Las 5+10 bandas de metal que gustarían a los no metaleros según… Irene Vernedas

Bienvenidos al Top (o lista) de grupos de metal que podrían gustar incluso a aquellos que no escuchan nada de heavy.

Es una realidad que no a todo el mundo le apetecen los golpes de bajo o los guturales profundos, pero… ¿Y si os digo que hay bandas que podrían agradar incluso a aquell@s que el metal les parece ruidoso y excesivo?

Os contaré una historia. Todo empezó hará unos días cuando fui a cenar con unas amigas que no escuchan mucho más allá de lo que ponen en la radio, a lo que una de ellas me preguntó: «Oye Irene, ¿y qué tal lo llevas con eso de las fotos de grupos si no hay conciertos?», respondí diciéndole que hacía reseñas pero que me moría por ir a un bolo. Ahí se acabó la conversación sobre el tema. Entonces, durante la cena estuve pensando en qué podría hacer para que mis amigas que no entienden qué le veo a «la música esa que gritan tanto y duele en los oídos», entendieran -al menos un poquitín- qué tiene el metal extremo que es sumamente atrayente para mí.

Hasta ahí bien, le estuve dando vueltas y pensé en grupos, discos y canciones en concreto que las pudieran conquistar aun teniendo una batería, un bajo y dos guitarras eléctricas. Pero pensando, pensando… ¡se me ocurrieron un montón! Así que peña, si vuestros compis reggaetoneros no os entienden, ¡tranquilos! Aquí os traigo la solución definitiva: bandas de metal para todos.

Vamos a ello pues, que tenemos mucho que comentar.

 

Black Sabbath

Empezaremos con la banda introductoria en el metal por excelencia, que además es mi banda favorita de todos los tiempos y la que me metió en este mundillo maravilloso de barbudos y mosh pits. Sinceramente, Black Sabbath tienen demasiadas canciones buenas y no sé si sabré ser suficientemente objetiva.

Estoy segura de que serían capaces de reclutar a cualquiera con sus temazos al puro estilo stoner/doom como “Zeitgeist”, “Fairies Wear Boots”, “N.I.B”, “War Pigs”, “God Is Dead”, “Tomorrows Dreams” o “Paranoid”. Así a botepronto, yo diría que el álbum Paranoid (1970) gustaría a todo dios, y en el caso de que no… Podríamos añadir el Master of Reality (1971) y seguro que con “Children of the Grave”, “Solitude” o “Into the Void”, lo tenemos más que apañado.


Metallica

¿Quieres enganchar a tu madre al thrash? Ponle el Black Album y déjalo hacer todo el trabajo.

Aún la controversia de este disco entre los fans de Metallica, debo reconocer que les sirvió para darse a conocer entre la gente que no estaba familiarizada con el metal. Siendo francos, a todo el mundo les suenan “Nothing Else Matters” o “Enter Sandman”. Los temas lentos (o mainstream) de Metallica son un imán para el público, con “The Unforgiven” o “My Friend of Misery” consiguieron encandilar a millones de personas reticentes a lo estridente. A demás tienen el plus de que empiezas escuchando “Fade to Black” o “One”, pasas por “Master of Puppets” y “Battery”, te gustan cada vez más las canciones intensas y sin darte cuenta ya estás con la tralla puesta a todas horas. Y así compañer@s, es como un@ se mete en el metal.


Ghost

Aunque sus letras sean extremadamente infernales, sus canciones de melodías sosegadas y ritmo aparentemente lento es capaz de acaparar la atención de todos aquellos que pensaban que el heavy metal era siempre estridente, y efectivamente, no tiene por qué. Lo demuestran con temas como “Square Hammer” o “Body and Blood”, Ghost hablan de satanismo, muerte y maldad sin necesidad de hacer guturales ni de gritar en absoluto. Su mascara de falsa tranquilidad es la que les otorga esa curiosa habilidad de meterse en las listas de reproducción de un más amplio público.

Me ha costado más pensar en un disco en concreto para esta banda, supongo que es porque en cada álbum tienen por lo menos un tema que suele ser más tipo balada y quizás podría ser un buen reclamo introductorio al mundillo demoníaco. Vamos con todos los discos de larga duración pues: primero, del Opus Euronymous me decido por “Elizabeth”; del Infestissumam, estoy entre “Monstrance Clock” o “Jigolo Har Megiddo”; pasando al Meliora diría que “He Is” o “Cirice” y finalmente, del Prequelle, seguramente “Life Eternal”.


Rainbow

Si charlamos de bandas que gusten a todos, no nos podemos olvidar de Rainbow, o los también conocidos como Ritchie Blackmore’s Rainbow. Después de tantos y tan buenos lanzamientos, tienen en su trayectoria varios temas que todo dios ha escuchado. ¿A quién no le suenan “Since You Been Gone”, “Man on the Silver Mountain”, “Stone Cold”, “The Temple of the King” o “I Surrender”?

