Entrevista a J. F. Fiar, vocalista de Foscor (I): ‘Estamos ante un nuevo renacer para Foscor’

Foscor son una de las bandas más personales e interesantes del panorama extremo catalán y estatal, y con su último disco Les Irreals Visions se han posicionado en primera línea para intentar el asalto europeo con la ayuda de la reputada discográfica francesa Season Of Mist. Pocos días antes de su pequeña gira europea con Vulture Industries y unas semanas antes de la presentación oficial del disco en Barcelona, nos sentamos en una terraza del Eixample para tomar un largo café con J. F. Fiar, vocalista y bajista de la banda, para que nos explique qué les ha llevado hasta donde están ahora mismo, cuáles son sus ambiciones más inmediatas y cómo ha sido su experiencia picando pala en el underground catalán. Fiar es un tío simpático, abierto y hablador, especialmente si el tema de conversación es su banda, así que nos acabó quedando una charla muy fluida que duró prácticamente una hora, y que hemos decidido partir en dos fascículos para mejor legibilidad. Aquí tenéis el primero de ellos.

SoN: ¡Hola, Fiar! Antes de nada, muchas gracias por dedicar un tiempo a nuestras preguntas. ¿Cómo estás? ¿Cómo va todo?

Pues muy bien, muchas gracias por invitarnos a este medio de reciente creación, Albert. Para nosotros siempre es un placer formar parte de iniciativas como ésta. Estamos bien, yo personalmente un poco ajetreado con los preparativos de la gira que empezaremos la semana que viene de nueve fechas por Europa con Foscor presentando el nuevo disco. Quieras o no la gestión de todas las cosas que hay que tener en cuenta, ya sean alojamientos, transportes, la hoja de ruta, etc., te requiere de cierto tiempo, pero finalmente ya lo tenemos más o menos controlado. Estamos muy ilusionados de empezar a mover la cosa por Europa, ya que es lo que queremos, y presentar este proyecto y propuesta como se merece, más aún teniendo en cuenta que tenemos una plataforma detrás como Season Of Mist, que nos tiene que brindar ese salto.

SoN: En los últimos meses he leído muchas entrevistas a vosotros en medios tanto de aquí como de fuera…

La mayoría, a mí, que me encargo casi siempre de esto (risas)

SoN: Exacto, sí. Y después de tantas entrevistas, ¿cuál es la pregunta que siempre te hacen y que ya estás un poco harto de contestar?

Pues no sabría decirte, porque la verdad es que no me canso de hablar de cosas que me apasionan. Es cierto que me han repetido bastantes veces, de forma distinta, el tema del uso del catalán únicamente en el disco, pero no es una cosa que me canse en absoluto. En alguna ocasión ha habido alguna entrevista en que me ha extrañado la sorpresa que ha podido ocasionar, pero por lo demás me parece excelente que me lo pregunten, porque la verdad es que estoy orgullosísimo de que hayamos conseguido hacerlo tras cuatro discos.

SoN: Ya llegaremos a ello, porque a mí también me interesa, claro.

Tú tira, y si hay algo que pueda responder de una forma distinta, pues también lo intentaré.

SoN: ¿Y hay alguna que te haya sorprendido que aún no te hayan hecho en ninguna entrevista? Algo que has pensado… “ostras, esto seguro que genera curiosidad, y nadie me lo ha preguntado…”

Ostras… pues me pillas un poco a contrapié. No es que me sorprenda ni tampoco lo espere, ya que es algo queda lejos en el tiempo, pero sí que es cierto que los cambios de formación o de reducción en la formación de cara a este disco, y la ampliación a nivel de estudio con Jordi, el batería, es algo que parece que no dá mucho de sí. Quizá es que normalmente las entrevistas van bastante al grano, así no se tiene tiempo para desarrollar todos los aspectos ni tampoco creo que haga falta. Pero por lo demás, no… no echo en falta nada. Siempre he podido explicar a fondo todo lo que creo que para mí son las parcelas escenciales del disco.

SoN: Bueno, llegaremos después un poco a lo de la formación también. Después de quince años como banda podemos percibir ahora que por fin estáis despertando un mayor interés como banda, tanto aquí como en el extranjero. ¿A qué achacas esto? ¿A vuestro fichaje por Season of Mist principalmente? ¿A que el álbum es muy diferente a los anteriores?

