DeWolff – Love, Death & in Between

Nuestra Nota


8 / 10

Ficha técnica

Publicado el 3 de febrero de 2023
Discográfica: Mascot Records / Rough Trade Records
 
Componentes:
Pablo Van de Poel - Voz, guitarra
Robin Piso - Órgano, piano, Hammond, Wurlitzer
Luka Van de Poel - Batería

Músicos invitados:
Levi Vis - Bajo, coros
Hector Wijnbergen - Piano, guitarra, coros, pandereta, Hammond
Kim Schulte - Coros
Diwa Meijman - Coros
Luca Simonelli - Trompeta, flauta
Nick Feenstra - Saxofón
Isaac McCluskey - Trombón, sintetizador, coros
Marnix Wilmink - Percusión, bajo

Temas

1. Night Train (4:12)
2. Heart Stopping Kinda Show (4:07)
3. Will O' the Wisp (3:23)
4. Jacky Go to Sleep (5:05)
5. Rosita (16:30)
6. Mr. Garbage Man (4:54)
7. Counterfeit Love (4:37)
8. Message for My Baby (5:41)
9. Gilded (Ruin of Love) (4:11)
10. Pure Love (3:48)
11. Wontcha Wontcha (6:30)
12. Queen of Space & Time (4:58)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: DeWolff – Love, Death & in Between
Todos los discos de DeWolff – Love, Death & in Between en Amazon


Nunca esperes algo previsible por parte de este trío de jóvenes músicos de los países bajos. Si la pandemia les separó de sus amigos y hubo un trabajo algo más intimista y a distancia, Love, Death & in Between es una explosión de colorido que abraza los sonidos de la Motown, especialmente después de que Pablo Van de Poel tuviese una revelación al entrar en una de las misas oficiadas por Al Green en Memphis. Parece que el reverendo le contagió su gospel mágico.

Hasta 11 músicos encerrados en la campiña francesa para dar cuerpo a un disco que fue grabado en directo y con todos a la vez. No hay retoques, partes regrabadas o añadidos. Esto son DeWolff en crudo, que, si bien para toda banda podría ser un suplicio y un desafío, para ellos es como un día más en la oficina. El disco ha llegado al número 1 en su Holanda natal (aunque ya no podemos llamarla Holanda) y giraron con The Black Crowes por toda Europa así que… poco más se les puede pedir. Y no puedo decir que este disco sea el mejor pues es que en todos nos sorprenden y hacen que todo sea (ligeramente) diferente. Lo que sí diré es que es una pasada de álbum.

El inicio de “Nightrain” es puramente Motown, un guiño precioso a esos discos de Al Green o de Sam Cooke. El corte es realmente logrado con esa cadencia tan bailable y añeja. Coros femeninos y vientos arropan la canción con maestría. Impecable inicio con una maravilla que lleva por nombre “Heart Stopping Kinda Show”, siendo un tema 100% DeWolff y otra de las que más brillan en este disco. Colorido, fiesta, buenrollismo y muchos detalles técnicos, empezando por el presente bajo de Levi Vis y terminando por unos preciosos juegos y variaciones constantes con la guitarra de Pablo.

Luego está la contemplativa y pausada “Will O’ the Wisp”. Sonidos puramente 60 y 70 con aires a los Fleetwood Mac y a las bandas de retro rock actuales, si bien en manos de este trío la cosa gana muchos enteros. Es casi mágico ese feeling de Luka en un groove suave, pero es el sonido lo que brilla especialmente. Ese todo analógico y real impresiona y te lleva en volandas hacia tiempos pasados en los que la música se hacía de forma artesanal. “Jacky Go to Sleep” es un elegantísimo cambio de tercio mostrando al grupo jugando a ensoñaciones. Dulce nana con predominio de teclados de un omnipresente Robin Piso, que siempre demuestra su clase y con ese estilo que parece que casi que lo improvisa todo.

Mención aparte merece una de las cimas compositivas de DeWolff que lleva por nombre “Rosita”. 16 minutos de festín instrumental y composición orgánica de raíces sureñas con muchísima clase. Vas a encontrar desde coros gospel a pianos puramente Lynyrd Skynyrd. El cambio festivo inesperado a media canción es tremendo jugando con lo espiritual negro a la vez que con mucha gracia y autenticidad. Bajamos pulsaciones con una pieza de alma blues, muy desnuda y conseguida que lleva por nombre “Mr. Garbage Man” y en la que Pablo demuestra su amplitud de registros y clase vocal.

Impresionan de verdad con “Message for My Baby” pues hay unas voces negras por parte de Pablo que no había conseguido hasta la fecha. Es un tema con mucho peso instrumental, ritmo sincopado, coros de espiritual negro y unos vientos que repuntan los grandes momentos. Una mezcla de misa en el Harlem con big band. En “Gilded (Ruin of Love)” hay una especie de dueto entre Pablo y las geniales coristas que tanto color dan al disco. Es una balada muy intensa que a buen seguro que tocada en directo debe de ser de las que te tocan la fibra.

“Pure Love” es un medio tiempo embellecido y breve al que se le suman los vientos de los invitados Luca y Nick. Quizá sea de lo más desnudo y directo del disco pues los arreglos quedan en segundo plano. “Wontcha Wontcha” posee voces como de público, muy posiblemente grabadas por los propios músicos. Cadenciosa, vacilona, muy en la línea de sus trabajos intermedios y muy definitoria del estilo habitual en ellos. Lo que sí les queda impecable es el tramo instrumental final, que es de lo mejor de este compacto.

“Queen of Space and Time” hace honor a su nombre y flota misteriosa y etérea. Es ideal para finalizar el disco. Toca comentar que hay curiosamente hasta tres títulos que contienen el vocablo “Love”, lo cual digamos que el trío de los tulipanes puede estar enamorado o con la primavera en su corazón. Una de ellas, que no la mejor, es “Counterfeit Love”, que cumple expediente y demuestra que no bajan el listón para nada.

Sólo imaginar que vienen de gira DeWolff con los 11 músicos creo empezaríamos a salivar como los perros de Pavlov. Hay grandes composiciones y momentos realmente conseguidos. Se nota especialmente la influencia de las voces negras y de la experiencia Al Green que tuvo Pablo en Memphis. Sam Cooke, James Brown, Ray Charles… todos asoman como influencia en un disco que vuelve a ser otra vuelta de tuerca y a demostrarte que esta gente siempre tiene grandes cosas que sorprenden.

Sinceramente creo que es un disco que va de más a menos y que los temas que más quedan y que merecen lucir en directo son los del primer tramo. Curiosamente hay rumores de que el grupo terminó su gira hispana algo desinflados y con aparentes signos de fatiga y tensiones varias. Muy posiblemente el grupo necesite un poco de reposo pues han encadenado una pandemia en la que no han parado de ofrecer cosas, un par de discos, la gira con The Black Crowes y la propia. No hay que quemarse pues son un grupo especial como pocos.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 1368 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.