¿Qué opinan las bandas de aquí sobre la sala Monasterio y su posible cierre?

Ya había ciertas sospechas, pero hace poco hemos conocido de forma oficial que los locales que ocupan el frente marítimo en la zona del Port Olímpic de Barcelona tienen los días contados. Antros de dudosa reputación y problemas constantes entre sus parroquianos tienen la culpa de esa decisión, pero como víctima involuntaria de todo este jaleo tenemos a una sala Monasterio que siempre ha sido un remanso de paz y buen rollo en ese entorno problemático. No sabemos cuál es la solución a este problema, pero con este reportaje en el que hemos querido que un montón de bandas de Barcelona y cercanías que han tocado allí en los últimos años nos dijeran la suya, hemos querido poner de manifiesto lo que ya sabíamos: que a pesar de que una localización y un entorno que no gustan, la Monasterio siempre ha sido un lugar con mucha personalidad y que se lo ha currado de forma valiente y honesta para dar soporte a una escena rockera y metálica que la necesita viva.

Acherontia (Metal, L’Hospitalet de Llobregat / 2011-)

Realmente nunca habíamos ido a ningún bolo antes a esta sala (somos padres de familia con poco tiempo para escaparnos a bolos). Pero cuando actuamos, junto a Black Lotus, realmente quedamos muy contentos por el trato recibido, así como por las condiciones de la sala. Incluso tiempo después del bolo Alfredo nos mandó la grabación del concierto íntegro. Todo amabilidad esta gente.

Para ser honestos vimos dos caras completamente opuestas en una misma noche. Nos explicamos, el bolo fue cojonudo. Bastante aforo, para lo que solemos estar una banda tan modesta como la nuestra, buen sonido, buenos bolos y cerveza fresquísima. Pero tras recoger todo y disponernos a irnos, hubo un tiroteo en la zona, incluso falleció una persona. Lógicamente fue bastante loco ese momento con la policía, controles, pasando al lado de la escena del crimen…

Lo más positivo fue el cariño del staff en cada detalle para cuidar a las bandas y como hicieron un seguimiento pasado un tiempo (con lo comentado del video). Algo bastante raro en otras salas de estilo similar (aunque hay de todo).

Entendemos que quieran cerrarlo, ya hemos comentado el tema que nos ocurrió a nosotros (el tiroteo). Pero, realmente es una pena porque los que generan este tipo de problemas son los bares que le rodean, no así la clientela habitual de esta sala (creemos). Por lo que el hecho que todos paguen justos por pecadores es una lástima. Las sanciones y precintos a locales debería ser individual, pero entendemos que si los problemas se generan fuera de los locales, es muy difícil imputar esas acciones delictivas a ninguna sala en particular. Alternativa… Difícil… Un cambio de ubicación quizás sería lo lógico. Pero el desembolso económico que supone puede no ser demasiado viable para los márgenes de beneficio que debe mover una sala tan modesta como esta.


Age of Dust (Metal sinfónico, Barcelona / 2012-)

La sala se ha convertido a lo largo de los años en una sala totalmente necesaria para las bandas noveles i/o bandas que tienen pocos recursos económicos. La situación y la calidad precio dan un servicio a las bandas muy necesario en una ciudad tan cara como Barcelona. Los mejores recuerdos que tenemos de nuestras actuaciones ahí son el trato humano con los distintos miembros de la sala, tanto con otras bandas. Tambien la localizacion accesible a través de trasporte publico. Y sobre todo el estimado trato que proporciona la sala.

Su cierre va a ser un daño en la escena musical de Barcelona. Y va a privar a muchas bandas noveles y de fuera que puedan tocar en Barcelona. La verdad es que esa zona siempre ha tenido mala fama por los “follones” que se lian en locales cercanos de la zona. Pero eso no implica que la gente que va a esta sala sea conflictiva. Todo lo contrario.

Pedimos una reubicación de la sala fuera del fuera de la zona conflictiva a una zona cercana. Y que todo cargue a cuenta del ayuntamiento. Tanto traslado como la habilitación como sala de conciertos licencias y/o posibles obras. Que el ayuntamiento se haga cargo durante el tiempo del salario de los trabajadores y de todos los prejuicios económicos que pueda causar el traslado.


Angoixa (Death metal, Barcelona / 2014-)

Angoixa nació como un proyecto en solitario y la idea de hacer conciertos la verdad que no pasó en ningún momento por hacerse una realidad pero todo fue evolucionando hasta grabar un disco con una sólida formación. Precisamente en la sala Monasterio fue nuestro segundo concierto y lo recordamos con mucho cariño. Fue un concierto con un gran número de asistentes entre los cuales habían muchos amigos, sonamos bien y la gente disfrutó mucho al igual que nosotros, y eso, en definitiva es lo más importante.

La sala anteriormente estaba en otra ubicación y también hicieron una remodelación de esa zona y tuvieron que buscarse la vida para poder seguir con la actividad y bueno, donde la montaron no es un mal sitio pero si un tanto peculiar. Recuerdo la primera vez que fui y como me sentí ya que ese lugar es un pequeño paraíso en medio de Mordor y uno se nota extraño entre tanto chumba chumba, cachimbas, carpas, lasers, humo y guiris bailando y bebiendo. Pero una vez te has acostumbrado la verdad que ni te das cuenta y es divertido ver las caras de la gente que pasa por allí y se sienten atraídos por la música que sale de su interior y al mirar por el cristal ver por ejemplo a un grupo de black metal desplegando su rabia y odio y ellos salir despavoridos como almas que persigue el diablo.

Tocamos el año pasado nuevamente y aunque la experiencia no fue igual que la primera, por ciertos problemas técnicos (nada grave), nos volvió a salir un buen concierto y lo acabamos pasando en grande junto a bandas amigas. Yo (Robert) personalmente he ido como público incontables veces tanto para cubrir eventos como para simplemente disfrutar de un buen concierto y el trato siempre ha sido excelente por parte de su equipo humano y sobre todo por Alfredo Alarcón que siempre anda preocupado que no le falta nada a nadie, es como estar en casa junto a la familia.

Es una lástima si se cierra definitivamente y no la vuelven a ubicar en otro local sea donde sea ya que su filosofía a la hora de montar eventos no se encuentra habitualmente y siempre han apostado por bandas emergentes y del underground y por su aforo es perfecto para un gran número de formaciones. Pero esa zona es un nido de delincuencia y ya han ocurrido demasiadas desgracias que se podrían haber evitado con más presencia policial, pero ya sabemos como funcionan las cosas.


Archetype X (Metal melódico, Badalona / 2018-)

La sala Monasterio pese a no ser una sala perfecta, acústicamente hablando, nos parece un buen sitio para que bandas de la escena metal, tanto locales como de fuera, hagan sus bolos. Es una sala acogedora y suficientemente amplia como para hacer headbanger y algún moshpit sin mucho obstáculo. Además, lo mejor es el buen trato que hemos tenido siempre. Alfredo, el dueño, siempre ha sido super amable con nosotros y siempre ha procurado hacernos un hueco cuando le hemos propuesto tocar allí, y eso es algo muy positivo para las bandas que estamos empezando.

Por eso, el hecho de que quieran cerrar esta sala, por temas de que el ayuntamiento considera esa zona como un “nido de conflictos”, nos parece muy injusto, ya que precisamente si hay un local digno, con buen rollo y con un espíritu noble en esa zona, ése es la Sala Monasterio. Bien es cierto que el hecho de poder escuchar música metal en medio de ese paseo infestado de reggaeaton es como encontrar un diamante en un cubo de estiércol…

De modo que nos apena mucho que una sala como Monasterio, que apuesta por la buena música, tenga que pagar los platos rotos de esta drástica decisión tomada desde un despacho. Así que al Ayuntamiento le sugerimos que habilite uno de los locales de Poble Nou para reubicar allí Monasterio, sin que perdiera la licencia. De hecho, creemos que tendría más sentido que lo reubicaran en este distrito, ya que hay locales similares. Lo que está claro es que si se hace una petición de recogida de firmas para tal efecto, nosotros apoyaremos la iniciativa sí o sí.


