Crónica y fotos del concierto de Black Flag + Total Chaos - Sala Salamandra (L'Hospitalet de Llobregat), 3 de febrero de 2023

Black Flag revolucionan la sala Salamandra con su selección de himnos punk

Datos del Concierto

Bandas:
Black Flag + Total Chaos
 
Fecha: 3 de febrero de 2023
Lugar: Sala Salamandra (L'Hospitalet de Llobregat)
Promotora: Live SantaFelix / Rebel Sound Booking
Asistencia aproximada: 700 personas

Fotos

Fotos por Aleix Besolí

El punk no muere, y así nos lo demostraron el otro día Black FlagTotal Chaos arrasando la Salamandra de l’Hospitalet. No debían estar lejos del sold out, pues la sala lució que daba gusto durante la actuación de Greg Ginn y compañía. Al comienzo, la pista parecía algo desaliñada, pero durante la primera actuación no dejó de entrar gente hasta llenarla.

A veces hay bandas que por algún motivo no admiten fotógrafos, y este fue uno de los casos. No dejaron entrar cámaras profesionales al evento, aunque sí dieron el pase igualmente para los que en principio iban a hacer fotos, cortesía de la promotora. Así que en esta ocasión os tendréis que conformar con un par de fotos que hice con el móvil.

Total Chaos

Encabezados por el carismático Rob Chaos, los también californianos venían dispuestos a dejar el pabellón alto con su street punk agresivo, que en ocasiones rozaba el hardcore o el sonido más metalizado de las bandas de la UK82. Con canciones vergatarias como «Babylon» y otras que apuntan a himnos del género, como «Punk No Die», empezaba la descarga.

Rob no dudaba en arremeter populista y vehementemente contra los respectivos gobiernos de Estados Unidos y España entre canciones. También contra la policía antes de encarar ese «Police Rat», que a pesar de encontrarse en su último disco ya parece uno de sus clásicos.

Teniendo en cuenta que solo había guitarra, bajo, batería y voz en el escenario, el sonido no fue tan bueno como el que acostumbramos a tener en Salamandra, con el fuerte bajo de Geordy Justify opacando un poco la guitarra de Shawn Smash. A diferencia de lo que pasa en muchas bandas punk, el melenudo metía solos en muchas de las canciones. Tras la batería, Miguel Conflict hacía coros y nos dedicaba algunas palabras en castellano.

Cerraban con el tremendo «Riot City» un buen bolo con el que ya conseguían abrir los primeros pogos en la pista y dejarnos preparados para la actuación de Black FlagRob incluso empezó a corear ese «Gimmie Gimmie Gimmie» antes de irse del escenario.

Black Flag

La hora esperada había llegado, y el cuarteto salía en escena sin ningún tipo de intro ni filigrana alguna. Un largo fragmento instrumental nos llevó con un subidón a «Can’t Decide», la primera del set. Las cosas no tardaron en desmadrarse entre el público, con una gran parte de la pista convertida en un enorme mosh a pocos segundos de que el ritmo petara. La seguían «Nervous Breakdown» y «No Values», engrandeciendo aún más la olla.

Actualmente, el único miembro original de la banda es el guitarrista Greg Ginn, y puede que en este caso esto fuera algo bueno. Los músicos que lo acompañan mejoran notablemente las versiones de estudio de las canciones, e incluso sus propios solos de guitarra, que en los discos son una auténtica tortura de escuchar, en directo no están tan mal. Con una curiosa guitarra transparente, acentuaba también los estribillos con sus coros. El vocalista Mike Vallely lo daba todo en cada estrofa, acabando rojo como un tomate en más de una ocasión. Su voz tiene mucho gancho e incluso mejora el ritmo de las sílabas y la entonación para que vayan más de acuerdo con la música. Al bajo, un buen Harley Duggan proporcionaba líneas sólidas, mientras que la batería para mí fue la clave de su sonido. Charles Wiley le daba que te cagas al instrumento, hizo que todo fuera rodado e incluso se sacó de la manga un solo trepidante en la parte final del show.

Toda la audiencia cantó y coreó los estribillos de «Annihilate This Week», «Gimmie Gimmie Gimmie» o «Six Pack», que caían una tras otra y casi sin descanso. Venían temáticas y letras más duras con «Depression» y «Slip It in», y es que nunca tuvieron reparos en tocar temas tabús o provocadores.

Un buen juego de luces los acompañó, pero la interacción con el público era nula. Ni una palabra por parte de ninguno de los presentes salvo para presentar brevemente a la banda antes del final, y un Vallely que se empeñaba en sacar por el lateral a los surferos que llegaban al escenario, en vez de dejarlos saltar como es habitual en un concierto de punk. A lo mejor se echó en falta ese calor y proximidad que sí tienen casi todas las bandas del género.

Aún así, con la ristra de temazos que tienen nos lo hicieron pasar en grande. Ya en la parte final, llegaba el tremendo «Black Coffee», la super coreada «TV Party» y su mayor hit «Rise Above». Se despedían con su versión de «Louie Louie» en la que invitaron a Shawn de Total Chaos a tocar la guitarra con ellos. Gran final de fiesta para Black Flag que reivindicaron su legado con un repertorio lleno de clásicos. Por cierto, tras bajar del escenario se les podía ver por la sala haciéndose fotos con la gente. Curioso contraste con su distanciamiento encima de las tablas.

Aleix Besolí
Sobre Aleix Besolí 349 Artículos
Hey, has llegado al final del artículo, ¡gracias! Me metí en esto del metal a los 14 años, y de concierto en concierto he ido descubriendo las bandas nacionales e internacionales que forman parte de este mundillo. Ahora aporto mi grano de arena a Science of Noise contando lo que pasa en los eventos de la zona y algunas novedades discográficas. También toco la guitarra y el bajo en algunos grupos de la escena local. Tengo los huevos pelaos de tocar en el Ceferino.