Vader – Litany: 20 años desde que los polacos invocaran al maligno

Ficha técnica

Publicado el 20 de mayo de 2000
Discográfica: Metal Blade Records
 
Componentes:
Peter - Voz, guitarra, bajo
Mauser - Guitarra
Shambo - Bajo
Doc - Batería

Temas

1. Wings (3:11)
2. The One Made of Dreams (1:49)
3. Xeper (4:01)
4. Litany (3:02)
5. Cold Demons (3:13)
6. The Calling (3:10)
7. North (1:37)
8. Forwards to Die!!! (1:38)
9. A World of Hurt (1:51)
10. The Word Made Flesh (2:48)
11. The Final Massacre (4:29)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Vader – Litany: 20 años desde que los polacos invocaran al maligno
Todos los discos de Vader en Amazon


Hace unas cuantas semanas hice la revisión del primer disco de Decapitated que cumplía también 20 años al igual que el que nos ocupa hoy. Ambos son grupos polacos muy influenciados los unos de los otros y viceversa. Dos formaciones de death metal agresivas y potentes con la velocidad como distintivo en su particular forma de ver el metal extremo. La principal diferencia es que Vader llevaban ya bastante tiempo en activo, exactamente desde 1983 empezando como una banda de heavy/speed metal para luego ir evolucionando hacia un thrash metal en una onda Slayer hasta llegar a una perfecta mezcla entre death y thrash.

Los descubrí hace lustros gracias al vídeo de la canción «Dark Age» que no recuerdo si me lo pasó un colega que grababa todo lo que encontraba de la VIVA y MTV o lo grabé del programa Metalmania que hacían en Clot Tv (vaya lujo cuando en la tele nos cuidaban un poco). Esa canción es de su primer disco y aunque ya tenían un sonido bastante propio bebían principalmente del death metal americano de grupos como Morbid Angel, Malevolent Creation o Deicide. Más adelante me pasaron su disco De Profundis (1995) hasta que un día me topé con este Litany. Fue amor a primera vista y me enganché mucho, sobre todo a la canción que lo abre. Su sonido tan extremo con esa batería que está totalmente al frente, más bien con un sonido casi absurdo, con ese bombo a un volumen tan exagerado pero claro, no era algo habitual y nos volaron la cabeza, literalmente.

A tope empiezan con «Wings» y ese bombo que he mencionado empieza a golpear nuestro tímpanos y los riffs a toda velocidad se muestran en todo su esplendor. Blast beats de locura y el bueno de Peter expulsando toda su rabia con esos guturales que nos sigue regalando a día de hoy. La canción pasa de la ultra velocidad a un medio tiempo con un bombo extremo.

«The One Made of Dreams» es corta y directa, no dura ni dos minutos pero nos ofrece un festín de brutalidad sin parangón, una macedonia de guitarrazos mezcla de death thrash metal agresivo y singular, jugando con melodías maléficas y llenas de un componente siniestro que siempre me ha parecido sublime. Aquí si que nos recuerdan a Slayer mucho pero solo unos pocos segundos.

Con algo más de groove y unas guitarras más arrastradas, calmados y dejando de lado los ritmos rápidos nos sorprenden con «Xeper», una canción que siempre me ha encantado. A diferencia de la anterior esta llega hasta las cuatro minutos de duración siendo la segunda canción más larga del disco. Los palancazos que nos regalan con esas notas tan agudas como para romper una copa de cristal me siguen erizando los pelos como escarpias. Toda la canción tiene una atmósfera acojonante.

Llegamos a la que da título al disco y aquí me vienen rápidamente a la cabeza Decapitated ya que tienen bastante parecido con lo que parieron un tiempo antes, con unos riffs bastante intrincados y técnicos. Vamos, que sus compatriotas les tenían como una principal influencia y al revés. Pero Vader pensaría, joder con los chavales estos, jejeje.

«Cold Demons» nos traslada hasta el campo de batalla mientras escuchamos a unos soldados desde un tanque como atacan a su objetivo para meternos de lleno en una guerra de puro metal extremo con una batería exagerada hasta cotas inimaginables. Con «The Calling» vuelven a calmarse un poco para ir variando y eso siempre es de agradecer, tanta tralla seguida puede llegar a hacerte explotar el cerebro.

Pero dura mucho así que nos deleitan con tres canciones seguidas de esas rápidas y cortas, de las que van por faena y que no superan los dos minutos. «North», «Forwards to Die!!!» y «A World of Hurt» son una auténtica brutalidad, ideales para ponérselas a ese colega que no soporta el heavy metal.

Y de esta guisa nos vamos acercando al final del disco que en media hora es capaz de dejarte para el arrastre. «The Word Made Flesh» tiene unas guitarras muy elaboradas y bajan un poco el pie del acelerador aunque no mucho, en vez de blast beats infernales nos ofrecen tupa tupas y medios tiempos. Pero no os creáis que se conforman así ya que Doc se emociona y le mete matraca de la buena (por cierto, este agosto hará 15 años desde su fallecimiento, parece ser que los baterías polacos no tienen muy buena suerte).

Cerrando el disco tenemos «The Final Massacre» que si te dicen que es una canción de Slayer te lo crees a pies juntillas. Una gran pieza para terminar un LP corto y muy bien elaborado que me tuvo loco desde que lo descubrí, un grupo de cabecera si te gusta el metal extremo. Así que si da la casualidad que no lo has escuchado todavía, pon remedio ahora mismo.

Robert Garcia
Sobre Robert Garcia 421 Artículos
Death, thrash, djent, dark, progresivo, doom, black, experimental, jazz, clásica, electrónica... La música me mantiene vivo, es una droga que da sentido a este extraño sueño llamado vida. Músico autodidacta, guitarrista, cantante y enfermo de escuchar y escuchar música sin parar.