Atonement (Black Thrash metal, Barcelona / 2010-)

Después de haber tocado allí en un par de ocasiones abriendo para otras bandas y asistido a un buen puñado de conciertos, solo podemos tener buenas palabras hacia la sala y su personal. Desde personal de barra, al técnico de sonido e incluso el servicio de seguridad en la puerta. De hecho nos llamó enormemente la atención lo profesional a la vez que amable que es el compañero de Seguridad, ya que cosas como esas, te hacen sentir como en casa. Desde luego que de estos tres aspectos ya podrían tomar nota la gran mayoría, mejor dicho, todas las salas del territorio nacional donde hemos tocado.

Grandes recuerdos, tanto por los que hemos estado arriba del escenario, como los que hemos disfrutado desde abajo. Además, por primera y única vez, tenemos recuerdo literal, ya que nos grabaron el concierto y se tomaron la molestia de pasarnos un enlace para descarga del mismo. Detalles así no son nada habituales y solo hacen que sumar puntos positivos para la sala.

A diferencia de otras, tiene un camerino bastante amplio para dejar trastos o poder preparar el concierto antes de salir a tocar, también nos gustaría destacar el escenario, si bien no es gigante en cuando a amplitud es más que suficiente, además que (a nuestro gusto) tiene la altura perfecta; alto para que la gente pueda ver sin problemas a la banda, pero no tan alto como para que la banda deje de percibir la presencia del público (como en otras salas que el escenario tiene metro y medio de alto). Por último, destacar que esta bien comunicado teniendo parada de metro y bus a menos de 5 mins para poder dejar el coche en casa y regarse por dentro sin problemas.

Obviamente opinamos que es lamentable que quieran cerrarla y nos forzarán a organizar y hacer conciertos en un carril bici, que es lo único que parece que le gusta y promueve este Ayuntamiento. Por otro lado, que la zona es problemática lo sabemos todos y lo ha sido siempre, pero cerrar la Monasterio porque se dan casos de delincuencia en la zona nos parece como barrer y echar la mierda debajo del sofá o de la alfombra en lugar de en su sitio, que es la basura… Los delincuentes no se quedarán en su casa porque ya no hay bares en el puerto olímpico, por lo tanto no se solucionará el problema. También lamentamos y cabría recalcar, que de todas las promesas que hizo el Ayuntamiento, prácticamente solo se cumplirá esta, que ya es mala suerte de cara a la cultura y al arte, por que si señoras y señoras del Ayuntamiento, no solo Mishima y Els Amics de les arts son cultura.


Beryllium (Death metal melódico, Barcelona / 2016-)

Como banda, solo hemos podido tocar allí una vez, suficiente para comprobar su buen trato, respeto y buen hacer con los músicos. Y es que se nota cuando alguien se lo toma como algo más que un simple negocio. Técnicamente, el chico encargado de sonido siempre dispuesto a que nos sintiéramos cómodos y el dueño del local, un tipo genial, implicado, de aquellos que luego te encuentras por ahí de concierto y da gusto pararse a hablar con el un rato. Dentro de las posibilidades de la sala, tocamos muy a gusto, y si hubo alguna imperfección en lo que a logística se refiere, perdió totalmente su importancia por el ambientazo que allí se crea. Y es que también tocamos con Cremosity y Reticulate, gente de bien (cuando duermen).

Hay que destacar que se toman la molestia de grabar un video del concierto que luego ofrecen a las bandas. Y es que como hemos dicho, se nota que les gusta la escena, participan, la viven… En serio, muy buena gente. En realidad, para nosotros es lo que más cuenta. Tocar a gusto en un sitio donde te hacen sentir en tu salsa. Como espectadores, nos hemos empapado con ese ambiente acogedor de los sitios míticos de reunión metalera.

Una auténtica pena que todo ello vaya a quedar atrás… sobre todo para la escena underground, ya que sitios como este para tocar hay pocos. A estas alturas, poco nos parece que se pueda hacer ya. Entendemos que está situado en una zona donde ha habido diversos conflictos y que ésta sala se ha visto salpicada por esto. Una de las soluciones sería poner más vigilancia o procurar hacer un seguimiento de los locales más conflictivos. Desde luego Monasterio no lo es… Tratemos de impedir entre todos que se cierre una gran sala y un gran apoyo para la escena metalera de Barcelona.


Braindrag (Metal Alternativo, Barcelona / 2015-)

Nosotros conocimos la Sala Monasterio en su anterior ubicación. Era un lugar con un encanto especial. Una taberna pub, canalla y entrañable donde hacían conciertos.

Cuando nos enteramos de que se habían instalado en el Puerto olímpico pensamos lo peor, que jamás levantaría cabeza, que no sobreviviría entre los locales inmundos que le rodean. Pero seguimos yendo a ver bandas que nos gustaban.

Nuestros colegas, los Chaqueteros (banda residente), nos invitaron a tocar con ellos una noche y ese fue el primer concierto de Braindrag en la Monasterio. ¡Todo fue genial! La sala nos ofreció todo su equipo, aunque optamos por llevar el nuestro. No pusieron ningún tipo de problema para nada. Todo fueron facilidades y buen rollo. El sonido más que aceptable y el ambiente inmejorable.

Lo mismo pasó este pasado septiembre cuando tocamos por segunda vez con Seventh Hell. Todo el equipo de la Monasterio se ocupó y preocupó de todas nuestras necesidades… ¿y dónde queremos ir a parar con todo esto?

Pues que pensamos, que superar ese difícil cambio de ubicación y conseguir que la gente del rock y del metal, etc, se desplace al Puerto olímpico no es nada fácil, más bien un milagro. Y eso quiere decir que ahí se estaban haciendo muy bien las cosas, no hay otra explicación. Conseguir que la gente vaya a conciertos de grupos no consagrados y/o más bien desconocidos es una tarea dura, eso está claro.

Por todo ello, como banda y como clientes que somos del local, lanzamos al vuelo una petición. Y es, que la sala Monasterio sea reubicada en alguna sala del ayuntamiento como servicio público cultural. Seguro que existe algún local del ayuntamiento donde se les podría encomendar a Alfredo y a Juanjo que sigan prestando el mismo servicio que hasta ahora a la ciudadanía. O sea que los funcionarios pensantes que han creído que el Port Olímpic merece otro tipo de oferta, tomen en consideración el valor cultural de los negocios que desahucian y actúen con responsabilidad ofreciéndoles una salida a su altura.

Salut i força Monasterio!


Dekta (Metal, Barcelona / 2015-)

Le tenemos un especial cariño a la Sala Monasterio, ya que hemos actuado allí en dos ocasiones y el trato que hemos recibido ha sido exquisito. Tanto por parte de Alfredo Alarcón, como de Juanjo Balsera. Tocar en Barcelona es complicado, hay que afrontar una serie de gestos, y en concreto, la sala Monasterio, ofrece buenas condiciones dentro del formato de sala pequeña, por ejemplo, cuentan con backline propio, que se agradece. El sonido que se saca es bueno, graban tu actuación en video con buena calidad, el único pero es que el espacio de camerino es poco espacioso, pero se habilita uno de los lados del escenario para dejar material. Y para el espectador, creo que es una sala acogedora, ves a los grupos perfectamente y cuentan con un espacio de terraza por si alguien quiere aprovechar para salir durante los cambios.

El acceso a la sala es a través de la garita de acceso al Port Olímpic, te permiten descargar y salir, porque allí el estacionamiento es caro, es mucho mejor darse una vuelta por la zona de Av. Icaria y aparcar, las dos veces que hemos actuado, no hemos tenido problema.

Es verdad que el ambiente que rodea a la sala, no es el más adecuado, sobre todo a partir de una cierta hora de la noche y tienes cierta sensación de inseguridad. La solución no creemos que sea sólo aumentar la presencia policial, si no que pensamos que el Ayuntamiento de Barcelona debería analizar la oferta que cada local propone, y tratándose de una sala de música en vivo, que nada tiene que ver con el problema generado en la zona, tenerlo muy cuenta.

Reiterar nuestro apoyo total a la sala Monasterio, y esperemos que se consiga una solución satisfactoria!


