5 castañas publicadas por músicos veganos según… Science of Noise

Supongo que al leer el título del top 5 de hoy, más de uno os habéis quedado algo sorprendidos. Aunque vamos con un par de días de retraso respecto a nuestros habituales lunes, quisimos combinar el hecho de que coincidía en el fin de semana de la castañada / todos los santos / halloween con el día internacional del veganismo para encontrar cinco discos grabados por músicos veganos que nos parecen una auténtica castaña. Un artículo que no pasará a la historia por su relevancia, está claro, pero que probablemente es único en el mundo.


Never Say Die de Black Sabbath (1977)

Los padres del metal también tropezaron en su intento de progresión. En este caso se notó demasiado el distanciamiento entre Iommi y Ozzy. La creación de Never Say Die (1977) vino marcada por la posterior ruptura de la banda.

El octavo disco de los de Birmingham llegaba dos años del medicore Technical Ecstasy (1975) y el resultado fue incluso peor que su predecesor. Un disco sin arte, sin alma, sin carisma y con un aroma a final de era demasiado grande.

Geezer Butler creció como vegetariano y se convirtió en vegano en 1994, mientras que el batería Bill Ward adoptó también un estilo de vida vegano en el mismo momento que decidió dejar el alcohol y las drogas a mediados de los ochenta.



Cold Lake de Celtic Frost (1988)

Menuda broma la del tito Tom haciendo un disco de glam tan malo que propició la muerte de la banda más seminal del metal extremo.

Cold Lake es malo malísimo. Siempre me ha sorprendido y me ha costado imaginar que es lo que pasaba por la cabeza de Tom G. Warrior para gestar semejante mojón.

Si ya de por si el glam es …(meh) salido de las manos del gestor del metal extremo es como una broma pesada. Es tan horrible que ni siquiera merece la mención de Tom cuando habla de su pasado. Lo ha borrado de su memoria de una forma asombrosa.

Tom G Warrior es vegetariano (y ha sido vegano durante varios periodos de su vida), y no tampoco consume alcohol, tabaco ni drogas.


Endorama de Kreator (1999)

Si, Kreator también tuvieron una época en que se dedicaron a producir mojones. Outcast (1997) y Endorama (1999) compiten codo a codo para ser el peor disco de la carrera de Mille Petrozza.

Personalmente me quedo con Outcast (1997) porqué tiene «Phobia» en su repertorio y sólo por esta canción ya merece ser algo mejor que Endorama (1999). En este disco, Kreator abandonaron su peculiar thrash y abrazaron el metal gótico sin mucha fortuna.

Mille Petrozza es uno de los veganos más reconocidos y abiertos del panorama metálico, escribiendo incluso para la revista alemana Kochnen ohne Kochnen.


Infini de Voivod (2006)

Cuando Voivod dejaron de ser Voivod la cosa se desmadró. Aunque Infini (2006) no es un mal disco, ni siquiera mediocre, está muy por debajo de su habitual nivel.

En este disco abandonaron el metal progresivo de altos quilates para ofrecernos un heavy metal tradicional envuelto en una fea carátula. Si es que lo tiene todo.

Un disco para nada a la altura de una carrera legendaria de una de las mejores bandas de metal de todos los tiempos.

Daniel Mongrain (más conocido como Chewy) es vegano y sustituyó al tristemente fallecido Piggy en las filas de los canadienses.


The Electric Warlock Acid Witch Satanic Orgy Celebration Dispenser de Rob Zombie (2016)

Uff, este disco de Rob Zombie produce tanto aburrimiento como dificil es de leer el nombre del mismo. El último disco del ex White Zombie está a años luz de su mejor momento.

Canciones sin gancho, sin melodías, inconexas… no hay nada que tenga sentido ni las canciones ni sus propios títulos. Se nota cierta desgana por parte del artista y lo puedo corroborar pues ese año lo vi en directo presentando el disco y me durmí en medio del bolo… Por suerte nos queda su legado y su próximo disco si promete una aventura como las de antaño.

Rob Zombie es vegetariano desde 1982 y ha participado en numerosas campañas destinadas a concienciar sobre el maltrato animal.

Avatar
Sobre Redacción Science of Noise 237 Artículos
Revista web donde encontrarás desde lo más cercano a lo más lejano. Rock, metal y punk llevado con pasión.