Canciones perfectas: «Kiss From a Rose» de Seal

«Kiss From a Rose» es una icónica canción del artista británico Seal, lanzada en 1994 como parte de su segundo álbum de estudio, Seal II. La canción alcanzó un éxito masivo y ganó reconocimiento mundial gracias a su inclusión en la banda sonora de la película Batman Forever (1995). A pesar de la película haber sido ampliamente criticada por ser una de las peores de la franquicia, la canción logró destacar y ha perdurado como una de las baladas más emblemáticas de los años 90.

Seal Henry Olusegun Olumide Adeola Samuel

Seal, cuyo nombre completo es Seal Henry Olusegun Olumide Adeola Samuel, nació el 19 de febrero de 1963 en Paddington, Londres, Reino Unido. Ya desde muy pequeño, mostró un interés y talento innato por la música. Su nombre artístico, Seal, fue inspirado por las marcas faciales de foca que tenía desde su niñez.

La carrera musical de Seal comenzó a despegar a principios de la década de los 90 cuando lanzó su álbum debut homónimo, Seal, en 1991. El álbum incluía éxitos como «Crazy» y «Future Love Paradise», que le valieron el reconocimiento internacional y una nominación al Grammy como Mejor Artista Revelación. Desde entonces, su voz distintiva de barítono y su estilo musical ecléctico que fusiona soul, pop, R&B y elementos electrónicos lo distinguieron en la industria musical.

A lo largo de su carrera, el británico ha continuado lanzando álbumes exitosos y ganando reconocimiento en la escena musical. Ha trabajado con reconocidos productores y colaborado con otros artistas destacados, ampliando su alcance musical y ganándose el respeto de crítica y público.

Además de su carrera musical, Seal ha sido conocido por su apoyo a diversas causas humanitarias y filantrópicas. Es un embajador de buena voluntad de la UNICEF y ha participado en campañas para la lucha contra el hambre y el apoyo a los niños y niñas en situaciones de vulnerabilidad.

A lo largo de su trayectoria, ha dejado un legado musical duradero, con una voz inconfundible y una habilidad para crear canciones emotivas y poderosas. Su música continúa siendo apreciada por generaciones de aficionados a la música de todo el mundo, convirtiéndolo en uno de los artistas más destacados y queridos de su generación.

Seal II

Seal II es el segundo álbum de estudio de Seal, lanzado en 1994. Este álbum consolidó su posición como un artista de gran talento y amplió su base de fans en todo el mundo. Aunque Seal ya había obtenido cierto éxito, fue con Seal II que su estrella brilló aún más.

El álbum destaca por su diversidad musical, mostrando la versatilidad artística de Seal. Contiene una mezcla ecléctica de géneros que van desde baladas emotivas como la que aquí nos ocupa, hasta canciones más animadas y llenas de ritmo como «Bring It On» y «Prayer for the Dying» (no confundir con la de Maiden…). Esta variedad musical permite que el álbum sea atractivo para una amplia audiencia, lo que contribuyó a su éxito comercial.

La producción de Seal II es excepcional, gracias en gran parte a la colaboración de Trevor Horn, un renombrado productor musical, encargado también de dar forma a trabajos de artistas tan destacados como Simple Minds, Rod Stewart o Cher. Los arreglos orquestales y electrónicos se combinan a la perfección con la voz distintiva de Seal, creando una experiencia auditiva rica y conmovedora. Los detalles cuidadosamente elaborados y los toques creativos en cada pista demuestran el enfoque meticuloso y la habilidad musical tanto de Seal como de su equipo de producción.

Las letras de Seal II son profundas y reflexivas, con temas que abordan el amor, la pérdida, la esperanza y la superación personal. Seal muestra su habilidad para expresar emociones complejas y universales a través de sus letras, lo que permite que los oyentes conecten emocionalmente con su música.