Demothyc (Thrash Death / Symphonic metal, Mareseme, 2018-)

La verdad es que tuvimos el honor de “estrenarnos” allí a finales de 2019 y sólo tenemos buenas palabras. El trato de la gente de la sala perfecto y el sonido genial. La gente que se acercó al bolo nos dijo igualmente que el sonido fue muy bueno. Fue nuestro debut como trío. No conocíamos la sala, aunque teníamos buenas referencias y así fue. Sonar bien en directo la primera vez que lo haces suele ser complicado, así que tenemos un recuerdo muy especial de ese día. Hay vídeos que lo atestiguan!!! Destacaría el tamaño perfecto para grupos como el nuestro, en cuanto a espacio en el escenario y de capacidad de gente. Una buena calidad de sonido y un trato fantástico.

Es una pena que quieran cerrarla. Cada vez van quedando menos salas donde tocar grupos como nosotros y se hace harto difícil a día de hoy poder llevar tus temas al escenario, además del tema económico. De hecho, la noche que tocamos, lo problemático fue salir del recinto, pues en los locales de los alrededores habían varios grupos de hinchas de fútbol y la liaron parda. Una pena, quizá los locales que deberían cerrar son los que visita ese tipo de gente. Llevamos más de 20 años tocando en diferentes bandas y nunca hemos vivido momentos por los que un ayuntamiento pueda justificar un cierre de un local.


Ered (Black Death metal, Barcelona / 1999-)

Ante todo, nos parece muy buena iniciativa, el hecho de apoyar el triste cierre una vez más de una sala de conciertos.

Como Ered si no recuerdo mal hemos tocado tan solo una vez, si bien es cierto que algún miembro de la banda ha tocado en alguna otra ocasión con otra formación. El concierto en cuestión fue junto a Mørknatt y Survival Is Suicide. También decir que como espectadores hemos visitado la sala en diversos eventos y hemos disfrutado de un muy buen ambiente, sonido y precios relativamente buenos con las consumiciones. Monasterio en el sitio donde esta ubicada es un pequeño oasis rodeado de mediocridad, posiblemente ese sea uno de los puntos más flojos.

La sala Monasterio vista desde el punto de vista de la banda, la puntuaríamos con un notable. Buen trato con la gente del local, tanto del personal de seguridad, técnico de sonido y camareros. Nos sentimos bien tratados. Buen sonido tanto arriba como a abajo del escenario y un ambiente muy cordial en general.

Cualquier noticia del cierre de una sala es un motivo para entristecernos, ya que cada vez más cuesta encontrar recintos donde montar conciertos. Es cierto que la zona donde está ubicada es un punto caliente de la ciudad con noches problemáticas y otras movidas. Estaría bien que se pudiera reubicar en otro punto de Barcelona y pudiera seguir con la misma filosofía que ha llevada a cabo hasta ahora.

Desde Ered queremos mandar todo nuestro apoyo al staff de la sala y desearles toda la suerte del mundo.


Evnen (Blackened Death metal, Barcelona / 2014-)

La sala es pequeña, todo el mundo lo sabe, pero para nada es un handicap. Tanto de espectador como de músico encima del escenario te sientes en un ambiente muy cálido y próximo. Tiene buen equipo y buenos técnicos, al final todo se resume en un buen sonido arriba y abajo del escenario.

La primera vez que tocamos en Monasterio fue a través de las semifinales del W.O.A Metalbattle, no habíamos tocado en demasiados sitios, pero tocar ahí fue muy positivo para nosotros. A partir de ese día ya formamos amistad con los trabajadores de la sala, y anda que no hemos repetido veces! Lo mejor es el ambiente y los trabajadores de la sala. También lo céntrica que es, y la comodidad de tenerla cerca. El hecho de repetir varias veces también se nos ha planteado como una pequeña rutina.

Sabemos el motivo del cierre de la zona, y en bastante parte tienen razón. Pero no estamos de acuerdo en que paguen justos por pecadores. Monasterio es una sala que no tiene nada que ver con el ambiente en el que está ubicada y, quizás, el ayuntamiento podría plantearse solo cerrar los locales “liantes” y no cerrarlo todo. Aunque estando todo bastante decidido, nosotros pediríamos que al menos les dieran una ubicación donde sobrevivir. Había el rumor de que los dueños ya tenían un local previsto, pero hace poco nos enteramos de que era solo eso, un rumor.


Flames at Sunrise (Metal Alternativo, Barcelona / 2013-)

Hemos tenido la oportunidad de tocar en la sala Monasterio varias veces, y algunas de estas fechas han sido realmente importantes para nosotros. Hicimos la presentación de nuestro anterior disco allí, compartimos buenos momentos con buenos amigos y siempre hemos tenido buen trato con el personal de allí, que nos ha ayudado a conseguir nuestras metas. En cuanto a la parte técnica, la sala siempre ha conseguido cumplir nuestras expectativas, y podemos decir que nuestro equipo de sonido no es de lo más sencillo que se puede usar.

Siempre han sido buenas experiencias, tanto por la parte técnica como por la parte humana. Nos han tratado bien, hemos sonado bien, nos hemos sentido cómodos y hemos logrado los objetivos, tanto por la fama de la sala en sí como por la perfecta ubicación. Destacaría la ubicación, el personal y la variedad de estilos como lo más positivo. No siempre es fácil programar música metal en el puerto, pero siempre han sabido encontrar un hueco.

Cualquier intento de cerrar una sala que programa música en nuestra ciudad, será un atentado contra la cultura. No creemos que cerrar salas sea una solución, si no más bien una medida cautelar exagerada. El entorno del puerto nunca ha sido el mejor de todos, eso es bien conocido, pero la solución es poner medidas para que el entorno se vuelva más satisfactorio o seguro. Cerrar los locales es una medida que priva a la ciudad de propuesta cultural sin buscar una solución real al lo conflictivo se la zona. Se debería mejorar la seguridad y poner medidas más exigentes a los centros o locales en cuanto a clientela, así como ser más exigentes y menos permisivos en cuanto a los conflictos que suceden en el puerto.


Graveyard (Death metal, Barcelona / 2005-)

Pese a que como asistente he ido varias veces, como músico solo toqué una vez allá cuando Graveyard fuimos teloneros de los suecos Degial hace un par de años. No tengo más que buenas palabras hacia sus responsables y sobre todo Alfredo, un tipo muy válido y dedicado que está en todo momento velando porque el bolo salga bien. De hecho es de agradecer que te graben el bolo en video y te lo den sin coste adicional alguno, pocas salas lo hacen. Recuerdo que era un lunes y el bolo no atrajo a mucha gente por ser puente, pero aún así hubo ambientillo y las 3 bandas salimos contentas del evento. Como espectador creo haber ido unas 10 o 15 veces y por alguna razón siempre han sido bolazos. Imagino que tiene que ver con el hecho de que son garitos pequeños, acogedores, algo muy parecido a la Rocksound. En este tipo de antros aunque haya 70 tíos la sensación de ambientillo está ahí en contraposición a esas salas enormes que aunque metas 200 personas sigues teniendo un ambiente frío, distante y poco dado al rock n’ roll y el desmadre. Para mí es una de sus grandes bazas; su tamaño. ¡Y que el escenario esté lo suficientemente elevado para verlo todo bien, te coloques donde te coloques!.

Creo que su localización juega tanto a favor como en contra. Por un lado el hecho de que esté tocando a Pueblo Nuevo le facilita las cosas a la gente para llegar pues tras el bolo siempre puedes ir a los garitos de la zona. Para los que tenemos coche, es fácil aparcar por ahí, otro gran plus. Y desde luego, la terrazita esa con mesas y que puedas sacar la bebida no tiene precio. Ahora, es innegable que está rodeada de garitos de MIERDA repletos de chusma, guiris con ganas de bulla y mequetrefes semi analfabetos con ínfulas de celebrities ricachones con sus ropitas de marca de imitación y sus cochazos (alquilados seguramente) que aspiran a parecerse lo máximo posible a algún jugador de fútbol de primera división. Vamos, que es un ambientillo realmente repugnante, aunque he de decir que yo nunca he tenido ningún problema. Sé que pasaron muchas movidas ahí, violaciones, asesinatos… Pero yo nunca presencié nada más allá de algún cateto de esos un poco pasado vacilándole a algún portero, o viceversa.

