Crónica y fotos del concierto de Nashgul + Bocc + Avern - Sala Meteoro (Barcelona), 2 de septiembre de 2022

Nashgul, Bocc y Avern lo petan en una calurosa sala Meteoro

Datos del Concierto

Bandas:
Nashgul + Bocc + Avern
 
Fecha: 2 de septiembre de 2022
Lugar: Sala Meteoro (Barcelona)
Promotora: Tu Pa Tu Tu Pa Records
Asistencia aproximada: 90 personas

Fotos

Fotos por Joan Hernández (Metal Friends) y Aleix Besolí

El otro día abrimos el trimestre de conciertos en sala con una perlita underground que nos trajo Tu Pa Tu Tu Pa Records. Hace poco, esta discográfica editó un EP colaboración de dos de las bandas de grindcore más punteras en nuestro país: Teething y Nashgul. Aunque no organizan bolos frecuentemente, también se han encargado de la fecha en Barcelona de la gira de estos últimos. El lugar elegido fue la sala Meteoro, unas calles más arriba que las Apolo, cerca del Paral·lel. Completaban el cartel las bandas locales Bocc Avern, que se mueven más por terrenos próximos al doom, el sludge y el death metal.

Parece que había apetito para los sonidos extremos, pues las entradas se agotaron semanas antes de llegar el día. No había estado nunca en la Meteoro, y de primeras te encuentras con un vestíbulo alargado, con la barra, la mesa de merch, y un montón de fotografías de estilo retro por las paredes. Atravesábamos una puerta gruesa para llegar a la sala propiamente dicha y notamos como la temperatura subía de golpe.

Avern

No era cosa de Avern, que ya daban los primeros acordes de la noche y nos golpeaban con su death metal pesado y agresivo. Parece que el aire acondicionado estaba averiado de puerta adentro, así que ya os podéis imaginar el calor sofocante en una sala así de pequeña, con el aforo completo, en una noche de metal extremo. Los músicos tenían un par de ventiladores, que obviamente no sirvieron de mucho, y a los pocos minutos ya estaban sudando la gota gorda.

Pero ojo, que de aquí podría salir la idea de hacer conciertos jugando con el entorno: para la próxima, ¿qué tal un bolo de Immortal en una cámara frigorífica, o uno de Gutalax en una fosa séptica?

En fin, no hay duda que los primeros en tocar pusieron la sala a tono con su cruda actuación. Sus ritmos a medio tiempo y golpes contundentes combinan de maravilla con la voz gutural de Javi, que empezaba gritando de espaldas al público para irse animando a medida que pasaban los temas.

Sonaron los temas del barbárico Witch’s Eyes (2020), su primer EP. Aunque se tratase de una sala pequeña, disfrutamos de un muy buen sonido. Las bandas contaron con buen material, y bastó con microfonar el bombo de la batería para que la mezcla funcionara. Una muy sólida actuación de Avern nos servía de calentamiento para la noche.

Bocc

Al salir al vestíbulo nos invadía el frescor, ya que en esa parte sí que funcionaba el aire y lo tenían a todo gas. Seguro que más de uno salió resfriado con tanto cambio de temperatura. Tras un descansito, volvíamos a la sauna para ver la actuación de Bocc. El trío acaba de lanzar Dolça mort en els llims del Rec Comtal (2022), una verdadera carnicería de doom, death sludge de la que interpretaron algún tema.

Nos adentrábamos aún más en el abismo con las voces lúgubres de Emilio y la combinación crujiente de su guitarra y el bajo de Charli. Tras los parches, un creativo Linares se curraba sus ritmos y redobles. Es habitual que los baterías toquen con una de las baquetas al revés, para darle a la caja con más potencia, pero el tío lo hacía con las dos, incluso para golpear los platos. Esos d-beats lentos son sin duda las partes más reconocibles y en las que el público mejor se lo pasaba, empezando incluso algún pogo en la parte delantera.

También cayeron canciones de trabajos anteriores, como la sangrienta «Santa Eulàlia», que cuenta la historia de la virgen perseguida y torturada por los romanos. Gran actuación que nos acabó de preparar para lo que venía.

Nashgul

Era la hora que todo el mundo estaba esperando, y tras una salida pare coger aire, entrábamos de nuevo para la sudada final. Esta vez con los ritmos y secuencias grindcore completamente locas de los gallegos Nashgul.

Ya desde el principio, y tras el audio de rigor, empezaban los blast-beats y el público enloquecía. El batería, Iván, machacaba sin piedad su kit a velocidades absurdas sin perder ni pizca de precisión, mientras Alex nos mostraba su arsenal de gritos, gruñidos y guturales. La base instrumental sonaba compacta y sólida, con, una vez más, un gran sonido general.

Parece que les encanta usar intros para algunos de los temas, también en directo, momentos que usan para recuperar el aliento y preparar la siguiente envestida. Eso hicieron en la brutal «Cyberpunk Scum», una de mis favoritas, que finaliza con esos parones de infarto. Su disco Cárcava (2016) es una joyita que todo fan del grind debería escuchar.

La temperatura era máxima, pero eso no paró los pogos e incluso el crowdsurfing. Hasta hubo alguno que caminó por el techo mientras lo llevaban en volandas. En la recta final aparecían algunos temas nuevos del split con Teething. La hardcoreta «VHS» nos dejaba fritos una vez más, y tras la insistencia de la gente cerraban con su versión acelerada de «Última generación», de los vascos R.I.P.

Increíble cierre para una noche extrema que vamos a recordar durante mucho tiempo. Los bolos de tal calidad en salas pequeñas siempre son especiales y dignos de ir a ver.

Aleix Besolí
Sobre Aleix Besolí 154 Artículos
Hey, has llegado al final del artículo, ¡gracias! Me metí en esto del metal a los 14 años, y de concierto en concierto he ido descubriendo las bandas nacionales e internacionales que forman parte de este mundillo. Ahora aporto mi grano de arena a Science of Noise contando lo que pasa en los eventos de la zona y algunas novedades discográficas. También toco la guitarra y el bajo en algunos grupos de la escena local. Tengo los huevos pelaos de tocar en el Ceferino.