Su estilo es una maravillosa mezcla de hard rock y heavy metal, y por eso mismo han conseguido deslumbrar a tanta gente. Si tengo que escoger con uno de sus álbumes para el top, me quedo con el Rising de 1976, que deleitará a quién haga falta y que contiene una de mis canciones favoritas de la banda “Stargazer”.


Nightwish

El power metal sinfónico de Nightwish es uno de esos estilos que entra de maravilla, además con la voz femenina y las melodías pausadas producen un efecto de exaltación relajante difícil de explicar.

Las canciones que quizás gustarían más a alguien que no ha escuchado nunca power metal podrían ser: “Élan”, “Eva”, “Over the Hills and Far Away”, “Ever Dream” o “Nemo”, estas tienen en común las melodías mágicas que transportan inmediatamente al medio del bosque y el gran protagonismo de la voz femenina, super potente y extraordinaria. Aunque, si os apetece poner un disco entero para meteros de lleno en la banda, personalmente recomiendo el Once, sin duda uno de sus mejores trabajos.


Korpiklaani

Para aquellos a quienes les gusta el folk, ¿qué mejor que la fiesta, el alcohol y la diversión del folk metal de Korpiklaani?

Sus temas sumamente bailables convierten a esta banda en el alma de cualquier la fiesta, puede que os suenen algunas de sus canciones sobre alcohol como “Vodka”, “Beer, Beer”, “Bring Us Pints of Beer”, “Tequila” o “Jägermeister”. Quizás su lanzamiento más cercano al folk es el Kulkija, con temazos como “Aallon alla”, “Harmaja”, “Kotikonnut” o “Henkselipoika”.


Europe

¿Quién no ha cantado “The Final Countdown” a pleno pulmón al menos una vez en la vida? Es una de esas canciones que ha conseguido llegar a todo el mundo. Europe es claramente uno de los principales grupos culpables de meter el buen heavy metal en la sociedad no metalera. Entonces, no podía faltarnos aquí su álbum The Final Countdown, con canciones muy comerciales y que todos hemos bailado, como “Rock the Night”, “Cherokee” o “Carrie”.


Mastodon

Posiblemente, uno de los mejores discos para iniciarse en el metal sea Crack the Skye de Mastodon, que es algo más progresivo y stoner que sus demás lanzamientos. Lo que les hace muy escuchables es la voz limpia y los ritmos cambiantes que componen las canciones, claros ejemplos serían “Oblivion”, “Quintessence” o “Divinations”.

También tienen temas como “The Motherload”, “Steambreather” o “Blue Walsh”, que no están en el álbum comentado anteriormente, pero creo que igualmente podrían gustar a los no metaleros.


Opeth

Hablemos ahora de Opeth, los abanderados del death metal progresivo por excelencia. Con sus canciones largas y sus ritmos misteriosos consiguen crear un ambiente en el que es fácil perderse.

Para empezar con Opeth, tal vez me decantaría por el Damnation, un disco que es más rock progresivo que otra cosa (abandonando su lado más agresivo), con un gran colección de temas pausados como “Windowpane”, “Closure” o “To Rid the Disease”.

Acto seguido me pasaría por el Blackwater Park, que también tiene temas más relajados como “Harvest” o “Dirge for November” en contraste con otros mucho más death como “The Funeral Portrait” o “The Leper Affinity”.


Bring Me the Horizon

En metalcore tenemos a Bring Me the Horizon, con los que creo que cualquiera de sus últimos álbumes serviría para cumplir con nuestro cometido, dado que cada vez son más comerciales, hasta el punto de que mucha gente afirma que no cuentan como metal… Sobre todo, lo podréis notar en su último lanzamiento, Amo.

Debo decir que hasta el Sempiternal me gustaban. A partir de ahí, con el That’s the Spirit, dejé de escucharlos y me parece que han bajado el nivel en comparación a sus primeros trabajos. De hecho, creo que el Sempiternal es muy buen álbum para introducir a alguien al metalcore y al metal en general, es bastante suave pero aún conserva la calidad y potencia original de la banda, con temas como “Can You Feel My Heart”, “Seen It All Before” o “Sleepwalking”.


Rage Against the Machine

Para los que vengan del rap tenemos a los Rage Against the Machine, de los que seguro habréis escuchado su conocidísimo temarral “Killing in the Name”. Son una banda con un estilo de lo más alternativo, meten rap con metal y le añaden algo más de rock, punk y funk para acabar de cuajar la mezcla.

