Cruachan – The Living and the Dead

Nuestra Nota


8.75 / 10

Ficha técnica

Publicado el 27 de febrero de 2023
Discográfica: Despotz Records
 
Componentes:
Keith Fay – Voz, guitarra, banjo, bazouki, mandolina, teclado, bodhrán
Audrey Trainor – Violin, viola, cello
Dave Quinn – Guitarra
Joe Farrell – Bajo
Tom Woodlock – Batería, percusión, palmas

Temas

1. The Living (3:04)
2. The Queen (6:51)
3. The Hawthorn (5:04)
4. The Harvest (5:22)
5. The Festival (feat. Camillus Hiney) (2:50)
6. The Ghost (feat. Mathias "Vreth" Lillmåns) (4:22)
7. The Crow (feat. Jon Campling) (5:38)
8. The Reaper (feat. Sinead Richards) (4:30)
9. The Children (feat. John Fay) (3:36)
10. The Changeling (feat. Nella and Jon Campling) (3:31)
11. The Witch (feat. Stu "La Rage" Dixon) (5:08)
12. The Dead (2:38)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Cruachan – The Living and the Dead
Todos los discos de Cruachan – The Living and the Dead en Amazon


Siempre he sentido cierta debilidad por Cruachan, por el hecho de ser un folk originario de Irlanda, porque cuentan con un frontman de la talla de Keith Fay y por haber tenido a todo un Shane McGowan cantando el “Ride On” en el disco Folk-Lore de 2002. Justo con esa obra les descubrí. Y me atrevería a deciros que The Living and the Dead es el mejor disco que han parido, lo cual es realmente muy meritorio pues esta gente tiene trabajos muy brillantes.

Abre el fuego “The Living” con el puro sabor de la Irlanda inmortal, folk endurecido a altísimas revoluciones con violines y con la batería de Tom Woodlock a doble bombo. No hay manera mejor de empezar un disco con la épica a toda velocidad. En “The Queen” hay dosis de variedad compositiva pasando por voces limpias, growls, pasajes festivos, heavy metal y música irlandesa muy pura, repleta de detalles.  Más allá de ser un muy buen tema, realza todos los puntos fuertes del combo.

En “The Hawthorn”, uno de los singles del disco hay su otra cara más dulce y accesible. El tema es más cercano a la balada, aunque también apuestan por la voz rasgada de Fay y la voz femenina de Kim Dylla (ex vocalista de Gwar) que dulcifica la propuesta. Todo va en crescendo hasta que el doble bombo de Woodlock domina la canción en un tramo instrumental folk-metálico.

En el terreno más personal hay un tema por el que siento especial predilección y no es otro que “The Witch”, especialmente por ser una composición que parece un tributo absoluto a la banda pionera del folk-thrash de Newcastle: Skyclad. El violín Audrey Trainor enriquece especialmente y la voz de Keith queda a medio camino entre la de Martin Walkyer y la de Kevin Ridley. Temas como este hacen afición.

Toca hablar de “The Harvest”, una cosecha folk con violín de fondo, queda enigmática y algo atmosférica dando fondo y diferencia a lo que es este gran disco, amplio y variado a pesar de estar circunscrito en un estilo concreto. En “The Festival” se destapan en el modo más metálico y festivo con una instrumental muy lograda y efectiva. Fay juega con todo tipo de instrumentos para enriquecer cada uno de los temas.

Una de las grandes sorpresas es la aparición de Mathias ‘Vreth’ Lillmåns en “The Ghost”, tema que parece hecho a medida para el señor cantante de Finntroll y que da otro buen giro de guion a lo que es el tema, marcado por un riff folkie y otro muy metálico. Indaga aquí el grupo en terrenos mucho más death metal. El tramo instrumental es realmente rotundo, cosa que contrasta especialmente con la suavidad de “The Crow”. El dueto de voces masculinas y de féminas es realmente poderoso y se acerca a música de bardos con bodhráns en su primer tramo.

Más estrambótica y sinuosa se nos presenta “The Reaper”, un corte mucho más oscuro que no pierde la vena folk a pesar de los growls de su líder y vuelve a demostrar que este grupo juega con todos los estilos posibles y lo hace con una calidad enorme. Es un trabajo tan completo que lo de aburrirse no entra en sus planes. Buenas vibraciones en un “The Children” entonado y casi festivo y en la que el televisivo John Fay pone su flauta al servicio del grupo. Otro single con patas…

«The Changeling» viene la voz femenina de Nella, muy protagonista y hay un toque enigmático en la pieza que desemboca en estuario a posteriores growls salvajes. Es tan sencilla como efectiva. “The Dead” pone el fin a la obra con unos aires cenizos y tristes, casi de funeral, y con voces agónicas siendo un fin de disco muy pensado para dar carpetazo a una obra más que completa, rica y variada. Justo lo que esperamos de Cruachan.

Me atrevería a decir que estamos ante el mejor disco de Cruachan hasta la fecha y eso lo consiguen gracias a que han conseguido una formación que les da muchas posibilidades. Se muestran más accesibles y folk dejando un poco de lado esos momentos más cercanos al black metal, pero no por ello pierden fuerza. Nunca entenderé el por qué este grupo no tiene más seguidores.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 1364 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.