El trabajo fue muy bien recibido por la crítica y el público en general. Además del innegable éxito de «Kiss From a Rose», el álbum también incluye otros sencillos exitosos, además de los ya citados, como «Newborn Friend». En los premios Grammy de 1996, Seal II ganó tres estatuillas, incluyendo el premio a la Mejor Interpretación Vocal Masculina de Pop por «Kiss From a Rose». El álbum cimentó el estatus de Seal como uno de los artistas más importantes de su generación y dejó un legado musical duradero.

«Kiss From a Rose»

Seal escribió esta canción mucho antes de escribir su primer álbum. De hecho, le dio forma unos tres años antes de conseguir su primer contrato discográfico con ZTT Records.

La canción comenzó como un experimento. Cuando recién comenzaba su carrera musical, el artista vivía en una casa okupa. Tenía uno de esos estudios portátiles de cuatro pistas, básicamente una máquina que toma un casete y lo divide en cuatro pistas con la que empezó a dar forma a esta joya de canción.

Los primeros resultados no fueron de su agrado. De hecho, se sentía tan avergonzado con el resultado «final» que decidió no interpretarla para su productor, Trevor Horn. Pero un amigó se la jugó a Seal. Cuando estaba grabando su segundo álbum, Trevor no dejaba de preguntarle sobre esa «canción de la rosa» de la que tanto había oído hablar. Su amigo se lo había contado todo al productor. Finalmente decidió interpretarla y decidieron incluirla en el segundo álbum, debido a la insistencia de Horn.

El artista nunca acabó por sentirse orgulloso de la canción, aunque está encantado con lo que Trevor hizo con la grabación. Convirtió esa cinta de la que quería deshacerse a toda costa en más de 8 millones de discos vendidos y su nombre se convirtió en un nombre familiar y popular.

Enseguida se dio cuenta de que no era una canción grabada por un okupa en una cinta de casete, cuando estaba recogiendo un Grammy gracias a ella. A día de hoy, es de sus canciones favoritas y se siente orgulloso de tener una canción así, que a la mayoría de la gente le encanta.

Arreglos musicales

La melodía suave y envolvente de «Kiss From a Rose» evoca una sensación de nostalgia y melancolía. La combinación de cuerdas, piano y la distintiva voz de Seal crea una experiencia auditiva cautivadora. La canción tiene una progresión gradual, que comienza de manera suave y lenta para luego desarrollarse hacia un poderoso clímax emocional. Los arreglos orquestales complementan perfectamente la voz única de Seal y refuerzan el sentimiento romántico y trascendente de la canción. Y todo ello, gentileza de Trevor Horn.

La letra

«Ba-ya-ya, ba-da-da-da-da-da, ba-ya-ya
Ba-ya-ya, ba-da-da-da-da-da, ba-ya-ya
Ba-ya-ya, ba-da-da-da-da-da, ba-ya-ya
Ba-ya-ya, ba-da-da-da-da-da, ba-ya-ya

There used to be a greying tower alone on the sea
And you became the light on the dark side of me
Love remained a drug that’s the high and not the pill

But did you know that when it snows
My eyes become large and
The light that you shine can’t be seen?

Baby, I compare you to a kiss from a rose on the grey
Ooh, the more I get of you, stranger it feels, yeah
And now that your rose is in bloom
A light hits the gloom on the grey

Ba-ya-ya, ba-da-da-da-da-da, ba-ya-ya
Ba-ya-ya, ba-da-da-da-da-da, ba-ya-ya

There is so much a man can tell you
So much he can say
You remain my power, my pleasure, my pain, baby
To me, you’re like a growing addiction that I can’t deny
Won’t you tell me, is that healthy, baby?

But did you know that when it snows
My eyes become large and
The light that you shine can’t be seen?

Baby, I compare you to a kiss from a rose on the grey
Ooh, the more I get of you, stranger it feels, yeah
Now that your rose is in bloom
A light hits the gloom on the grey

I’ve been kissed by a rose on the grey
I, I’ve been kissed by a rose on the grey
I’ve (And if I should fall, will it all go away?) been kissed by a rose on the grey
I, I’ve been kissed by a rose on the grey

There is so much a man can tell you
So much he can say
You remain my power, my pleasure, my pain
To me you’re like a growing addiction that I can’t deny, yeah
Won’t you tell me, is that healthy, baby?

