían este nivel de intensidad y continuidad que tenían los suecos. A ver si vuelven pronto.

Más misteriosos se tornan con “Case # Obscene” envolviéndolo todo de oscuridad. Mucha velocidad y un frenesí adictivo que entra en vena directamente sin dolor. Me encanta la batería que siendo sencilla lo hace todo de una manera brillante. Fred Estby es un todo un crack que casi siempre ha estado tras los parches en este grupo de leyenda.

“Souldevourer” es a todo trapo, sin concesiones. Parón y cambio hacia un espiral de agonía y desesperación que te desgarra y te hace caer en el abismo de la penumbra. Vaya discazo parieron amigas y amigos. Esos solos atmosféricos y esas melodiosas guitarras jugando a el bien y el mal constantemente. Cabe destacar de nuevo el buen trabajo de Tomas Skogsberg tras la producción consiguiendo un sonido impresionante.

En “Reborn in Blasphemy” recuperan el lado más rock’n’roll pero sin perder su esencia. Curioso que lleva el título de una demo suya de 1990. Se trata de una canción marca de la casa donde alternan de maravilla las diferentes partes predominando las partes rápidas. En su parte media se calman un poco e introducen algún toque doom pero por poco rato. Taquicardico final a toda castaña.

¿Quieres death metal directo a la yugular? Pues no lo dudes, “Eviscerated (Bitch)” es tu canción. Menudo trallazo que se marcan; 2 minutos y 20 segundos de metal extremo sin piedad. Su final de terror puro empalma con “9th Circle” a la perfección para ofrecernos un aquelarre de headbanging y ritmos arrastrados. Como un cuchillo incandescente atravesando mantequilla arremeten con todo sin dejar testigos.

Y después de tal masacre sonora para nuestros oídos llegamos al final con “Dreaming in Red” de la cual hicieron un vídeo. Una canción instrumental de corte mucho más clásico, a medio tiempo y bastante melódica pero agresiva y oscura. Sabían equilibrar muy bien ambas partes cosa que no ocurría tanto con grupos como Amon Amarth In Flames por nombrar algunos. Su manera de ver la música siempre me ha parecido fascinante haciendo homenaje a los clásicos del heavy pero llevando el estilo hacia su terreno extremo. Que gran época.

Sin duda se trata de un clásico que no debe pasar por alto a cualquier amante de la vieja escuela y, si ya lo tenéis escuchado, no está de más volver a darle unas vueltas.

 

Si te ha gustado el artículo, por favor danos tu apoyo siguiéndonos en Facebook:

Death, thrash, djent, dark, progresivo, doom, black, experimental, jazz, clásica, electrónica… La música me mantiene vivo, es una droga que da sentido a este extraño sueño llamado vida. Músico autodidacta, guitarrista, cantante y enfermo de escuchar y escuchar música sin parar.

Robert Garcia
Sobre Robert Garcia 173 Artículos
Death, thrash, djent, dark, progresivo, doom, black, experimental, jazz, clásica, electrónica... La música me mantiene vivo, es una droga que da sentido a este extraño sueño llamado vida. Músico autodidacta, guitarrista, cantante y enfermo de escuchar y escuchar música sin parar.