30 años del Moscow Music Peace Festival

Rock against drugs & alcohol… ¡con Mötley Crüe y Ozzy!

Estados Unidos y la Unión Soviética llevaban décadas enfrentados en una guerra no cruenta desde que las tropas aliadas habían vencido al nazismo alemán: la Guerra Fría. Los modelos de vida comunista y capitalista se enfrentaban en las lejanías de sus fronteras y se amenazaban y defendían con la situación de empate atómico, el cual podía llevar al mundo a sucumbir y desaparecer. Pero la vida continuaba, y con ella la propaganda incesante yanqui destinada a hacerles ver a los habitantes de más allá del telón de acero que el estilo de vida americano era infinitamente mejor que las restricciones soviéticas. A pesar de las prohibiciones del imperio rojo, la corrupción y un modelo agotado en todos los sentidos, todo se hacía permeable, y cómo no, la música. El heavy metal de la era de las hair metal bands simbolizaba la felicidad, pasarlo bien y color, y el mercado negro de discos en esas latitudes era surtido y variado. Aunque ahora nos cueste creerlo debemos tener en cuenta que en países como Irán había muchos fans de heavy metal, discos de Iron Maiden de contrabando y los pósters de sus héroes poblaban las paredes de muchos adolescentes árabes. En las repúblicas soviéticas sucedía lo mismo.

Una suma de factores diversos llevaron al desembarco de las principales bandas de heavy metal americano más allá del telón de acero. La voluntad económica del promotor del evento, Don McGhee, no era tanta, era más el hecho de hacerse un lavado de imagen tras un escándalo por drogas. El juez y la cárcel estaban pendientes de un hilo por lo que qué mejor que hacer un festival en contra del abuso de drogas y el alcohol mediante una fundación personal. Lo habéis oído bien: un festival contra las drogas y el alcohol con Ozzy Osbourne y los Mötley Crüe encabezándolo… Al nivel de la mítica foto de Julio Alberto y Maradona en el partido de fútbol contra la droga. Todo era un sinsentido, pero para los americanos había una justificación mayor: campaña capitalista y americana en el centro de un Moscú ya roto en el que se podía percibir en el aire el aire de cambio (el posterior “Wind of Change” de Scorpions). Este tinglado sucedió en agosto, el muro de Berlín caería la noche del jueves, 9 de noviembre. Supongo que a Gorbachov ya poco le importaba que tocase el demonio capitalista en el comedor de su casa, la suerte estaba echada y el fin de una era a la vuelta de la esquina.

Tamaño evento en casa del enemigo, y en nombre de la paz, pudo verse desde la tierra del tío Sam por televisión por cable. La MTV te lo ofrecía, eso sí, pagando. Era 1989 y las bandas que tomaron parte en el evento estaban en la cresta de la ola o en la rampa de salida, caso de Skid Row. Para aliñar el programa se intercalaron imágenes de Rusia con paisajes de postal, niños rubitos de concurso y dulces rusas en imágenes costumbristas, pero a la vez modernas. También aparecía entre los conciertos la tétrica imagen de un hombre de mediana edad y tétrica risa simbolizando la amenaza a la paz y el efecto malvado de las drogas y el alcohol. Mötley Crüe estaban entonces en plena desintoxicación, el resto no renunció para nada su vida salvaje de estrellas del rock. Para completar el cartel se añadió a unos Scorpions para que Europa tuviera representación y los rusos de Gorky Park para que la Unión Soviética tuviera testimonialidad. En cuanto a rock duro los Soviets estaban bastante por detrás de los Estados Unidos.

La fundación de McGhee llevaba por nombre Make a Difference Foundation y tenía como objetivo enseñar a los pobrecitos rusos a tratar eficazmente las adiciones ya que (ojito) allí utilizaban electroshocks. Por parte de los grupos la idea era brindar la posibilidad de que los rusos tuvieran su Woodstock particular.

