Una visión personal sobre Regresión… por Abel Marín

Curiosamente, el 5 de noviembre, igual que el segundo tema de su genial álbum Prisioneros (2015), anunciaban a través de las redes sociales que al día siguiente darían una noticia que “marcará un punto de inflexión en el futuro de la banda” (palabras textuales). Muy pocos podríamos imaginar que nos encontraríamos con el siguiente texto en su página de Facebook:

Lamentamos comunicaros que Pedro Guijarro, nuestro cantante, ha decidido dejar Regresión. Sus motivos son estrictamente personales y su decisión cuenta con el respaldo y apoyo del resto de la banda, como no podía ser de otra forma.

Como seguro os imagináis, la ruptura se ha producido en el mejor de los ambientes posibles, hablando y analizando cada detalle con calma… Hemos vivido muchas cosas juntos, Pedro es y será siempre uno más de nosotros, no tengáis ni la menor duda de ello. Por tanto compañero, muchas gracias por tu esfuerzo y dedicación! Después de todo, no ha sido un mal viaje, ¿verdad?

Creemos que Pedro debe despedirse de vosotros de la manera que él mejor sabe: cantando encima de un escenario. Será en las siguientes fechas:

– Madrid: viernes, 8 de marzo de 2019 @ We Rock
– Barcelona: sábado, 16 de marzo de 2019 @ Sala Boveda

El resto de la banda hemos decidido continuar el camino y escribir un capítulo más con un nuevo cantante, pero esa ya es otra historia. Os mantendremos informados a la mayor brevedad.

Saludos, abrazos, besos, cerveza y larga vida al Rock and Roll!

Atónito y frío me quedé ante semejante anuncio. Lo primero que me vino a la cabeza fue la cantidad de años que llevaban juntos y el esfuerzo que les ha supuesto llegar hasta donde se encontraban. Ahora que parecían tener el reconocimiento que se merecían y que su nombre podría aparecer en mayor tamaño en los carteles con otras bandas.

A las pocas horas recibimos más información por parte de Pedro en la misma página de la banda:

Uff, ahora que me pongo a escribir esto se me hace muy difícil, pensé que me costaría menos maldita sea, pero son muchas experiencias y una gran parte de mi vida lo que ahora dejo atrás. Aun sabiendo que mi decisión es lo mejor para todos eso no hace que sea fácil dar el paso, nada fácil. Nunca he sido hombre de muchas palabras o sea que no me extenderé demasiado no temáis 😂

18 años cantando, que se dice pronto, y hasta aquí he llegado, aquí, donde quiera que sea eso. Para mí es buen un final. Sobre todo, escribo esto para daros las gracias a todos los que nos habéis animado a mí y a la banda en general a seguir adelante, a todos los que habéis venido a alguno de nuestros conciertos, comprado algún disco, etc. y nos habéis dado ganas de seguir, no sabéis hasta que punto ayuda, ha sido un placer cantar para vosotros, gracias.

A mis amigos y familia siempre apoyándome en todo momento, gracias por todo, no lo olvidaré nunca.

A todos los que han estado cerca de la banda echando una mano o las dos a veces, no diré nombres para no dejarme a nadie, pero desde el principio hasta éstos últimos meses hemos tenido gente muy grande apoyándonos. Gracias, sin vosotros no hubiese vivido tantas buenas experiencias.

Y a mis cuatro compañeros de viaje, ¡vaya viaje! Desde el año 2000 dando caña, madre mía! ¿Qué os puedo decir? Que me quedo con muchos buenos momentos encima de las tablas disfrutando, eso no se borrará jamás. Me quedo sólo con lo bueno de tantos años, carretera y carretera, escenarios grandes y pequeños, en todos ellos me lo he pasado genial cantando y eso no me lo quita nadie. Para mí es un éxito llegar hasta aquí, que me quiten lo bailao 😂 como diría no sé quién.

