Top 5 conciertos y festivales en los que se repite un tema

¿Dos canciones que se repiten en un mismo concierto o festival? ¿Es eso posible? ¿A qué es debido? ¿Lo puede aceptar el público? Puede parecer algo casi imposible de que suceda, pero, a veces, se alinean los planetas y dos canciones son interpretadas por el miso grupo en un concierto, o por dos bandas diferentes en un mismo festival. He seleccionado a lo largo de mis vivencias cinco casos en los que esta (a priori) imposible situación, se llevó a puerto.

Seguro que hay más, pero al ser toda una rareza estaría bien que añadierais en los comentarios otras ocasiones en las que este curioso fenómeno se hizo carne. Cuando una banda empieza siempre puedes jugar la baza de repetir algún tema, ya sea por falta de repertorio o por intentar que en la segunda toma a la gente le suene y no sepa por qué. Ese caso lo pude vivir en 1998, pero ya era un grupo más consolidado, pero de los calificados como One Hit Wonders, y fue en el Doctor Music Festival, más concretamente, el grupo de indie pop femenino Nosoträsh. Empezaron con su single pegadizo-empalagoso “Voy a aterrizar” y terminaron con el mismo. Mucho daño hizo ese tema a toda una generación… pero más lo hizo Michel Teló cuando tocó hasta seis veces en Barcelona el dichoso “Ai si eu te pego”.

Pero lo que tocamos aquí ya son bandas metaleras. Pasen y vean:

1 – Metallica x3: “Hero of the Day” Palau Sant Jordi 1996

Sucedió en Barcelona en 1996 y estuvo totalmente justificado. Era durante la gira de Load y Metallica decidió que iban a grabar imágenes para su videoclip del tema “Hero of the Day”. La ciudad condal iba a ser la elegida, en concreto el Palau Sant Jordi, y se avisó a todos los presentes de que “Hero of the Day” iba a sonar hasta tres veces para poder grabar las mejores tomas posibles. Ciertamente quedó como si fuera antes del concierto en si. El júbilo del público fue de darlo todo en la primera toma a tomárselo con calma en la tercera, y hasta donde sabemos, la tercera fue en play back y se estrenaba la canción a nivel mundial. También fueron utilizadas las imágenes para el programa de televisión inglesa Top of the Pops.


2 – Sentenced y Twisted Tower Dire en Wacken 2003: “The Trooper”

Sucedió en Wacken 2003 entre las bandas Sentenced y Twisted Tower Dire y el tema en concreto fue la versión de Iron Maiden “The Trooper”. Los fineses siempre fallaban un poco en directo, algo que me dolía especialmente pues siempre han sido un grupo muy especial para mi persona. Nadie hubiera imaginado nunca que se arrancarían a versionar a La Doncella viendo como estaba yendo el concierto, pero la casualidad quiso que, en ese fin de fiesta, y a luz diurna, estuviera de cervezas con Tony Taylor, el desaparecido cantante de Twisted Tower Dire. Nos unía a ambos una relación muy especial de amistad. Tony se cabreó pues me dijo que la sorpresa final de su concierto era “The Trooper” y que casi seguro que no la tocarían. Al día siguiente Twisted Tower Dire tocaron “The Trooper” tras decisión de toda la banda. Allí donde estés, te seguimos recordando Tony, da un abrazo a Miika Tenkula.


3 – Deep Purple y Gotthard en Rock Fest Santa Coloma 2017: “Hush”

Esta estaba cantada y acaeció en el Rock Fest de Santa Coloma en 2017. Tocaban el mismo día Gotthard y Deep Pruple, bandas que tienen como clásico imperecedero el famoso “Hush” de Joe South. La pregunta era si alguna de las dos bandas iba a renunciar a ese tema pues podía sonar dos veces en un día y en el mismo escenario. Por caché y posición en el cartel se podía llegar a pensar que quizá los suizos optarían por cambiar ese temazo y escoger otro, de hecho, tenían solo una hora para lucirse. No lo hicieron… Gotthard tocó “Hush” con un gran Nic Maeder respaldado por las voces de los presentes, y horas más tarde Ian Gillian hizo lo propio con ese mismo publico. Sensación de Déja Vú y de algo raro, pero lo disfrutamos enormemente.


4 – Iron Savior en sala Monasterio 2018: “Starlight”

Fue un show algo desangelado pero muy especial para los que estábamos ese día en la sala Monasterio de Barcelona. Allí junto, al mar, vino Piet Sielck con una muy buena formación y ante un público que ya no es tan numeroso como a finales del pasado siglo. El tiempo ha pasado y la trascendencia de Iron Savior ya no es ni de coña la que fue en su día. Pero el grupo mantiene el tipo, saca discos interesantes y en directo defienden bien su legado. Ese día sucedió algo que nunca le había pasado a su líder: Piet Sielck olvidó por completo el solo de “Starlight” y nos pidió perdón a todos alegando que era la primera vez que ocurría algo así. Entre risas banda y público aceptaron una segunda vez, pero nadie esperaba que volviera a pasar lo mismo: Piet Sielck volvió a olvidar el solo de “Starlight”. Quiso volver a intentarlo por tercera vez interpretando OTRA VEZ el tema, pero banda y público le convencimos de que mejor tocara otra. Un show muy especial, la verdad…


5 – Hell’s Fire y Buckcherry en Garage Sound Festival 2018: “Roadhouse Blues”

El Garage Sound de Rivas Vaciamadrid no fue un clamoroso éxito precisamente, pero los pocos que allí fuimos lo pasamos en grande y disfrutamos de conciertos excelentes. Entre cochazos y motos saltarinas hubo un buen menú de dos días con grandes bandas, pero si hubo alguna que naufragó estrepitosamente, fue Buckcherry. Josh Todd no tenía voz y eso se notó desde el primer tema por lo que la siguiente hora y 20 minutos de show fueron un quiero y no puedo, largo y aburrido. Se despidieron como pudieron con el “Roadhouse Blues” de los Doors, algo original y emocionante, pero afónico. Tras la noche vino otro día y los toscos y demoledores Hell’s Fire salieron a media tarde con las pilas cargas y sobrados de actitud. De entre su repertorio lució bastante más que la de Buckcherry, su versión del “Roadhouse Blues” de los de Jim Morrison. Es un tema genial, y ese día sonó en clave más sureña y cavernícola.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 154 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.