Es una lástima que un local que promueve cultura y que dudo mucho tenga ninguna denuncia tenga que verse afectado por la mala praxis del resto de locales colindantes. Pero bueno, dudo mucho que la alcaldía haga distinciones. Lo más difícil para una sala de conciertos o garito es crearse una identidad, fidelizar a su público. Creo sinceramente que Monasterio lo había conseguido igual que Rocksound o Garatge en su época; son sitios que la gente asocia con buenas experiencias, buenos bolos y buen ambiente y acaba yendo casi toque quien toque. Imagino que si encuentran un local similar en una zona accesible y cercana donde se cuece todo (Poble Nou), la gente no dejará de ir. O así lo espero de materializarse el desmantelamiento del ocio de esa zona dado que no andamos sobrados de locales para música en directo.


Haunted Gods (Power metal, Baix Llobregat / 2014-)

Por parte de la sala siempre hemos recibido un trato fenomenal, nosotros los músicos a la hora de montar todo el escenario y hacer las pruebas de sonido estamos muy acostumbrados a que todo sean prisas y a veces no se pueda hacer todo lo que uno quisiera, pero en Monasterio eso nunca nos ha pasado, siendo muy comprensivos con cada grupo y dejándolo todo probado pensando en el bien de la actuación.

Ahora mismo nos viene a la cabeza una vez que fuimos a tocar cuatro veces en menos de tres meses y al final ya todos nos saludábamos como conocidos, fue gracioso. También una vez que, el batería, que además de tocar con Haunted Gods toca en Forja, pudo dejar la batería montada sin ningún problema, ya que tenia bolo con Forja el sábado y con Haunted el domingo. Sinceramente, parece algo lógico pero no todas las salas te lo permiten…

En el aspecto humano como hemos dicho, al hacer tantos conciertos allí al final ya todos nos conocíamos y el trato era muy bueno. A nivel técnico, se cuidaba bastante el sonido (dentro de las posibilidades de la sala) y había mucha comprensión con las bandas para probar. Uno se siente a gusto tocando allí! Las veces que hemos ido de público el sonido era bueno y se entendían muy bien las canciones.

Vamos por partes, el cierre de la sala nos supone una noticia muy triste, ahora mismo desconocemos qué pasará al final, estaremos a la expectativa, pero la noticia fue un mazazo, ya que era de las pocas salas decentes en Barcelona dónde las bandas pequeñas podíamos aspirar a tocar y era bastante céntrica en cuanto a localización. Sin olvidar el buen trato que siempre recibíamos y la confianza que teníamos.

El ambiente de la zona era lo único negativo, un ambiente totalmente distinto al de la sala, dónde abundan las discotecas o pubs de música latina y reggaeton, algo totalmente distinto como ya he dicho. Personalmente nunca hemos tenido problemas, pero las noticias están allí y es sabido que ha habido incidentes y conflictos graves en la zona, pero la Sala Monasterio siempre estaba al margen, creo que eso debería decirse alto y claro y tenerse en cuenta, ya que la solución, en vez de cerrar todos los locales y que paguen justos por pecadores, seria hacer un estudio (como ya hacen en otros asuntos) y ver cuales son los locales problemáticos. No me parece mal un cambio de orientación de la zona, pero eso no deberían pagarlo aquellos que siempre han cumplido y que nunca han causado problemas. Personalmente creemos que una alternativa lógica seria hacer un estudio primero, cerrar aquellos locales que verdaderamente son problemáticos, reinventar la zona (a nivel de ocio) pero dejando aquellos locales que funcionan bien y que nunca han tenido ningún incidente grave. No hace falta arrancar todo el árbol para sacar las manzanas podridas!


Inner Side (Metal progresivo, Barcelona / 2014-)

A finales del año 2018 tuvimos el placer de actuar en la sala Monasterio. Era la primera vez que lo hacíamos y no sabíamos muy bien como nos íbamos a sentir en ella. La verdad es qué, teniendo en cuenta el material técnico del que la sala dispone, el resultado fue inmejorable. Desde un primer momento se implicaron y pusieron a nuestra disposición todo el equipo necesario para el evento, lo cierto es que nos hicieron sentir como en casa.

Lamentablemente la localización no es la más idónea para este tipo de salas. El ambiente que durante los últimos años frecuenta la zona y la sensación de inseguridad que se ha creado en esta, han propiciado que el Ayuntamiento tome una decisión en la que se ve afectada la sala Monasterio.

Cuando nos enteramos de que finalmente no se les renovaba los permisos, pese a entender la situación no hemos podido evitar el sentirnos indignados. Y es que esta es de las pocas salas que no dudan en ofrecer su escenario a quien lo solicita, al margen de si es mucha la gente que sigue tus conciertos o son solamente unos pocos amigos los que te acompañan.

Esperamos y deseamos que puedan continuar organizando eventos en un ambiente tan familiar como el que han creado con los años, ya sea en esta o cualquier otra sala.


Insight After Doomsday (Metal alternativo, Barcelona / 2000-)

Las veces que hemos tocado en la Sala Monasterio el trato ha sido siempre muy amable, ya que la idea común de todos los que nos encontramos en la sala (técnicos, promotores, seguridad, camareros y otras bandas) es poder ofrecer un Show inolvidable, y la mayoría de veces se consigue con esfuerzo y ganas. A los típicos problemas que surgen a la hora de montar el escenario con todo el backline siempre se llega a una solución aceptable para todos los bandos (sala y banda). Desde el punto de vista del espectador es una sala que da mucho calor humano, es decir, que tiene la banda tocando en directo delante de ti, haciendo que el concierto lo notes dentro de ti. La sala últimamente ha mejorado mucho su calidad acústica, lo que hace que disfrutes más los directos.

El trato recibido, tocar al lado del mar (aunque sea un puerto), tener el público a tus pies (literalmente) y poder decir que has tocado en la Vila Olímpica de Barcelona da bastante caché en el boca a boca. Los conciertos siempre nos han salido bien, salimos siempre bastante satisfechos de nuestro show. Destacaría la cercanía del público. La posibilidad que te escuche gente nueva, ya que al pasar por delante es inevitable fijarte en el “berenjenal” que hay dentro del local. La terraza exterior para poder comentar la jugada antes y después del concierto. Y lo comentado anteriormente, que el emplazamiento es ciertamente especial, lo que hace que el Metal, Rock y música alternativa a la comercial de hoy en día tenga su sitio.

Pues cerrar la sala resta diversión para los que nos gustan asistir a conciertos en directos de amigos y desconocidos (porque no siempre hay que apoyar las bandas conocidas). El ambiente del entorno lleva muchos años ahí, y sí que es cierto que ha habido problemas en la zona, pero creo que se puede decir que en el Monasterio nunca ha habido ningún altercado relacionado con lo que el Ayuntamiento conoce. La mayoría de noches es un ambiente de fiesta y con ganas de pasarlo bien. ¿Las alternativas? Pues que la sala se quede abierta, o “exigir” al Ayuntamiento un nuevo emplazamiento para que no cierre una de las salas “amigas” de la música underground que hay en Barcelona que es mucha y muy variada.


Inverted Cross (Black Thrash metal, Barcelona / 2017-)

Con la tontería ya son unos cuantos los años que la Sala Monasterio lleva al pié del cañón en la ciudad de Barcelona. Recordamos que la sala antes tenía emplazamiento en el Passeig d’Isabel II (al final de Vía Laietana, en frente de Correos, vaya) y estos últimos años en el Moll del Mestral, cerca de la famosa Vila Olímpica. Con esto queremos decir que el personal de la sala han peleado por mantenerse firmes apostando por la música en directo, y además, se han ganado ser un referente para todo el público, bandas y/o promotores en Barcelona.

Nosotros como banda tocamos allí el pasado mes de noviembre junto a Cryfemal y The Last Oblation, organizado por Octopuss Prods. (otros héroes de la música en directo en Barcelona). El trato inmejorable, para empezar que la sala ya de entrada dispone de gran parte del backline, algo que se agradece cantidad, el técnico nos hizo sonar muy muy bien, se notaba que estaba curtido en cuando a lo que es sonorizar bandas de todo tipo de estilos en ese local. Además, Alfredo, Sandra y el resto del personal hicieron más que bien su labor a disposición nuestra en todo momento que fuera preciso.

