Shannon and the Clams – Year of the Spider

Nuestra Nota


8 / 10

Ficha técnica

Publicado el 20 de agosto de 2021
Discográfica: Easy Eye Sound
 
Componentes:
Shannon Shaw - Voz, bajo
Cody Blanchard - Guitarra, voz
Nate Mahan - Batería
Will Sprott - Teclados

Temas

1. Do I Wanna Stay (4:28)

2. All of My Criyin' (3:09)

3. Midnight Wine (3:18)

4. I Need You Bad (3:03)

5. Year of the Spider (2:30)

6. In the Hills, in the Pines (2:34)

7. Godstone (2:30)

8. Snakes Crawl (3:17)

9. Mary, Don’t Go (2:53)

10. Leaves Fall Again (2:39)

11. Flowers Will Return (3:21)

12. Crawl (2:19)
13. Vanishing (3:06)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Shannon and the Clams – Year of the Spider
Todos los discos de Shannon and the Clams en Amazon


La banda de rock retro Shannon and the Clams, presenta su último trabajo Year of the Spider. Este es el sexto álbum de estudio del grupo de Oakland, California. Nos entregan un disco, con pinceladas de soul, rock ‘n’ roll, garage rock y alguna guitarra surf rock. Year of the Spider contiene 13 canciones producidas por Dan Auerbach, guitarrista y voz de The Black Keys. A pesar, tal como decíamos de su aire retro, con clásicos sonidos, el álbum suena singular y relativamente fresco, con una voz inconfundible transmitiendo diferentes vivencias.

El primer corte “Do I Wanna Stay” perfectamente podría formar parte de una película de Quentin Tarantino (un poco en la onda de “Bang Bang” de Nancy Sinatra en Kill Bill Vol. 1). “All of My Cryin’” es un tema con un sonido Motown realmente bien elaborado. La canción desprende esencia de The Temptations o de Smokey Robinson and the Miracles. El siguiente corte “Midnight Wine”, describe la pérdida de amigos y personas por sobredosis en la comunidad artística de Oakland. El teclado adquiere un tono idóneo y el solo de guitarra es notable. En el caso del teclado es curioso, ya que en general, en cada canción adquiere una expresión condicionada y personalizada al servicio del tema.

“I Need You Bad” es pura esencia de los 60, con un deje a The Ronettes. El tema que da nombre al álbum es el preferido de un servidor: ”Year of the Spider”, con el ritmo acentuado en caja en negras, la canción fluye con asombrosa naturalidad. Si antes relacionábamos el primer corte de este artefacto con una posible banda sonora, todo conjeturas obviamente, “Year of the Spider” podría formar parte de la banda sonora de una película del gran David Lynch. La guitarra surf; buenísima.

“In the Hills, in the Pines” tiene una cadencia a The Shangri-Las. Lo que comentábamos antes en referencia al teclado, se adapta a la melodía solicitada, aportando la expresividad que requiere el tema. “Godstone” nos presenta un surrealista encuentro submarino que Shannon Shaw tuvo en Hawaii. En cierta manera, Shannon and the Clams, presenta un sonido curioso mezclando doo-wop, rhythm and blues, garage rock y surf. Tal como ellos afirman: “Amamos la música desde los años 50 al punk de los 80”. Realmente eclécticos. 

En “Snakes Crawl” desprende una fragancia sesentera en un continuo arpegio de guitarra con su posterior teclado, la voz de Shannon  Shaw hace el resto. En el corte “Mary, Don’t Go” nos describen una vivencia ingrata, una experiencia negativa, ya que la cantante y bajista se vio obligada abandonar junto a su amiga, la vivienda que compartían, y todo debido a un intruso espiador. El siguiente tema “Leaves Fall Again”, destila esencia sesentera y emotividad a raudales.

En la canción “Flowers Will Return” toma las riendas vocales el guitarrista Cody Blanchard, es buenísimo; el tema tiene una cadencia y unas pinceladas, que me recuerda a una mezcla entre el cantante Del Shannon, The Beatles y The Byrds.

Realmente no están inventando nada, pero siempre nos sacia. Para finalizar el álbum: “Vanishing”, una balada conmovedora personal, en la que Shannon Shaw, canta a su padre diagnosticado de cáncer. Year Of The Spider es un trabajo interesante y realmente inspirado.

Avatar
Sobre Victor Salas 19 Artículos
Me gusta la música en su abanico más amplio, las películas de terror con sus monstruos más famosos, y leer sorprendentes relatos.