Northtale – Welcome to Paradise

Nuestra Nota


8 / 10

Ficha técnica

Publicado el 2 de agosto de 2019
Discográfica: Nuclear Blast Records
 
Componentes:
Christian Eriksson - Voz
Bill Hudson - Guitarra
Mikael Planefeldt - Bajo
Patrick Johansson - Batería
Jimmy Pitts - Teclados

Temas

1. Welcome to Paradise (4:36)
2. Higher (3:45)
3. Follow Me (4:40)
4. The Rhythm of Life (3:50)
5. Time to Rise (3:51)
6. Way Of The Light (4:48)
7. Shape Your Reality (3:46)
8. Everyone’s A Star (3:39)
9. Siren’s Fall (3:52)
10. Bring Down The Mountain (3:51)
11. Playing With Fire (4:31)
12. If Angels Are Real (4:29)
13. Even When (3:29)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Northtale – Welcome to Paradise
Todos los discos de Northtale en Amazon


¿Echas de menos el final de los 90 y el auge del power metal centroeuropeo? Stratovarius, Sonata Arctica, Gamma Ray, Hammerfall y centenares de imitadores que sobresaturaron el estilo hasta hacerlo implosionar. Pues al igual que hay una corriente de retro rock, de thrash clasicote o de NWOBHM parece que vivimos tiempos en los que se vuelve a llevar la espada esmeralda, la brujería, los dragones, y tronos varios. La gran diferencia es que antes se buscaba a los nuevos Helloween, los de los Keepers. Con ellos en activo ya no hace falta y es un peso que se quitan de encima los grupos como Northtale. Si hubiese aparecido este disco en esa era hubiera sido como el Ecliptica de Sonata Arctica: un bombazo. En Welcome to Paradise todo brilla, perfecto ejemplo de que el power metal sigue siendo una buena opción. No busques nada de innovación, pilla el caballo y sal a cabalgar al ritmo del doble bombo mientras las melodías hímnicas te hacen alzar el puño.

La alineación es estelar, así que podemos hablar abiertamente de supergrupo que funciona. La voz de Christian Eriksson -ex Twilight Force– (muy a lo Chris Bay) marca el disco y para bien. El inicio de “Welcome to Paradise” suena a happy metal de Freedom Call por los cuatro lados. No hay aquí las innecesarias exhibiciones dactilares cansinas de los primeros discos de Dragonforce, y, bajo el paraguas de una producción excelente, demuestran que no inventan nada, pero que suenan a gloria. Composiciones directas que nunca llegan a los cinco minutos y unos trabajadísimos solos de guitarras “velódicas” (velocidad+melodía). Atención al impecable trabajo de Bill Hudson ex de Trans-Siberian Orchestra. “Higher” parece un homenaje a los Hammerfall del segundo disco y es otra gran demostración de que en esta obra hay una sucesión de temazos realmente conseguidos. Coros y riff entrecortado para hacer brillar a “Follow Me” de puente-estribillo melódicos de escuela calabacera. El trabajo de teclados neoclásicos y de la batería de Patrick Johansson (Malmsteen y ex de Wasp) claves para llevar este material a buen puerto. En “The Rythm of Life” el riff de entrada es muy Gamma Ray.

La onda más comercial de Hammerfall asoma en “Time to Rise”, en uno de los temas más conseguidos y redondos del compacto. De la sencillez hacen méritos y consiguen uno de esos singles que atrapan desde la primera escucha. Estaba cantado que una balada iba a caer y la elegida es “Way of the Light”, con todos los elementos de power ballad del estilo. No es lo más destacable del álbum, pero demuestran que no se arrugan ante el reto. “Shape Your Reality” te parecerá escrita por Timo Tolkki con clavicordio incluido de inicio y estribillo súper-poderoso. Incluso los juegos de Patrick Johansson con la campanilla del ride son muy Jörg Michael. El grito agudísimo de “Bring Down the Mountain” es onda Kiske y otro buen ejemplo de que Northtale apuntan alto y van a por todas.

La velocidad por bandera es enarbolada en “If Angels Are Real”, un trallazo con todo lo que hizo grande el estilo y un tema que a buen seguro será uno de los puntos culminantes en sus descargas en directo. Otra vez Tolkki es el inspirador de un maravilloso solo de guitarra. La velocidad y técnica de Bill Hudson es absolutamente estelar con los siempre imaginativos, melódicos y rapidísimos solos de guitarra. Medio tiempo con muchos teclados en la cadenciosa e hímnica “Eveyone’s a Star” y mucho Helloween por la vena en la genial “Siren’s Call” con uno de los mejores solos neoclásicos de la obra. Se despiden con la ampulosa y orquestada “Even When” siendo el tema más alejado del estilo. Balada atmosférica que sirve de cierre a un gran disco

Si perdiste la fe en el power metal y creías que ya nada te haría volver al establo para cabalgar espada en mano quizá te merezca la pena acercarte a Northtale. Hay lo mejor del power de época puesto al día. Caen en los clichés manidos, pero lo hacen con maestría y homenaje. La rutilante producción ayuda a hacer brillar un disco de esos a los que no les sobra ni un tema y en los que el relleno brilla por su ausencia. El día que graben una pieza maestra como “Primo Victoria” o “Resurrection by Erection” darán el salto esperado. Si no soportas el estilo mejor ni te acerques a ellos, pero la pregunta es: ¿Vuelve el power metal?

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 471 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.