Bon Jovi

Mötley Crüe andaban más que cabreados con su mánager McGhee pues consideraban que el tipo estaba favoreciendo descaradamente a Bon Jovi (también era su manager). El rubiales iba a disfrutar de una pirotecnia que se le había negado a Vince Neil y compañía. El concierto es apabullante desde esa icónica entrada con Bon saludando a los fans detrás de un muro de hombres uniformados del ejército rojo. Termina con una de esas gorras verdes que acabará lazando al público. En la edición en video se intercalan momentos de la banda tocando en las calles de Moscú y pasando la gorra para una propinilla, o sus impresiones desde el helicóptero. El teclista del grupo sale con una chupa con la bandera americana en “Lay Your Hands on Me” y Sambora aparece en “Dead or Alive” armado con una guitarra de triple mástil. También hay un bonito surtido de elementos percusivos para dar color a un show casi perfecto. Estaban en su mejor momento y era la mayor de las oportunidades.

Setlist Bon Jovi:

Lay Your Hands on Me
Wild in the Streets
Blood on Blood
Wanted Dead or Alive
Bad Medicine
Livin’ on a Prayer

Mötley Crüe

Según Tommy Lee era a primera vez en su historia que Mötley Crüe hacía un show sobrio, sin alcohol de por medio. Esto complicó las cosas pues el grupo tuvo más tiempo para pensar, para compararse con las otras bandas y seguir los movimientos de su manager en vez de beber y disfrutar de las groupies. El concierto es sensacional con un Vince Neil a un nivel colosal, un Mick Mars que enamora en el solo y con esas coristas apoyando el “Wild Side” y el “Girls, Girls, Girls”.  Terminaron con el “Jailhouse Rock” de Elvis en el que destrozan sus instrumentos. Los Crüe se llevaban realmente mal con Bon Jovi y todo explotó en Moscú cuando Tommy Lee despidió a McGhee dándole un puñetazo en la cara. El grupo se negó a estar en el mismo avión que el manager en el vuelo de vuelta. Bon Jovi despedirían a McGhee unas semanas más tarde.

Setlist Mötley Crüe:

All in the name of…
Live Wire
Shout at the Devil
Looks that Kill
Wild Side
Smokin’ in the Boys Room (Brownsville Station cover)
Girls, Girls, Girls
Jailhouse Rock (Elvis Presley cover)

Cinderella

Estaban en la cima de su popularidad tras Night Songs (1986) y Long Cold Winter (1988) así que se ganaron en ticket para Moscú a pulso. Impresionante Tom Keifer a la voz y a la guitarra. Se dice que ese día estaba a 40 de fiebre, pero el nivel en el que brilla es absoluto. No hubo un vocalista mejor en esas dos jornadas, y los coros son una maravilla, en unos tiempos en los que no había ni autotunes ni sampleados. Si miras en video de “Nobody’s Fool” les ves en lo más alto y la intro vocal de “Gypsy Road” es de otro mundo.

Setlist Cinderella:

Bad Seamstress Blues
Coming Home
Nobody’s Fool
Gypsy Road
Shake Me

Skid Row

Eran la novedad absoluta, “asquerosamente jóvenes” que dirían Amset y con ganas de comerse el mundo. Abrieron el festival con ganas y demostrando que todo les salía rodado en esos tiempos. Un set espectacular contando con la versión de los Sex Pistols “Holidays in the Sun”, la misma que grabarían para el disco anterior de versiones de bandas con músicos que murieron por exceso de alcohol o drogas. Impresiona ver a Bach y Sabo tan jóvenes molestando a señoras rusas e intentando sacarles una sonrisa en los entreactos. Dan un gran concierto, pero eran unos nenitos recién llegados en un cartel con pesos pesados en su mejor momento de su carrera.