A nivel de espectadores los propios miembros de la banda hemos presenciado conciertos de buenas e incluso míticas bandas como Tokyo Blade, The Golden Grahams, Mad Max, Cloven Hoof, Raptore, Streamer, Haunt, Seven Sisters, Dynamite… Entre muchas otras.

Por supuesto, ante la decisión del ayuntamiento de querer cargarse los locales de la zona son varias las hipótesis que se pueden sacar, pero primero hay que partir de una base, y es que ese muelle, igual que el resto de muelles y áreas portuarias son propiedad del ayuntamiento y del estado (algo que también pasa con las autopistas) y por lo tanto son concesionadas (cedidas por una administración durante un periodo largo de tiempo a los distintos negocios de la zona, normalmente 25 años).

Ahora la cosa está en que al ser una concesión nos preguntamos “¿por qué no quieren prorrogar la concesión destinada a locales nocturnos?”, pues de ahí nos vamos a las hipótesis:

La primera es el indudable mal ambiente que había en la zona, provocado por los demás locales de alrededor… ¿Solución? Cerrar todo y ya está. La segunda es que simplemente quieren variar un poco, ya han hecho locales nocturnos durante estos años, pues ahora toca otra cosa, eso sería pensar bien sobre ellos, algo que mucha gente no pensamos. Y la última la que pensamos la gran mayoría, que es que el ayuntamiento quiera destruir el negocio nocturno y han visto una oportunidad a huevo.

No sabemos cómo acabará el tema de la música en directo en esta ciudad, ya hace años que se han ido cerrando salas, desde hace años que no se abre una nueva y esas nuevas que se abrieron al poco tiempo cerraron (algo que le pasó a la sala Reaper), y por lo que se sabe, solo se puede conseguir abrir una sala de conciertos si es por traspaso, algunas se han perdido ya por el camino por un motivo u otro como Salamandra 2, Garatge, Q3, Thruman o KGB.

¿Solución? Veremos qué pasa después de este confinamiento con el resto de salas de conciertos, si no es en Barcelona ojalá en poblaciones de alrededores donde llegue el metro (Santa Coloma, Badalona, L’Hospitalet del Llobregat…) se pueda conseguir rascar algo. Pero sobre todo, ante lo que venga mantenernos en esta escena más unidos tanto bandas, promotores, medios y público en sí, apoyémonos en lo que sea necesario, sino no conseguiremos mucho más.


Maghmata (Death metal, Barcelona / 2018-)

En la sala Monasterio es donde dimos nuestro primer concierto. Todos habíamos estado antes en ella disfrutando de bandas tanto locales como internacionales. Siempre ha sido la sala de referencia de tamaño medio en Barcelona para bandas semi y profesionales. Cuando nos ofrecieron compartir cartel con Archetype-X y Herddeath no pudimos negarnos, al contrario, poder dar nuestro primer concierto en casa y en la Monasterio fue realmente una gran sorpresa. No siempre trascienden estos detalles pero antes de los conciertos debe organizarse el escenario y disposición del equipo. Antes siquiera del día del concierto, la comunicación con la sala fue muy clara y directa. Ya empezó todo con muy buen pie. Estando ya todos allí el trato con el equipo de la sala fue en todo momento realmente cercano y a la vez muy profesional. Tanto en las pruebas de sonido, como durante el concierto como tras el mismo, dieron a entender en todo momento que estaban apoyando a las bandas y tratando de hacerlo todo lo mejor posible. Esto como artistas nos da mucha tranquilidad para poder centrarnos en nuestra parte en un directo.

Del concierto que hicimos nos quedamos con dos escenas. Una vez estubo la prueba de sonido hecha estábamos nosotros en la barra haciendo tiempo hasta la hora del concierto. Se acercó primero Alfredo a ver cómo nos encontrábamos y saber un poco mas de nosotros. Tras el concierto, también se acerco a ver cómo nos habíamos sentido y a ofrecernos una grabación del concierto. Todo un detalle tanto por la parte personal como profesional. Del propio concierto nos quedamos con que pudimos estrenar nuestros temas en directo, nos dieron todas las facilidades para que disfrutásemos de la interpretación, y esperamos que todos los presentes pudieran también disfrutar de la actuación.

En cuanto a la situación actual con la sala y el puerto, se había rumoreado ya por parte del ayuntamiento cerrarlo y dedicarlo a otros fines. No es una decisión que compartamos. Creemos que es una zona que está ya separada de los núcleos de población y da margen para conciertos y ocio nocturno. Es una zona conflictiva por diversos motivos. Nos parece que han querido simplificarlo todo y clausurar toda la zona, sin contemplar caso por caso los locales más problemáticos. Nos entristece que lo cierren y no faciliten alternativas. La música en directo, independientemente del género, es una expresión cultural. Que pongan la actividad de la Monasterio en el mismo cajón que cualquier otro local de ocio no dice mucho a su favor. Nos gustaría que de llegar esta carta a alguien con mas influencia, si que pedimos apoyo para la escena musical local y los locales que la mantienen viva, como La Monasterio.


Mankind Grief (Deathcore, Barcelona / 2014-)

Monasterio siempre será especial para nosotros, ya que fue la sala en la que hicimos nuestro concierto debut del cual salimos muy contentos.

Para nosotros es una de las salas con nuestro formato preferido, un aforo dentro de los limites que hacen que el espectador esté cara a cara con el artista, y eso es algo que cuando ves un concierto o si eres la banda que toca, siempre gusta.

El personal son gente muy atenta y la acústica de la sala es correcta, cosa que últimamente también cuesta encontrar y es creemos que es un buen punto a destacar! Y como factor importante, su precio de alquiler abre las puertas a muchos eventos de bandas locales que quieran dar el salto a los escenarios, algo que en Barcelona cada día es más difícil.

Nos apena mucho la situación, y más viendo que la sala últimamente estaba acogiendo eventos bastante buenos dentro de la “escena metal” a nivel internacional, desde fuera daba la impresión de que estaban en su mejor momento. La verdad es que es un tema complicado, ya que es cierto que el ambiente nocturno de la zona no nos agrada demasiado, pero creemos que deberían facilitar alguna alternativa para evitar esto ya que no solo Monasterio sino otros locales que llevan allí muchísimos años tengan que echar el cierre.

Si esto acaba ocurriendo, está claro que Monasterio será una sala que todas las bandas recordaremos!


Motto Perpetuo (Metal rock, Barcelona – Lleida / 2000-)

La sala Monasterio para nosotros es una de las pocas salas que quedan en la ciudad de Barcelona donde se puede dar un buen espectáculo de música en vivo. Decimos esto, porque en cuanto a espacio, sonido y personal son idóneos para conciertos de pequeño/medio formato que requieren de una infraestructura profesional. Ellos la tienen, desde el amable personal de seguridad y camareros hasta los técnicos de sonido. Es una sala con un sonido verdaderamente bueno, muy bueno, algo raro hoy en día en salas no muy grandes. Un valor añadido de la sala es que te graban en video totalmente gratis, además durante la actuación tienen una pantalla dónde la gente que este más atrás o en barra puede ir siguiendo el concierto, la verdad que esto es un gran punto a su favor. Esto es muy positivo, ellos luego te obsequian con la grabación del directo, eso es genial. Recordamos que para carga y descarga te dejan entrar al mismo puerto y facilitan el acceso y salida.

Quedan muy pocas salas en Barcelona donde una banda de cuatro, cinco o seis músicos puedan hacer un directo en buenas condiciones y ofrecer un buen espectáculo. La sala Monasterio lo es, pero lamentablemente la quieren cerrar. Somos conscientes de que en la zona han habido disturbios y conflictos durante tiempo, pero quizás se tendría que hacer una buena revisión del tipo de local o negocio, y los que verdaderamente funcionan, apuestan por difundir la cultura, como es el de la música en vivo de bandas de la ciudad o de fuera, dejarlos ejercer su trabajo, apoyarlos y dejar que sigan adelante. No es justo que paguen justos por pecadores, lo vemos así, se cerraría una de las mejores salas que hay en la ciudad. Quizás dejar los establecimientos de restauración, los que difundan la cultura y no la fiesta de borrachera sería una solución.

