Crónica y fotos del concierto de Watain + Abbath + Tribulation + Bölzer - Sala Apolo (Barcelona), 24 de septiembre de 2022

Puñetazos en la cara de Dios: Watain y Abbath lideran una noche de oscuridad en Barcelona

Datos del Concierto

Bandas:
Watain + Abbath + Tribulation + Bölzer
 
Fecha: 24 de septiembre de 2022
Lugar: Sala Apolo (Barcelona)
Promotora: Madness Live! / Cobra Agency
Asistencia aproximada: 1.000 personas

Fotos

Fotos por Ray Molinari

Mientras en la ciudad de Barcelona se celebraban las fiestas de la Mercè, el sábado pasado, la sala Apolo se teñía de negro para recibir una de las giras más extremas del año. Watain Abbath, acompañados por Tribulation Bølzer como invitados especiales, conforman un cartel que bien podría ser el de un festival de black metal.

Personalmente, no soy un gran conocedor del género, así que me tomé este concierto un poco como una reseña improbable de las nuestras, donde nos enfrentamos a un disco de un estilo con el que no estamos familiarizados. Por lo menos, sí que sabía quienes eran los cabezas de cartel y los había escuchado en alguna ocasión. Sabiendo que su directo iba a molar, no me lo pensé dos veces.

La grande de Apolo estaba sutilmente iluminada con luces rojas, y el hilo musical de la noche consistía en música instrumental siniestra y misteriosa. Un ambiente muy bien conseguido que añadió a la experiencia. Con bastante público ya en la sala, el escenario se llenaba de humo y comenzaba la primera actuación.

Bølzer

El dúo de Zurich abría la tarde con su black metal guarro y desmadrado. El vocalista Okoi Thierry Jones llevaba también una guitarra de diez cuerdas, con las cuatro más agudas dobladas. Divide la señal para que pase por los amplificadores de guitarra y bajo a la vez, logrando llenar él solo todo el rango de frecuencias. La batería de su compañero, Fabian Wyrsch, restaba sobre una alta tarima, donde a causa del humo y la escasa luz, casi ni se le percibía.

La mezcla de sonido no acabó de ser buena del todo, con unos bajos demasiado fuertes, que hacían que los dobles bombos y la pista de bajo se comieran un poco la guitarra y la voz. Aun así, pudimos disfrutar de una intensa actuación de 40 minutos con momentos muy interesantes. La apisonadora de sonido que montan, con las voces de Okoi haciendo ecos por encima, nos impresionó a más de uno.

Lástima de las luces, que como pasó durante toda la noche, venían solamente desde detrás de los músicos, dejando ver poco más que sus siluetas.

Tribulation

Era el turno del grupo más diferente de la noche. Con estética y ambientación blacker, pero con un estilo musical mucho más accesible, los suecos Tribulation se subían a las tablas. El sonido mejoró bastante, con un mejor balance y unas guitarras que más que tocar riffs hacían a ratos la labor de un teclado, con fraseos ambientales más lentos. Oscar Leander hacía ritmos más propios de metal clásico o incluso de rock, para un resultado final más comercial que el de las otras bandas. Fue la única actuación de las cuatro sin un solo blast-beat. No es de extrañar, entonces, que giraran con Ghost hace un tiempo.

Pero lejos de dejar al público indiferente, este sonido menos extremo gustó bastante, y sirvió para hacer más dinámico el evento. Con su puesta en escena más visual y una performance muy fluida, consiguieron buenas ovaciones después de cada tema. Unas luces verdes que les enfocaban desde abajo permitían verles un poco mejor, a pesar de que los focos delanteros seguían apagados.

Nos presentaron algunos temas de su reciente Where the Gloom Becomes Sound (2021) y acabaron de calentar el ambiente de una sala que casi se había llenado.

Abbath

Durante el cambio, colocaron un gran letrero con el logo de Abbath que presidía el escenario. Puntual como un reloj, el icono del black metal noruego salía con sus tropas a librar la batalla. La voz inconfundiblemente tenebrosa del ex-líder de Immortal se hacía presente entre una auténtica pared de sonido. Elevado en la tarima, un indomable Ukri Suvilehto lanzaba ritmos demoledores y precisos. Sobre ellos, cabalgaba la guitarra de Abbath, con un tono monstruoso.

