Amaranthe – The Catalyst

Nuestra Nota


8.5 / 10

Ficha técnica

Publicado el 23 de febrero de 2023
Discográfica: Nuclear Blast Records
 
Componentes:
Elize Ryd – Voz
Olof Mörck – Guitarra, teclados, sintetizadores
Johan Andreassen – Bajo
Nils Molin – Voz
Mikael Sehlin – Voz
Morten Løwe Sørensen – Batería

Temas

1. The Catalyst (3:40)
2. Insatiable (2:59)
3. Damnation Flame (3:33)
4. Liberated (3:06)
5. Re Vision (3:04)
6. Interference (3:14)
7. Stay a Little While (3:36)
8. Ecstasy (2:58)
9. Breaking the Waves (3:18)
10. Outer Dimensions (3:05)
11. Resistance (2:56)
12. Find Life (3:04)
13. Fading Like a Flower (Cover version) (2:50)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Amaranthe – The Catalyst
Todos los discos de Amaranthe – The Catalyst en Amazon


Cuando entrevisté a Olof Mörk, guitarrista y líder de Amaranthe tuve claro que sus expectativas de crecimiento son absolutas y que no cesará en el empeño de llevar al grupo hacia algo muy grande. Quizá anden todavía algo lejos del salto definitivo, pero su anterior disco Manifest ya me pareció un trabajo casi perfecto en lo que el combo pretende. Tras más de 13 años de carrera pueden decir que ya han conseguido su sonido propio y que cuando suena su música les identificas al momento. Y como diría ese gran cómico llamado Mariano Rajoy: “No es cosa menor”.

Gran parte de ese logro viene dado gracias a la composición del ex de Dragonland Olof Mörk y a sus teclados y programaciones, pero especialmente también a la voz de Elize Ryd, que les acerca al pop con mucha elegancia. Nils Molin les pone el plus con una voz metalera de primer nivel y esta vez estrenan nuevo vocalista de voz rasgada: Mikael Sehlin. Y la verdad es que vuelen a elevar el listón, y más con la sabia experiencia de Jacob Hansen tras los controles. No olvidemos también que forman parte de la escudería Nuclear Blast, ya de por sí, un sello de calidad.

“Insatiable” es una mezcla de pop endurecido no muy lejano a solistas como Britney Spears, lo que con esas guitarras contundentes y los growls de Mikael Sehlin todo da el pego y termina enmascarado, pero está claro que la voluntad e intentos de Olof Mörck por buscar algo comercial son absolutas. Una de las mejores canciones que han grabado Amaranthe hasta la fecha es “Damnation Flame”. Estaríamos hablando de un tema con aires de musical de Broadway (algo que Olof tiene en mente) y que explota con un estribillo perfecto coronado con teclados de salida y totalmente sonando a Amaranthe. Y es que Elize Ryd es la gran figura del grupo.

“Re Vision” muestra la cara más comercial y tecnológica del combo. Carrusel de voces y solazos de guitarra a la vez que la base rítmica suena que atruena. El mar de teclados tecnológicos y modernos todo lo inunda e incluso juegan puntualmente con voces distorsionadas. Esos mismos derroteros lleva la canción “Liberated”, lo que sí posee un estribillo especialmente rotundo. Justo lo que esperas de este grupo sueco: canciones directas, adictivas y de minutaje corto. Algo así como una caza constante del single, y algo que consiguen o rozan en casi todos sus temas.

La gran sorpresa es la versión de “Fading like a Flower” de Roxette llevada a su terreno. Y es que tampoco andan tan lejos de ellos… La Ryd encaja a la perfección y las voces agresivas y puramente heavies toman esa maravilla popera a la vez que le dan el lavado de cara metálico. Sólo espero que toquen esta canción en directo, pues será una fiesta total. “The Catalyst” ha sido el primer single y un poco muestra el nivel y la ambición del grupo en otro single rotundo y alegre.

La gran balada de la obra es la preciosa “Stay a Little While”, comandada por el piano de Olof y con un intenso dueto vocal entre Elize y Nils Molin, que consiguen un momento realmente bello. “Ecstasy” es otra de esas piezas de recurrente base pop cargada de electrónica y con las voces que se dan la vez. Lucen todos los ingredientes de Amaranthe y es la voz rasgada lo que le pone el plus al tema y que la acerca hacia la orilla metálica, pues la base de todo ,se va hacia la otra. Hay un momento casi rapeado y un buen solo de guitarra. “Outer Dimensions” sí que puede presumir de que suena 100% a Amaranthe, y es que, si hay algo que ha hecho bien este grupo, esto ha sido lo de tener ya una marca propia de sonido.

“Find Life” tira de profundidad y vuelve a indagar en la combinación de voces solistas. Las afinaciones de las canciones son graves en general y la presencia del bajista Johan Andreassen tiene gran parte de la clave, aunque este tema es de los que más desapercibidos pasan. “The Resistance” estará en sus directos al ser un tema muy pegadizo y contundente, que tampoco queda muy lejos de propuestas como las que apuestan Dragonforce o Alestorm. Le queda bien ese fraseo neoclásico final después del estribillo dando una nota de calidad y un guiño al maestro Malmsteen.

Se completa el disco con “Interference”, en la que su nuevo vocalista Mikael Sehlin se marca un gran dueto con Elize entre un mar arbolado de teclados y sintetizadores. Muchos juegos de productor y momentos en los que el estilo del grupo va mutando, aunque con una lógica evidente para lo que es Amaranthe. “Breaking the Waves” es de lo más prescindible del disco e incluso podríamos llegarla a considerar como “experimental” por mucho que el grupo sueco peque siempre de previsible. Hay atmósferas, efectos y pianos relajantes que sorprenden para bien.

El disco ha llegado al número 3 en Alemania, lo cual es una auténtica barbaridad, pero, por otro lado, no deja de ser sintomático que no entre en las listas suecas, por lo que queda todo un poco difuso e incoherente. Cada vez que Amaranthe sacan un disco pienso que es el mejor que han editado hasta la fecha, lo cual es un muy buen síntoma de que la cosa avanza. El problema es mío y personal con ellos, pues a pesar de que les reconozco todos los méritos a Mörk, Ryd y Molin no es una banda que termine de enamorarme, y muy posiblemente sea por esa alma pop tan evidente y la caza constante del single. Y una vez dicho esto, añado: The Catalyst es un discazo…

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 1363 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.