Ojalá y todo de un giro, desde Motto Perpetuo queremos apoyar a la sala, estamos de vuestro lado, gracias por todo lo que habéis hecho siempre y esperamos que sigáis haciéndolo, apoyar a la música en vivo.


Pugna Sinistra (Soundtrack metal, Barcelona / 2015-)

Afortunadamente, hemos tenido el placer de tocar en diferentes ocasiones en la Sala Monasterio, incluso escogimos esta sala para presentar nuestro primer EP y hacer nuestro primer concierto juntos como Pugna Sinistra. Sin duda, nos decidimos por Monasterio porque es una sala ideal, debido a que su aforo que no es ni muy grande ni relativamente pequeño, su escenario es ancho y permite una buena visibilidad y sobre todo un buen contacto con el público, que es una de las cosas que más agradecen las bandas underground. Lo bueno de tocar en Monasterio, es que el sonido de la sala es bueno para el público, te permite tocar a buen volumen y además, te escuchas bien sobre el escenario, y todo ello, es gracias al equipo y al técnico que tienen que siempre son muy colaborativos y ayudan a las bandas en todo lo que pueden.

Nuestra cantante Mary es amiga de Alfredo (el promotor/organizador de conciertos de la sala) que ya se conocían de cuando coincidieron en la Sala Truman, por lo que siempre hemos sido bien recibidos y nos han tratado de lujo. Sinceramente, nos gusta mucho tocar en La Sala Monasterio y siempre es un plus poder hacer un concierto en este local, sobre todo porque está cerca del centro de Barcelona y tiene buen acceso para la gente y se puede aparcar con cierta facilidad. El interior de la sala te permite guardar todos los trastos con los que cargamos los músicos, tiene un humilde backstage que siempre se agradece para relajarse antes o después del concierto y sin duda, posee el mejor puesto para colocar el merchandising que muchas salas ya querrían.

Creemos que es una lástima que el Ayuntamiento no tenga en consideración, la importancia de promover a las bandas emergentes y, por tanto, es lamentable que no tenga en cuenta el interés cultural que tiene un espacio como la Sala Monasterio que siempre ha apoyado a la música underground que es parte de los ciudadanos de Barcelona. Sin duda, la Sala Monasterio es un oasis en el entorno en el que está, los locales de alrededor tienen otro estilo diferente, pero todo el mundo se respeta y es una suerte para los habitantes de Barcelona poder disfrutar de espacios como éste dentro de tu propia ciudad ya que siempre ha de haber sitio para la CULTURA y más en una ciudad abierta como Barcelona. Si te cargas Monasterio, solo ayudas a enterrar una parte más de la cultura que ofrece la música y las bandas emergentes que la apoyan.

Lucharemos y ayudaremos para que no se lleve a cabo la pérdida de esta gran Sala, a malas, una opción es reubicarla, pero allí donde se respete como mínimo las características de las que ya gozaban sus usuarios (dimensiones, ubicación, sonido…) y no conlleve a un detrimento del local y la escena.

Muchas gracias por brindarnos la oportunidad de manifestar nuestra opinión y encantados con vuestra iniciativa.

¡LARGA VIDA A MONASTERIO!


Pycaya (Groove metal, Barcelona / 2012-)

Cuando nos enteramos que cerraban la Monasterio lo primero que pensamos es ,a ver si la abren en otra parte…Esta sala estaba muy metida en la movida con programación constante de música metal en directo. Es un golpe para toda la escena que vemos como vamos perdiendo sitios para nuestro rollo. Nosotros hemos tocado 3 veces allí. La ultima fue hace muy poco el 23 de enero que tocamos junto a Incite la banda de Richi Cavalera. Como siempre el trato exquisito tanto el técnico como con Alfredo (que nos ya conocíamos claro) apenas probaron sonido en media hora y nosotros igual.Y nos sobro mas de una hora que podíamos seguir probando pero no hizo falta. Sonamos brutal las dos bandas. Esta sala tenia el tamaño suficiente y buen sonido para que un bolo de tamaño medio si se llenaba fuera un bolazo …

Lo que siempre hemos pensado es que el entorno no le hacia justicia. Estaba en una zona que no había nada de la movida y para ir en coche te la jugabas con los controles de la urbana. Al final han tenido que pagar por el jaleo que se montaba en el resto de garitos de allí .Una autentica pena… Siempre creímos (y esto es unánime en toda la banda) que en otra zona como Pueblo Nuevo funcionaria mucho mejor. Esperamos que la abran en otra parte cuando pase toda esta pesadilla del virus…


Reaktion (Thrash metal, Barcelona / 2015-)

La Sala Monasterio es una muy buena sala, tanto para músicos como para espectadores. El sonido es bueno y, a pesar de que el escenario es algo bajo, ya es suficiente. A nivel técnico es buena, pero a nivel humano más. Conocemos a Alfredo desde que era técnico de la Thruman, la desaparecida sala de Sant Adrià del Besòs, desde hace más de 10 años, y es una persona excelente, volcada con los músicos y apoyando siempre la escena.

La Monasterio nos trae dos recuerdos excelentes, ya que ahí Reaktion hemos dado dos de los conciertos más importantes de nuestra carrera. En esta sala presentamos nuestro segundo disco, Learning to Die, en septiembre del año pasado. Pero sobre todo siempre la llevaremos en el corazón porque fue donde realizamos, en el 2017, el concierto de homenaje a Javi Expósito, que fue nuestro roadie durante un tiempo y que murió un año antes. Fue un acto muy emotivo, al que acudieron amigos y familiares de Javi, además de amigos de la banda, como Acromizer, que nos acompañó en este evento tan emocionante. Fue un concierto memorable y, por ello, para nosotros la Monasterio siempre será un lugar muy especial. Además, el propietario, al enterarse del motivo de ese concierto, no nos quiso cobrar el alquiler. Fue un gesto realmente muy bonito y que nos llegó. Y, con esto, complemento la respuesta de la pregunta anterior: la sala es muy buena a nivel técnico, pero a nivel humano es lo mejor.

La verdad es que desconocemos los motivos de su posible cierre y por tanto no podemos opinar sobre esto. No sé a qué se refieren con «problemáticos», por tanto, sinceramente, no podemos decir que la medida sea justa o no. Lo que sí que podemos decir es que es una lástima, porque salas como esta son absolutamente necesarias en Barcelona, donde hay muy pocos locales para un aforo como el que tiene, que calculo que debe estar entre los 80-150. Muchas salas de la ciudad son o más pequeñas o más grandes, y en cambio la Monasterio es ideal para grupos locales con cierto tirón o bandas internacionales de perfil medio. Es una pena en este sentido, porque no hay oferta parecida.

El entorno la verdad es que es raro, y quizás por ello lo ha perjudicado en cuanto a la asistencia muchas veces. Si estuviera en el Poble Nou
estoy seguro que tendría más afluencia, ya que después o antes del concierto te puedes ir a tomar algo a alguno de los múltiples locales de la zona. En Monasterio, en cambio, o te fumas una shisha o te vas a bailar música latina, así que realmente en este sentido la ubicación no es la mejor (aunque tomarse una birra fuera, con la brisa marina, es un privilegio, eso sí).


Reticulate (Death metal grind, Barcelona / 2015-)

Es una sala que se nota que se toman en serio hacer un buen trabajo. Como espectador es de las pocas salas en la que puedes salir y sentarte en la terraza mientras se monta la siguiente banda. Siempre han tenido un trato cordial, y a pesar de que a veces la zona los obligue a convivir y manejar otros géneros musicales, siempre han sido amables y correctos.

Nosotros tocamos allí por primera vez en julio del 2017. Nos gustó mucho la atención del técnico de sonido, desde aquel entonces tocamos en dos ocasiones más el año pasado (2019) por lo que la sala la conocemos bien. Estas dos últimas veces nos sorprendió gratamente que los directos los grabaran en video y se los enviaran a las bandas, fue un puntazo y más después de varios intentos nuestros poco fructíferos por lograr una grabación decente.

Para las bandas, disponer de una zona para exhibir tu merchandise en condiciones se agradece. El local tenía un material básico de sonido disponible para las bandas que te podía sacar de un apuro o suplir alguna necesidad de equipo, y por supuesto que grabaran tus directos era un gran plus.