But did you know that when it snows
My eyes become large and
The light that you shine can’t be seen?

Baby, I compare you to a kiss from a rose on the grey
Ooh, the more I get of you, the stranger it feels, yeah
Now that your rose is in bloom
A light hits the gloom on the grey
Yes, I compare you to a kiss from a rose on the grey
Ooh, the more I get of you, the stranger it feels, yeah
And now that your rose is in bloom
A light hits the gloom on the grey

Ba-ya-ya, ba-da-da-da-da-da, ba-ya-ya

Now that your rose is in bloom
A light hits the gloom on the grey»

Interpretación de la letra y temática

La letra de «Kiss From a Rose» es poética y misteriosa, característica de la habilidad lírica de Seal. La canción habla de un amor intenso y casi adictivo, expresado mediante metáforas marítimas y naturales, lo que crea una atmósfera romántica única. La repetición de «Kiss from a rose on the grey» en el estribillo agrega un toque enigmático a la canción y permite una interpretación más o menos abierta por parte del oyente.

«There used to be a greying tower alone on the sea
And you became the light on the dark side of me»

Seal puede estar describiendo su propia vida como si de un faro se tratara. El lado oscuro es el océano, una vasta extensión repleta de turbulencias y de lo desconocido. Antes de conocer a esta mujer, a esa «luz», era básicamente un inútil, ya que un faro sin luz no es que sea muy práctico que digamos. Ella le ilumina el camino y le ayuda a navegar a través de situaciones difíciles, como si de un océano negro se tratara.

«Love remained a drug that’s the high and not the pill»

Aquí indica que el amor es equivalente o superior a cualquier píldora o sustancia hecha por el hombre. Supone un cambio brusco de las imágenes románticas de un faro junto al mar y establece un tema de dualidad entre el abuso de sustancias y una relación enfermiza.

«But did you know that when it snows
My eyes become large and
The light that you shine can’t be seen?»

Si nieva, lo que quizá signifique alguna distracción u obstrucción de la vista, entonces su valor se vuelve invisible para él porque no puede apreciarlo ni prestarle atención. En otras palabras: él no es lo suficientemente sensible para saborear su luz o su amor.

Continuando con el tema del abuso de drogas, el término «nieve» se refiere a la cocaína o similar. Las drogas pueden abrir la mente y se sabe que la cocaína dilata las pupilas. También tienden a hacer que las luces sean más brillantes.

«Baby, I compare you to a kiss from a rose on the grey
Ooh, the more I get of you, stranger it feels, yeah
And now that your rose is in bloom
A light hits the gloom on the grey»

El inicio del coro está plagado de dudas. Existe un debate considerable (bueno, quizá no tanto…) sobre cuáles son las palabras de esta primera línea, y sobre lo que significan. ¿Es «grey» o «grave»? Si entendemos que dice «grey» («gris») seguramente se refiera al verso de apertura, lo del faro y demás. Él la compara (a ella) con la capacidad de una rosa para crecer en una torre gris rodeada por la inmensidad del océano. Para él, ella es un milagro; un toque de color en su aburrida vida.

Acto seguido, referencia obvia a la naturaleza básica del consumo de cocaína con «Ooh, the more I get of you, stranger it feels, yeah», continuando así con esa dualidad entre la adicción literal y una relación codependiente.

En el final del coro vuelven las imágenes más románticas de la rosa floreciendo en un rayo de luz repentino frente a la torre gris. El autor se ha fusionado con la idea de que ella es lo único que mejora su vida y le da confianza.

«There is so much a man can tell you
So much he can say»

Al principio del segundo verso habla de los hombres y sobre cómo sus egos frecuentemente reprimen sus emociones y se niegan a compartir sus verdaderos sentimientos.

