Steve Hackett – Genesis Revisited: Live at the Royal Albert Hall

Nuestra Nota


9 / 10

Ficha técnica

Publicado el 12 de junio de 2020
Discográfica: Inside Out Music
 
Componentes:
Nad Sylvan - Voz
Steve Hackett - Guitarra, voz
Lee Pomerov - Bajo
Gary O'Toole - Batería, percusión, voz
Roger King - Teclados
Rob Townsend - Saxo, flauta, percusión

Invitados:

John Wetton - Voz
Amanda Lehmann - Voz
Ray Wilson - Voz
Roine Stolt - Guitarra

Temas

1. Dance on the Volcano (6:08)
2. Dancing with the Moonlit Knight (8:25)
3. Fly on a Windshield (3:40)
4. Broadway Melody of 1974 (2:55)
5. Carpet Crawlers (6:08)
6. Return of the Giant Hogweed (8:40)
7. The Musical Box (11:17)
8. Horizons (2:11)
9. Unquiet Slumbers for the Sleepers (2:13)
10. In that Quiet Earth (4:58)
11. Afterglow (4:09)
12. I Know What I Like (6:43)
13. Firth of Fifth (10:15)
14. Ripples (5:21)
15. The Fountain of Salmacis (8:08)
16. Supper’s Ready (26:17)
17. Watcher of the Skies (9:08)
18. Los Endos (8:56)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Steve Hackett – Genesis Revisited: Live at the Royal Albert Hall
Todos los discos de Steve Hackett – Genesis Revisited: Live at the Royal Albert Hall en Amazon


Pocos sitios hay mejores para tocar que en el Royal Albert Hall de Londres y en 2013 el exguitarrista de Genesis Steve Hackett lo llenó y adornó el exigente y extenso set con invitados especiales que se sumaron a una banda espectacular. Poderles ver en Barcelona dentro del marco del Be Prog! fue una auténtica maravilla. Su material en solitario es más que interesante a pesar de que para el mundo siempre pesará más el legado de su banda matriz. Hubo obras maestras y se consiguieron varias cimas del progresivo antes de que Peter Gabriel abandonara el barco surcando otras aguas. Hackett es un ciudadano del mundo, culto, emprendedor, muy suyo y también un excelente conversador al que vale  igual la pena escucharle que verle tocar. No dispongo del video, pero estoy seguro que me haré con él pues soy fan de todos los conciertos que se hacen en el Royal Albert Hall, también de Hackett.

Mágica noche que se inicia con la cálida recepción a la excepcional “Dance on a Volcano” en la que se deja patente la riqueza de instrumentaciones y que se tiene muy en cuenta el público, que aplaude a rabiar. La voz del gran Nad Sylvan encaja perfectamente en esta música de tan bella factura. Mi devoción por “Dancing with the Moonlit Knight” es total, posiblemente mi tema favorito de Genesis y candidata a las canciones perfectas que solemos ofreceros en la sección. A pocas composiciones les sienta mejor el apelativo de “progresivas”. Belleza absoluta en un marco incomparable. La batería de Gary O’Toole es rica en muchos matices en una producción que premia todos los instrumentos por igual. La reposada flauta travesera y los juegos de campanillas y xilófono dan ese extra final. Solo rotundo en “Fly on a Windshield” con un Hackett desplegando toda su magia y galones. El percusionista y baterista Gary O’Toole asume la voz cantante en “Broadway Melody of 1974”.

Calma y delicadeza en esa caricia de inicio que es “Carpet Crawlers” siendo otro de esos temas mágicos del combo inglés. Nad narra, pero sube con sus gorgoritos. Es un vocalista impresionante con una presencia escénica total y aquí canta a dúo con todo un Ray Wilson (ex de la última formación de Genesis). Hackett juega con sus seis cuerdas creando atmósferas de colchón para hacer flotar el tema. Roine Stolt de los Flower Kings y Transatlantic se une a “Return of the Giant Hogweed” con esos complejos arreglos de teclado de Roger King y viento. El peso de los invitados para la ocasión es sencillamente estelar. Enrevesada y elegante como el material más rutilante de Genesis. Estamos hablando de una de las más fundamentales agrupaciones musicales de todos los tiempos. Y aquí lo demuestran con juegos de intensidades y teatralidad. La extensa “Musical Box” atrapa mucha de la esencia que define a Genesis y la guitarra brilla entre tanta complejidad y cambios. Uno de esos temas por los que Hackett es Hackett.

Reposo acústico para “Horizons” en la que casi puedes oír el trasteo de los dedos de Steve para darse un baño de multitudes en forma de aplausos. Teclados y juegos con los platos dan la solemnidad necesaria para ese enlace que es “Unquiet Slumbers for the Sleepers”. Es impresionante los juegos de arreglos de percusión, todo en directo. La irrupción del saxo de Rob Townsend te pondrá en órbita en “In that Quiet Earth” mientras que los coros apoyando a Nad en “Aftergolw” son de una belleza extraordinaria para terminar luego con una merecida ovación. Wilson es presentado para atacar “I Know What I Like (In Your Wardrobe)”, cantada a dúo. La exigencia vocal de la pieza es solo para maestros para rematar con otro saxo soleando. Todos los músicos tienen tiempo para el lucimiento, y aquí va acompañado por palmas del respetable.

El segundo disco se abre con esa pieza maestra que es “Firth of Fifth” de la que siempre he creído que sacaron muchas ideas Dream Theater para su Scenes from a Memory. Aquí participa el añorado John Wetton, otro coloso del prog que en paz descansa. Momentos solistas repartidos en una composición para el lucimiento. Amanda Lehmann tiene su momento en “Ripples…” entrando con el punteo del maestro. Todo el peso de la leyenda es desplegado en cortes fundamentales como “The Fountain of Salmacis” y especialmente en los 26 minutos de “The Supper Is Ready”. Mil-y-un matices, detalles técnicos y con un Nad estelar. Música en mayúsculas con un Sylvan teatral y con coros de niños en los múltiples pasajes de la segunda. Ese mítico break de batería protagoniza el inicio de “Watcher of the Skies”, siendo pura elegancia otra vez. Se abre y se cierra el tema con esa guitarra de Hackett que llora. La despedida la pone esa cadencia hipnótica de “Los Endos” que suele poner el cierre a los conciertos de Steve. Otra maravilla de ocho minutos que bordan con los ojos cerrados.

Definitivamente la esencia de Genesis se mantiene en Steve Hackett más allá de la posible reunión ahora con Phil Collins de la cual parece que no tomará parte. Si todo un John Lennon veneraba Selling England by the Pound es por algo. Obviamente este disco, A Trick of the Tail y The Lamb Lies Down on Broadway copan el set como no podía ser de otra forma, aunque también hay material de Foxtrot. Ver a Hackett en la actualidad es una experiencia brutal al igual que la de compañeros de fatigas proggies como Camel. Están por encima del resto pues el respeto que sienten por su música y la reverencia hacia sus fans no entiende de pregrabados. Un músico legendario con una formación de ensueño tocando su material más legendario en un templo de la música. Poco más queda por añadir. ¡Ah sí!, invitados estelares.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 439 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.