El setlist se compuso de algunos temas del nuevo Dread Reaver (2022), otros de sus anteriores álbumes en solitario, y cómo no, de algunas pistas de Immortal que satisficieron a sus seguidores. La solemne «Beyond the North Waves» fue la primera, que sirvió para que en la siguiente, la frenética «Acid Haze» se abriera un buen pogo en medio de la pista.

Abbath iba animando el público entre canciones, pidiendo gritos y haciendo poses. Lástima que prácticamente no se pudiera apreciar su armadura ni el corpsepaint de los músicos si uno no se encontraba en las primeras filas. El tema de las luces que seguía igual.

El recital acabó con un triplete de canciones de Immortal, pero eso no quiere decir que viva del pasado. Sus temas en solitario también fueron efectivos y la audiencia se mostró entusiasta durante toda la actuación.

Setlist Abbath:

Winterbane
The Artifex
Dread Reaver
Hecate
Beyond the North Waves (Immortal cover)
Acid Haze
Dream Cull
Bridge of Spasms
Warriors
In My Kingdom Cold (Immortal cover)
Tyrants (Immortal cover)
Withstand the Fall of Time (Immortal cover)

Watain

Era la hora del concierto final, y el escenario estaba lleno de decoraciones y parafernalia. Está claro que Watain son una de las bandas más blasfemas del panorama, y en sus directos lo demuestran con grandes cruces invertidas, velas y antorchas, huesos colgando por todas partes, y un altar en la parte central. Ya sé que hoy estoy pesado con esto, pero con lo currado que está su atrezzo… ¡Ya lo podrían iluminar bien!

Tras la intro de rigor, Erik Danielsson hacía su aparición, antorcha en mano, para cederla a un miembro del público durante la primera canción. La explosiva «Ecstasies in Night Infinite» fue toda una declaración de intenciones, empezando el set a toda máquina. Nos dieron una muestra bastante completa de su nuevo disco, The Agony & Ecstasy of Watain (2022), con pistas excelentes como «The Howling». El mosh resultante ya no se detuvo.

El frontman se iba moviendo por el escenario, jugando con las pequeñas antorchas, haciendo sus ritos en el altar, e incluso arrojando sangre desde un cáliz a las primeras filas durante «Devil’s Blood». Las siluetas de sus compañeros, vestidas de piezas de armadura, pinchos y demás accesorios, iban cambiándose de lado e incitando al público.

Disfrutamos de un sonido diabólico y una mezcla bien balanceada. La música iba variando en tempo e intensidad, con azotes como «Reaping Death» y otros más pausados y siniestros como «Serimosa». Quedaba tiempo para, como dijo Danielsson, dos puñetazos más en la cara de Dios. Con la enajenada «Nuclear Alchemy» se volvió a liar parda, y «Malfeitor» fue la despedida perfecta, con sus épicos fraseos de guitarra entre tralla y tralla.

Watain nos dieron una masterclass de jodido black metal sin paliativos, y debo decir que superaron mis espectativas. Para un género que en ocasiones me parece repetitivo, sus composiciones tienen una variedad bastante grande, haciendo uso de melodías de guitarra y diferentes recursos para amenizar los riffs disonantes típicos del black. Cerramos una noche tremenda tras los cuatro conciertos en una Apolo casi llena, tendrá que pasar mucho tiempo para que tal recuerdo se desvanezca.

Setlist Watain:

Ecstasies in Night Infinite
Black Salvation
The Howling
Black Flames March
Reaping Death
Devil’s Blood
Serimosa
Before the Cataclysm
Nuclear Alchemy
Malfeitor

Aleix Besolí
Sobre Aleix Besolí 181 Artículos
Hey, has llegado al final del artículo, ¡gracias! Me metí en esto del metal a los 14 años, y de concierto en concierto he ido descubriendo las bandas nacionales e internacionales que forman parte de este mundillo. Ahora aporto mi grano de arena a Science of Noise contando lo que pasa en los eventos de la zona y algunas novedades discográficas. También toco la guitarra y el bajo en algunos grupos de la escena local. Tengo los huevos pelaos de tocar en el Ceferino.