Crónica y fotos del concierto de Los Barones - Sala Razzmatazz 2 (Barcelona), 15 de noviembre de 2019

Los Barones aterrizan y convencen de nuevo en Barcelona ante una entregada Razz 2

Datos del Concierto

Bandas:
Los Barones
 
Fecha: 15 de noviembre de 2019
Lugar: Sala Razzmatazz 2 (Barcelona)
Promotora: RockNRock
Asistencia aproximada: 650 personas

Fotos

Fotos por Sara Martín

Nuestra Previa

Las 5 mejores canciones de The Beatles según… Sherpa

Recientemente publicamos la entrevista que realizamos a Sherpa respecto a la gira de conciertos que están realizando junto a su inseparable compañero de fatigas Hermes Calabria, los guitarristas Marcelo Calabria y Sergio Rivas bajo el nombre de Los Barones. Aprovechando

0 comentarios

Entrevista a Sherpa: ‘La humanidad es una puta plaga de ratas, somos como las ratas que estamos devorando un queso, que es el planeta’

Aprovechando que recientemente han comenzado su gira “No habrá Final” con una ilusionante expectativa tras sus contundentes y multitudinarios conciertos en los pasados Rock Fest y Leyendas del Rock, mantenemos una distendida conversación con José Luís Campuzano “Sherpa” acerca de

0 comentarios

Los 5 conciertos imprescindibles de la temporada de otoño según… Abel Marín

¡Madre mía lo rápido que pasa el tiempo!, parece que fue ayer que estábamos en el mes de enero haciendo nuestros artículos haciendo nuestras apuestas y predicciones sobre lo más interesante de la primera mitad del presente año. Pero claro,

0 comentarios

Cuando en 1990 Barón Rojo se dividiera en dos bandos enfrentados con la irregular continuidad de la reorganizada formación, durante todos estos años muchas fueron las voces que pedían una reunión de los miembros originales que llevaron el nombre y la música de la banda a niveles pocos conocidos  hasta la década de los ochenta, década en la que el Barón copó el reconocimiento y las ventas.

Afortunadamente la tan ansiada reunificación se produjo hace diez años para conmemorar las tres décadas de existencia, reflejándose en auténticos llenazos en todas las ciudades que visitaron pero que desgraciadamente no se veían desde los años de más popularidad de la formación madrileña. Por desgracia las heridas no estaban del todo cicatrizadas y las antiguas rencillas volvieron a aflorar dando al traste con todo, volviendo al cruce de declaraciones y reproches entre ambos bandos hasta la definitiva disolución irreconciliable.

Curiosamente, ahora que se celebra el cuarenta aniversario de Barón Rojo y tras el anuncio de dar por finalizada la trayectoria en una última gira que les llevará a un ambicioso fin de fiesta en el Wizink Center de la capital española el penúltimo día del año de 2020, Sherpa y Hermes tuvieron la oportunidad de recuperar el nombre ya registrado de Los Barones para anunciar su gira No Habrá Final, recogiendo unas críticas espectaculares de sus directos, no solo en los pasados festivales de Leyendas o Rock Fest, sino en todas las salas que han ido llenando en esta exitosa gira. Su propuesta, a diferencia de lo que se estaba viendo hasta ahora, ofrecer un repertorio digno recuperando temazos poco asiduos en directo durante estos últimos años.

Tan ilusionante propuesta ya nos la explicó Sherpa en la entrevista que nos concedió hace unos meses pero (spoiler de crónica) algo más austera pero no menos intensa de lo que nos había anunciado. Nos comentó que posiblemente incluiría instrumentos de viento en algunos temas, pero en la visita a la ciudad condal no pudimos disfrutarlos, a decir verdad tampoco se echaron en falta.

Con la fecha marcada en el calendario meses atrás, contaba ansioso los días que faltaban para ese viernes noche. Tras asistir a la espectacular y emotiva descarga del pasado Rock Fest, tenía ganas de volver a repetir y disfrutar en directo de canciones que, con matices, siguen siendo vigentes hoy en día.

Las gélidas jornadas otoñales que estábamos sufriendo estos días no parecían importar a l@s presentes que hacían cola en la puerta de Razzmatazz 2 antes de su apertura, así como en el exterior del bar del icónico gato de Los Suaves que estaba a rebosar.

Llegué sobre las 19:30, media hora antes de la hora de apertura, alegrándome de lo anteriormente explicado, pues se intuía que el lleno en fechas anteriores no iba a ser menos en esta ocasión. Había ganas de Los Barones y se notaba.

El inicio del concierto estaba previsto para las 20:45 y ya un cuarto de hora antes más de la mitad de la sala estaba ocupada mientras en el ambiente los clásicos de Whitesnake, Maiden, Mötley Crüe y Manowar retumbaban en los altavoces para deleite de los asistentes.

Puntuales, se apagaron las luces para comenzar con el sonido de los aviones fundiéndose con el de las sirenas antiaéreas, momento que aprovecharon los músicos para ocupar posiciones arrancando sin demora y ante mi sorpresa con “El Malo”, pues podría haber esperado cualquier otro tema, destacando el buen sonido que se mantendría en toda la noche. Sherpa, a diferencia de mi percepción en su última visita a Barcelona, mantuvo un nivel vocal muy bueno desde el principio.