La verdad que es una pena porque en los últimos tiempos era una de las salas más activas para los conciertos de metal. Si había algún local problemático, desde luego que éste no lo era. La sala siempre fue muy amigable con el público metalero, y este público suele ser gente pacífica, de hecho, sólo por este motivo es el único lugar del puerto donde ves gente de la ciudad, en otros garitos abundan todo tipo de turistas ávidos de fiesta y de borrachera, que no nos extraña que sean problemáticos, y es aquí donde la apuesta de la sala por los conciertos de metal y en general por la cultura de la música, tiene aún más mérito, por estar en medio de locales donde abundan sonidos plásticos y comerciales. Ojalá existieran alternativas para salvarla, porque nos está señalando el norte que hay que seguir en cuanto a evitar problemas de orden público, la apuesta de la sala por apoyar las bandas, grabar sus directos, y crear su propio canal de Youtube con parte de este material, creo que también es el camino correcto de la sala para seguir creciendo.


Shattered Sigh (Doom / Death metal melódico, Barcelona / 2010-)

La Monasterio es una sala que nos gusta bastante a todos los del grupo. Como espectadores hemos asistido a una gran cantidad de conciertos y como suele pasar ha habido de todo. Pero la tónica general, es de salir satisfecho de los conciertos. Casi siempre logran un buen sonido y en los últimos a los que hemos asistido la mejoría ha sido notoria.

Arriba del escenario también hemos tenido buenas sensaciones. En los dos últimos conciertos que hemos dado allí ( el último justo el finde antes de todo este caos del confinamiento) salimos muy contentos. Con la sensación de haber hecho un buen directo ya que pudimos escucharnos bien arriba. Como sabrán los componentes de bandas, esto no es muchas veces ni remotamente posible. Ya que el monitoraje a veces brilla por su ausencia. Así que para nosotros siempre es un placer poder tocar en la Monasterio.

Como comento arriba los recuerdos que tenemos de nuestros bolos allí son buenos. Siempre hay cosas que se podrían mejorar obviamente, pero en general estamos satisfechos. Nuestro primer concierto allí fue en el Doom Metal Fest. Lo recordamos con cariño porque por fin pudimos tocar en Barcelona con nuestros amigos de IN LOVIN MEMORY y porque fue algo caótico, ya que meter 6 bandas en la Monasterio fue logísticamente complicado. Los que han estado allí saben un poco como es la sala. La pequeña zona de backstage que tienen al lado del lavabo y otra parte justo al lado del escenario. Imagina meter allí todos los amplis, herrajes de batería, instrumentos y demás mierdas que se llevan a un bolo. El tetris que liamos fue importante jeje. Pero al final salió todo bien y disfrutamos mucho del festi. Y por supuesto nuestro último bolo. Ya que la acogida por parte del público fue muy buena y por fin se podría beber birra decente en la barra xd.

Además, el trato de los responsables y del técnico de la sala siempre ha sido genial. Siempre que hemos tocado, las pruebas de sonido han sido correctas. Con suficiente tiempo y con el técnico preocupándose de que todo suena bien y a gusto de la banda. Y eso es de agradecer, porque a veces los técnicos no ponen mucho de su parte. En general el trato humano de los responsables de la sala es muy cercano y se nota que están metidos en el mundillo del metal y les gusta lo que hacen.

La terracita que tiene también está muy bien, sobretodo en verano que puedes salir a tomar algo, fumar o charlar con la peña y despotricar de la fauna que circula por el puerto.

A nosotros nos parece una gran putada que vayan a cerrar la sala. De hecho varios de los componentes del grupo últimamente cuando íbamos a conciertos casi siempre eran en la Monasterio. Estaban programando un montón de bolos interesantes desde principios de año.

La razón la sabíamos y precisamente el entorno es uno o casi el único punto negativo de la sala. No por la ubicación en si. Sino por los locales que la rodean. La verdad es que una sala de rock/metal en medio de todos esos garitos de shisha, discotecas de pachanga, maquina y demás cosas para “guiris” no pinta mucho.

Creemos que es un típico caso de pagar justos por pecadores. Dudo mucho que la clientela de la sala liase algún follón gordo. Todos sabemos donde se han generado los problemas y cuales han sido.

Lo que podrían hacer es obligar a poner más vigilancia por parte de los locales o regular la entrada de gente de alguna manera. O simplemente cerrar la mayoría de antros de pachanga y dejar la Monasterio. No creemos que tenga fácil solución ya que es difícil que vayan estudiando caso por caso. Lo más normal es que hagan lo que van hacer, echar cerrojo a todo y luego buscar otra actividad que de más beneficio y menos problemas para la ciudad. Eso sí, a costa de cargarse un local que da cultura y música a una parte de la misma. Una auténtica lástima.


Sirius (Crossover Thrash, Badalona / 2015-)

Como banda under que somos, y que teniendo la suerte de haber podido tocar en unos cuantos sitios, y también yendo a otras provincias en los últimos tiempos, para nosotros la experiencia en la Monasterio fue positiva, la sala está muy bien en cuanto a sonido, la gente que la lleva le pone cuidado y si bien no se pueden pedir milagros, la calidad es más que satisfactoria, el sonido desde arriba del escenario era más que decente y bastante nítido para las dimensiones de éste, la verdad es que se nota que había unos mínimos en lo que era la monitorización, y la preocupación y saber hacer del personal estuvo a la altura. Aquella noche, tocamos en la antigua formación con 4 miembros en lugar del trío que somos actualmente, compartimos cartel con los grandes amigos de Deldrac e incluso también tuvimos una reseña en la Science, por lo que guardamos un buen recuerdo de la vez que tocamos allí.

Como público recuerdo el bolo de las Nervosa hace un par de años, en el que hubo algún inconveniente técnico, pero consta que fue por un proceder de la banda y el técnico de sonido que llevaban. La primera banda de aquella noche sonó bien y sin los ya mencionados inconvenientes, los cuales, una vez subsanados, permitieron que el resto de la velada acabara como la fiesta que debía ser.

Es muy destacable dentro del plano positivo, como buena sala under, la altura y situación del escenario, permite la proximidad entre el público y los artistas, también que el escenario tiene una altura mínima, que en las salas under no es algo que se pueda dar por descontado, y para tocar, personalmente nos parece mas divertido, sin olvidar que el sonido arriba del escenario está bastante bien, y como público también se puede tener un sonido bastante decente.

Respecto al cierre de la zona y no únicamente de la sala Monasterio en cuestión, dado el ambiente social que se genera, en gran parte, con los asistentes de los locales de ocio que operaban en la zona, mas allá de la evidente afectación directa de puestos de trabajo, creemos que si el estado se preocupa del ambiente propiciado por el ya mencionado entorno, también debería velar por el mantenimiento de un entorno cultural adecuado y sostenible, en el que la música en directo sea más accesible a las bandas y que tampoco sea a costa de los propios recursos económicos de estas.


Steelgar (Thrash metal, Barcelona / 2006-)

Nuestra experiencia a la hora de tocar en Monasterio no pudo ser más positiva. Desde 2006 las hemos visto de todos los colores en salas de España, muchas ya no existen, y de verdad que nos encontramos detalles nunca antes vistos. El trato desde el primer momento fue excelente, todos los esfuerzos posibles por parte del equipo de la sala para que el músico pueda llevar a cabo su arte, un puesto de merchan como dios manda, incluso a los días de tocar allí recibimos un mail de la sala preguntándonos cómo había sido nuestra experiencia, para poder mejorar. Simplemente genial. Un cúmulo de hechos que te dejan un muy buen sabor de boca.

Siempre nos quedará en el recuerdo la gran noche vivida el pasado Octubre en plena ola de altercados de los más radicales y con una gran manifestación el mismo día. Mientras otros grupos y salas cancelaron sus actuaciones nosotros seguimos adelante, la sala también y pudimos vivir una noche inolvidable

Como espectadores, de Monasterio se puede decir que tiene un sonido envidiable, y que desde cualquier punto vas a poder ver con claridad el escenario, hasta sentado en la barra tranquilamente. Su calendario de conciertos no te daba respiro (antes de la pandemia) incluso teniendo que visitar hasta 3 veces la sala en la misma semana con grupos interesantísimos, de dentro y fuera del país.

