5+1 himnos que retumbarán en el Azkena Rock 2024 según… Beto Lagarda

Este jueves arranca una nueva edición del mítico Azkena Rock en Mendizabala, Vitoria. Un año más, el festival une varias generaciones de rockeros, tanto a nivel de artistas como a nivel de público. Todos unidos por el amor al rock, sin etiquetas. A lo largo de los años han desfilado por Azkena cientos nombres, consagrados o apuestas de futuro, siempre han dado lo mejor de si para honrar un festival que acoge a todos con amor.

Hoy voy a regalarnos cinco grandes himnos que esta semana retumbarán en los páramos de Mendizabala. ¡Estamos ansiosos por aterrizar a Vitoria!

 

«Pretend We’re Dead»

Artista: L7
Álbum: Bricks Are Heavy (1992)
Autora: Donita Sparks

Es todo un acontecimiento tener a las míticas L7 tocando íntegramente su obra magna Bricks Are Heavy (1992) en nuestro país. Pese a no gozar de la popularidad de las cuatro grandes bandas de grunge de Seattle, L7 encabezadas por el duo Donita Sparks y Suzi Gardner, no tiene nada que envidiar a las bandas masculinas del género.

Las angelinas tienen en su catálogo varios himnos, tal y como nos presentaba mi gran amigo Rubén de Haro en el anterior Top 5. En su tercer y más icónico disco, el que tocarán enterito para nosotros, ya hay un mínimo cinco himnos… “Shitlist”, “Wargasm”, “Everglade” o la que ha trascendido como la canción más famosa de la banda, “Pretend We’re Dead”.

El álbum fue lanzado poco después de que el grunge se volviese popular tras el sorprendente éxito de Nevermind de Nirvana. En julio de 1992 la canción “Pretend We’re Dead” ganó popularidad entre las estaciones de radio estadounidenses de música rock, que la emitían con regularidad.

Donita Sparks estaba en su apartamento de Echo Park intentando escribir la letra de un casete que había grabado. En ese momento tenía el corazón roto debido a una ruptura reciente, y dice que lo primero que se le ocurrió fue: “Sólo pretendo que estés muerto”. No quería decir que deseara la muerte de su antiguo amante, sino que pensaba que la única forma de superar la ruptura era fingir que estaba muerto. Entonces, inmediatamente, en su mente, pensó “No voy a escribir eso. Simplemente no va a suceder”. ¿Qué tal fingir que estamos muertos? Le gustaba porque hacerse el muerto era un juego de niños, y también servía como una especie de comentario sobre la apatía de la era Reagan / Bush.

Sparks declaró que en la banda existía el sentimiento tácito de que debían evitarse las canciones de amor. En una entrevista sobre la formación inicial de “Pretend We’re Dead”, Sparks declaró:

“Elegimos la fiereza y el humor en lugar de la vulnerabilidad porque, ya sabes, navegábamos por aguas difíciles: mujeres en el rock duro. Había que ser duro.”


«All I Wanna Do»

Artista: Sheryl Crow
Álbum: Tuesday Night Music Club (1993)
Autores: Wyn Cooper, Sheryl Crow, David Baerwald, Bill Bottrell y Kevin Gilbert

La reina de Missouri debutó en 1993 con un disco maravilloso de country contemporáneo que la llevó directamente a la fama. Si bien es cierto que en los 90 gozó de una gran popularidad, el cambio de década la distanció bastante de la fama musical y su vida privada cobró otra dimensión cuando salió a la luz su relación con el ciclista Lance Armstrong.

Volviendo a lo que nos ocupa, Sheryl nos regaló varios himnos en los noventa como “If It Makes You Happy”, “Strong Enough”, “Everyday Is a Winding Road” o la que os ofrezco hoy, “All I Wanna Do”.