Hay una serie de cosas que suceden por el paso de los años, por la madurez de la banda a nivel de como moverse en el extranjero y también de propuesta musical. Quizá todo esto se junta ahora en el tiempo. Que seamos más o menos creíbles para un sello como Season Of Mist es algo que viene de un trabajo que se ha hecho en el pasado y, sobretodo, en los últimos años. Hasta entonces hemos tenido movimiento, hemos salido al extranjero y hemos tenido presencia pero en el fondo no éramos conscientes de lo que debíamos hacer y de cómo debíamos asentar nuestra imagen a nivel de networking fuera de aquí. Eso es algo de lo que nos hemos dado cuenta a raíz de la separación amistosa que hubo con el anterior sello, Alone Records, y con el management que teníamos en aquel momento. Nos hizo abrir los ojos a que quizá nos hacían falta una serie de cosas, una serie de pasos, o de apretar en ciertos aspectos en los que no habíamos apretado más allá de lo artístico.

Y creo que esto es también lo que, de alguna forma, ha convencido a un sello como Season Of Mist, ya que les planteamos un proyecto antes de sacar el disco: tenemos pensado hacer esto, queremos hacerlo de este modo y queremos alcanzar esto. Y eso no lo han creído porque llevemos quince años como banda, sino porque la forma que hemos tenido de venderlo y de acercarnos a ellos ha sido creíble. A eso también hay que juntar que a lo largo de esos discos hemos sabido controlar los medios y las herramientas con las que solemos jugar, y quizá lo hemos conjuntado y conjugado ahora de un modo que ha resultado ser más atractivo que en los anteriores discos. En mi opinión se han juntado una serie de cosas que hacen que este momento sea un nuevo renacer para Foscor.

SoN: Creo que Season of Mist es una discográfica que os pega mucho, por un lado musicalmente y por otro porque también hay muchas otras bandas que cantan en su propio idioma: Solstafir, Der Weg Einer Freiheit, Sinistro…

Sí, totalmente.

SoN: Entonces, ¿cómo funcionó esto? ¿Se acercaron ellos, o fuisteis vosotros a buscarlos explicando vuestro proyecto?

El fichaje por Season Of Mist sucedió antes de grabar el disco, a partir de unas maquetas que teníamos grabadas en casa. Estaban incluso con batería programada, ya que les grabamos simplemente para mostrar cuáles eran nuestras intenciones estilísticas. Cuando nos sentamos a pensar en como queríamos mover el nuevo disco pusimos sobre la mesa unas cuantas opciones, y debido a este trabajo de networking que hemos hecho a lo largo de los años, hemos conocido los centros de poder e influencia que existen en Europa, con lo que teníamos claro que queríamos moverlo por algunos de ellos. Lo que habíamos hecho con los primeros discos era enviarlo a todo dios y a ver qué sucedía, pero ahora ya conocíamos a cierta gente y sabíamos como trabajan tanto por experiencia, por conocidos nuestros o porque ya hemos tenido trato personal. Así que decidimos probar direcamente con unas personas muy concretas. Y te voy a decir que enviamos estas demos a tres sellos únicamente. Los tres respondieron, pero la implicación y la creencia en lo que estábamos haciendo por parte de Season Of Mist fue tan evidente, tan clara y tan directa que ya no dimos cancha a que el proceso con las otras avanzase más. Fue un camino que tuvo su semilla dos años atrás, cuando nos presentamos a los dueños del sello y les dijimos que veníamos de una pequeña decepción con el anterior disco, pero que queríamos seguir y probar de acercarnos a ellos. Nos invitaron a que cuando tuviéramos algo se lo presentáramos. Ellos sabían quiénes éramos nosotros musicalmente, y al haber otras bandas en el sello que son conocidas nuestras (Obsidian Kingdom por ejemplo), también sabían de qué pie calzábamos a nivel personal, así que estuvieron abiertos desde un primer momento a ver qué es lo que teníamos para ofrecer. Y tan pronto lo presentamos tuvieron claro que querían tirar adelante con ello.

SoN: Yo he hablado también con otras bandas, y todo el mundo está encantadísimo con Season Of Mist por lo detallistas y cercanos que son. Creo que hoy en día es una discográfica puntera en un género muy concreto, con una reputación fantástica: si ellos apoyan a una banda, es porque tiene algo original que ofrecer.

