Crónica y fotos del Rock Imperium Festival 2024 - Parque El Batel (Cartagena), 22 de junio de 2024

Rock Imperium Festival 2024 – Día 4: artistazos de la talla de Yngwie Malmsteen, Warlock o The Darkness cierran una edición excelente

Datos del Concierto

Rock Imperium Festival 2024

Bandas:
Yngwie Malmsteen + Warlock + The Darkness + Carcass + Riverside + Textures + Injector + Lovebites + Spidergawd + Green Lung + Riot City + Cobra Spell + The Last Internationale + Glasya + Holycide + Darknoise + Vatican Spectrum
 
Fecha: 22 de junio de 2024
Lugar: Parque El Batel (Cartagena)
Promotora: Madness Live!
Asistencia aproximada: 12.000 personas

Fotos

Fotos por Marta Carreras

Allá vamos con el último día de este Rock Imperium, tercera edición que ha traído a grandes bandas a la ciudad de Cartagena. Llegados al último día, nos queda dar nuestra enhorabuena a la organización, ya que, al menos desde fuera, fue todo rodado. Se cumplieron los horarios, no encontré colas largas para nada, los baños estaban impolutos, y pudimos disfrutar de detalles como la carpa de firmas que nos permitía acercarnos un poco más a los artistas.

En esta jornada, el virtuosismo de Yngwie Malmsteen se encontraba con el heavy metal de Warlock o el rock festivo de The Darkness. Pudimos disfrutar también del extremismo de Carcass, las propuestas menos habituales de Spidergawd Green Lung y bandas nacionales como Cobra Spell. Entrábamos justo para ver el final de The Last Internationale. Lástima que tocaran tan temprano, porque nos dimos de narices con un directo súper enérgico de los americanos.

Cobra Spell cumple sin enamorar a hora pico de calor

Empezábamos con el heavy metal revival de Cobra Spell, que para la hora que era reunían una buena cantidad de público bajo el Sol radiante. Me escuché su disco 666 (2024), y la verdad es que no me enganchó demasiado. Sus temáticas son de lo más manido que existe en el metal (joder, Anvil tienen un tema que se llama «666» y salió en el ’82) y las canciones me parecieron tirando a normalitas.

Pero sin duda sus puntos fuertes residen en un directo notable y en la imagen ganadora de las cinco chicas. Empezaban un poco frías, pero con el apoyo del público la cosa iba en crescendo. La impresionante voz de Kris Vega nos daba un chute de energía y el resto de la banda sonaba compacta y potente. Un buen rato de heavy ochentero bastante adecuado para festivales.

Setlist Cobra Spell:

The Devil Inside of Me
Satan Is a Woman
Bad Girl Crew
S.E.X.
Love Crime
Poison Bite
Accelerate
Warrior From Hell
Addicted to the Night

Lovebites se convierte en una de las sorpresas del festival

Quizás actuar justo antes de Lovebites no fuera lo mejor para Cobra Spell, ya que lo que vino a continuación no fue sino una actuación arrolladora de las japonesas. Ya sabéis qué dicen, hagas lo que hagas, siempre habrá un asiático que lo hará mejor que tú. Y en este caso venían con más fuerza, más velocidad y temas más pegadizos.

La batería prácticamente thrasher de Haruna llevaba la actuación el volandas, y aunque el trabajo guitarrero era tirando a simple, Midori y Miyako sí que brillaban en los solos y las melodías dobladas. Cabalgando la ola, la voz operística de Asami, que le daba el toque único al heavy / power metal que practican. A pesar de tocar estos estilos más bien tradicionales, llevan la contraria a la estética heavy vistiendo todas de blanco.

Formadas en 2016, he flipado al ver la larga lista de lanzamientos que tienen. Ya van por el cuarto disco, Judgement Day (2023), y luego tienen una ristra de EPs y directos que no es normal para una banda que no tiene ni diez años. No se de donde han salido, pero van en camino de convertirse en una sensación en el mundillo. De momento se están hartando de hacer festivales europeos…

Setlist Lovebites:

The Hammer of Wrath
When Destinies Align
Stand and Deliver (Shoot ‘em Down)
Shadowmaker
Judgement Day
Don’t Bite the Dust
Rising
M.D.O.
Holy War

Spidergawd nos suben la moral con su sonido festivo

Una de las propuestas más originales venía de la mano de Spidergawd. Estos noruegos vienen practicando una especie de hard rock y heavy buenrollero que nos electrizaba al instante. Sin duda, el punto distintivo de la banda es el saxo barítono de Rolf Martin Snustad, que les da un sonido particular y complementa la guitarra y el bajo.

