Nazareth – Tattooed on my Brain

Nuestra Nota


8 / 10

Ficha técnica

Publicado el 12 de octubre de 2018
Discográfica: Frontiers Records
 
Componentes:
Carl Sentance – Cantante
Pete Agnew – Bajo
Lee Agnew – Batería
Jimmy Murrison – Guitarra

Temas

1. Never Dance With The Devil (3:00)
2. Tattooed On My Brain (2:50)
3. State Of Emergency (3:42)
4. Rubik’s Romance (4:06)
5. Pole To Pole (4:19)
6. Push (3:49)
7. The Secret Is Out (5:31
8. Don’t Throw Your Love Away (3:37)
9. Crazy Molly (3:03)
10. Silent Symphony (3:48)
11. What Goes Around (4:01)
12. Change (3:56)
13. You Call Me (6:10)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Nazareth – Tattooed on my Brain
Todos los discos de Nazareth en Amazon


¡Vaya! Si alguien me hubiese dicho que el nuevo disco de Nazareth iba a tener alguna trascendencia después de tantos años de carrera… le diría que estaba loco. Los escoceses empezaron en 1968 y su mayor éxito fue Razamanaz en 1973. Ya no cuentan con el eterno vocalista Dan McAfferty y queda sólo Pete Agnew queda como miembro clásico, pero… Tattooed on My Brain es un gran disco. La gracia ha sido mantener algún tema en onda clásica, pero a la vez abrirse a nuevas corrientes, caso que en muchos de sus discos de las pasadas décadas habían quedado como intrascendentes. La gracia de todo ha sido el fichaje de Carl Sentance, capaz de clavar las canciones clásicas gracias a un timbre rasgado muy similar al de McAfferty.

El tema que da título a la obra es sensacional, con una onda 90 y un aire totalmente alejado de Nazareth, pero… ¡funciona! Tiene un aire muy 90, coros divertidos y un groove festivo. Ha nacido otro clásico para Nazareth. Mientras en “Never Dance with the Devil” se conecta con el material clásico y se demuestra que la banda tiene mucho que decir todavía. Riffs base sucios y ese deje vacilón que tanto influyó en grupos como Guns N’ Roses. La guitarra de Jimmy Murrison es un puntal en el sonido del combo escocés. “State of Emergency” reafirma mis palabras, queda claro que el vocalista ha insuflado sangre nueva y muchas ideas para componer material nuevo. Lee Agnew lleva el pulso en los tambores en otro tema que enamora con suciedad onda Motörhead.

Las baladas y medio tiempos son otro de los puntales del grupo y “Rubik’s Romance” conecta con su pasado, pero le insufla aire nuevo con unos bonitos coros y arreglos. Acústica y voces de apoyo para mantener el nivel atesorado hasta el momento. La balada de manual es la final “You Call Me” con Steel guitar y una dulce voz, aunque es lo más flojo del compacto. “Pole to Pole” es otro tema marca de la casa y “Push” empieza a bajar un poco el nivel de calidad, sin llegar a sonar a relleno puro y duro. Esas guitarras blues con afinaciones graves y coros funcionan, pero quizá funcionaría mejor a cosa con un tempo más alto. Misma onda para “The Secret Is Out”, con un deje vacilón y mucha actitud. Mejoran las cosas y Carl demuestra que su voz encaja en Nazareth como un guante.

La verdad es que a nivel de producción Frontiers es un seguro de vida, y más si cuentan con un mismo ex del grupo en esas tareas como es Yann Rouiller. Hay que sumar a eso que los cuatro miembros han participado en las tareas de composición y cortes como “Don’t Throw Away Your Love” enganchan con una buena línea vocal, una guitarra protagonista y certera tanto en solos como en riffs. Pero lo realmente grande de esta obra es que a pesar de los 13 cortes el disco no se haga largo. Cuando hablamos de influencias nos referimos, por ejemplo, que “Crazy Molly” parece que sea un tema de Kiss, y nos les queda nada mal precisamente, incluyendo el gong final. En “Change” hay clase y aroma de club nocturno alejándose con muy buenas maneras de su sonido clásico.

Con este disco sí que toca ya una gira hispana. Sentance se deja ver bastante por Barcelona por amistad con un gran promotor así que esperemos que sea cuestión de tiempo. De verdad que Nazareth y The Sweet en directo son dos platos más que apetecibles que espero poder ver algún día. Con una obra así daría gusto verles, pues este material no desentonará junto a sus grandes éxitos. Que el nombre de Nazareth vuelva a ser relevante en pleno 2019 es algo inconcebible. Ya lo han demostrado todo, pero la sangre joven que ha entrado ha insulfado vida a un combo clásico. Por cierto, han entrado en listas de cinco países europeos… ¡muy buena señal!

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 439 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.