Sí, aunque no nos acercamos a ellos solo por esto, ya que hay otras discográficas que trabajan también de este modo. Ellos vienen del extremo más extremo, pero en los últimos años han hecho una apertura hacia terrenos en los que nos sentimos muy cómodos y que creo que corresponden al movimiento que hemos hecho como banda. Esos terrenos incatalogables e inclasificables pero que estan dentro del lenguaje del rock o del metal oscuro. Sabiendo esto y habiendo seguido sus pasos desde lejos, pensábamos que podía cuadrar, y cuadró.

SoN: Genial. La verdad es que Les Irreals Visions es un disco que sin duda supone un punto de inflexión bastante grande en vuestra carrera. Es cierto que Those Horrors Wither ya apuntaba un poco en esta dirección, pero ahí aún no experimentasteis un cambio tan radical. Aquí habéis desterrado casi por completo el black metal más ortodoxo así como la inmensa mayoría de guturales. Explícanos un poco cómo llegasteis al concepto musical de este disco y cómo habéis percibido que ha sido recibido de momento.

A nivel interno, después de la marcha de Nechrist, el batería, que estaba con nosotros desde 2004 y que había participado en la grabación de The Smile Of The Sad Ones, Groans To The Guilty y Those Horrors Wither, la banda la formábamos Falke, Albert y yo. Teníamos la premisa muy clara de que esto tenía que funcionar de forma distinta a como había sido hasta ahora. Teníamos que conseguir hacer un salto adelante y concretar una propuesta muy clara y muy reconocible, distinta a todo lo que habíamos hecho hasta ahora y, a poder ser, distinta a lo que nosotros mismos escuchábamos que se hace ahí afuera. La intención, al menos, estaba allí, que lo hayamos logrado más o menos dependerá de la opinión de la gente, pero nosotros estamos muy contentos porque creemos que hemos conseguido un producto muy concreto y muy coherente en todos sus elementos.

Como premisa, empezamos a trabajar con lo que habíamos apuntado en el Those Horrors Wither, a identificar qué elementos podían a partir de ahora hacer reconocible a Foscor. Por un lado está el tema de las voces limpias, evidentemente. También apostamos por la gran decisión de coger uno de los elementos que más nos pueden identificar, como es la lengua catalana, y por vestirlo a nivel lírico y conceptual con algo relacionado con nuestra cultura, cogiendo matices artísticos que puedan ayudar a hacer nuestra propuesta más única respecto a lo que sucede en Europa o en el mundo.

Al principio nos dividimos un poco las tareas: los dos guitarristas, Albert y Falke, empezaron a trabajar en composiciones y yo me centré más bien en el concepto y en vestirlo todo. Luego entre todos fuimos matizando y detallando los temas. Sí que es verdad que veníamos un poco con la premisa de intentar aunar todos esos estilos que escuchamos y que se enmarcan más allá del metal, ya sea a nivel de producción o a nivel de recursos, ya que en el pasado a veces nos habíamos cerrado demasiado el abanico de posibilidades. Y la verdad es que durante el proceso de grabación, en el que hemos estado con Javi en Moontower, hemos llegado más allá de lo que podíamos incluso esperar. No te puedo negar que estoy muy orgulloso de lo que hemos conseguido.

SoN: Es cierto que quizás es un disco que, más allá del catalán, tiene un feeling como muy local, muy barcelonés, muy urbano, con el que al menos los que somos de aquí podemos sentir muy cercano sin entender bien por qué.

¿Emotivo, quizás?

SoN: Sí, claro, emotivo muchísimo.

Bien, toda la música debería ser emotiva, ¿no? Pero por ejemplo, creo que el Those Horrors Wither es un disco que nos quedó demasiado frío, demasiado distante, quizás porque contenía demasiados elementos. Y no era nuestra intención, ya que siempre hemos procurado que cada momento y cada instante de la música que compusiéramos fuera inmenso, que tocase la fibra. Estamos hablando de cosas que son muy importantes para nosotros e intentando reproducirlas con música. En Les Irreals Visions, queríamos que los elementos y los recursos estilísticos rítmicos con los que jugar fueran más bien dirigidos a recuperar algo que en los primeros discos se convirtió en una seña de identidad de Foscor, que eran una densidad y una intensidad brutales. Y eso creíamos que lo habíamos perdido en el Those Horrors Wither por el hecho de estar tocando unos elementos que no eran los usuales en nuestra música.

