Nasty – Menace

Nuestra Nota


8 / 10

Ficha técnica

Publicado el 25 de septiembre de 2020
Discográfica: Century Media Records
 
Componentes:
Matthi - Voz
Paddy - Guitarra
Berri - Bajo
Nash - Batería

Temas

1. Ultimate (2:31)
2. Bulletrain (0:47)
3. Menace (2:18)
4. Be Careful (2:38)
5. 666AM (2:25)
6. Tricky Plays (1:43)
7. Betrayer (2:08)
8. You Will Know My Name (1:20)
9. Inhale/Exhale (2:05)
10. Blood Crop (1:50)
11. Addicted (2:08)
12. Table of Kings (2:05)
13. The End of the World (1:57)
14. Ballad of Bullets (3:12)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Nasty – Menace
Todos los discos de Nasty en Amazon


Con ya 16 años de trayectoria, seis discos lanzados y poniendo patas arriba cada sala en la que tocan, Nasty nos presentan un nuevo álbum llamado Menace (2020) bajo el sello Century Media, con el que firmaron en noviembre de 2019. Quien conozca a Nasty sabe lo que va a encontrar cuando escuche su nuevo álbum: ritmos machacones, riffs contundentes, agresividad vocal y un beatdown hardcore brutal.

Nasty no va a defraudar a sus fans, pues desde el principio este álbum va directo a la yugular. La voz de Matthi, gutural, violenta y que desgarra cada palabra para escupir su hardcore rapeado, va muy bien acompañado por riffs casi siempre lentos y machacones, aunque a veces, rápidos y asesinos. Menance contiene 14 temas cargados de odio y mala leche que hacen que no pares ni un segundo de moverte, y que se degustan rápido pues no hay ninguno que supere/llegue a los tres minutos, exceptuando la canción instrumental final.

«Ultimate», tema que abre el disco, tiene todo esto que os cuento, y es que, toda la agresividad que desprenden en vivo, está dentro de este disco, pues prácticamente todos los cortes son extremadamente machacones, pero también contiene temas rompecuellos como «Bulletrain», segundo corte del álbum.

Hay estribillos que cantaremos a viva voz enganchados a las vallas de los escenarios (cuando podamos verlos en directo…) cosa que ocurre por ejemplo en «Menace», con la cual también se podrá derruir una sala con un buen circlepit, igual que pasa con la siguiente, «Be Careful» o con «666AM».

Podría ir enumerando cada canción, pero la verdad es que Menace funciona perfectamente como un bloque. En cada tema lanzan las mismas cartas, pero no por eso es monótono o aburrido, pues saben como mezclar cada riff, coro o ritmo para que quede un álbum variado y genial.

Si quieres descargar toda la energía y agresividad acumulada dentro, te recomiendo este álbum. Será brutal vivirlo en directo.