No fue hasta el inicio del tercer tema de la noche que Sherpa se dirigió al público para agradecer la asistencia y bromear un poco. “Vive Hoy” fue el de los temas menos coreados, una lástima porque a diferencia que en el Rock Fest esta vez me convenció más sonando más sólido. Es necesario que Los Barones se decidan a publicar nuevo material aprovechando la buena acogida de sus recitales, pues creo que publicar nuevo material favorecería que estos temas tuvieran una mayor acogida, pues mantienen la esencia de los clásicos de Barón Rojo.

“Son Como Hormigas” volvió a meter a la gente en ambiente incluso sorprendiéndonos colando los coros de “I Was Made for Lovin’ You” de Kiss. La dedicación de la canción «al sordo sublime» que inspiró “Breaktoven” precedió a otro de los viejos temas recuperados en directo después de muchos años en la sombra, “No ver, no hablar, no oír” fue acogida con cariño.

A estas alturas de la noche no hacía más que anotar elogios para la posterior crónica. Se veía a la banda cómoda y unida sobre el escenario. Miradas y algunas bromas mostraban que estaban disfrutando del buen momento que vivían. Sergio Rivas, guitarrista excepcional por cierto, y Marcelo Calabria aportaban frescura y sobrada calidad a los veteranos solos y melodías guitarreras de los clásicos Barón. En ningún momento se pudo echar en falta, como me ocurriera en mi anterior crónica, la ausencia de los hermanos De Castro. Por cierto, poco se habla de la maestría de Hermes Calabria, batería excepcional. Verlo tocar es un lujo, por suerte en salas como en Razz 2 podemos apreciar la pericia de los músicos bastante cerca. A pesar que por edad no se encuentra tan ágil como antaño, la calidad y la fuerza con la que toca hace que pronto nos olvidemos de todo lo demás.

Volviendo a lo estrictamente musical, es todo un placer escuchar canciones como “Por Vez Primera” o “Se Escapa el Tiempo” otras de las recuperadas para el directo después de tantos años. De nuevo volvieron a hacer saltar al público con “Con Botas Sucias”, la instrumental “El Barón Vuela Sobre Inglaterra” (¡como me gusta éste tema!) y “Campo de Concentración”. Tras este magnífico trío, el bueno de Hermes recibió una calurosa ovación antes que el magnífico Sergio Rivas nos obsequiara con un magistral solo de guitarra. Lástima que las iluminación blanca a su espalda nos deslumbrara ensombreciendo su figura a la vez que nos privaba de apreciar su destreza sobre las seis cuerdas.

Tras el solo y otra gran ovación, Sherpa presentó a toda la banda con todo el humor que le caracteriza. Me dio la impresión que en algunos momentos le hubiera gustado extenderse más en los parlamentos y presentaciones de las canciones, pero la realidad fue que probablemente se retuvo a causa del horario marcado.

Momento emocionante cuando sonaron las primeras notas de “Siempre estás allí”, esperada y coreada balada, dejándonos la garganta hasta la última sílaba. “Cuerdas de acero”, “Concierto para ellos” y ”Larga vida al Rock & Roll” fueron mermando nuestras voces pero no las fuerzas de la banda. Tras esta última se despidieron hasta la próxima entre risas sabiendo que no había colado.

Tras apenas unos minutos de descanso, volvieron a salir entre bromas “¡Si sabíais que íbamos a volver!” nos soltó un divertido Sherpa, el cual volvió a presentar la siguiente canción entre bromas. Nos contó que le habían cambiado el título por el de “Nietos de Caín” a causa de la edad. Al empezar la canción hubo un pequeño problema que impidió que la guitarra de Sergio sonara adecuadamente. Rápidamente se subsanó entre alguna broma de Sherpa y el público coreando el inicio de la canción. Tremenda canción, lástima que mi nombre salga tan mal parado.

Tras los solos de Marcelo y Sergio llegó la traca final. «Resistiré» y «Los Rockeros Van al Infierno» fueron el broche de oro a una velada espectacular en la que la banda estuvo de lujo y además Sherpa mantuvo la voz en muy buen estado de forma hasta el final.

Antes de despedirse nos anunciaron que quien quisiese se esperara pues saldrían a firmar y echarse unas fotos después de un pequeño descanso. Con un «¡No habrá final!» marcharon ovacionados.

Cumplieron su promesa siempre con una sonrisa y buenas palabras a pesar de las confianzas y achuchones de algunos fans. He de decir que tuve el placer de poder intercambiar unas pocas palabras y plasmar en fotografía el momento con uno de mis ídolos. Tal vez peque en ya mi veterana edad de demasiado espíritu fan adolescente, pero su amabilidad y sonrisa me quedarán grabadas de por vida.

Setlist Los Barones:

El Malo
Barón Rojo
Vive Hoy
Son como Hormigas
Breakthoven
No Ver, No Hablar, No Oír
Por vez Primera
Se Escapa el Tiempo
Con Botas Sucias
El Barón Vuela Sobre Inglaterra
Campo de Concentración
Siempre Estás Allí
Cuerdas de Acero
Concierto Para Ellos
Larga Vida al Rock & Roll
Hijos de Caín
Resistiré
Los Rockeros van al Infierno

¡Salud y Heavy Metal!

Abel Marín
Sobre Abel Marín 83 Artículos
Músico frustrado, escritor bloguero ocasional y amante del metal en su variedad de estilos. Vivo con la esperanza de poder llegar a viejo acudiendo a salas de conciertos y festivales. Sí los rockeros van al infierno, que me guarden sitio y una cervecita. Salud y Heavy Metal.