Siempre hemos pensado que un lugar tan bueno se merecía otra localización, porque todos sabemos lo que rodea a Monasterio. Y no es sólo porque el reggaeton sea una basura, que lo es, si no la gente a la que atrae y sus actos, acabados en asesinatos en ocasiones, directamente. No es de extrañar ciertas medidas del ayuntamiento en la que pagan justos por pecadores, como se suele decir.

Esperemos que haya posibilidades de que Monasterio siga abierta, porque a todas luces músicos y amantes del metal merecemos lugares así


Teratoma (Death metal, Barcelona / 1994-)

Vivimos en un lugar donde abundan las ofertas musicales, pero los ambientes underground escasean y si se trata de metal, la cosa es aún peor. Hay muy pocas salas para tocar en directo… y las pocas que quedaban han ido desapareciendo.

Monasterio es un “oasis” en medio de la ciudad para todas esas bandas locales que buscamos una sala accesible, con un aforo reducido pero lo suficientemente grande y acogedor para que público y músicos nos sentamos a gusto!

Aunque resulta extraño ver una sala de estas características en una zona tan turística como el Port Olimpic, rodeada por todos esos bares musicales donde solo suena reggaeton y bazofias musicales similares. Es por eso, que Monasterio vuelve a emerger otra vez como ese “Oasis” en medio de todo ese conglomerado de pijerio garrulo.

Aunque la sala desde fuera no parece gran cosa, cuando entras, lo que te encuentras es un pub “de los de siempre”, cuyo aspecto nos inspira recuerdos de otras salas, algunas ya desaparecidas como Akelarre, Mephisto o el añorado THE VILLAGE INN de Lloret de mar.

Cuando tocamos en Monasterio el pasado mes de Octubre, la experiencia fue muy positiva. La sala tiene una buena acústica, en parte porque el técnico sabe bien lo que se hace. El equipo del que dispone la sala es bastante potable y el escenario, aunque un poco justo, es lo suficientemente grande para un grupo de cinco miembros pueda moverse sin chocarse unos con otros. Incluso dispone de una pequeña barra en donde los grupos pueden exponer ahí su merchandising para la venta, no todos las salas lo tienen. Además, el público se lo pasó en grande gracias en parte a la proximidad que hay con el escenario lo que propicia una buena conexión con las bandas , y también seguramente a que la cerveza es algo más barata que en otras reconocidas salas de la ciudad y eso es de agradecer (nosotros lo agradecemos, jejeje)

El único “pero” es ese cuarto al que llaman camerino; en realidad un vetusto almacén lleno de trastos, con una nevera que no funciona y dos sillas y una mesa con un pequeño catering para los grupos gentileza eso sí, de los promotores. Pero menos es nada ¿no?

Pero como hemos dicho, la experiencia fue tan positiva, que ya teníamos confirmado otro concierto para este mes de abril en Monasterio gracias a la gente de Octopuss Prods. Pero desgraciadamente nos hemos visto obligados a cancelar lo que iba a ser la presentación de nuestro nuevo CD Overtures of the Flesh por culpa de la pandemia ocasionada por la Covid-19 y esto precisamente puede haber sido el golpe de gracia para la sala, ya que el estado de emergencia que vivimos en el país, ha obligado a cerrar todos los locales de manera indefinida, sin ningún tipo de previsión de cuándo se podrá reestablecer la normalidad y volver a abrir, y ya sabemos la repercusiones económicas que habrán para tantos negocios y especialmente para una sala como Monasterio que se encuentra en esta encrucijada. Además todos conocemos las intenciones del Ayuntamiento y que más temprano que tarde toda esa zona de ocio quedará clausurada por culpa de todos los actos violentos ocurridos.

¿Y de quien es la culpa? Ni idea. Creemos que las autoridades (in)competentes no han sabido o querido identificar a los responsables del tráfico y consumo de drogas en la zona, o controlar a toda esa chusma que ronda los garitos en busca de bronca y por supuesto los vergonzosos robos con violencia con fatales consecuencias en algunos casos. Lo lógico es que se hubiera intervenido en su momento con mayor contundencia y de forma drástica en esos sitios, pero como nadie ha hecho nada al respecto, ahora lo más fácil es cerrarlo todo y ya está. Como dice el refrán: Muerto el perro, muerta la rabia!

Tanto el ayuntamiento como la propia Generalitat deberían tomar conciencia y compensar de alguna manera a esos bares y restaurantes ajenos a los hechos ocurridos. No sabemos muy bien cómo, pero tal vez facilitando locales a bajo alquiler durante un periodo de tiempo u ofreciendo algún tipo de rebajas fiscales al fin y al cabo el cierre de estos locales no es culpa de una mala gestión empresarial, sino a una mala gestión por parte de unos gobernantes que no ha sabido frenar todos esos acontecimientos!

Solo sabemos que Barcelona está llena de locales y salas vacías, pero a precios desorbitados, y además no todas las zonas de Barcelona son idóneas para albergar una sala de conciertos, para los que vivimos aquí, sabemos que no es lo mismo acudir a un concierto a una zona bien comunicada y con gran tradición musical como puede ser Poble Nou, que ir a algún rincón perdido de la periferia o a un polígono industrial incomunicado así que nos tememos que si los gerentes de Monasterio no encuentran ayuda del ayuntamiento o alguna entidad sin ánimo de lucro para su reubicación, seguramente el cierre ya pueda ser definitivo.


Violblast (Thrash metal, Figueres / 2012-)

Hemos tocado allí una vez y hemos acudido como público. Como músicos, se trata de una sala espectacular para el underground, con un escenario con una altura y dimensiones bastante cómodas, y el sonido lo recuerdo muy bien. También el aforo de gente estaba perfecto para conciertos de este nivel, así como el precio de las bebidas. Lo que me faltaba era la posibilidad de poner el backdrop, y que se tuviese que proyectar el logo sobre ese fondo de ladrillos negros. Pero es solo un detalle.

Respecto a la zona, nunca me gustó. Siempre hay problemas por allí. Sería una sala perfecta situada en la zona de Marina o alguna otra zona de Barcelona. Entiendo que quieran cerrar esos locales, pero en cuanto a Monasterio, nunca he visto un conflicto en la sala cuando he estado allí, pero si que los he visto fuera. Una pena que otra sala cierre, esperamos que consigan hacer una reapertura en otro local con mejor localización.


Whipping the Clown (Thrash metal, Girona / 2010-)

Hemos tenido el privilegio de tocar dos veces en la sala Monasterio. Siempre hemos estado muy a gusto con el trato y la verdad que siempre se ha podido sacar un buen sonido. Al ser una sala pequeña el público siempre te es muy cercano, con una audiencia mediana la sala se ve muy bien, creo que es algo esencial para las bandas más under como la nuestra.

La verdad que nos sabe muy mal que quieran cerrar este recinto tan emblemático de la ciudad, pero siendo honestos, nunca nos ha gustado el ambiente de fuera, quedando la sala como una isla en medio de una zona turística de las malas como las que abundan por la costa. Seguramente pagan justos por pecadores. Si reubicaran la sala en una zona más rockera, con mejor acceso y párking creemos que saldríamos ganando todos. Esperamos que esto sea un punto y seguido en la historia de la sala.

Avatar
Sobre Albert Vila 872 Artículos
Siempre me ha encantado escribir y siempre me ha encantado el rock, el metal y muchos más estilos. De hecho, me gustan tantos estilos y tantas bandas que he llegado a pensar que he perdido completamente el criterio, pero es que hay tanta buena música ahí fuera que es imposible no seguirse sorprendiendo día a día. Tengo una verborrea incontenible y, si habéis llegado aquí, seguro que ya os habéis dado cuenta. Como medio, formar parte de una escena tan enérgica y con tanta gente apasionada que vive lo que hace con tanto amor y sin esperar nada a cambio es un disfrute constante y auténtico privilegio. En Science of Noise queremos ayudar día a día a que esta escena crezca y se solidifique, sin rivalidades y con la máxima ilusión. Porque seremos pocos, pero somos poderosos.