Blink-182 – Take Off Your Pants and Jacket: 20⁰ Aniversario de otro de los discos de nuestra adolescencia

Ficha técnica

Publicado el 12 de junio de 2001
Discográfica: MCA Records
 
Componentes:
Tom DeLonge - Voz, guitarra
Mark Hoppus - Voz, bajo
Travis Barker - Batería

Temas

1. Anthem Part Two (3:48)
2. Online Songs (2:25)
3. First Date (2:51)
4. Happy Holidays, You Bastard (0:42)
5. Story of a Lonely Guy (3:40)
6. The Rock Show (2:51)
7. Stay Together for the Kids (3:59)
8. Roller Coaster (2:48)
9. Reckless Abandon (3:06)
10. Every Time I Look for You (3:05)
11. Give Me One Good Reason (3:18)
12. Shut Up (3:20)
13. Please Take Me Home (3:04)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Blink-182 – Take Off Your Pants and Jacket: 20⁰ Aniversario de otro de los discos de nuestra adolescencia
Todos los discos de Blink-182 en Amazon


Regresamos al repaso de mi adolescencia, si hace unas semanas hablaba de Sum 41 hoy le toca el turno a una de las bandas que lo petaban más fuerte hace 20 años: Blink-182. Curiosa relación entre ambas bandas: nombre guión número. ¡Nunca lo había pensado!

Si, es verdad que este disco no fue el top de los punk-popis Blink-182, ese honor queda para Enema of the State de 1999 con su carátula mágica. Ese disco les metió en la cresta de la ola, surfeando junto a leyendas como Kelly Slater, casi nada. Y ese disco les permitió suficiente cojín para vivir de rentas varios años. Su siguiente disco fue este que hoy nos ocupa, un disco que poca gente tendrá como disco de cabecera pero que más de uno y de dos lo han rallado hasta la extenuación.

Blink-182 se fundaron en 1992 en San Diego, California. Su alineación más conocida fue con Mark Hoppus de bajista y voz, Tom DeLonge como guitarra y voz, y por último Travis Barker, el batería más carismático del punk pop. Debutaron oficialmente en 1994 con Buddha, un disco olvidado… algo parecido a lo que pasó con el siguiente disco titulado Cheshire Cat (1995). La banda empezó a ganarse un nombre con Dude Ranch (1997). Y la consagración llegó con Enema of the State (1999).

Take Off Your Pants and Jacket aterrizó en nuestras vidas el 12 de junio de 2001 de la mano de MCA Records. El título del álbum es un juego de palabras irónico sobre la masturbación masculina («quítate los pantalones y súbete»), y su portada tiene iconos para cada miembro del trío: un avión («despegue»), un par de pantalones y una chaqueta. El álbum fue grabado durante tres meses en los Signature Sound de San Diego con el productor Jerry Finn.

Este nuevo disco continúa el tono punk pop que Blink-182 había perfeccionado y hecho famoso, aunque con un sonido post-hardcore más pesado inspirado en bandas como Fugazi y Refused.

Líricamente ha sido referido como un álbum conceptual que narra la adolescencia. Hay canciones dedicadas a primeras citas, “First Date”. La lucha contra la autoridad y fiestas adolescentes.

Debido a las diferentes opiniones sobre la dirección que debían tomar, el trío trabajó en constante oposición entre sí por primera vez y las sesiones a veces se volvieron polémicas. Empezaba a caldearse el ambiente en el sino de la banda que ocasionó el frustrado arranque de dos bandas paralelas. Tom DeLonge fundó Box Car Racer. Mark Hoppus hizo lo mismo con +44. Curiosamente, ¡ambas nuevas bandas contaron con Travis Barker como batería!

En cuanto al disco, a veces tenemos en pedestales discos que han dado sonido a nuestra adolescencia. Personalmente me tragué horas de Blink-182, aunque le dediqué más tiempo a Enema of the State. Desde entonces, he escuchado más bien poco su material más que rescatar algunas de sus mejores canciones. Sus últimos discos no han pasado el corte, o más bien, ya no soy tan adolescente… jejeje.

Trece canciones componen Take Off Your Pants and Jacket con una duración total de 39 minutos. Poca chica pero en realidad, más que suficiente. Como es de imaginar, residen cuatro canciones memorables – himno junto a otras totalmente estándares y otras omitibles del todo. Pese a todo esto, el disco es notable por su equilibrio y por el resultado. Podemos decir que es un disco resultadista.

La entradilla de guitarra de “Anthem Part Two” junto a unos bombazos de batería dan entrada al riff principal de la canción, simple pero mítico. La canción va subiendo en intensidad hasta que entran las voces. Canción himno total. Adorable de inicio a fin. Me siento adolescente cada vez que la escucho. Las cosas por su nombre.

“Online Songs” es de una constitución más alegre, en ella canta la “otra” voz de la banda. Se trata de una canción más veloz y una de las que no entran en el paquete de himno del disco. “First Date” si cumple con creces su función, ligera, punky, simplona pero super efectiva. Estribillo épico patentado por Blink-182 que seguro que acabas cantando a pulmón una vez más, ¡dale!,¡no te cortes!.

Entonces llega el primer bajón con dos piezas maluchas… y ¡bomba! “The Rock Show” estalla en tu mano. La otra gema del disco es otro tema himno con un estribillo genial. Una canción super efectiva. “Star Together for the Kids” sigue a continuación con una entrada lenta muy agradable. Cuando a la mitad sube las revoluciones estas la convierten en un temazo brutal. Blink-182 sonando lo más maduros que sabían ser.

Otro bajón con la rockera “Roller Coaster”, canción que no logra el impacto deseado pese a ser 100% marca de la casa, el estribillo falla. “Reckless Abandon” ídem, poco genio aquí. “Every Time I Look For You” si logra meterse en el pack de las buenas. Una canción de contrastes muy lograda con un juego de voces muy interesante y una recta final bastante sorprendente. Las tres piezas restantes no aportan más que tiempo de duración… siendo “Shut Up” la más floja de todo el disco.

Y con esto llegamos al final de la reproducción con la sensación de haber incluso rejuvenecido y con ganas de seguir petándolo con temas más antiguos como “Dammit” o “All the Small Things”. Nostalgia, ¡qué bien que de vez en cuando regreses a nosotros!

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 444 Artículos
Rock en todas sus extensiones