Crónica y fotos del concierto de Zeke + Mean Machine - Sala Rocksound (Barcelona), 18 de abril de 2018

Zeke arrasa en Barcelona con su rock’n’roll bastardo

Concierto en Rocksound Barcelona 2018

Datos del Concierto

Bandas:
Zeke + Mean Machine
 
Fecha: 18 de abril de 2018
Lugar: Sala Rocksound (Barcelona)
Promotora: HFMN Crew
Asistencia aproximada: 150 personas

Fotos

Fotos por Calde

Zeke arrasa, sin dar un respiro, y Mean Machine demuestran que tienen un futuro muy prometedor en una Sala Rocksound de Barcelona con cartel de sold out.

Era noche de rock’n’roll. Nos visitaban Zeke, pero antes de ellos actuaron Mean Machine, una banda que, en mi opinión, no hay que perderle la pista. Salieron al (pequeño) escenario de la Rocksound como si nada, cogieron sus instrumentos respectivos y nos volaron la cabeza. Es una mezcla bastarda de Metallica (etapa Kill’em All), Motörhead y Venom con actitud macarra. Destaca el papel de su frontman y bajo Raül. Juan Pedro (guitarra) lanzando oleadas de riffs y Marc (batería) marcando el tempo de una manera frenética, cumplen con su cometido de manera ejemplar. Iniciaron la actuación, ante un público más bien frío, con bombazos como “Booze ‘till Destruction”, “Loud & Proud” y “Nitrobitch”. Era imposible no prestarles atención. Son unas bestias de directo. Para “Struck By The Rhythm”, “Rock n Roll Up You’re Ass” (vaya, vaya con el homenaje a la banda más grande del planeta) y “We Want Violence”, la sala ya se había caldeado.

El ambiente ya era propicio para Blind Marky Flechtone y sus Zeke. Afinamos por aquí, colocamos el volumen del ampli en el 11, nos giramos hacia el batería, cuernos en alto y…. Comienza la descarga de rock’n’roll más sudoroso y con más mala leche del planeta tierra. Estos tíos, con sus pintas rednecks, de casi presidiarios, no te dan un puñetero respiro. La Rocksound se iba transformando en una olla a presión a medida que iban cayendo los temas uno tras otro, sin descansos, a piñón. El público, muy loco, no paró de bailar pogo, de hacer crowdsurfing, extasiado ante esa avalancha de electricidad. Había ganas de rock’n’roll, de sacar adrenalina y sudar, sudar y sudar.

Y ahí iban cayendo los temas “Highway Star”, “AR-15”, “County Jail” con las tablas que dan tantos años de carretera y giras. Rock’n’roll en estado puro sin alardes, pero lo esperado. Kurt Kilfelt (bajo), el veterano del grupo junto a Marky preciso a las cuatro cuerdas y Dayne Porras (Batería) y Kyle Whitefoot (guitarra) los más jóvenes (y encargados del tenderete de merchandising) secundan con oficio a Blind Marky.

Siguieron cayendo trallazos como “Zeke You”, “Lawson” o “Death Alley”, pisando el acelerador a fondo impulsados por un motor cargado de nitroglicerina, sin frenos. Impresionante ejecución, bastarda y sucia. Mención aparte merece la interpretación del “Shut Up” de Kiss .

El grupo no se mostró demasiado comunicativo, ya me lo esperaba, y de vez en cuando levantaban los instrumentos (el escenario no da para mucha filigrana escénica). La banda también estaba entregada a la causa adrenalínica, dejándose el alma tema tras tema. Está claro quién manda. Son muchos años de experiencia y el rock’n’roll corre por sus venas. 

Y con “The River” y “Eyes Of Satan”, tras más de dos docenas de temas y 50 minutos de frenesí, acabó el concierto como empezó, como si nada. Pero a los 150 presentes nos había pasado una apisonadora por encima, una apisonadora llamada Zeke.

 

Joan Calderon
Sobre Joan Calderon 105 Artículos

Sant Boi-Barcelona. Padre y Metalhead. Desbordado por tanta música que escuchar y poco tiempo para disfrutarla. En el Universo solo hay dos cosas claras: In vino veritas y Metallica es la banda más grande de todos los tiempos (quizás solo una sea cierta, y no tenga que ver con la verdad). Death, black, doom, sludge, hardcore, thrash… y a veces electrónica, rock...  en resumen, la música es mi pasión