Empezando con «The Tower», nos presentaban su último lanzamiento: Spidergawd VII (2023). No son muy originales con los nombres de los discos, no, todos llevan el nombre de la banda y el número detrás. Siempre con voces melódicas y frecuentemente dobladas, es difícil resistirse a moverse. Eso sí, a veces es difícil distinguir entre las canciones, porque su sonido es bastante monótono.

Setlist Spidergawd:

The Tower
Your Heritage
What You Have Become
At Rainbows End
Oceanchild
Heaven Comes Tomorrow
Ritual Supernatural
Afterburner
Sands of Time
Do I Need a Doctor…?
All and Everything
Is This Love..?

Green Lung se postulan como herederos del doom metal

Otra agradable sorpresa era la de Green Lung. Para amantes del doom metal de los primeros Black SabbathCandlemassPentagram. Con la voz de Tom Templar clara y melódica, y los organillos de John Wright, nos queda un sonido que hasta roza lo épico en algunos momentos. Buen contraste con los graves densos de la guitarra y el bajo, que nos transmitían ese carácter propio del género.

En este caso nos presentaban This Heathen Land (2023), un tercer trabajo que les está haciendo circular bastante (tras el Imperium, tenían actuaciones también en el Hellfest y el Resu). Repasaban también sus otros dos plásticos, con temas de los que te hacen vibrar. La genial «Old Gods» o la satánica «Let the Devil In» se convertían en los momentos cumbre de la actuación. ¡Otro grupo para apuntarse y repetir!

Setlist Green Lung:

The Forest Church
Woodland Rites
Maxine (Witch Queen)
Leaders of the Blind
Mountain Throne
Song of the Stones
Old Gods
Hunters in the Sky
One for Sorrow
Let the Devil In
Graveyard Sun

Contraste interesante entre el speed metal de Riot City y el progresivo de Riverside

No me podía perder la actuación de Riot City, una banda joven pero que de primeras no lo parece. Tanto sus portadas como su sonido nos retrotraen a los tiempos en los que el speed metal reinaba, pero ellos se formaron en 2011. Desde entonces, han sacado dos poderosos discos que presentaron en un tercer escenario con bastante afluencia. Voces gritonas, baterías a doble bombo y riffs frenéticos son lo que puedes esperar encontrarte en uno de sus conciertos, una alta dosis de energía para esos fans de la vieja escuela.

Por otro lado, Riverside tomaban el escenario principal a base de rock progresivo, y también tenía curiosidad para ver de qué eran capaces. Tras algo más de medio set de Riot City, bajé los escalones para volver a la esplanada del parque para encontrarme entre los acordes de «Lost (Why Should I Be Frightened By a Hat?)». El sonido de Riverside suele ser bastante chill, pero también tienen momentos de engorilamiento en el que activan las distorsiones.

Como buena banda de progresivo, algunos de sus temas son de los largos, como «Left Out», de 11 minutos, o «Egoist Hedonist», de 9. Cada una de ellas pasa por diferentes etapas donde los sonidos cambian, haciendo de su concierto un agradable viaje. Cerraban con «Friend or Foe?», de su último disco ID.Entity (2023) un interesante concierto, que a lo mejor no fue muy festivalero, pero que el público apreció igualmente. Seguro que en sala el espectáculo gana mucho más.

Setlist Riverside:

#Addicted
02 Panic Room
Landmine Blast
Big Tech Brother
Lost (Why Should I Be Frightened By a Hat?)
Left Out
Egoist Hedonist
Friend or Foe?

Doro y compañía recuerdan los años de Warlock con un repertorio íntegro de la clásica banda

Uno de los platos fuertes del día era concierto de Warlock, o de Doro, que aunque al final toquen prácticamente las mismas canciones, por alguna razón va cambiando el nombre que aparece en los carteles. En este caso aparece como Doro Pesch of Warlock, para hacerlo más rocambolesco. La icónica vocalista alemana siempre ha sido muy amada en España, y el público le volvió a dar calor desde el inicio, con clásicos como «I Rule the Ruins» o «Burning the Witches».

