Rammstein – Mutter: 20 años del aclamado doble platino de la banda

Ficha técnica

Publicado el 2 de abril de 2001
Discográfica: Motor Music / Universal Music Group
 
Componentes:
Till Lindemann - Voz
Richard Kruspe - Guitarra
Paul Landers - Guitarra
Oliver Riedel - Bajo
Christoph "Doom" Schneider - Batería
Christian "Flake" Lorenz - Teclados

Temas

1. Mein Herz Brennt (4:39)
2. Links 2 3 4 (3:36)
3. Sonne (4:32)
4. Ich Will (3:37)
5. Feuer Frei! (3:11)
6. Mutter (4:32)
7. Spieluhr (4:46)
8. Zwitter (4:17)
9. Rein Raus (3:09)
10. Adios (3:49)
11. Nebel (4:54)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Rammstein – Mutter: 20 años del aclamado doble platino de la banda
Todos los discos de Rammstein en Amazon


Hoy estamos de aniversario, y es que después de leer la reseña improbable de mi buen compañero y amigo David Polo, me quedé con ganas de contrastar un poco su opinión sobre Rammstein y lo aburrido que es el metal industrial. ¿Y qué mejor oportunidad que el 20º Aniversario del Mutter de Rammstein para hacerlo? Sinceramente, el industrial no es mi género favorito, pero oye, me parece que Ministry, Slipknot, Korn o Static-X no están del todo mal. De hecho, con Mutter me enganché a la banda hasta el punto de saberme todos sus temas prácticamente de memoria. Creo que parte del encanto de Rammstein se cierne en sus videos y letras tan controvertidas y en su capacidad de hacer disfrutar al público del espectáculo, tan teatral como pirotécnico, en sus conciertos en directo.

La polémica de Rammstein

Vamos primero a por el «cotilleo», que creo que nos irá bien a modo de introducción. Desde 1993, las canciones de los alemanes han sido catalogadas de polémicas por tratar temas algo peliagudos además de políticamente incorrectos. Asimismo, no hay duda de que el debate sobre su integridad ideológica los ha llevado a la fama mundial. No es nada raro pensar que el hecho de cantar casi exclusivamente en alemán y tratar temas como la violencia, el canibalismo, el incesto o el nazismo de forma ambigua, tanto en sus videoclips como en sus letras, está hecho intencionadamente para llegar a ser cada vez más y más conocidos… Al fin y al cabo, ninguno de los integrantes del grupo es de derechas.

Un tema por lo menos curioso de la banda es que, al igual que otras como Tool, Textures, Converge, Led Zeppelin, Eisbrecher o Bring Me the Horizon, no es considerada metal desde la Encyclopedia Metallum. Esto, ha llevado a muchas personas a debatir sobre lo que se considera o no metal. En mi humilde opinión, me parece que Rammstein formaría parte del género, pero entiendo que se pueda ver desde una perspectiva distinta, en la que su estilo es más cercano a la corriente Neue Deutsche Härte (Nueva Dureza Alemana) y al metal industrial, y por ello, podría no formar parte de los géneros recogidos habitualmente en The Metal Archives. Aun así, sus canciones siguen componiéndose por los instrumentos propios del metal, tales como: las guitarras distorsionadas, la batería, el bajo, y un montón de riffs potentísimos que resuenan en las cabezas de medio mundo.

Antes de pasar propiamente a hablar de las canciones del disco, cabe comentar la disputa que gira en torno al mismo, ya que, ¿Qué sería un álbum de Rammstein sin su debate habitual? Para empezar, se ve que la portada con el cadáver de un bebé no gustó mucho en su momento, aunque, teniendo en cuenta que el álbum se llama Mutter, que significa «madre» en alemán, tampoco me sorprende que usaran esa imagen. Y bien, en cuanto a las canciones, las veremos una por una, porque no solo son temarrales, sino que además dan mucho que hablar.

Mutter (2001)

El tercer álbum de estudio de Rammstein es un conjunto de 11 temas aplastantes de entre 3 y 4 minutos que pasa rapidísimo. Todo el disco es de un tono seco y rabioso aunque atmosférico, con notas muy marcadas y momentos dignos de un aplauso que convierten cada canción en un himno. Arranca con «Mein Herz Brennt», la voz hablada de Till Lindemann y esa melodía suave que se esclarece como si se abriera camino entre una ciudad derruida. Un tema que forma parte de la película Hellboy 2 y que es más épico cada vez, hasta llegar a su punto álgido en esos violines acompañados del riff contundente que protagoniza la canción.

