5 canciones de Slayer que merecerían más atención según… Albert Vila

Después de 35 años de carrera y una quincena de discos de estudio, el catálogo de Slayer es tan imponente y está tan trufado de clásicos que es complicado disponer de demasiada flexibilidad para componer un setlist. Y aunque las «Angel of Death», «War Ensemble», «South of Heaven», «Dead Skin Mask», «Disciple», «Raining Blood», «Mandatory Suicide» y compañía no pueden faltar en ningún repertorio de Slayer como Dio manda, los californianos tienen muchas más canciones que quizá no han gozado del fervor del público y de la propia banda de la misma forma, pero que tienen calidad para haber tenido, quizás en otras circunstancias, un reconocimiento mucho mayor. Podría escoger cinco totalmente diferentes, pero estas son a mi humilde juicio de fan, las más flagrantes. Seguro que tú tienes otras y, seguramente, son tan buenas como éstas.


 

«Point»

Autores: Kerry King y Jeff Hanneman
Álbum: Diabolus in Musica (1988)

Que el ostracismo en el que vive el Diabolus in Musica es de una injusticia supina lo sabemos todos. Temazos como la inicial «Bitter Peace» han tenido presencia más bien testimonial en los repertorios de los chicos de Kerry King, pero es que lo de «Point» ya es la leche. Para mis humildes gustos, se trata de un temazo absolutamente espectacular, lleno de riffacos 100% Slayer y con toques de todas las vertientes que nos encantan y que les han hecho grandes. Pues no lo han tocado en directo ni una sola vez. Nunca. Jamás. Y aunque evidentemente no va a ser a partir de ahora que van a empezar a tocarlo, reivindico este temazo olvidado desde ya.


«Mind Control»

Autores: Tom Araya, Kerry King y Jeff Hanneman
Álbum: Divine Intervention (1994)

Si lo del Diabolus clama al cielo, la injusta marginación que sufre el brutal Divine Intervention también tiene delito. Ni tan siquiera ahora que Paul Bostaph, también tras los parches en esos tiempos, está de vuelta en la banda, tienen la decencia de dejar caer el ojo sobre este disco más allá del ocasional «Dittohead». El propio tema título o «213» son temazos brutales, pero yo siempre tuve debilidad por el veloz y maravilloso corte que cierra el disco: «Mind Control» son tres minutos de tralla e intensidad de principio a fin, de riffacos y de dinamismo que nada tiene que envidiar a alguno de sus cortes rápidos más celebrados.


«Spill the Blood»

Autor: Jeff Hanneman
Álbum: South of Heaven (1988)

No sé si por casualidad o no, seguimos con temas que cierran discos, en este caso el South of Heaven. Si bien cortes como el archiconocido tema título o no la menos habitual «Mandatory Suicide» se han convertido con los años en clásicos inmortales e imprescindibles, las demás canciones del disco raramente tienen una oportunidad de salir a pasear. «Spill the Blood» es una especie de proto-«Seasons in the Abyss» (la canción, la que cierra el álbum homónimo), con sus escarceos en lo etéreo y en lo melódico, y acaba resultando una mezcla maravillosa situada en un punto medio entre el mundo del riff vacilón y el de la atmósfera disonante.

Como nota, decir que mi primera idea aquí era incluir, en vez de ésta, un «Behind the Crooked Cross» que me parece otro temazo maravilloso, pero leí no sé dónde que se trata de una canción absolutamente odiada y denostada por Tom Araya, así que mira, he decidido no hacerle un feo. Pero menudo corte olvidado también, oye.


«Skeletons of Society»

Autor: Kerry King
Álbum: Seasons in the Abyss (1990)

Cuando yo era adolescente formaba parte de una agrupación de boy scouts, y nuestro «cap» (el monitor, como quien dice), era un metalero (ahora convertido al reggae, por cierto) que aún cuento entre mis mejores amigos. El hecho es que el tío tenía especial predilección por esta canción, y solía usarla con el volumen al once para despertarnos de nuestros sueños post-etílicos. No sé si será porque tales sobresaltos hicieron que le cogiera cariño, o es que el medio tiempo vacilón por excelencia de los californianos es un temarral como la copa de un pino, pero creo que disfrutar de este corte en directo es garantía de enviar a miles de metaleros directos a urgencias por dislocaciones cervicales. Quizás es por esto que no lo tocan.


«Epidemic»

Autores: Kerry King y Jeff Hanneman
Álbum: Reign in Blood (1986)

Es verdad que todos estos temazos que menciono hasta aquí son brutales, pero es complicado competir con la élite del catálogo de Slayer. Pero no sé si porque cuando se pusieron a componer los temas que iban a entrar en Reign in Blood las hadas del metal tocaron a Hanneman, King y compañía con la mágica varita de la inspiración celestial, que casi todo lo que pudieron empaquetar en esos gloriosos 29 minutos es leyenda pura. Ya no hablamos de «Angel of Death», «Postmortem» o «Raining Blood», claro, pero la serie media del disco es absolutamente brutal. Y entre todos ellos, «Epidemic» brilla con una luz más intensa que cualquier otra. Un tema perfecto, directo y lleno de riffacos fantàsticos hasta el absurdo que define a la perfección lo que es para mí el thrash. Me encanta, pero mucho.

Avatar
Sobre Albert Vila 871 Artículos
Siempre me ha encantado escribir y siempre me ha encantado el rock, el metal y muchos más estilos. De hecho, me gustan tantos estilos y tantas bandas que he llegado a pensar que he perdido completamente el criterio, pero es que hay tanta buena música ahí fuera que es imposible no seguirse sorprendiendo día a día. Tengo una verborrea incontenible y, si habéis llegado aquí, seguro que ya os habéis dado cuenta. Como medio, formar parte de una escena tan enérgica y con tanta gente apasionada que vive lo que hace con tanto amor y sin esperar nada a cambio es un disfrute constante y auténtico privilegio. En Science of Noise queremos ayudar día a día a que esta escena crezca y se solidifique, sin rivalidades y con la máxima ilusión. Porque seremos pocos, pero somos poderosos.