A priori pensaba que entre los otros miembros habría alguno de los originales también, pero creo que solo el guitarrista Tommy Bolan estuvo en alguna formación de Warlock, y fue solo durante poco más de un año, cuando sacaron su cuarto y último Triumph and Agony (1987). Un poco questionable entonces, ir con el nombre de Warlock tan grande…

Pero bueno, el sonido fue muy claro y dieron un gran concierto, esto es así. ¿Quién se puede resistir a temazos como «Three Minute Warning» o la preciosa balada «Für immer»? La reina del metal sigue en forma a us 60 años y se mostró tan agradecida como siempre ante el público español. E igual que muchas bandas del festival, tuvo unas palabras de cariño para Judas Priest, antes de versionar un «Breaking the Law» que regrabaron junto a Rob Halford.

Parecía que con su himno «All We Are» iba a terminar el concierto, pero había un poco más de tiempo que se materializó en el gran «Metal Tango» y un «All for Metal» que no acabó de cuajar como gran final. Buen recuerdo, sea como sea, el que nos dejaron Doro y sus hombres, rindiendo tributo a la historia de Warlock.

Setlist Warlock:

I Rule the Ruins
Earthshaker Rock
East Meets West
Burning the Witches
Fight for Rock
Three Minute Warning
Time for Justice
Für immer
Metal Racer
True As Steel
Evil
Breaking the Law (Judas Priest cover)
All We Are
Metal Tango
All for Metal

El recital del virtuoso Yngwie Malmsteen nos entusiasma a unos y aburre a otros

Qué ganas tenía de al fin poder ver a uno de los guitarristas más célebres del panorama metálico. He de confesar que Malmsteen fue uno de los motivos que me hizo animarme a bajar a Cartagena, pues poder ver un show completo suyo, como cabeza de cartel en un festival es un rara avis. Tanto quería verlo, que ni el solape de la muerte con Carcass me pudo disuadir (aunque al final pude llegar a ver algo de los putrefactos ingleses, luego os cuento…).

Estaba claro que no iba a ser un concierto para todo el mundo. Hora y media de masturbación guitarrera puede ser un verdadero tostón para quien no le interese particularmente el instrumento, pero para los que tocamos o a los aficionados al metal neoclásico, lo flipamos.

Pudimos disfrutar de temazos como «Rising Force», «Now Your Ships Are Burned» o «Far Beyond the Sun», que sentaban las bases de este estilo que luego seguirían tantas bandas. De fondo, la portada de este Rising Force (1984) que hace poco cumplía los 40 años. También caían versiones de viejos maestros como BachPaganini, así como de sus primeras influencias rockeras: fragmentos de las legendarias «Smoke on the Water», «Red House» o «Bohemian Rhapsody».

El virtuoso también se lanzaba a cantar algunas partes, aunque para el nivel al que está iba un poco justito vocalmente. Para eso ya tiene al gran Nick Marino, que hace gala de un tremendo chorro de voz mientras hace las mil delicias al teclado. Eso sí, arrinconado en un lado del escenario junto al bajista Emi Martinez, no vaya a ser que le hagan sombra al divo.

Ya sabemos que el ego de Malmsteen es casi tan grande como su habilidad a las seis cuerdas, que demostraba también entre canción y canción con pequeños solos donde armonizaba consigo mismo usando el pedal de delay. Realmente los solos que improvisa durante cada canción (porque no toca las mismas notas en cada concierto) son una gozada de escuchar. Puedes oír claramente cada nota, hasta en los pasajes más frenéticos, y aún así de vez en cuando se deja entrever alguna imperfección, demostrando que aquí no hay trampa ni cartón.

Para mí los mejores momentos venían con los duelos con Marino, por ejemplo en «Evil Eye», pasándose el turno entre la guitarra y el teclado para dejarnos a todo estupefactos. La cosa acababa con su clásico «You Don’t Remember, I’ll Never Forget», y la bellísima «Black Star», que abría ese Rising Force y hacía de bis para rematar la actuación.