Aunque claro, esto es algo que te das cuenta después, ya que en el momento piensas que eso es lo mejor. Pero notamos que quizás habíamos utilizado demasiadas cosas dispares, y que la forma de vestirlas no consiguió un resultado tan coherente y sólido como hubiésemos querido. Así que el objetivo ahora ha sido la reducción de todos esos recursos para recuperar esas señas de identidad de las que te hablo: intensidad y densidad. Además, contamos con la aportación, sin ningún tipo de tapujo, de otros recursos procedentes de otros estilos fuera del black metal, así como la lengua y la voz completamente limpia, para definir la propuesta con mucho más detalle y para que pudieras reconocer a Foscor por los cuatro elementos que están ahí siempre. Y creo que el planteamiento fue acertado, al menos nosotros estamos muy satisfechos.

SoN: De todas maneras, Those Horrors Wither es quizá uno de los discos preferidos de la gente, ¿no? Al menos en mi entorno, así es.

Sí que nos hemos dado cuenta que ha habido una serie de gente que parece que lo apreció más de lo que notamos nosotros en aquel momento.

SoN: A mí me gusta mucho, vamos…

No sé, creo que asentamos algo con los tres primeros discos y que hubo un proceso de crecimiento que de una forma u otra culminó con Groans To The Guilty. Nosotros sentíamos que estábamos al final de un camino y por eso necesitamos dar el paso que dimos en Those Horrors Wither. Pero sí que es cierto que hubo mucha gente que no es que no lo aceptase, sino que su proceso estaba en lo anterior, e incluso nosotros mismos quizá también estábamos un poco aún en lo anterior y teníamos que adaptarnos a lo nuevo. Es verdad que más tarde he conocido círculos en los que Those Horrors Wither ha aportado cosas distintas, no solo para nosotros sino también para el estilo a nivel local, y quizás en su momento no éramos conscientes de ello. En cambio ahora, que incluso hay mucha más diferencia entre discos, lo analizas y lo ves con perspectiva y te das cuenta de muchas cosas que cuando lo sacamos no pudimos ver.

SoN: Hablemos de ese tema que todo el mundo te pregunta: el catalán. ¿Lo habéis escogido puramente para diferenciaros de otras bandas y para que, tal y como decías, vuestro estilo sea más fácilmente identificable, o hay algún otro motivo detrás?

Cuando la gente te pregunta si utilizar esta lengua tiene que ver con alguna cosa más, la respuesta es que evidentemente no. Y cuando digo evidentemente no es porque hay unas decisiones que se toman en un inicio, en las que escoges como nombre de la banda una palabra catalana y en las que utilizas como simbología cosas que tienen que ver con un movimiento arquitectónico, cultural y artístico que es propio de tu tierra como referencias más directas. Y eso no es algo político, es algo simplemente cultural. Es lo que conocemos y con lo que nos sentimos más cómodos. En ese sentido sí que considero que hay este doble juego de decir “oye, lo llevamos utilizando desde el principio, haciendo fifty-fifty… ¿por qué no apostamos por ello ya del todo?” Si hay algo que nos pueda diferenciar más del resto de gente, al menos a nivel europeo, será algo que nos quede cercano y que fuera no existe. Evidentemente hay bandas que utilizan el catalán aquí, pero nosotros vamos hacia fuera y a intentar que todo esto sea mucho más visible. Así que es sobretodo para conseguir mayor personalidad y para diferenciarnos más, sí. Tiene ese punto de puterío, digámoslo así.

SoN: Como dices, el nombre de Foscor ya es una palabra catalana. ¿Llegar a convertiros en un una banda que cantara únicamente en catalán es algo que ya os planteasteis conseguir eventualmente desde el primer día y que no os habíais atrevido a dar el paso hasta ahora?

Humm…. no es una cuestión de miedo ni de inseguridad, pero sí que es verdad que teníamos una serie de pautas y de normas no escritas demasiado metidas dentro y que en el fondo lo que hacían era limitarnos, ya fuese a nivel de referencias estilísticas o en el hecho de tener que utilizar el inglés porque es el medio internacional para comunicarse. Al final también es cierto que nos enseñan los demás, porque llevamos muchos años escuchando esta música y desde el principio hemos tenido ejemplos de grupos escandinavos utilizando sueco, noruego o finlandés en sus letras, pero nosotros no nos acabamos de atrever. Y no porque no nos sintiéramos cómodos con el catalán, ya que llevamos utilizándolo desde el primer disco, pero si piensas que quieres llegar a gente de fuera tienes como el dogma imperativo de que debes hacerlo en inglés.