Con esta canción, Crow alcanzó el número dos en la Billboard Hot 100 y lo retuvo durante seis semanas. Con ella ganó los Grammy por la mejor grabación del año y también por la mejor interpretación vocal pop femenina aunque no logró hacerse con el galardón a la mejor canción del año. La letra de la canción se basa en el poema “Fun” de Wyn Cooper. Cooper se inspiró para escribir el poema en una conversación en un bar con un amigo y escritor ocasional, Bill Ripley (fallecido en 2006), en la que dijo “Todo lo que quiero es divertirme un poco antes de morir”, que se convirtió en la primera línea del poema.


«Been Caught Stealing»

Artista: Jane’s Addiction
Álbum: Ritual de lo Habitual (1990)
Autores: David Navarro, Eric Adam Avery, Lou Reed, Perry Farrell y Stephen Perkins

Jane’s Addiction, flamante cabeza de cartel de esta edición de Azkena regresan a España ocho años más tarde. La veterana banda de Los Angeles encabezada por el vocalista Perry Farrell y el guitarrista Dave Navarro fueron, junto con Pixies, las dos bandas que moldearon el rock alternativo a finales de los 80 y principios de los 90.

Su seminal disco Ritual de lo habitual (1990) sigue siendo el santo y seña de una banda prematura. Un disco cargado de canciones monumentales como esta que hoy os presento, “Been Caught Stealing”. La canción es también en la actualidad el mayor éxito de la banda, pasando cuatro semanas en el número 1 de la lista Billboard Modern Rock de los Estados Unidos.

Entre sus mejores momentos se encuentra lo que Rolling Stone llamó “el mejor uso de los ladridos de perro desde Pet Sounds”. “Era Annie”, recuerda el cantante Perry Farrell:

“La había sacado de un refugio y estaba muy necesitada, así que la traje al estudio ese día en vez de dejarla en casa… Estaba cantando en la cabina con los auriculares puestos y Annie se excitó y empezó a ladrar: ‘¡Ruff! ¡Ruff! Ruff!’… El hecho de que acabara en la canción fue pura coincidencia.»


«No One Knows»

Artista: Queens of the Stone Age
Álbum: Songs for the Deaf (2002)
Autores: Josh Homme, Nick Oliveri y Mark Lanegan

Héctor Bonifacio Echeverría Cervantes de la Cruz Arroyo Rojas siempre tuvo razón cuando afirmaba que el rock vive y no muere. Queens of the Stone Age es una de las mejores cosas que le ha pasado al rock en los últimos 25 años. La banda de Josh Homme sigue teniendo ese misticismo inicial. Siempre nos han regalado lo mejor del rock y lo mejor de los directos del rock. Todos los que hemos visto a Las Reinas en directo podemos afirmar con rotundidad que hay pocas bandas más entregadas y con más energía en el circuito.

La carrera de los de Palm Desert está plagada de canciones perfectas e himnos, aunque la mayoría de ellos están dentro del magistral Songs for the Deaf (2002) la obra maestra del stoner rock. Sabemos de sobras que “No One Knows” será uno de los momentos más importantes de esta edición de Azkena, pero personalmente me quedo con el momento de poder gozar en directo de la que para un servidor es la mejor canción de la banda: “Song For the Dead”.

Volviendo a la que nos ocupa, creada por Josh Homme, Mark Lanegan y en menor aportación el genio del bajo Nick Oliveri, la canción cuenta nada más y nada menos con la interpretación de Dave Grohl en la batería, Mark Lanegan en las voces, las hermanas Ana y Paz Lenchantin en la sección de cuerdas y el gran Alain Johannes con algunos aportes de guitarra.

Según Homme, “No One Knows” existía antes de las sesiones de grabación de Songs for the Deaf:

“Tenemos paciencia con la música, un año o cinco puede reescribirse y convertirse en lo que se supone que debe ser. Hay dos canciones en este disco que tienen más de cinco años, ¿sabes? God Is in the Radio’ y ‘No One Knows’.”

