Crónica y fotos del concierto de Devorate the Universe + Metator + Twat Farm - Bar Ceferino (Barcelona), 13 de abril de 2019

Devorate the Universe demuestra su contundencia en el Ceferino en la puesta de largo de Octopuss Prods.

Datos del Concierto

Bandas:
Devorate the Universe + Metator + Twat Farm
 
Fecha: 13 de abril de 2019
Lugar: Bar Ceferino (Barcelona)
Promotora: Octopuss Prods.
Asistencia aproximada: 50 personas

Fotos

Fotos por Robert Garcia

Por fin llegó el estreno de la nueva y prometedora promotora Octopuss Prods. de la ciudad de Barcelona. Un par de inconscientes que se han liado la manta a la cabeza y han ido a por todas apostando sobre todo por el underground pero sin hacer ascos a propuestas más «comerciales». En esta primera ocasión los grupos participantes fueron Devorate the Universe, Metator y Twat Farm, tres formaciones muy diferentes entre ellas pero que congregaron a un buen número de gente bastante variopinta que lo pasó en grande.

La primera vez siempre es especial, sea lo que sea que vayas a hacer, así que los nervios se percibían tanto en Javi como en Edu, las cabezas pensantes detrás de los tentáculos del pulpo pero también se veía la ilusión y las ganas que todo saliese bien, sin contratiempos y lo más fluido posible. Vamos, lo que todo el mundo quiere cuando monta un concierto pero no siempre es un camino de rosas. El número de personas al llegar la supuesta hora de inicio no era muy alentador pero poco a poco fue apareciendo gente y al final tuvimos un ambiente genial.

Los primeros en ocupar el pequeño escenario del Ceferino fueron Twat Farm, un grupo de esencia punk, con toques de rock y algo de mestizaje en su propuesta pero sobre todo un trío de amigos pasándolo en grande sin importarles mucho los detalles donde la visceralidad de su música se hizo patente. Fue su actitud más que sus aptitudes lo que atrapó a gran parte del público ya que durante las primeras canciones entre instrumentos desafinados, volúmenes algo descompensados y un poco de caos en conjunto la cosa no parecía arrancar como debía ser.

Curioso fue que empezaron solos su guitarra y bajista a hacer ruido mientras que el asiento de la batería permanecía vacío y no se le veía por ningún lado hasta que salió del baño y se dispuso a tomar posición pero aún faltó un poco para que empezaran. La verdad que me quedé algo atónito ya que no pude escuchar nada antes y por los detalles antes mencionados eso parecía no tener ni pies ni cabeza. Eso sí, cuando se solucionaron esos detalles la cosa empezó a rodar mejor.

«What the FUCK?!?!?!», esa fue la frase que más se repitió y su formula también ya que todas las canciones me parecieron tener estructuras parecidas empezando igual pero es algo que lleva intrínseco el estilo y aunque me cueste entenderlo lo respeto. Un poco más de coherencia y llevar mejor el ritmo del concierto les hará un favor, nada que no se pueda conseguir con dedicación y ensayo.

Tras este primer asalto llegó el turno de Metator. Se trata de un proyecto que no lleva mucho tiempo en activo los cuales se definen como philosophic death metal por la temática de las letras (indescifrables, por cierto). De momento son un dúo siendo guitarra y bajista/cantante con batería, intros y samples pregrabados y lanzados por un aparato digital. En esta ocasión la batería sonó potente y arrolladora aunque algo artificial, muy parecida abusando del blast beat y encontré que le faltaba algo de dinamismo.

La voz era de puro brutal death metal, profunda, oscura, como si de una pesada losa sobre una tumba se tratase y perfecta para su música pero algo monótona. De esta guisa fueron desgranando su repertorio que esperemos puedan registrar en breve. Death metal directo con algún que otro toque melódico que me gustó bastante ya que se distanciaba algo de su principal propuesta: ir a piñón fijo sin mirar atrás.

Fue su debut sobre un escenario y aunque tuvieron algún que otro contratiempo con las bases y con el sonido de la guitarra en momentos puntuales les salió un buen concierto viendo a la gente moviendo las greñas y con ganas de diversión que es lo que nos trajeron este par de cabezas locas.

Y para cerrar la noche llegó el grupo que hizo tambalear los cimientos del CefeDevorate the Universe practican una buena mezcla de deathcore con brutal death que les queda genial. Ahora ya con una batería real y calculada al milímetro bajo los mandos de Nil nos voló la cabeza con sus geniales ritmos y contundencia. Un espectáculo también es su bajista Anton que con una bestia de seis cuerdas no paró de hacer slaps, tappings y otras complejas técnicas que nos dejó con los ojos como platos. También genial y contundente sonó la guitarra de Ivan desarrollando unos buenos riffs que junto a la portentosa voz de Erik hicieron las delicias de los amantes de estos sonidos.

Se empezaron a ver los primeros pogos, hostias al aire, karate o como lo queráis llamar. Su cantante no dudó en momentos puntuales bajar del palmo de escenario para arengar a las primeras filas y animar el cotarro con algo de «violencia». Tremendo chorro de voz y geniales canciones las suyas.

Tocaron temas de su primer Ep como «Blaze» o «Children of the Sun» además de su single «Creationism» además de nuevas tonadillas realizando un coherente y brutal concierto. Se nota que llevan tiempo con esta formación y actuando de forma asidua en los últimos tiempos.

Con ganas que entren al estudio y nos ofrezcan un larga duración en el que poder comprobar su potencial, el que pudimos ver en el estreno de Octopuss Prods. y que resultó ser todo un éxito.

Próxima parada mañana mismo en la sala Monasterio con los grupos Mean Machine, Atonement y Potencia Toxica. ¡Os esperamos!

Robert Garcia
Sobre Robert Garcia 242 Artículos
Death, thrash, djent, dark, progresivo, doom, black, experimental, jazz, clásica, electrónica... La música me mantiene vivo, es una droga que da sentido a este extraño sueño llamado vida. Músico autodidacta, guitarrista, cantante y enfermo de escuchar y escuchar música sin parar.