Para mí fue un bolazo y nos dio todo lo que esperaba de un artista de sus características, aunque para otros fue un poco ladrillo, y todo este exhibicionismo les acaba aburriendo aunque se trate de un talento como el suyo. Supongo que es uno de esos que o lo amas o lo odias, difícil encontrar un término medio con un personage como Yngwie.

Setlist Yngwie Malmsteen:

Rising Force
Top Down, Foot Down / No Rest for the Wicked
Soldier
Into Valhalla / Baroque & Roll
Like an Angel (For April)
Relentless Fury
Now Your Ships Are Burned
Wolves at the Door
(Si Vis Pacem) Parabellum
Badinerie (Johann Sebastian Bach cover)
Paganini’s 4th/Adagio (Niccolò Paganini cover)
Far Beyond the Sun / Bohemian Rhapsody
Seventh Sign
Evil Eye
Smoke on the Water (Deep Purple cover)
Trilogy (Vengeance)
Guitar Solo
Red House (The Jimi Hendrix Experience cover)
Fugue – Noise
Drum Solo
You Don’t Remember, I’ll Never Forget

Black Star

The Darkness

Como la actuación de Malmsteen acabó antes de lo previsto, aún me dio tiempo de subir corriendo para ver el final de Carcass. Ya les había podido ver un par de veces, pero es una de esas bandas que no importa repetir, aunque sea solo para escuchar los bises. Sonaban «Genital Grinder» o «Exhume to Consume» mientras el pogo ardía, y la banda sonaba tan compacta como siempre, con la siniestra voz de Jeff Walker sobre la mezcla de brutalidad marca de la casa.

Pues acabado este sube-baja solo quedaba la actuación de The Darkness para acabar el festival. Muy buena opción para el cierre, pues los hermanos Hawkins saben como montar una buena fiesta. Han vendido esta gira como un especial para celebrar los 20 años de Permission to Land (2003), su debut y trabajo más aclamado, así que lo pudimos escuchar prácticamente entero. Un caramelito para los fans.

Empezaban a caer temas como «Black Shuck» o la tremenda «Get Your Hands Off My Woman», con el pino ya tradicional del vocalista. Justin Hawkins sigue en forma, con una buena voz y su característico falsete que no deja a nadie indiferente.

Sonaron también canciones sueltas del resto de su discografía, como la más nueva «Motorheart», el single «Barbarian» o la balada «Heart Explodes», de ese genial Easter is Cancelled (2019) que parece que pasará sin pena ni gloria a pesar de tener muy buenos temas. Pero claro, es difícil superar los temas de ese Permission to Land: «Givin’ Up» o «Stuck in a Rut» se llevaron más atención.

Hacia el final daba la sensación que se quedaban sin repertorio e intentaban hacer algo de tiempo, haciendo algo de jam con «Immigrant Song» antes de atacar con su mayor éxito «I Believe in a Thing Called Love». Temazo donde los haya, que ha trascendido la banda y el género hasta el punto que la mayoría de gente lo ha oído alguna vez. Es difícil seguir después de algo así, y el bis con «Love on the Rocks With No Ice» dio la sensación de bajar el nivel de energía general. Sin embargo, nos quedamos con un buen recuerdo del concierto y del festival en general. Veremos qué nos tienen preparado para 2025…

Setlist The Darkness:

Black Shuck
Growing on Me
Get Your Hands Off My Woman
One Way Ticket
Motorheart
Givin’ Up
Heart Explodes
Barbarian
Love Is Only a Feeling
Stuck in a Rut
Solid Gold
Japanese Prisoner of Love
Immigrant Song(Led Zeppelin cover)
I Believe in a Thing Called Love
Christmas Time (Don’t Let the Bells End)
Love on the Rocks With No Ice

Aleix Besolí
Sobre Aleix Besolí 363 Artículos
Hey, has llegado al final del artículo, ¡gracias! Me metí en esto del metal a los 14 años, y de concierto en concierto he ido descubriendo las bandas nacionales e internacionales que forman parte de este mundillo. Ahora aporto mi grano de arena a Science of Noise contando lo que pasa en los eventos de la zona y algunas novedades discográficas. También toco la guitarra y el bajo en algunos grupos de la escena local. Tengo los huevos pelaos de tocar en el Ceferino.