«I’ve been kissed by a rose on the grey
I, I’ve been kissed by a rose on the grey»

Llegados al puente, vuelven las dudas… ¿Es «grey» o «grave»?

Impacto en Batman Forever, esa «película»

Aunque Batman Forever es conocida por ser una de las películas menos exitosas y más criticadas de la saga de Batman (recordemos que solo dos años más tarde vería la luz Batman & Robin… sin comentarios), la inclusión de «Kiss From a Rose» en su banda sonora fue un acierto. La canción le dio a la película un toque distintivo y memorable, permitiendo que resaltara una faceta más emotiva del héroe Gotham City. A pesar de los fallos de la película, la canción se convirtió en un hito para Seal y la cinta, al menos en términos de música, ya que ganó tres premios Grammy y fortaleció su legado.

A pesar de ello, para casi todo el mundo, se trata de la película con la que su director Joel Schumacher se encargó de acabar con la franquicia de Batman. Menos mal que, años más tarde, Christopher Nolan se encargó de resucitarla.

Bruce Wayne (Val Kilmer) y su joven pupilo Dick Grayson (Chris O’Donnell) abordan el crimen como Batman y Robin. Cuando los villanos Harvey Two-Face (Tommy Lee Jones) y Riddler (Jim Carrey) se unen para apoderarse de Gotham City al vencer a Batman, el dúo dinámico se encuentra en una batalla por la ciudad.

Esta tercera parte de la serie hace sonar las alarmas temprano, muy temprano, cuando en los créditos nos dicen que Tim Burton está fuera y que Schumacher, el irreflexivo y dudoso director que tiene la suerte de contar en su haber —¡gracias!— con la cinta Falling Down (1993), está detrás de las cámaras. Y si eso no fuera ya lo suficientemente malo, Michael Keaton es reemplazado por Val Kilmer. Todo esto, en su conjunto, hace que las dos primeras películas de la franquicia, las dirigidas por el creador de Beetlejuice (1988),  brillen todavía más. Aquí el guión no tiene sentido y cualquier desarrollo del personaje parece haber sido desarrollado mientras Schumacher estaba cagando. La historia es poco más que una excusa para dos cosas: 1. Grandes escenas de acción, y 2. Grandes actuaciones… por parte de los dos villanos. Lo peor de todo es la pérdida de la oscuridad: Schumacher maximiza la audiencia haciéndola amigable para los niñ@s y perdiendo cualquier ventaja que tuvieran las cintas originales del bueno de Burton, productor de este esperpento, recordemos.

Las escenas de acción son exageradas; mero espectáculo, y carecen de tensión y emoción. Si dejamos a un lado el espectáculo nos quedan las actuaciones. Carrey es bueno si te gusta su forma de actuar, pero acaba por aburrir. El talento de Jones se desperdicia interpretando a Harvey Two-Face y se ve obligado a sentarse a la sombra de Carrey. Kilmer no es una entidad, Batman ocupa el segundo lugar después de los villanos y los intentos de darle un personaje son torpes; todo un sinsentido. Nicole Kidman, quien se pone tras la piel de Chase Meridian, no es más que una burda y estúpida doctora cuyo único interés es ver si pilla con Batman; no hay química entre ella y Kilmer. O’Donnell está bien, pero… ¿realmente necesitamos un Robin? este personaje, junto con Jar Jar Binks, merecen una lenta y agónica muerte.

En general, esta cinta es lo más alejado del cómic que te puedas imaginar y un salto hacia el Batman de los años 60. Schumacher toma lo que debería ser una historia oscura, casi inquietante, de un hombre que no está muy alejado de los supervillanos a los que deba dar caza, y la convierte en un Happy Meal infantil mal moldeado. Horrible.

La excepcional versión de la Martin Miller Session Band con Lari Basilio

Podríamos decir que ha sido a raíz de descubrir esta cover que me he animado a dar forma a este reportaje.