A continuación, pasamos a «Links 2 3 4» que entra fuertísimo con los pasos contundentes representando una marcha militar. En este tema, Rammstein demuestra su ideología de izquierdas después de ser acusados de neonazis por el videoclip de la versión de Depeche Mode, «Stripped», de su álbum anterior. Aquí se usa la estética y sonido propios del ejército, argumentando así que no son más nazis por cantar en alemán y usar música militar. Cabe decir que las composiciones de la banda suelen ser bastante simples, y esta pista no es excepción, aunque sí tiene algo especial que, realmente, consigue enganchar a cualquiera.

El tercer tema es «Sonne», que se presenta como el más conocido del Mutter, no solo porqué nos ayude a aprendernos los números en alemán, sino por ese riff principal que es una bestia imparable. Además, al añadirle las voces a modo de coro, acaban culminando un temarral imposible de pasar por alto… Por no hablar del final epiquísimo con la voz femenina que se disuelve. En definitiva, una obra maestra del industrial. Y si a algun@ le sabe a poco tal ritmazo, el álbum sigue con «Ich Will» y unas líneas de teclado tremendísimas de Flake que suben el listón a lo más alto. Sin duda el riff es simple, pero aún así, tiene una presencia abrumadora que consigue penetrarte la mente. Igualmente, cabe destacar la batería, que no cesa ni un segundo, acompañando a la voz turbia de Lindemann al tempo perfecto.

Seguro que el siguiente tema suena a la mayoría de lector@s, viene «Feuer Frei!», una gran canción que entra con fuerza desde el principio. Puro metal a base de «bang bangs!» y más velocidad de la habitual en Rammstein. El hype no ha hecho más que ir subiendo, hasta que aterrizamos en el tema que da nombre al disco, «Mutter». Este, empieza suave y relajado, con esos sonidos infantiles que introducen a la voz entre hablada y cantada de Lindemann en alemán. Es como si la canción pudiera adentrarse en tus entrañas a través de la melodía hecha con sintetizador y los riffs distorsionados de Kruspe y Landers. Ciertamente, este es un tema brutal, con un estribillo profundísimo y una letra que no deja nada que desear… De hecho, está escrita desde el punto de vista de un bebé abortado que se queja a su madre por haberlo matado.

El álbum continua con «Spieluhr», una pista muy electrónica, con esas voces robóticas que siguen el ritmo y transportan a una época futura. La palabra «Spieluhr» significa «caja de música», y la canción trata la historia de un niño al que dieron por muerto y lo enterraron con una caja de música, aunque, el niño no había muerto. He leído por ahí que el tema lo sacaron de una canción infantil alemana, ahí lo dejo. A continuación, la octava pista es «Zwitter», donde nos hablan de narcicismo y amor de una manera genuinamente enérgica, dan ganas de headbangear a saco. Enseguida llegamos a «Rein Raus», que, al igual que «Feuer Frei!» es bastante metal. Una canción muy áspera a la vez que perspicaz con un Doom espléndido aporreando la batería.

Nos acercamos al final con la penúltima pista, «Adios». Este es un tema duro sobre alguien que se droga para adentrarse en la música, aunque no le sirve más allá del tiempo de éxtasis. Desde aquí, aprovecho para recalcar la buenísima producción del Mutter, absolutamente todos los instrumentos de escuchan a la perfección, se nota que está grabado y mezclado a consciencia para sonar lo más excepcionalmente posible, y bien, lo consiguieron.

Cierra el disco «Nebel», que significa «niebla». Una pista que suena mágica, sobre todo al principio, algo distinto a lo que estábamos acostumbrados a ver en Rammstein. Una canción fresca que se muestra mística y misteriosa. Su significado es de lo más bonito que hay en todo el álbum, explica cómo una pareja se despide dándose un último beso antes de que ella muera en el regazo de él:

«Und dann hat er sie geküsst / Entonces él la besa
Wo das meer zu ende ist / Donde termina el mar
Ihre lippen schwach und blaß / Sus labios están débiles y pálidos
Und seine augen werden naß / Y los ojos de él empiezan a humedecerse.»

Un tema desgarrador y romántico al final de un gran disco. Está más que claro que Mutter fue un éxito rotundo en su momento, consiguiendo así ser un álbum doble platino con las ventas disparadísimas.

Y bien, aquí acabo con la reseña, aunque después de este trabajo, Rammstein han seguido y siguen lanzando material de alta calidad. Volviendo a la introducción, es verdad que el metal industrial pueda pecar de aburrido a veces, pero no creo que sea el caso del Mutter. Las letras plagadas de dobles sentidos y sus ritmazos pegadizos, convierten, tanto al álbum como a la banda, en irrepetible y monumental, un indispensable en la lista de reproducción de cualquier fan del rock y/o el metal.

Avatar
Sobre Irene Vernedas 44 Artículos
Mi nombre de fotógrafa es BlackSpell Coven porque Irene era demasiado poco metal.
Normalmente hago fotos de bolos y festivales, pero si quieres una sesión o un book de tu perro te lo dejo a buen precio!