All Out War – Celestial Rot (EP)

Nuestra Nota


7 / 10

Ficha técnica

Publicado el 3 de febrero de 2023
Discográfica: Translation Loss Records
 
Componentes:
Mike Score – Voz
Andrew Pietroluongo – Guitarra
Taras Apuzzo – Guitarra
Erik Carrillo – Bajo
Jesse Sutherland – Batería

Temas

1. Snake Legion (2:23)
2. Glorious Devastation (2:43)
3. Wrath/Plague (2:36)
4. Hideous Disdain (2:43)
5. The End Is Always Near (2:20)
6. Caustic Abomination (2:54)
7. Revel in Misery (2:49)
8. Celestial Rot (2:36)
9. Weaving Oblivion (2:19)

Multimedia


Escucha y compra

Este disco en Amazon: All Out War – Celestial Rot (EP)
Todos los discos de All Out War en Amazon


Celestial Rot (2023) es la octava entrega discográfica de All Out War, un trabajo que contiene 10 pistas en poco más de 25 minutos de pura devastación auditiva, convirtiéndolo en su lanzamiento más expansivo hasta la fecha al tiempo que reafirma su posición como una de las bandas más poderosas y agresivas dentro del panorama extremo. Hasta aquí, todo bien. Nunca contentos con mantener el status quo, All Out War empujan constantemente los límites de la música extrema con cada lanzamiento, esta vez fusionando influencias de black metal y death metal en la mezcla mientras se mantiene casi intacto su sonido tan característico. Celestial Rot ha sido grabado por Taras Apuzzo, guitarrista de la banda, y ha sido mezclado y masterizado por Erol Ulug (Teeth, Our Place of Worship Is Silence, Rotting Out) en los Bright Lights Studios de Santa Ana, California. El arte es obra de Alexandre Goulet, vocalista de la banda de grindcore canadiense Apes, autor también de las portadas de Fearmonger (2020) de Beneath the Massacre o de Devouring Ruin (2020) de Wake.

Los neoyorquinos provienen de una era diferente del metalcore, cuando éste era algo así como un estilo más agresivo de hardcore metalizado que tan de moda estuvo en los años 90. Así que si te criaste con el hardcore punk de los 80 y el metal más popular de principios de los 90, estarás más que listo para abordar la discografía de una banda. Su origen se remonta a finales de los 90; su primer álbum, Truth in the Age of Lies, veía la luz en 1997. Estamos en una época en la que bandas como Slayer empezaron a tontear con otros estilos y ese nuevo sonido llamado metalcore (nuevamente, no el metalcore de mediados los 2000 más o menos) que era tan extremo como nos hicieron ver bandas como Earth Crisis y Madball. Hablamos de una época en la que la gente entendía que el hardcore era fundamentalmente un crossover de heavy y metal extremo. Solo por esto ya hay que estar excitado ante la publicación de un nuevo disco de esta gente, pues su material siempre se ha traducido en álbumes que se adaptan a las circunstancias, construyendo su propio gusto por lo nuevo sin desechar lo viejo.

Sin duda, el fan promedio del metal extremo de hoy en día escuchará a Mike Score gritando como un poseso y tendrá dificultades para concentrarse durante un largo minuto. Ahí radica la personalidad principal de un grupo como All Out War, que se mantiene casi intacta en este Celestial Rot, si bien este álbum se apoya un poco más en su mezquindad y apunta (casi) siempre al ataque, a no dar ni un segundo de tregua al oyente. Una vez que te sumerges en él, notarás estar en algún lugar entre el hardcore más oscuro y el grindcore. Es un continuo ataque a tus sentidos que arrasa sin piedad. Pura velocidad que apunta de lleno, por momentos, al death metal («Celestial Rot»), pero poco más. Si te gustó su anterior Crawl Among the Filth (2019), notarás enseguida que este disco continúa por esos mismos derroteros, pero con una composición de canciones más corta y precisa mientras ajusta la producción hacia la pesadez del death metal.

Pero si lo miras como un todo, este álbum no tiene nada que lo haga destacar por encima de otros trabajos del género. Tiene unas canciones decentes, sí, pero la producción te deja con ganas de más. All Out War son conocidos principalmente por sus primeros trabajos, que tuvieron una gran influencia, como decía antes, en el metalcore más primigenio y la escena del hardcore metálico de finales de los 90 y no veo que puedan ser conocidos por mucho más si este es el tipo de cosas que van a continuar sacando al mercado… por mucho que no se alejen del sendero ya trazado a lo largo de su más que dilatada carrera musical.

Tenéis escasos 25 minutos para descubrirles si es que no les conocéis ya, pero quizá tirar de catálogo antes de escuchar este Celestial Rot. El álbum transcurre en un suspiro, pero haced como yo y escuchadlo on repeat mode. Es fácil (y pesado) escucharlo varias veces, pero os aviso que se trata de un disco que requiere de un cierto estado de ánimo para escucharlo más de un vez. Si no estáis preparados se os hará (muy) pesado, pues por momentos parece que estés escuchando la misma cantinela una y otra vez. Mal asunto.

Rubén de Haro
Sobre Rubén de Haro 516 Artículos
Tipo peculiar y entrañable criado a medio camino entre Seattle, Sunset Boulevard y las zonas más húmedas de Louisiana. Si coges un mapa, y si cuentas con ciertos conocimientos matemáticos, verás que el resultado es una zona indeterminada entre los estados de Wyoming, South Dakota y Nebraska. Una zona que, por cierto, no he visitado jamás en la vida. No soy nada de fiar y, aunque me gusta “casi todo lo rock/metal”, prefiero las Vans antes que las J'hayber.