Limp Bizkit – Significant Other: 20 años de… ¿quién dijo guilty pleasure?

Ficha técnica

Publicado el 22 de junio de 1999
Discográfica: Flip Records / Interscope Records
 
Componentes:
Fred Durst - Voz
Wes Borland - Guitarra
Sam Rivers - Bajo
John Otto - Batería, percusión
DJ Lethal - DJ, teclados, samples, programación, desarrollo de sonido

Temas

1. Intro (0:37)
2. Just Like This (3:35)
3. Nookie (4:49)
4. Break Stuff (2:47)
5. Re-Arranged (5:54)
6. I'm Broke (3:59)
7. Nobody Like You (feat. Jonathan Davis and Scott Weiland) (4:20)
8. Don't Go Off Wandering (4:00)
9. 9 Teen 90 Nine (4:36)
10. N 2 Gether Now (feat. Method Man and DJ Premier) (4:49)
11. Trust? (4:59)
12. No Sex (feat. Aaron Lewis) (3:54)
13. Show Me What You Got 4:27)
14. A Lesson Learned (2:40)

Multimedia





Escucha y compra

Este disco en Amazon: Limp Bizkit – Significant Other: 20 años de… ¿quién dijo guilty pleasure?
Todos los discos de Limp Bizkit en Amazon


Por mucho que Limp Bizkit sea una de las bandas más odiadas de las últimas dos décadas, en gran parte por la soberbia y arrogancia de su líder Fred Durst, este Significant Other viene a demostrarnos que el nu metal tenía una razón de ser dentro de la corriente principal existente a finales de los años 90.

Dos años después de su exitoso debut Three Dollar Bill, Y’all$ (1997), que -no lo vamos negar- fue Platino gracias a la brutal versión del clásico de George Michael «Faith») y de su exitoso paso por el Family Values ​​Tour de 1998 (festival creado e ideado por la banda KoRn en 1998 con la idea de mezclar música rock y hip hop) junto a los propios Korn, Rammstein, Ice Cube, Incubus y Orgy), la formación liderada por el MC Fred Durst y el virtuoso guitarrista Wes Borland regresó al estudio bajo el brazo del célebre productor Terry Date (Slipknot, Pantera, Soulfly, White Zombie, DeftonesDream Theater, Slayer, Soundgarden; cómo te quedas, porque podría seguir…) en 1999. Si bien en 1997, con la ayuda de otro grande de la escena como Ross Robinson (KoRn, At the Drive-In, Glassjaw, Machine Head, The Cure, Sepultura), la banda fue capaz de desatar una rabia incontrolada, un par de años más tarde les dio por explorar nuevos caminos. Era ese el momento idóneo para acabar, de una vez por todas, con las odiosas comparaciones y con esa «rivalidad» estúpida (y creo que inventada) rivalidad con los otros titanes del nu metal de la época, los también norteamericanos KoRn. De ahí el título escogido para esta, su segunda entrega discográfica.

Al igual que su predecesor, este álbum también se nos presenta con una intro en forma de voz distorsionada. Tras 30 segundo escasos, la cosa desemboca inmediatamente en «Just Like This», dejando claro desde el principio que estos chicos de Jacksonville, Florida, han sido amamantados para parir un híbrido musical que bebe de ambos campos, a medio camino entre el hip hop y el metal alternativo. El friki de Borland contribuye con sus potentes riffs, que en la mayoría de ocasiones son tan simples como pegadizos, al ritmo de una soberbia base rítmica definida a la perfección por Sam Rivers y el batería John Otto. El frontman Fred Durst agrega su inconfundible e inimitable manera de cantar aderezada por los scratches de DJ Lethal , quien ganara fama mundial gracias a sus House of Pain.