Martin Miller es un guitarrista, compositor y educador musical alemán de renombre en el ámbito del jazz y el rock, que es conocido por su habilidad técnica en la guitarra y su estilo musical diverso, que abarca desde el jazz contemporáneo hasta el rock más progresivo.

Martin se hizo conocido en la comunidad musical en línea gracias a sus interpretaciones y lecciones de guitarra publicadas en YouTube. Sus videos ganaron popularidad rápidamente y atrajeron a una amplia audiencia de músicos y amantes de la guitarra de todo el mundo.

Además de su carrera musical, también es un apasionado educador musical. Ha impartido master classes y clinics de guitarra en diversas partes del mundo, compartiendo su conocimiento y experiencia con otros guitarristas y músicos interesados en mejorar su técnica y creatividad.

Lari Basilio es una guitarrista, compositora y productora musical brasileña, conocida por su virtuosismo en la guitarra eléctrica y su habilidad para fusionar diversos estilos musicales, como el rock, el blues, el jazz y el funk.

Su carrera musical despegó, al igual que la de Miller, cuando empezó a compartir videos de sus interpretaciones en YouTube. Sus videos ganaron popularidad rápidamente, atrayendo a una audiencia global de amantes de la guitarra y la música. Su talento y pasión por la guitarra la llevaron a convertirse en una destacada guitarrista en la comunidad musical en línea.

Además de su éxito en línea, Basilio ha lanzado varios álbumes de estudio y ha participado en colaboraciones con otros músicos y bandas. Su música combina la técnica excepcional con una sensibilidad musical emotiva, lo que la ha ganado elogios tanto de críticos como de fanáticos.

Ben Jud (bajo y voz), Nico Schliemann (guitar y coros), Marius Leicht (teclados) y Felix Lehrmann (batería) acaban de conformar la session band. Artistas de renombre internacional como Andy Timmons (Danger Danger, Pawn Kings), Paul Gilbert (de Mr. Big) y Mark Lettieri (Snarky Puppy, The Fearless Flyers), han colaborado con ellos en alguna ocasión.

No hace demasiado, a finales de este mes de julio, publicaban en su canal de YouTube una apasionada y magistral reinterpretación del clásico de Seal en clave más prog. Si esta canción (perfecta) alguna vez necesitó un solo de guitarra, Lari Basilio y Martin Miller se han encargado de escribir un solo absolutamente perfecto para esta canción. ¡Me quito el sombrero!

¡Por cierto! Están a punto de salir de gira, así que yo de vosotr@s estaba atent@ a sus redes sociales.

Perdurabilidad y reconocimiento

La permanencia de «Kiss From a Rose» en la cultura popular es evidencia de su poder duradero. La canción ha sido utilizada en diversas producciones audiovisuales, anuncios y programas de televisión a lo largo de los años. Además, sigue siendo una favorita entre los fans de la música de los 90, y su presencia en las listas de éxitos en su lanzamiento original y en años posteriores es testimonio de su relevancia continua.

Conclusión

«Kiss From a Rose» de Seal es una canción excepcional que trasciende su aparición en la polémica película Batman Forever. Su lírica evocadora, arreglos musicales y emotiva interpretación han asegurado su lugar como un clásico atemporal. A pesar de las críticas negativas hacia la película, la canción logró brillar con luz propia y se ha convertido en una joya musical que perdura en el tiempo, independientemente de la calidad cinematográfica de su asociación original.

Rubén de Haro
Sobre Rubén de Haro 469 Artículos
Tipo peculiar y entrañable criado a medio camino entre Seattle, Sunset Boulevard y las zonas más húmedas de Louisiana. Si coges un mapa, y si cuentas con ciertos conocimientos matemáticos, verás que el resultado es una zona indeterminada entre los estados de Wyoming, South Dakota y Nebraska. Una zona que, por cierto, no he visitado jamás en la vida. No soy nada de fiar y, aunque me gusta “casi todo lo rock/metal”, prefiero las Vans antes que las J'hayber.