Setlist Skid Row:

Holidays in the Sun (Sex Pistols cover)
Makin’ a Mess
Piece of Me
Big Guns
18 and Life
Youth Gone Wild

Ozzy Osbourne

Siempre es imprevisible, pero en esas fechas era bastante fiable en directo, y más con una banda que incluía a Geezer Butler, Zakk Wylde y Randy Castillo. Siempre tiene fallos de tono, pero Ozzysabía que este no era un show más, así que se peleó para tener un mejor horario y un set más largo. Incluso se dice que Bon Jovi le ofrecieron cambiar de horario. Él salió con luz diurna y enamoró a las masas rusas desde que se saca la chaqueta en la inicial “I Don’t Know”. Escupe a cámara en “Shot in the Dark” y se arranca la camiseta al puro estilo Hulk Hogan. Todo deliciosamente ochentero con tres concesiones a Black Sabbath: “Sweet Leaf”, “War Pigs” y un “Paranoid” para terminar por todo lo alto.

Setlist Ozzy Osbourne:

I Don’t Know
Shot in the Dark
Suicide Solution
Tattooed Dancer
Flying High Again
Sweet Leaf
War Pigs
Crazy Train
Paranoid

Gorky Park

La fama de esta agrupación rusa de hard rock empieza y termina en este festival siendo algo totalmente exótico. Podemos reducir su aportación a ese single sobreproducido titulado “Bang” y su versión del tema de The Who “My Generation”. Jugaban en casa, fueron recibidos como héroes, y tuvieron sus cinco minutos de gloria en los Estados Unidos vía satélite. En su videoclip hay un potente hermanamiento con las banderas de los Estados Unidos y la Unión Soviética y tocaron con ese fondo de estrellas es un guiño a los teleespectadores norteamericanos. Luego desaparecieron del mapa.

Setlist Gorky Park:

Action
Bang
Within Your Eyes
Try to Find Me
My Generation (The Who cover)

Scorpions

Espectacular show de seis temas con unos Scorps con su formación clásica y sabiendo que jugaban en Champions. Visten todos de rojo y negro y aprovechan el crepúsculo del día para jugar con las luces. Imbatibles con “The Zoo”, una inicial “Blackout” y un “Holiday” del que tocan sólo la primera parte. Rudolph luce mostacho poblado y juega a lanzar su guitarra para el deleite de los aficionados del Este. A la batería tenemos a todo un Herman Rarebell. Imposible no enamorarse y sentir un poco de nostalgia hacia esa banda imbatible. De la experiencia parirían “Wind of Change” y volverían a conquistar el globo terráqueo.

Setlist Scorpions:

Blackout
Big City Nights
Holiday
The Zoo
Dynamite
Still Loving You

Jams

Uno de los grande atractivos de las dos jornadas fueron las jams con los grupos improvisando viejos estándards del rock ‘n’ roll. Destaca el “Long Tall Sally” a medias entre Scorpions y los Gorky Park, con uno de los guitarras luciendo una guitarra en forma de balalaika. Al teclado está David Bryan de Bon Jovi. Otro enorme momento es el “Rock and Roll” de Led Zeppelin compartido por Mötley Crüe, Zakk Wylde, Skid Row y con un invitado especial: Jason Bonham.

Setlist jam #1 (12 de agosto de 1989): Bon Jovi, Cinderella y Scorpions

Hound Dog (Elvis Presley cover)

Setlist jam #2 (13 de agosto de 1989): Scorpions, Gorky Park, Bon Jovi, Skid Row, Mötley Crüe, Zakk Wylde y Jason Bonham

Long Tall Sally (Little Richard cover) / Blue Suede Shoes (Elvis Presley cover)
Rock and Roll (Led Zeppelin cover)
Give Peace a Chance (John Lennon & Plastic Ono Band cover)

Fin de una era

El siglo XX llegaría pronto a su fin con la desaparición de la Unión Soviética y la caída del muro de Berlín. Occidente impondría su modelo y el heavy metal fue una avanzadilla pues el viento de cambio estaba flotando en el aire. Éramos algunos muy pequeños para verlo por la tele, pero ahora gracias a Internet podemos disfrutar del apogeo del estilo musical tras el telón de acero. La siguiente invasión metálica en Moscú no tardaría, pero para entonces la escena habría cambiado y las bandas participantes serían muy diferentes. Pero lo dejaremos para dentro de dos años…

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 224 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.