Si hablamos de discos, en mi opinión, la esencia del rap metal se encuentra en su segundo álbum de larga duración, el Evil Empire, encabezado por buenísimas canciones como “Bulls On Parade”, “Tire Me”, “People of the Sun”, “Vietnow” o “Without A Face”. Aunque, en cuanto a letras y composición, me parece más redondo el The Battle of Los Angeles, del que puede que os suenen: “Guerrilla Radio”, “Testify” o “Sleep Now in the Fire”.


Slipknot

En cuanto a metal alternativo tenemos a los enmascarados Slipknot, que lejos de ser una banda cualquiera, con su imagen dan una pista de su sonido musical tan impetuoso y enérgico. La agresividad de sus canciones es progresiva, de manera que vamos entrando con la melodía lenta del inicio y de repente se anima contundentemente, esto hace que sean temas muy agradecidos de escuchar y cantar.

Con Slipknot también podemos ir subiendo de intensidad por su discografía. Al tener una voz cantada los temas se hacen mucho menos estridentes que si fuera una voz gutural, asimismo, tienen baladas como “Snuff” y temas con introducciones más suaves y estribillos muy pegadizos como “Dead Memories”, “Before I Forget”, “Unsainted”, “Wait and Bleed”, “Left Behind” o “Duality”, que entran de maravilla.


Sabaton

Otros artistas muy escuchables son los suecos Sabaton, que nos presentan su power metal histórico-bélico con estribillos pegadizos y ritmos intensos, fijo que os suenan “Great War” o “Bismarck”. Tienen una energía incansable que demuestran tema tras tema. Son una banda con muchísimo material, pero según mi criterio (si es que tengo alguno), posiblemente el mejor álbum para empezar a escucharlos sea Heroes. Pistas como “The Ballad Of Bull”, “To Hell and Back” o “Resist and Bite” podrían ser el principio de una nueva pasión por el power para aquellos que no lo habían escuchado jamás. Asimismo, también podría estar bien el Carolus Rex, con singles super potentes como “Carolus Rex”, “The Lion from the North” y “A Lifetime of War”.


Soziedad Alkoholika

Puede que a algunos os sorprenda un poco ver esta banda en el top dado que Soziedad AlKoholika no son para nada conocidos por ser calmados, relajados o de ritmos suaves, de hecho, son de lo más contundente del crossover thrash y el hardcore español. A todo esto, mientras le estaba dando vueltas a las bandas que poner, me di cuenta de que hay gente por ahí a la que le gustan el punk y el rock, pero aún no han dado el paso a escuchar metal… Entonces, ¿quién mejor que Soziedad AlKoholika para ser la unión entre estilos?

Entonces, si os gustan grupos como Non Servium, Eskorbuto o Kaos Urbano, seguramente os gustará el cañero Sesión #2; y como canciones en concreto de toda su discografía, echadles un vistazo a los clásicos imprescindibles: “Resurgir”, “Piedra contra tijera”, “S.H.A.K.T.A.L.E.”, “Ratas” o “Cuando nada, vale nada”.


Babymetal

Para que se vea que hay más estilos de metal de los que pueda llegar a parecer, para el último puesto del top os dejo a Babymetal. Aquell@s a quienes les guste el rollo kawaii japonés, el power mezclado con el metalcore y un buen espectáculo, tienen una cita con la banda que no deja de sorprenderme. La verdad es que nunca me las había escuchado con atención, pero estos días que he tenido tiempo, me he quedado flipando. A pesar de que me costaron bastante al principio, al centrarme en la música y no tanto en el espectáculo de las chicas, vi que las composiciones son intrincadísimas y unen absolutamente todo el batiburrillo de estilos a la perfección. Por si era poco, la batería es una puta pasada y cuando has escuchado varias canciones seguidas, casi que llegan a quedar bien las voces super extremadamente encima de toda la tralla.


A parte de las 15 anteriores, también se me habían ocurrido bandas super conocidas y que igualmente han atraído a mucha gente con el atractivo de su música, como Scorpions, Guns N’ Roses, Rammstein o Marilyn Manson. Pero bien, creo que ya hubiese sido demasiado para el top (teniendo en cuenta que iban a ser solo 5 grupos, pero me fui animando y animando… ya sabéis). Y bueno, después de toda esta tralla, ya tendréis algunos temas que enseñar a vuestros colegas más refinados… ¡Y seguro que se os ocurren muchos más que a mí!

¿Y a ti, que banda te introdujo en el metal?

Avatar
Sobre Irene Vernedas 36 Artículos
Mi nombre de fotógrafa es BlackSpell Coven porque Irene era demasiado poco metal.
Normalmente hago fotos de bolos y festivales, pero si quieres una sesión o un book de tu perro te lo dejo a buen precio!