Pero llega un momento en que te plantas y reconoces que el lenguaje es la música y las emociones, y si hay alguien que quiere ahondar más en el significado de las letras, existen traductores o nos pueden preguntar. O en las entrevistas explicamos el significado. Así que ha habido siempre un poco esa intención, aunque quizás no los no hemos planteado de verdad hasta hace un disco: cuando acabamos Those Horrors Wither todos pensamos que el siguiente disco tenía que ser en catalán.

SoN: Y eso que Those Horrors Wither es el disco que tiene menos canciones en catalán.

Cierto, cierto. Y eso es culpa mía, porque soy yo quién me encargo de estas cosas.

SoN: ¿Y crees que a partir de ahora vais a ser un grupo en catalán siempre o estás abierto a volver a usar otros idiomas?

Seguro, sin duda. De ahí no hay vuelta atrás. No digo que en algún momento no podamos hacer una versión o alguna cosa muy concreta donde utilizar otra vez el inglés, pero tengo muy claro que con este disco hemos sentado las pautas y las premisas para continuar adelante de una forma mucho más coherente y más clara. ¿Por qué cada disco hasta ahora ha tenido como ese punto de novedad? Porque siempre hemos ido un poco más allá, pero no por querer innovar, sino porque todavía nos faltaba algo para llegar a ese punto de confort con el que dices “con esto podemos ir a trabajar bien”. Por supuesto, quizás ahora estoy diciendo cosas que luego no se cumplen, y en nuestro próximo disco cambia todo muchísimo, pero no creo que ésa sea la intención. Creo que ahora tenemos un lenguaje muy claro, y aunque nunca nos ha gustado repetirnos o sacar varios discos haciendo lo mismo, creo que los elementos clave están muy definidos, y uno de ellos, evidentemente, es el de la lengua.

SoN: ¿Así que también musicalmente crees que habéis llegado a un estado de madurez que os permitirá seguir en esta línea y expandir a partir de la base creada en Les Irreals Visions? Como tu dices cada disco es una evolución, pero éste es una evolución mucho más radical.

Si lo dices a nivel de música o a nivel de creatividad, yo creo que ahora hay varias direcciones que podemos explorar. Fíjate que si hablamos a nivel rítmico, en el disco existen varias vertientes. Por un lado hay una vertiente mucho más doomera, y por otro hemos incorporado los ritmos más rápidos que hasta la fecha ha hecho Foscor.

SoN: Suenan menos agresivos por la producción, pero es verdad que hay ritmos muy veloces.

De acuerdo. Porque una de las cosas de las que nos dimos cuenta es que ahí había un nicho que explorar, algo que nos pareció que podía tener bastante más recorrido. Somos propensos a hacer temas lentos y emotivos, pero esta rapidez te permite conseguir unas densidades y unas atmosferas a las que hasta ahora no estabas acostumbrado. Permite incluso reducir los recursos, y creo que es algo que a nivel general nos interesa. Así que, sentado el marco en lo que hemos hecho ahora, hay varias direcciones a recorrer. No digo que todas las canciones tengan que ser de una determinada manera, ya que vamos a seguir con ese juego de varias cosas, pero sí que veo en el tema de la intensidad rítmica una buena vía de exploración.

Y eso no es todo: La entrevista continúa en esta segunda parte, en la que Fiar nos habla de sus planes en directo y de la carencia de colaboración y generosidad en la escena local.

 

Foto de portada: Raquel Garcia Photography

Thrash, death, doom, hard rock, hardcore, post metal y sludge, rock y metal progresivo… me encanta la música, me gustan muchos estilos, y me encanta escribir y comunicar. Me gustaría pensar que Science of Noise puede ser un medio diferente e interesante.

Sobre Albert Vila 164 Artículos

Thrash, death, doom, hard rock, hardcore, post metal y sludge, rock y metal progresivo… me encanta la música, me gustan muchos estilos, y me encanta escribir y comunicar. Me gustaría pensar que Science of Noise puede ser un medio diferente e interesante.