Squid Pisser – Dreams of Puke

Nuestra Nota


9 / 10

Ficha técnica

Publicado el 14 de junio de 2024
Discográfica: Skin Graft Records / Sweatband Records
 
Componentes:
Tommy Meehan - Voz, guitarra, bajo, ruido, samples
Seth Carolina - Batería, coros

Temas

1. Heaven’s a Place On Earth (1:38)
2. Kill All Your Friends (1:09)
3. Virus Assholes (2:44)
4. Felching Your God (0:54)
5. Gack Action Gods (1:38)
6. The Hottest Load (1:30)
7. Cancel the Family (0:40)
8. Vaporize a Neighbor (2:39)
9. Dreams of Puke (2:44)
10. Splatter the Master (1:27)
11. Hermaphroditic Shopping Carts (0:50)
12. Lord of the Slog (2:35)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Squid Pisser – Dreams of Puke
Todos los discos de Squid Pisser – Dreams of Puke en Amazon


Echa un vistazo a la portada, obra del escritor, pintor y vocalista de Lovely Little GirlsGregory «Fatty Jubbo» Jacobsen, y prepárate para el viaje de tu vida. La extrañamente prolífica –y prolíficamente extraña– banda Squid Pisser ha vuelto con otra pesadilla sonora condensada en apenas 20 minutos. Las canciones de Dreams of Puke (2024) son breves, abrasivas e impredecibles, ofreciendo una descarga auditiva tan brutal como adictiva.

Tras My Tadpole Legion (2023) y el EP Vaporize a Neighbor (2024), llega este Dreams of Puke, su segundo larga duración, con una colección de canciones contundentes que giran a 45 revoluciones por minuto sin dar ni un solo segundo de tregua. Imagina una montaña colosal, no de roca o tierra, sino de lodo nuclear. Un amasijo putrefacto que emana metanfetamina en estado puro, fluyendo como un torrente tóxico hacia tus oídos. Esa es la experiencia que te espera con este nuevo trabajo.

Squid Pisser redefine el grindcore con su estilo salvaje y disonante. Sus castigadores y machacones temas son una muestra absolutamente demencial de un hardcore que es tan grotesco como caótico. Las composiciones, en su conjunto, forman un extrañamente bello ramillete de canciones. Tommy Meehan, con su uso magistral de pedales de efectos y texturas sonoras, crea un paisaje denso de restos intestinales, pegado con una mezcla de pus, mocos, chuches y pura locura sin adulterar. Seth Carolina, por su parte, aporta una intensidad visceral con su furiosa y categórica forma de golpear, aporrear, mejor dicho, la batería.

¿Te has imaginado alguna vez una abducción alienígena en medio de una orgía intergaláctica? Si la respuesta es sí, entonces estás preparad@ para la experiencia auditiva que tienes entre manos. Prepárate para un viaje grotesco y extraño, donde los fluidos corporales y la extrema locura metalera se mezclan en una joya asquerosa. El dúo de Los Ángeles, California, ha creado un paisaje sonoro saturado de detritos y salpicado de elementos que desafiarán tu percepción de la música. Olvídate de las canciones largas y melodías pegadizas. Dreams of Puke te atrapa con 12 temas que raramente superan el minuto y medio, cada uno una explosión de grindcore que te dejará sin aliento. El tema más corto, «Cancel the Family», es una descarga de pura adrenalina en solo 40 segundos. Escuchar este álbum es como ser abducido por seres intergalácticos hasta arriba de LSD después de seis días seguidos de rave. Te sentirás desorientad@, confundid@, pero al mismo tiempo fascinad@ por su intensidad y creatividad.

El álbum comienza con la cacofonía percusiva de puro hardcore y las guitarras serpenteantes de «Heaven’s a Place On Earth», que acaba por transformarse en una surte de híbrido a medio camino entre Mr. Bungle (me viene a la cabeza el tema que abre su álbum de 1995 Disco Volante, «Everyone I Went to High School With Is Dead») y los primeros Melvins. Las influencias de Mr. Bungle aparecen a lo largo de todo el disco en forma de estallidos de metal carnavalesco, vanguardista, en temas como «Felching Your God» y «Cancel the Family».

En medio de la vorágine grindcore de Dreams of Puke, emergen oasis de memorabilidad en forma de composiciones más extensas. Si bien la mayoría de los temas no superan el minuto y medio, estas piezas más largas ofrecen un respiro, una progresión que agradece el oído y que demuestra la versatilidad de la banda.

«Virus Assholes», la pista número tres, es un ejemplo perfecto. Sus riffs galopantes y destellos descaradamente punk la convierten en una canción adictiva que te atrapa desde el primer segundo. «Gack Action Gods», el quinto corte, por su parte, presenta una atmósfera espeluznante que recuerda al trabajo de Mike Patton en Dead Cross.

Los amantes del metal extremo encontrarán su dosis en «Vaporize a Neighbor». Sus riffs metálicos y la intensidad vocal te transportan al universo de The Dillinger Escape Plan. Para cerrar el álbum con broche de oro, «Lord of the Slog» nos regala una entrega vocal memorable que te dejará sin aliento.

Estas composiciones más largas no solo son un respiro, sino también una demostración del talento y la creatividad de Squid Pisser. La banda sabe jugar con el tiempo, creando momentos memorables dentro de un álbum que, en su conjunto, es una explosión de caos y brutalidad.

¿Te atreves a desafiar los límites de tu percepción auditiva? Si tu respuesta es afirmativa, prepárate para sumergirte en el torbellino sonoro que es Dreams of Puke, la nueva obra de Squid Pisser. Este álbum no es apto para corazones frágiles, pues te arrastrará a un viaje sensorial sin precedentes donde el grindcore se reinventa y alcanza cotas de intensidad nunca antes exploradas.

Olvídate de todo lo que creías saber sobre este género. Dreams of Puke no se limita a la crudeza y la ferocidad características del grindcore, sino que eleva la experiencia a un nuevo nivel, incorporando elementos inesperados de belleza y complejidad. Riffs punzantes, guturales brutales y composiciones intrincadas se entremezclan en una sinfonía caótica que te dejará sin aliento.

Atrévete a sumergirte en este mundo de caos y belleza, por extraño que parezca, y prepárate para que tus sentidos se transformen para siempre. Squid Pisser ha llegado para demostrar que el grindcore puede ser mucho más que ruido y furia, y Dreams of Puke es la prueba irrefutable de su talento y creatividad.

¿A qué esperas? Emprende este viaje sonoro extremo y descubre un nuevo universo musical que te dejará marcad@ para siempre.

Fotografía: Anthony Mehlhaff
Rubén de Haro
Sobre Rubén de Haro 569 Artículos
Tipo peculiar y entrañable criado a medio camino entre Seattle, Sunset Boulevard y las zonas más húmedas de Louisiana. Si coges un mapa, y si cuentas con ciertos conocimientos matemáticos, verás que el resultado es una zona indeterminada entre los estados de Wyoming, South Dakota y Nebraska. Una zona que, por cierto, no he visitado jamás en la vida. No soy nada de fiar y, aunque me gusta “casi todo lo rock/metal”, prefiero las Vans antes que las J'hayber.