Sinisthra – The Broad and Beaten Way

Nuestra Nota


8 / 10

Ficha técnica

Publicado el 15 de mayo de 2020
Discográfica: Rockshots Records
 
Componentes:
Tomi Joutsen – Voz
Markku Mäkinen – Guitarra
Marko Välimäki – Guitarra
Janne Telén – Bajo
Erkki Virta – Batería
Timo Vainio – Teclados

Temas

1. Eterne (4:19)
2. Closely Guarded Distance (13:10)
3. Halfway to Somewhere Else (7:43)
4. Morning Frail (5:56)
5. Safe in the Arms of the Everlasting Now (7:26)
6. Ephemeral (4:05)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Sinisthra – The Broad and Beaten Way
Todos los discos de Sinisthra en Amazon


Que no os sorprenda si no teníais ni idea de la existencia de estos tales Sinisthra (yo, definitivamente, jamás había oído a hablar de ellos). Fundados en el año 2000 bajo el nombre de Nevergreen y con un solo disco en el mercado llamado Last of the Stories of Long Past Glories publicado en 2005, esta banda que cuenta en sus filas con el vocalista de Amorphis Tomi Joutsen y con una serie de músicos eminentemente metálicos del panorama finlandés ha decidido volver quince años después con el que es su segundo larga duración, este interesante, variado y más que notable The Broad and Beaten Way que edita la discográfica italiana Rockshots Records.

Sinisthra se definen como una banda de gothic metal, pero a mí no me parece que lleguen a serlo, al menos estrictamente. Claro que tienen toques a ese estilo, pero también los tienen a bandas como Katatonia, Anathema o A Perfect Circle, algo que les aporta altas dosis de clase, elegancia y melancolía. Ya sé que puede sonar simplón expresarlo así, pero más allá de los interesantes que puedan ser instrumentalmente (que lo son), lo que me destaca por encima de todo es la voz absolutamente deliciosa de Tomi. Y es que a pesar de que en Amorphis su timbre ya brilla con luz propia, tener la oportunidad de escucharla en un entorno tan íntimo como es muchas veces éste es todo un lujazo. Y el hecho de que la producción sea mejorable por momentos (con algunos instrumentos sonando como huecos) no lo hace menos disfrutable.

La inicial “Eterne” es sin duda el tema que rezuma un aire más Amorphis de todos, con algunas líneas vocales (por ejemplo la del estribillo, genial todo él) que podrían encajar perfectamente en la banda principal de Tomi. Ésta es también la canción más deliciosamente ligera e inmediata de este trabajo y, por ello, el single ideal para que muchos se hagan una idea (errónea, en todo caso) de lo que vamos a encontrarnos aquí. Porque no sé si está colocada de forma estratégica para intentar enganchar a los fans de la genial banda finlandesa, pero la realidad es que, quizás paradójicamente, no encontraremos ninguna otra canción que se le parezca ni tan siquiera remotamente en lo que queda de disco. En todo caso, se trata de todo un temazo para empezar.

El primer tema está muy bien, pero la joya de la corona tanto en duración como en calidad es sin ninguna duda “Closely Guarded Distance”. Un tema que va desde el prog metal más alternativo de bandas como Tool o sus hermanastros de A Perfect Circle a la delicadeza de gente como Soen o al gothic metal de Paradise Lost pasando por una miríada de estilos que la convierten en una bacanal de estilos bastante insultante que avanza sin ninguna prisa durante unos trece minutos y pico de duración que se antojan casi necesarios.

La primera parte de la canción transcurre por derroteros más o menos previsibles, pero a la que empiezan los aires orientales y casi sinfónicos, los ruiditos fantasmagóricos, las voces telefónicas (y cacofónicas) y, sobre todo, los pasajes más delicados y pinkfloydianos (acompañados por unas líneas vocales sencillamente memorables cuyos susurros me recuerdan vagamente a Pain of Salvation y, a veces, incluso a bandas de rock más gótico), la cosa se pone como para levantarte y ponerte a aplaudir. El poderoso final, casi cercano al doom más romántico, es otro de los momentos clave de un tema bastante espectacular.

Con un principio así, lo primero en lo que piensa uno es en frotarse las manos ante el pedazo de discarral que debemos tener por delante. De todas maneras, y aunque la propuesta de este The Broad and Beaten Way está realmente bien, creo que la cosa va un poco de más a menos, tanto a nivel de fuerza como de memorabilidad. La melosa y magnífica “Halfway to Somewhere Else”, de todas maneras, aún raya a un nivel altísimo, con una ambientación maravillosamente inquietante y una línea vocal preciosa (y que no esconde que Tomi es su principal arma). Como suele ocurrir a lo largo del disco, este corte transcurre sin ningún tipo de prisa, y no es hasta el final que se anima un poco con unas guitarras algo más potentes y una melodía bastante épica.

“Morningfrail” es, con bastante seguridad, la canción que menos me gusta de todo el disco. Sin ser terrible del todo, cuenta con un par de melodías que me chirrían por todos sitios, algunas partes sorprendentemente simplonas y algunos cambios que se me antojan incompletos y casi improvisados. Hay algún riff asincopado que se salva (de hecho mola mucho), y las partes con más aire a A Perfect Circle no están tampoco mal, pero no sé si es porque lo que encontramos a su alrededor es muy bueno (sobretodo los tres temas que nos habían llevado hasta aquí), este tema en concreto me parece casi un borrón que no sabe alcanzar los niveles de clase y elegancia pausada que rezuman por todos los poros de este disco.

Los teclados, la melodía y la delicadeza quejosa de la notable “Safe in the Arms of Everlasting Now” vuelven a recordarme vagamente a la propuesta de los suecos Pain of Salvation (y a otra banda que, ahora mismo, no soy capaz de identificar y que me da mucha rabia porque los tengo en la punta de la lengua), y además cuenta con un final reminiscente del doom gótico que me resulta brillante. La final “Ephemeral”, por su parte, tiene nombre a canción de Anathema y, quizás no tan sorpresivamente, suena bastante a los últimos Anathema. Por lo tanto, se trata de una canción muy dulce y muy melancólica que avanza a partir de una melodía esperanzadora y luminosa a pesar de que tiene momentos más brillantes que otros.

Así pues, este segundo disco de los finlandeses Sinisthra es una obra interesante y variada que si bien es posible que se diluya un poco con los minutos y que peque a veces de una cierta irregularidad, cuenta con momentos verdaderamente brillantes que cualquier fan del prog melancólico y el metal más ligeron sabrá apreciar. La voz de Tuomi es sencillamente deliciosa y el entorno que le preparan instrumentalmente la hace brillar especialmente, pero es que además musicalmente está (casi siempre) a la altura. Un descubrimiento interesante que veremos si tiene continuidad, porque puede dar mucho de sí.

Avatar
Sobre Albert Vila 854 Artículos
Siempre me ha encantado escribir y siempre me ha encantado el rock, el metal y muchos más estilos. De hecho, me gustan tantos estilos y tantas bandas que he llegado a pensar que he perdido completamente el criterio, pero es que hay tanta buena música ahí fuera que es imposible no seguirse sorprendiendo día a día. Tengo una verborrea incontenible y, si habéis llegado aquí, seguro que ya os habéis dado cuenta. Como medio, formar parte de una escena tan enérgica y con tanta gente apasionada que vive lo que hace con tanto amor y sin esperar nada a cambio es un disfrute constante y auténtico privilegio. En Science of Noise queremos ayudar día a día a que esta escena crezca y se solidifique, sin rivalidades y con la máxima ilusión. Porque seremos pocos, pero somos poderosos.