The Fleshtones – Face of the Screaming Werewolf

Nuestra Nota


8 / 10

Ficha técnica

Publicado el 25 de octubre de 2020
Discográfica: Yep Roc Records
 
Componentes:
Peter Zaremba - Voces, teclados y armónica
Keith Streng – Guitarra y voces
Ken Fox – Bajo y voces
Bill Milhizer – Batería, percusión y voces

Temas

1. Face of the Screaming Werewolf (2:33)
2. Alex Trebek (2:47)
3. Spilling Blood (At the Rock & Roll Show) (2:17)
4. Child of the Moon (2:34)
5. Manpower Debut (2:37)
6. Swinging Planet X (2:49)
7. You Gotta Love, Love (2:44)
8. Violet Crumble, Cherry Ripe (2:55)
9. Waiting On a Girl (3:29)
10. The Show is Over (2:32)
11. Somerset Morning (2:40)

Multimedia


Escucha y compra

Este disco en Amazon: The Fleshtones – Face of the Screaming Werewolf
Todos los discos de The Fleshtones en Amazon


Brindemos por el nuevo álbum de The Fleshtones: Face of the Screaming Werewolf. Los de Queens llevan más de cuatro décadas entreteniendo al público, produciendo discos, y realizando dinámicos directos. En el año 1976 tocaron por primera vez, en la mítica sala CBGB de Nueva York. Nuestros protagonistas, compartieron un local-cripta de ensayo con los auténticos The Cramps. Ahora nos presentan Face of the Screaming Werewolf, título que describe su pasión por las películas de terror y de serie B. Su último disco de estudio, data de 2016: The Band Drinks for Free, y realmente por todo lo que ofrecen; The Fleshtones deberían beber siempre gratis.

Para quien no los conozca, le recomendaría hacerse con cualquiera de sus discos, y sobre todo, teniendo en cuenta que se prodigan bastante por estos lares, no perderse el directo de una de las mejores bandas de garage rock, liderada por el carismático puro nervio Peter Zaremba. Banda de Rock & Roll sin complejos, nada purista, que perfectamente ofrece pinceladas de surf, soul, rockabilly, powerpop, rhythm & blues y lo que haga falta. Canciones-pildoras, que se mueven entre los dos y tres minutos. Face of the Screaming Werewolf contiene una versión de un tema no muy conocido de The Rolling Stones: “ Child of the Moon “.

El tema que da nombre al álbum es un tributo a las películas de terror de serie b; “ Face of the Screaming Werewolf “ tiene algunas de las características del sonido de The Fleshtones, el uso de la armónica, y guitarras distorsionadas y arpegiadas. Quizás es el tema más “ garage “ del álbum, pero esto ya lo cuestionarán los más puristas. La otra característica sería el teclado con un toque 60’s que utiliza en el tema “ Alex Trebek “ y una guitarra adicional de doce cuerdas. “ Spilling Blood ( At the Rock & Roll Show ) “ declaración de intenciones en toda regla. “ Manpower Debut “ es un tributo al sonido Detroit de bandas como The Stooges o The MC5. La armónica incendiaria conduce el tema, y los coros es otra “ marca “ de la casa.

El siguiente tema es instrumental: “ Swinging Plante X “ con cierto aire al gran Bo  Diddley, su ritmo tribal de la batería y la armónica lo reflejan. “ You Gotta Love, Love “, “ Violet Crumble, Cherrie Ripe “ y “ The Show is Over “ son tres temas con el sonido The Flestones clásico; pegadizos riffs distorsionados, y batería acentuando el ritmo con el tom terrestre. “ Waiting On A Girl “ es el único tema que compone el bajista ( Ken Fox ), ya que el resto excepto la versión, lo firman Peter Zaremba ( voces, teclados y armónica ) y Keith Streng ( guitarra y voces ). Decir que junto al batería Bill Milhizer, llevan unidos casi desde el inicio de todo, lo cual no es muy normal en las bandas de Rock & Roll. El buen rollo y las buenas vibraciones entre los cuatro integrantes, lógicamente se refleja en el escenario.

Volviendo a “ Waiting On a Girl “, el bajista y voz mencionado, hace la aportación más pop al disco, incorporando piano y violines. Un tema fresco y agradable. El último tema es “ Somerset Morning “, tema instrumental con aire blusero, guitarra surf y armónica. En definitiva, es el típico disco que esperamos escuchar al reproducir a The Fleshtones: ¡ amor al arte y Rock & Roll !

Avatar
Sobre Victor Salas 14 Artículos
Me gusta la música en su abanico más amplio, las películas de terror con sus monstruos más famosos, y leer sorprendentes relatos.