Crónica y fotos del The Viking's Rage Fest - Sala Apolo [2] (Barcelona), 20 de abril de 2019

The Viking’s Rage Fest, una primera edición que hace vibrar la [2] de Apolo

Datos del Concierto

The Viking's Rage Fest

Bandas:
Morphium + Deldrac + We Exist Even Dead + Pycaya + Warg
 
Fecha: 20 de abril de 2019
Lugar: Sala Apolo [2] (Barcelona)
Promotora: Viking Productions BCN
Asistencia aproximada: 200 personas

Fotos

Fotos por Manuel Damea

El pasado Sábado 20 de Abril Viking Productions BCN organizó la primera edición del The Viking’s Rage Fest, con un más que interesante cartel en una de las mejores salas de Barcelona. Salvo pequeños desbarajustes en los horarios y algún problema técnico, algo más que normal por el número de músicos que pasaron por el escenario todo salió con un notable de nota, salvo quizás por lo más importante, la escasa afluencia de público que a ojo diría no llegarían a 200 personas en el momento mas álgido. Se hace difícil de entender la falta de público un sábado aunque sea dentro de la santa semana, sin ‘champions’ ni nada por el estilo y con un cartel la mar de seductor.

Los encargados en abrir la tarde/noche fueron los maños Warg. Como todas las bandas, incluido los cabezas de cartel, fueron algo lastrados por el tiempo que tenían para su actuación, sobre el papel 30 minutos. Quizás fueron los que lo tuvieron más difícil, además de ser los primeros, ser la única banda no “local” y, aunque no era la primera vez que tocaban en Barcelona, era la menos conocida por la mayoría (yo incluido). Eso no les hizo desperdiciar la ocasión para presentar su propuesta thrash con pinceladas death y toques mas épicos que propusieron canción tras canción.

Liderados por el buen trabajo de su vocalista, mezclando guturales con voces más limpias y melódicas, sin complejos y una más que buena actitud, fueron a por faena presentando su último disco publicado en enero de este año llamado Dark Tales y temas como “Dunwich Pt 3. – The horror” son un buen ejemplo de lo que ofrecen, gran base rítmica con riffs para conectarte automáticamente el muelle del cuello. Los diferentes registros de voz y el buen trabajo de la guitarra solista dejaron un muy buen sabor de boca.

Pycaya y su hardcore/groove metal que por cierto, está muy bien plasmado en su último trabajo Brutalizándolo Todo (2018), fueron los siguientes en saltar a la palestra y lo hicieron desde la primera nota con una intensidad al 200%, quizás por el poco tiempo, ellos ya lo tenían muy claro desde el principio: salir a arrasar. Ver Descargar temas como “Sucio Socio” lo dejaba patente, fueron a saco. El torbellino crecía y el sonido con el que que se mueven, entre Pantera y S.A. les ayudó a no bajar el nivel en ningún momento. Además del estilo que comparten con los vitorianos también comparten las letras, con mucha rabia, que es también una de las señas de identidad de los catalanes. Luis, su vocalista, supo ganarse al público desde el primer momento, ayudado con su pie de micró plagado de calaveras y, a pesar de tener tan solo dos discos publicados, la banda demostró tener tablas sobre el escenario siguiendo la estela de su cantante y tener al respetable siempre enganchado.

Turno para We Exist Even Dead (conocidos también como Weed) creo que de todas las bandas, los mas jóvenes del cartel y, al igual que la primera vez que los vi (Ripollet Rock Fest 18), me volvieron a sorprender. Con una actitud descomunal y una calidad técnica brutal no hacían más que seguir subiendo el nivel del Viking Rage Fest. Por estilo y diferencia con mi generación, pasados los cuarenta, a priori podrían ser los menos atractivos para mí, pero junto a los cabeza de cartel, fueron lo mejor de la noche. Metalcore de muchos quilates sobre el escenario con Arthur a la voz, dándolo todo tema tras tema y Guille al bajo aportando las voces limpias y sin dejar de botar, tanto encima del escenario como en medio de la pista rodeado del público. Primer concierto para su nuevo guitarra, pido perdón pero no me llegué a enterar del nombre y no he conseguido averiguado. Setlist basado en Eventide (2018), el único larga duración que han publicado y que interpretaron a la perfección.

Deldrac fueron los siguientes en subir a las tablas como siempre liderados por Quimi Montañes, quien no necesita presentación en el panorama de metal nacional, junto a David Saavedra (bajo), Eric Moya (voz) y Mark Strike (batería) presentaron su metal clásico a la perfección y temas como “Thought Police” o “It,s only Life you Know” dejaron constancia de la maestría a las seis cuerdas de Quimi, la versatilidad de Eric cuadrando la voz en cada estrofa y estribillo y una base rítmica impecable. Con David ayudando mucho a los coros y un colosal Mark, un espectáculo verle reventar (literalmente) los platos de su batería. Los asistentes amantes de los grupos consagrados del heavy metal/tharsh como Anthrax o Megadeth, sobre todo los discos de los 90 de los americanos, a buen seguro se quedaron con ganas de más tras la escasa media hora que, como las anteriores bandas, estuvieron en el escenario.

Pese al intento de cumplir un horario muy ajustado y no poder conseguirlo en su totalidad -normal con cinco bandas sobre el escenario- terminó perjudicado precisamente al cabeza de cartel MorphiuM, al que pareció que se le recortó el setlist a poco más de la mitad de concierto.

Empezando con retraso sobre el horario previsto pero a buena hora, salieron con todo desde el primer momento como es habitual en la banda. No tardó en temblar el suelo. Con algunos temas nuevo que irán viendo la luz en formato de video próximamente combinados con temas conocidos que consiguen que tiemble tu camiseta, fueron pasando los minutos como si no corriera el reloj. Saludos a gente conocida, gente venida de un ya lejano The Blackout Tour por tierras Letonas y antiguas raíces de MorphiuM como Laura, ex-teclista y segundas voces de la banda visiblemente emocionada por la mención, todo quedó en familia. Pero a poco más de mitad del concierto nos sorprenden con la ya comentada recortada de setlist, la falta de tiempo que no entendemos nos obliga a llegar pronto a la esperada “Everybody is Dead in this House”. Los temblores retumban como nunca y la sala se viene abajo hasta que Alex decide saltar al público tal y como todos esperábamos. Y así, sin más, nos cortaron el rollo a todos cerrando la sesión, un ‘coitus interruptus’ en toda regla.

Me gustaría destacar el buen sonido de la sala -brutal, de verdad- así como la justita utilización de las luces, que las había; una cosa es que sea metal oscuro y otra que pasemos del rojo infierno al azul purgatorio con un clik y sin frontales, nada nuevo, pero si pasó, hay que contarlo. Y puestos a repartir, me gustaría dejar un comentario sobre los profesionales del vídeo y foto que vienen con las bandas y comparten un escenario tan justo que se convierte en uno más de la banda, me parece poco más que excesivo el tiempo que vimos y tuvimos al profesional sobre el escenario durante tres de los cinco conciertos.

Setlist Morphium:

Intro
Victim of your Shame
Mud For my Thyrst
Something Inside
Youd Rather Be Blind
All You Are
Burn My skin
Made of Scars
What Lies Behinds Words
Insorcism
Point of No Return
Everybdy is Dead in this House

Avatar
Sobre Xavi Arqués 12 Artículos
Fotero y cervecero, vicioso de los conciertos, voy buscando luz donde no la hay e intentando sacar música de una imagen.
Como a los vampiros, me gusta dormir de día y salir de noche.
Salut i música!