Lo mejor de Slipknot, disco a disco, según… Beto Lagarda

Hace muchos años que Slipknot dejaron de ser unas promesas para ser una realidad. Pese a quien le pese, pocas bandas tienen la capacidad y calidad como para suceder a los dinosaurios que copan las posiciones más altas en los festivales. Muestra de ello son las cifras, Slipknot mueve cifras astronómicas en sus giras, tanto de dinero como de asistencia.

Hay aún gente que no les ve el potencial. Otros que ni siquiera se han dignado nunca a escucharles (¡creedme!). Lo que está claro es que un directo de Slipknot es una de las experiencias más tremendas que podemos ver en directo en la actualidad.

Vale, el montaje de sus conciertos es algo imprescindible, las mascaras… son puro espectáculo. Pero más allá de todo esto, los de Des Moines contienen un catálogo de discos tremendos y, evidentemente, tienen canciones realmente estupendas y aptas para todo público, ¡incluso para los de mente más cerrada!

Este top de hoy va enfocado a los que no son fans de Slipknot, va para los que nunca se han dejado arrastrar por su espectáculo y para los que posiblemente serían incapaces de reconocer una de sus canciones más famosas porque simplemente no la han escuchado nunca. Para los que ya conocen a Slipknot, sirva de recordatorio, ¡nada más!

 

«Surfacing»

Álbum: Slipknot (1999)
Autores: Paul Gray, Corey Taylor y Joey Jordison

Slipknot fue el colosal debut de la banda. Para muchos su mejor disco… para mí, no. En este disco podemos ver mogollón de influencias: heavy metal, nu, groove, hip hop… Multitud de recursos cuajando como en una suculenta receta de maldad y violencia. Pues si algo no han ocultado nunca es el descaro y la mala leche.

Un disco cargado de clasicazos épicos como “Wait and Bleed” o “Spit It Out”. Y algo menos famosa es “Surfacing”, una canción tremenda que escojo como la abanderada de este primer disco de los enmascarados.

“Surfacing” cuenta con todos los recursos útiles usados por Slipknot en este debut. Percusión apocalíptica, berridos de un Corey Taylor colosal, tabla de mezclas, sonidos barrocos, riff asesino y un estribillo cargado de violencia. Joey Jordison empezaba ya a demostrar que su forma de tocar la batería acabaría por darle un prestigio enorme.

«Fuck it all! fuck this world!
Fuck everything that you stand for!
Don’t belong! don’t exist!
Don’t give a shit!
Don’t ever judge me!»

Un temazo realmente brutal y abrumador.


«People = Shit»

Álbum: Iowa (2001)
Autores: Shawn Crahan, Paul Gray, Joey Jordison, Chris Fehn, Mick Thomson, Sid Wilson, Craig Jones, Jim Root y Corey Taylor

Iowa es el disco perfecto de Slipknot. Al menos para un servidor. Incluso cuento como perfecta la canción homónima “Iowa” con sus 15 minutos de duración. El listón dejado por su debut causó mella en los artistas que se veían obligados a gestar un disco a la altura de Slipknot. Todo esto les llevó a situaciones muy desagradables y broncas. También les metió de lleno en el mundo de las drogas y el alcohol.

Pero finalmente el resultado de todo ello se tradujo en Iowa, un disco que les consagró como la gran promesa del metal moderno. Si Slipknot olía a violencia, Iowa destila violencia. Aquí todo impacta de forma más directa, la música es más jodida, las letras más afiladas, la interpretación de Corey mucho más desbocada. Tan solo con la intro “(515)” ya se te ponen los pelos de punta, ¡jodidos!

“People = Shit” no solamente es la canción que escojo para adornar este segundo trabajo, también es mi canción preferida de Slipknot. Una canción que logra ponerme las pilas en cualquier momento y en cualquier situación. Sus 3:35 me irritan de tal forma que acabo rugiendo el avasallador estribillo.

Y por si te quedas con ganas de más, no busques mucho, sigue el orden establecido de canciones y gozarás como un niño. Pues “Disasterpiece” o “My Plague” son tan dignas como cualquier otra. Brutal despliegue de recursos de Slipknot en Iowa. Un disco perfecto.


«Before I Forget»

Álbum: Vol. 3: The Subliminal Verses (2004)
Autores: Shawn Crahan, Paul Gray, Joey Jordison, Chris Fehn, Mick Thomson, Sid Wilson, Craig Jones, Jim Root y Corey Taylor

Vol. 3 contiene dos de las canciones más famosas de Slipknot pero… nunca he acabado de pillarle el truquillo al disco. Producido por Rick Rubin, el disco marca el cambio de rumbo de la banda. O al menos, con él dejan clara que la evolución será su nueva normalidad.

Tras Iowa y sus giras de presentación llegó el desgaste. Varios miembros crearon nuevas bandas, se reactivó Stone Sour… Por otro lado Corey Taylor bebía demasiado. Todos estos detalles se respiran en Vol. 3: The Subliminal Verses. Pues la violencia musical ya no es el principal factor decisivo de Slipknot.