No hay que dramatizar nada, solo diré que para mí dejarlo ahora es lo mejor y también lo será para Regresión, a los que les deseo lo mejor en todo lo que venga a partir de ahora.

Os veré desde abajo 😉.

Mil gracias

Pedro Guijarro

Las explicaciones oficiales de la banda y de Pedro nos confirma que afortunadamente la ruptura ha sido amistosa, pero nos deja una sensación de vacío e incertidumbre. Mi relación musical con Regresión fue algo tardía, ya que personalmente habíamos coincidido a través de amigos comunes y en algún concierto. Había oído algunos temas de su segundo disco Revolución (2009) pero no me inicié de verdad hasta el Santa Decadencia (2011), disco con el cual se consagraron dando un puñetazo de buen hard rock y heavy clásico. Pero hasta llegar ahí habían estado dejándose la piel por multitud de salas labrándose una reputación a base de sudor y constancia. Se estuvieron codeando con grandes bandas y músicos del panorama nacional, fruto de eso han sido las diversas colaboraciones que han tenido en sus discos y actuaciones.

Con Prisioneros se consolidaron como una banda a tener en cuenta y en su último Terra Ignis (2017) dejaron claro que lo suyo no era fruto de la casualidad, habían llegado ahí para quedarse y tenían mucho que decir. Ya lo dejaron claro girando junto a Zenobia y Guadaña y en el Ripollet Rock de 2017, comiéndose el escenario dando muestra de su fuerte personalidad y buen hacer. Pero una parte de eso se acabó… Al menos para el bueno de Pedro.

Desconozco los motivos tan profundos que le han llevado a tomar semejante decisión y si este parón será definitivo o temporal, en este último supuesto, ¿retomando su actividad con algún otro proyecto? Sea lo que fuere, lo que queda claro es que perdemos la oportunidad de disfrutar de uno de los cantantes con más fuerza y carisma del rock y metal nacional. Posiblemente para muchos lo que acabo de afirmar sea una exageración, pero si habéis tenido la oportunidad de disfrutar a Regresión en directo sabréis de lo que hablo. Fuera del escenario es una persona cercana y amable, de tímida apariencia pero sobre el escenario se convierte en un frontman con una fuerza y una profesionalidad que ya quisieran muchos con más prestigio.

Pero la dura y valiente decisión está tomada, ahora les toca a José, Pablo, David y Toni continuar el viaje sin su compañero durante estos 18 años. Seguro que encontrarán a un nuevo cantante que defienda con dignidad el nombre y las composiciones de la banda y que les permita continuar luchando por el reconocimiento que se merecen en el difícil mundo del metal nacional. Aquí estaremos para seguirlos y apoyarlos.

De momento tendremos la oportunidad de despedirnos de Pedro como se merece en los conciertos que harán junto a Zenobia los próximos 8 y 16 de marzo en Madrid y Barcelona respectivamente. Si ya los conocéis no os voy a descubrir nada, pero si aún no habéis tenido la oportunidad no esperéis a haceros con una entrada para disfrutar de lo que sin lugar a dudas será uno de los conciertos más importantes que haya dado la banda. La fiesta y la emoción están aseguradas.

Pedro, gracias por todos los buenos momentos.

Salud y heavy metal.

Si te ha gustado el artículo, por favor danos tu apoyo siguiéndonos en Facebook:

Abel Marín

Músico frustrado, escritor bloguero ocasional y amante del metal en su variedad de estilos. Vivo con la esperanza de poder llegar a viejo acudiendo a salas de conciertos y festivales. Sí los rockeros van al infierno, que me guarden sitio y una cervecita.

Salud y Heavy Metal.

Abel Marín
Sobre Abel Marín 24 Artículos
Músico frustrado, escritor bloguero ocasional y amante del metal en su variedad de estilos. Vivo con la esperanza de poder llegar a viejo acudiendo a salas de conciertos y festivales. Sí los rockeros van al infierno, que me guarden sitio y una cervecita. Salud y Heavy Metal.