Altarage – Succumb

Nuestra Nota


8 / 10

Ficha técnica

Publicado el 23 de abril de 2021
Discográfica: Season of Mist
 
Componentes:
Desconocidos

Temas

1. Negative Arrival (2:03)
2. Magno Evento (3:45)
3. Maneuvre (3:20)
4. Foregone (7:40)
5. Drainage Mechanism (4:22)
6. Watcher Witness (4:37)
7. Fair Warning (1:43)
8. Lavath (4:08)
9. Forja (4:01)
10. Inwards (2:18)
11. Vour Concession (4:07)
12. Devorador de mundos (21:12)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Altarage – Succumb
Todos los discos de Altarage en Amazon


Proyectos como Altarage nos devuelven ese halo místico que sobrevolaba a casi todas las formaciones del primigenio metal extremo. Sobre todo se daba en el black metal, creando una clase de leyendas alrededor de su música, que incluso se hicieron más grandes que su propia obra. Ellos lo tuvieron claro desde un buen principio y la verdad que les ha salido muy bien. El hecho de mantener sus identidades en el «anonimato» les da un plus y valoras mucho más su propuesta musical (sumada a su imagen), sin tener ningún tipo de prejuicio por saber quien está detrás. Sé que no debería ser un handicap saber quienes forman un grupo, pero si lo quieres dotar de misterio es un buen método.

Succumb es su cuarto disco en apenas cinco años, un proyecto con muchas ganas de innovar ofreciendo en poco tiempo una gran cantidad de canciones de su opresivo, caótico y oscuro metal extremo. Hay de todo: black, death, doom, sludge, noise, drone… Un cóctel de emociones alteradas en el que no encuentras respiro, y eso puede ser bueno para unos y malo para otros. Sinceramente estoy entre medio, sobre todo comparándolo con sus anteriores discos, que aunque son un poco caóticos, mantienen una estructura y algo de coherencia. En este nuevo asalto han ido un paso más allá creando una pesadilla en forma de banda sonora.

Si antes ya era complejo adentrarte en su mundo, con este nuevo disco creo que lo es más, y a sus dos singles me remito. El primero que mostraron me pareció continuista pero muy bien hilvanado, aunque con el segundo me encontré una pieza poco inspirada que se me hizo algo extraña. No puedes juzgar de buenas a primeras sin saber qué papel tiene esa pieza en el conjunto del disco (error en el que caemos a menudo). Siempre considero un trabajo discográfico como un ente propio y que debe ser analizado en su totalidad y no por una u otra canción.

«Negative Arrival» funciona a modo de intro para empezar a entender la que se nos viene encima. Riffs monótonos y ensordecedores presentados como un muro de puro ruido acompañado de altas velocidades y sonidos extraños. Te encuentras dentro de una montaña rusa de pura brutalidad de la que no puedes escapar. Por suerte dura poco, pero «Magno Evento» es como un puñetazo en toda la boca sin previo aviso. Angustiosa y desgarradora en todo su desarrollo fue la elegida como single para presentarnos su nuevo trabajo. La disonancia particular de Altarage aquí toma otro cariz, una nueva visión del caos ordenado, aunque a veces uno pueda perderse con facilidad. Entiendo que si no estás familiarizado con su música esto te cueste horrores, aunque todo es intentarlo. Grandes cambios y de nuevo esa sensación de opresión con unos geniales toques slugde recordando viejos tiempos.

Han optado por incluir algunas partes mucho más pausadas pero igual de caóticas, consiguiendo unas atmósferas totalmente devastadoras con un gran papel de la batería jugando con los timbales en un rollo tribal pero sin exagerar. Esto lo encontramos en «Maneuvre» junto a otros elementos bastante industriales que también están presentes en «Foregone» en la que parece que se ha despertado algún demonio ancestral ya que aquí la voz (bastante más protagonista que anteriormente) es totalmente indescifrable y enfermiza. Canción larga y con partes muy cinematográficas/industriales (llegan a recordarme a Meshuggah), perfecta para cuando seas absorbido por un agujero negro. Parte intermedia y final impresionantes.

A continuación nos encontramos una rara avis, no sé, hay algunos riffs que no me cuadran pero otros si (ocurre a veces). «Drainage Mechanism» es una paranoia y refleja bastante bien el concepto de la portada del álbum, un amasijo de formas raras que no llegan a definir nada conocido. A destacar que en esta ocasión han optado por darle color a su arte, ya que en sus tres anteriores trabajos los tonos grises, blancos y negros fueron los protagonistas. Han arriesgado para bien, ya que es un reflejo de su música trasladado al apartado visual.

Me he dado cuenta que disfruto mucho más con las canciones lentas o a medio tiempo ya que puedo gozar de la batería como es debido, cosa que en las rápidas, a veces, entre tanto ruido se pierde un poco (y vamos, es normal, ya me gustaría saber como se mezcla este tipo de música, XD). El rollo espacial de «Watcher Witness» me encanta y ayuda a dar un respiro a lo que nos enfrentamos, pero vamos, dura un suspiro. Su extraño final es una delicia.

Sin pausa nos ofrecen un interludio que no acabo de entender muy bien. Un rollo noise/drone al que no le veo mucho sentido, pero para gustos colores. Por suerte con «Lavath» se dejan de historias y nos muestra una apisonadora en forma de guitarrazos y gritos del averno con unos parones que nos sumergen en la podredumbre y la desolación total. Joder, esto es horror metal en estado puro.

La siguiente es «Forja» y fue el segundo single que nos presentaron. Empieza muy solemne, oscura y abismal. A la primera escucha no me sorprendió mucho pero a la que le pillas el gusto y la localizas bien dentro del conjunto del disco, te das cuenta de su efectividad y lo brutal que es. No paran de sorprender a cada cambio y estos te ayudan a sumergirte de nuevo en su agonia perpetua hacia las eternas tinieblas. Nada más que añadir, ¿no?

Tras otro final abrupto nos despachan «Inwards» cual vorágine de locos suicidas que vinieran con sed de sangre hacia nosotros. Black metal de auténtica locura con partes más lentas y con algún que otro toque de grindcore, sin desaparecer ese halo industrial. Este ingrediente lo encontramos en altas dosis en «Vour Concession» que nos va acercando al final del disco. Sin muchas novedades nos hallamos ante otro vórtice de irracionalidad absoluta.

Para finiquitar el disco nos ofrecen «Devorador de mundos», una pieza de más de 21 minutos en la que nos damos de bruces con una monotonía infinita de sonidos sacados del mismo infierno y que solo es apta para gente a la que le apasione el noise/drone. Meten algún momento de tralla en forma de doom rozando el funeral, pero en su mayoría, sobre todo hacia el «final», son ruidos variados en modo ascendente.

En resumen, es un grandísimo disco que necesita de muchas escuchas para captar todos los detalles dentro de su enmarañada red de disonancias y riffs decadentes, pero al final satisface y mucho el hecho de haberte enfrentado a él. Eso sí, me falla en algunos momentos pero son pocos. Si eres fan de Portal, Ulcerate, Abyssal, The Ominous Circle, etc. no te los puedes perder.

Robert Garcia
Sobre Robert Garcia 424 Artículos
Death, thrash, djent, dark, progresivo, doom, black, experimental, jazz, clásica, electrónica... La música me mantiene vivo, es una droga que da sentido a este extraño sueño llamado vida. Músico autodidacta, guitarrista, cantante y enfermo de escuchar y escuchar música sin parar.