Secrets of the Moon – Black House

Nuestra Nota


8.75 / 10

Ficha técnica

Publicado el 8 de mayo de 2020
Discográfica: Lupus Lounge
 
Componentes:
Michael Zech - Voz, guitarra
Phil Jonas - Guitarra, teclados, voz
Lars Plegge - Bajo
Alessandro Delastik - Batería

Temas

1. Sanctum (5:40)
2. Don’t Look Now (5:31)
3. Veronica’s Room (4:58)
4. He Is Here (6:08)
5. Cotard (5:08)
6. Black House (6:38)
7. Heart (6:56)
8. Mute God (6:24)
9. Earth Hour (4:53)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Secrets of the Moon – Black House
Todos los discos de Secrets of the Moon en Amazon


Algo más de cuatro años y pico han tenido que pasar para la salida del nuevo opus de Secrets of the Moon. Tiempo suficiente para macerar, desarrollar y esculpir las ideas y esbozos acumulados durante este tiempo y plasmarlo en un nuevo larga-duración. Sun (2015), vino precedido con una sólida campaña de promoción, embarcándose en una extensa gira flanqueando junto a Mgla a los icónicos Behemoth. Un álbum que aunque por una parte fue bien recibido en términos generales por la prensa y la comunidad metálica, como suele ocurrir con los alemanes, nunca deja indiferente a nadie. No contentó a todos los fans por igual, o simple y llanamente, no fue entendido por estos últimos. Una vez más, tengo la certeza que ese déjà vu sucederá nuevamente con Black House. Es más, este hecho, con el paso de los años, se ha convertido en un mal endémico con el que ellos siempre han tenido que lidiar, pero que a tenor de sus declaraciones y entrevistas que han concedido este tiempo atrás, siempre han ignorado en pos de la música, “su verdad”.

Echando la vista atrás, los teutones siempre han dado pasos firmes musicalmente hablando a cada lanzamiento, con una progresión y madurez de su propuesta artística digna de alabar. Desde su concepción más arcaica, ortodoxa y primitiva del black metal de sus dos primeros álbumes, pasando por esa vuelta de tuerca explorando nuevos terrenos más atmosféricos y ‘progresivos’ por momentos de obras como Antithesis, Privilegivm o el aclamado Seven Bells, todos ellos, bajo el auspicio de Lupus Lounge, coetáneo sello discográfico de Prophecy Productions.

Volviendo al disco que nos ocupa, ¿se repite esta casuística con este nuevo elepé? La respuesta es: sí. El abanico de recursos e influencias musicales se ha ampliado por momentos y podemos decir sin temor alguno que Black House se constituye como el proyecto más ambicioso en su carrera y un patente paso más allá de su predecesor. De hecho, hasta diría que han abandonado cualquier vestigio o retazo ‘metálico’, abrazándose a un cariz más cercano al dark rock, en términos de sonido y producción. Consecuencia de ello, es el abandono de sus pseudónimos artísticos por el uso de sus nombres reales.

Aunque pueda parecer una amalgama un tanto bizarra y heterogénea, diría que este disco posee ciertos elementos de la onírica oscuridad que desprendía Wild Honey de Tiamat, atmósferas intimistas y poppy cercanas a Anathema/Alcest, el poso gótico y siniestro a lo Fields of the Nephilim o los estribillos pegadizos de Grave Pleasures. Tampoco sería descabellado pensar en la transgresora mente e influencia que haya podido aportar David Bowie o ciertos patrones rítmicos y esencia de The Cult. Como podréis presuponer, a tenor de estas palabras, la coctelera alemana ha querido nutrirse de un sinfín de ingredientes a la hora de crear su propia receta.

Pero lo más sorprendente de ello, es la facilidad con la que han conseguido que Black House suene redondo, sin fisuras y por ende, se establezca como un trabajo sólido y ambicioso. ¿Hablamos de ambición? Así es, porque es tal la confianza ante esta nueva obra por parte de Secrets of the Moon que han registrado, nada más y nada menos que sendos videoclips para los nueve cortes del plástico, por el tandem conformado por los renombrados artistas visuales franceses Metastazis (Behemoth, Ghost, Morbid Angel, Ulver) y Dehn Sora (Deathspell Omega, Amenra, Blut Aus Nord). Recomiendo encarecidamente el visionado de alguno de los temas que están disponibles, porque están creados con una exquisitez y un minimalismo, sencillamente aplastantes.

Al igual que para la parte visual, se han sabido rodear de un elenco de colaboradores de un primer nivel en todo y cada uno de las canciones, dignos de mención, desde Jarboe, a las entidades desconocidas detrás de (Dolch), V. Santura (Dark Fortress, Triptykon), Thomas Elm (Empyrium), A. von Meilenwald (The Ruins of Beverast) o quizás el menos ‘reconocido’ Jules Naveri, pero quien de lejos, es quien más brilla entre los presentes.

¿Highlights? Desde la atmosférica y vibrante «He Is Here», sobresaliendo ciertos fraseos a lo Alice in Chains gracias a los patrones vocales del invitado Jules Naveri, pasando por los ecos pegadizos post-punk a lo Grave Pleasures en «Veronica’s Room» o «Earth Hour». Eso por no hablar de «Sanctum» que se erige como un incontestable y pegadizo himno/single, las introspectivas «Heart» o «Don’t Look Now» con su coqueteo electrónico en un claro guiño a David Bowie o la intimista y melancólica «Cotard».

Dejando un lado los grandes nombres o referencias asociados a esta reseña, Black House se postula como un nuevo ejercicio en la vuelta de tuerca del sonido de Secrets of the Moon, mostrándonos la madurez musical en la que se encuentran. Claramente, candidatos a estar entre las referencias más destacadas de este convulso 2020.