Trouble – One for the Road / Unplugged (Reissue)

Nuestra Nota


7 / 10

Ficha técnica

Publicado el 11 de febrero de 2022
Discográfica: Hammerheart Records
 
Componentes:
Eric Wagner - Voz
Bruce Franklin - Guitarra
Rick Wartell - Guitarra
Chuck Robinson - Bajo
Ron Holzner - Bajo
Barry Stern - Batería
Jeff Olson - Batería, piano

Temas

Disco 1: One for the Road (EP)
1. Goin’ Home (3:39)
2. Window Pain (3:19)
3. Requiem (4:59)
4. Another Day (4:38)
5. Doom Box (2:56)

Disco 2: Unplugged
1. 7:00 A.M (4:03)
2. Rain (3:51)
3. Flowers (5:00)
4. Requiem (4:52)
5. Smile (4:43)
6. Misery (7:02)
7. Mythic Hero (4:56)
8. Waiting for the Sun (5:22)
9. Fly (4:42)
10. Heartful of Soul (2:36)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Trouble – One for the Road / Unplugged (Reissue)
Todos los discos de Trouble en Amazon


Los Trouble son junto a Saint Vitus una de las primeras agrupaciones de doom metal norteamericano. Surgidos en el estado de Illinois, acercaron su sonido hacia grupos clásicos como Pentagram o Candlemass y combinaron con clase y calidad desde sonoridades de la NWOBHM hasta psicodelia setentera de grupos como Pink Floyd o The Greatful Dead. Hubo un elemento diferenciador en ellos, que no era otro de unas supuestas letras cristianas, aunque ellos mismos lo desmentirían con el tiempo.

Siguen siendo actualmente el núcleo duro del grupo los históricos Bruce Franklin y Rick Wartell, que pelean desde 1979, pero hay que resaltar que el resto de miembros del combo llevan bastante tiempo con ellos. Espacian mucho en el tiempo las entregas discográficas y la que nos ocupa no es precisamente algo nuevo, pero sí es algo que todo coleccionista agradecerá: que hayan unido el EP unplugged de 2007 con la demo de 1994 One for the Road.

El material de One for the Road me apasiona puesto que el grupo se amoldó a la perfección a los 90 y en concreto se subió a la causa del grunge combinando su sonoridad propia con las bandas de Seattle. Eso se puede percibir en la trabajada “Goin’ Home” y en el riffeado base de “Window Pain”. Queda todo entre dos aguas, con un excepcional Eric Wagner (en paz descanse) a las voces. Es en “Doombox” cuando el grupo conecta con su pasado y Erik canta mucho más agudo, pegando duro Olson desde la batería. Es un tema que queda al final y se mantiene algo alejado estilísticamente del resto.

Siguen sonando crudos y directos en la balada endurecida “Requiem” con un gran protagonismo del bajo de Ron Holzner. A nivel compositivo los temas están realmente logrados, eso sí, se alejan bastante de lo que uno puede esperar de un grupo referente de doom. Completa el sentido solo de guitarra de Rick Wartell. Oscuridad total… En el riff de “Another Day” juegan con esa célebre subida y bajada de notas de El fantasma de la ópera. Otro buen tema a medio camino entre el doom y el metal alternativo cercano al grunge.

El Unplugged de 2007 tiene guitarra eléctrica (al final) de Rick Waretell y de Bruce Frnaklin. Chuck Robinson a las cuatro cuerdas y Jeff Olson alterna la batería con el piano. Son unos Trouble en tonos muy graves, pero efectivos y con momentos muy logrados y bellos como “7:00 A.M.”. “Rain” parece un remake de la anterior “Requiem”, pero no, puesto que aparece otra vez la canción otra vez. Posee desenchufada un tono más solemne y la ampulosidad del teclado de Olson. Es de lejos una de las mejores canciones de Trouble.

“Flowers” posee una entrada absolutamente floydiana a pesar de que luego vuelven a su terreno. Voces graves y dominio de acústicas con dejes melancólicos obvios. En “Smile” hay un guiño a Nueva York de inicio y el grupo vuelve a instalarse en el más de lo mismo, por mucho que haya una guitarra eléctrica juguetona y veas a Erik más suelto narrando ciertas partes con mucha clase.

La extensa “Misery” vuelve a tener muchos dejes de los Floyd, siempre de su etapa más comercial y recordada. Viene con voces dobladas y es de lo más extenso del disco. Las guitarras son puramente Gilmour… No es un unplugged que despegue en ningún momento y hay pasajes algo anodinos como el “Mythic Hero”, ya con la eléctrica de Rick dominando.

En “Waiting for the Sun” hay teclados y una orientación algo más sureña que les sienta de maravilla. También Erik canta más agudo, y rompe un poco la tónica del disco. Poco tiene de desenchufado esto, pero nos muestra lo que fueron Trouble en los 80 y por lo que son conocidos. “Fly” posee una base pregrabada y oscura y la sorpresa final es una versión de los Yardbirds: “Heartful of Soul”, que les queda de maravilla… De lo mejor de este extraño disco Frankenstein, es decir, con pedazos de discos de diferentes eras.

Este tipo de productos para el coleccionista son una auténtica maravilla, pero tampoco son lo más representativo de Trouble. Es también una bonita forma de recordar a Erik Wagner, recientemente fallecido por el dichoso Covid. Trouble están reeditando todo su catálogo y esta es una de las grandes golosinas. De verdad que toca reivindicarles, por lo que, a pesar de que esta obra salió en enero, había que dedicarles unas líneas. ¿Volverán con material nuevo?

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 899 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.