En este tercer disco los de Des Moines se aplican en las melodías, en pasajes de voces limpias, solos de guitarra e incluso introducen momentos acústicos. Si bien es cierto que el disco es notable en todos los aspectos, flaquea en varios aspectos. Podemos ver como la banda intenta dar un paso al frente sin soltar demasiado el pasado, esto provoca que en varios momentos la mezcla acabe por desgastar al oyente. Otro punto flaco del disco es la duración, 14 cortes en 60 minutos es demasiado.

En cuanto a momentazos, hay dos que superan por mucho la media: “Duality” y “Before I Forget”. Dos himnos del metal moderno, dos canciones que aún suenan a los primeros Slipknot pero en los que intuimos el cambio. Personalmente me quedo con “Before I Forget”, una canción himno con un potencial increíble y una puesta en escena en directo acojonante. Con un estribillo rompe estadios mítico. Un temazo atemporal.


«Psychosocial»

Álbum: All Hope Is Gone (2008)
Autores: Paul Gray, Joey Jordison y Corey Taylor

All Hope is Gone llegó en 2008 y supuso romper con todo. El nu metal desaparece por completo y Slipknot aborda sin piedad el groove como género vinculante. El disco fue el más ecléctico de su carrera y, si bien sigue sonando a Slipknot, es evidente que las cosas han cambiado en Iowa.

Aquí encontramos muchos momentos lentos e incluso una balada de calidad inmensa y algo infravalorada como “Snuff”. Canciones pausadas pero durísimas como “Gehenna”, otra de las gemas del disco. También encontramos canciones durísimas y rompe cervicales como “Psychosocial”, la que escojo sin vacilación como la canción más completa de All Hope Is Gone.

Si bien la ira y el descontento siguen siendo los elementos clave en la temática del disco, Slipknot ya no necesita derrochar violencia sin parangón para rajar sobre los temas que les ocupan. Éste es el último disco con su lineup original completo pues después de las giras promocionales Paul Gray fue encontrado muerto en un hotel de Iowa y al tiempo llegó el despido de Joey Jordison.

En cuanto a “Psychosocial”, se trata de una canción intensa y acelerada en la que la batería y la percusión juegan a destrozar al oyente. Tenemos un mítico estribillo que lo peta en directo, unos riffs verticales y directos que cortan el aire que se respira… sin duda es una canción tremenda que define bien el cambio de estilo.


«Sarcastrophe»

Álbum: .5: The Gray Chapter (2014)
Autores: Corey Taylor y Jim Root

Tras la partida de Joey y la muerte trágica de Paul Gray, Corey Taylor quedaba como líder ya indiscutible de Slipknot. El título del quinto disco es un claro homenaje al difunto bajista. Alessandro Venturella toma el control del bajo y Jay Weinberg, de la batería.

En aquel momento Slipknot ya no necesitaba demostrar nada y se nota, realmente la banda hace lo que se place en todo momento. El disco es un híbrido perfecto entre los sonidos más contundentes de Iowa y los momentos más groove de All Hope Is Gone. Aquí tenemos voces limpias entrelazadas con guturales, percusión dura mezclada con guitarras semi acústicas… un híbrido más resultón que Vol. 3. Pero con menos hitazos que éste.

Quizás la pega que veo aquí es que Slipknot no supieron crear canciones himno como las despachaban en sus tiempos mozos. La canción más famosa del disco es “The Devil and I” y bueno, no se yo. Personalmente veo mucho más potencial en “Sarcastrophe” y en “The Negative One”. Cualquiera de las dos sería ideal para adornar este disco. Canciones contundentes pero con muchos más recursos que en sus inicios.

La primera de ellas cuenta con unos blast beats que te dejan tonto. La interpretación de Corey es de manual. Una canción que destila potencia por todos los orificios. El trabajo de Jay Weinberg en la batería es impresionante, ¡menudo debut!. Sin duda, una canción infravalorada que no te dejará indiferente.


«Unsainted»

Álbum: We Are Not Your Kind (2019)
Autores: Corey Taylor, Jim Root y Shawn Crahan

Y llegamos a We Are Not Your Kind, su último disco de 2019. Aquí ya tenemos una formación estable por segunda vez y notamos mucho la mano de Corey Taylor y su paso por Stone Sour. Pues en este disco hay mucha melodía, muchas voces limpias y melancolía.

No entraré mucho en detalles del disco pues mi compañero Joan Calderon ya hizo una excepcional crítica en su momento de We Are Not Your Kind, crítica que subrayo palabra por palabra.

We Are Not Your Kind es una extensión de la genialidad que hay en la mente de Corey Taylor. En él podemos encontrar una fusión perfecta entre la contundencia de Slipknot y la “sensibilidad” de Stone Sour. Sin duda, es un disco maravilloso que respira sobre todo modernidad.

El disco está relleno de canciones muy buenas pero no tengo ninguna duda en escoger “Unsainted” como la que mejor representa a estos actuales Slipknot. Unos coros angelicales dan entrada a un melódico Corey Taylor que se respalda en la batería para encauzar la canción hacia la dureza. Pues cuando llegamos a ella nos vuelve a destrozar las entrañas. Canción cruda y de ejecución marcial con un estribillo limpio que suena de maravilla. Una canción bestial.

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 471 Artículos
Rock en todas sus extensiones