Si bien el contenido de este Significant Other no es tan nuevo ni revolucionario, Limp Bizkit se esfuerza por intentar mejorar su propuesta musical desde el principio. La mayoría de las canciones se te quedan directamente grabadas a fuego en tu oído interno y permanecen allí, algunas un ratito, otras un tiempo que, en ocasiones, podría incluso rozar la eternidad. La VARIEDAD se escribe en mayúscula aquí. Por un lado, tenemos las directas y esencialmente rockeras, como «Nookie» (incluso tras ganar el premio a la letra más estúpida de la historia), «Break Stuff» (una canción que tiene la suficiente energía como para inducirte al epicentro del más fiero de los moshpits), «9 Teen 90 Nine» y «Trust?». Por otro lado, hay pasajes más tranquilos y, en ocasiones, incluso melancólicos como «Re-Arranged» (que nos demuestra que la banda puede ser cálida y suave cuando se tercia), «No Sex» o «A Lesson Learned» (que tira por unos derroteros más… ¿trip hop?). Del mismo modo, por primera vez vemos a la banda interpretando una pista puramente hip hop, «N 2 Gether Now», una canción que brilla a través del flujo de la rima del míticamente genial Method Man (Wu-Tang Clan) y de los platos del no menos mítico DJ Premier (Gang Starr). Y ahí, en medio, está la genial «Nobody Like You», en la que no solo destaca el ritmo de batería del Sr. Otto , sino que brilla con luz propia gracias a las colaboraciones de Jonathan Davis de KoRn y del malogrado vocalista de Stone Temple Pilots Scott Weiland. Esta canción es, definitivamente, una de las mejores en Significant Other.

En mi opinión, los continuados intentos de la banda por crear su propio sonido son completamente exitosos. Aquí todo parece más maduro, pegadizo y melódico, pero sin resultar blandengue o ñoño. Desafortunadamente, la linea lírica no ha variado mucho. Durst todavía rapea sobre ex novias que le han explotado y/o abandonado, amigos que le piden dinero prestado y no lo devuelven y, por supuesto, sobre el sexo. Os remito de nuevo a releer la letra de «Nookie». Os dejo aquí el estribillo en glorioso ejjjpañol, para que hasta el más tonto de vosotros lo entienda:

«Lo hice todo por pillar cacho, vamos, por pillar cacho, así que puedes pillarte esa galleta.Y pégala a tu… ¡sí! Pégala a tu… ¡sí! Pégala a tu…»

Tras una hora de escucha, uno no puede más que asentir con la cabeza y encontrarle muchísimas más virtudes que pegas; me resulta casi imposible criticar esta obra, pero si hay que buscarle un «pero», por eso de contentar a los haters, diré que se trata del tema número 13, «Show Me What You Got», pero no por su música, sino por lo mierda de su letra. Joder, un poco mas de auto-crítica y de auto-exigencia. A pesar de este lunar, estamos ante un buen disco con una asombrosa y gran producción. Un disco que, lo mismo te hacer nod your head to this, que te induce a dirigir tus pasos hacia la pista de baile. Los fans de su primer álbum probablemente echen de menos algo más de agresividad, pero gracias a esa «carencia», la banda encontró su verdadero estilo.

No sé si estáis o no al quite, pero este álbum vendió más de 2 millones de copias por adelantado en los Estados Unidos antes de su publicación. Si esta venta directa está justificada o no, no seré yo quien lo diga, pero lo único que diré es que Significant Other es un más que digno sucesor a su excelente debut. Limp Bizkit‘s in da house, y’all.

Rubén de Haro
Sobre Rubén de Haro 370 Artículos
Tipo peculiar y entrañable criado a medio camino entre Seattle, Sunset Boulevard y las zonas más húmedas de Louisiana. Si coges un mapa, y si cuentas con ciertos conocimientos matemáticos, verás que el resultado es una zona indeterminada entre los estados de Wyoming, South Dakota y Nebraska. Una zona que, por cierto, no he visitado jamás en la vida. No soy nada de fiar y, aunque me gusta “casi todo lo rock/metal”, prefiero las Vans antes que las J'hayber.