La temática de la canción es ambigua pero si la ponemos dentro del hilo conductor del disco podría ser algo así. La historia que cuenta el disco, el viaje de coche entre Los Ángles y Joshua Tree sintonizando las emisoras de radio locales, llega a “No One Knows” en ese momento en que el protagonista sale de casa con dos botellas de tequila en la mano. Se monta en el coche e inmediatamente empieza a ojear los discos, pero no le gusta ninguna de las canciones que hay, así que recurren a la radio y se ponen a conducir. El tráfico de Los Ángeles es duro y, cada vez más enfadados, se convierten en millonarios. El protagonista logra escapar del tráfico de Los Ángeles y encuentra a otro personaje que hace autoestop y que se dirige a Joshua Tree, le deja subir al coche y se da cuenta de que no tienen ni idea de dónde están. Sintiéndose contrariados, se toman 3 o 4 analgésicos y se ponen a conducir.


«Is There a Ghost»

Artista: Band of Horses
Álbum: Cease To Begin (2007)
Autores: Ben Bridwell, Rob Hampton y Creighton Barrett

Band of Horses son uno de mis guilty pleasures particulares. Descubrí a la banda con esta “Is There a Ghost” en 2007 y me enamoré fuertemente de ellos. Pese a que estos últimos años les he seguido poco, en su momento adornaron mi banda sonora personal.

Convertidos ya en cabezas de cartel merecidos de un festival puntero como Azkena, los de Seattle llevan veinte años en activo siendo abanderados del indie folk rock. Discos como Everything All the Time (2006), Cease to Begin (2007) e Infinite Arms (2010) fueron una bocanada de aire fresco para el folk rock. Con este último fueron nominados por primera vez a los Grammy.

“Is There a Ghost” es la primera canción de Cease To Begin, un disco que tiene un sonido más cercano rock sureño y menos indie que su álbum debut Everything All the Time. Sin embargo, “Is There a Ghost” tiene un fuerte aire indie, en contraste con el resto del disco.

La letra consta de dos versos que se repiten a lo largo de la canción: “Podría dormir, podría dormir. Cuando vivía solo, ¿Hay un fantasma en mi casa?”. Se trata de una una sencilla melodía punteada con los dedos que se transforma en un tour de force de rasgueo y batería; hay capas de guitarras, pero sin demasiada distorsión.

Esta canción fue una de las principales razones por las que Band of Horses recibieron atención internacional significativa. En ese momento, algunos críticos comentaron que “’Is There a Ghost” es la canción más pegadiza con sólo 14 palabras en su haber desde “Smile” de Pearl Jam.


«La salvación»

Artista: Arde Bogotá
Álbum: Cowboys de la A3 (2023)
Autores: Antonio García, Daniel Sánchez, José Esteban y José Ángel Mercader

Arde Bogotá son una banda tan joven y nueva que aún no podríamos considerar ninguna de sus canciones como “Himnos”, pero la realidad es que ya tienen varios himnos en su currículum. La banda con más futuro de nuestro país desplegará su potente directo en Mendizabala.

Cowboys de la A3 (2023) fue un pelotazo a nivel comercial, llevó a la banda a varias nominaciones de los Grammy latinos del pasado curso y les propulsó a una gira de sold outs por todo el país. Un disco maravilloso lleno de grandes canciones como “Los perros”, “Qué vida tan dura”, “Copilotos” o “La salvación”. Esta última, convertida excepcionalmente en la preferida de los fans.

“La salvación” es la última canción del disco y está considerada el cierre espiritual de un disco temático dedicado a los viajes y compuesto durante las giras de la banda. Según ha explicado Antonio García en diversas ocasiones, la canción representa el camino a la salvación a través de pequeñas cosas que en ocasiones pasan inadvertidas pero que pueden ser muy importantes.

En 2024 fue publicada una nueva versión en formato sencillo en colaboración con Enrique Bunbury, de quien el grupo se había declarado admirador.

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 974 Artículos
Rock en todas sus extensiones