Lemuria – The Hysterical Hunt

Nuestra Nota


8.5 / 10

Ficha técnica

Publicado el 25 de enero de 2019
Discográfica: Massacre Records
 
Componentes:
Daan Swinnen – Voz
Gaël Sortino – Guitarra
Jeroen De Kooning –Guitarra
Bart De Prins – Bajo
Vincent Pichal – Batería, teclado, orquesta, voz

Temas

1. Prologue – The Land of the Beast (2:01)
2. A Plague Upon the Land (4:50)
3. The Hysterical Hunt (8:03)
4. Between Man and Wolf (6:30)
5. As Darkness Falls (1:07)
6. Of Winter and Hell (6:25)
7. A Secret Life (9:29)
8. Deceptive Hibernation (5:02)
9. An Elusive Monster (2:19)
10. Endgame – The Impending Truth (8:39)
11. Epilogue – Before the Dawn (4:22)
12. A Dream That Never Came (3:41)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Lemuria – The Hysterical Hunt
Todos los discos de Lemuria en Amazon


Lemuria: Nombre del supuesto continente, bautizado en 1864, por científicos franceses, para explicarse el hecho de la existencia de “lémures” (esos primates típicos de Madagascar) tanto en la India como en África. Vamos, una especie de mito como el de la “Atlántida”, y desmentido también. Este nombre con “historia” ha sido usado en varias ocasiones, tanto H.P. Lovecraft, en su mítica paranoia “Los mitos de Cthulhu”, en bastantes videojuegos y dibujos animados (de origen japonés), incluso el grupo Therion tiene un doble disco de nombre Lemuria-Sirius B (2004). Y sí, para los más rockeros también es un grupo de rock estadounidense, aunque los Lemuria que hablamos hoy son de un estilo diferente y de origen belga.

Lemuria es de esos pequeños grupos-joya, que en mi caso me enamoran en su primera escucha. Sus inicios se remontan justo un año antes de empezar este nuevo siglo, el 1999, aunque no es hasta el 2001 cuando comienzan su andadura con su actual nombre. En pocos años sacan su primer LP de nombre Tales, Ale & Fire (2004), y su sonido era una base black con tintes pagan metal o folk metal, como puede ser Craving, Cruachan, Wolfchant o sus compatriotas Ithilien. El álbum totalmente conceptual (como todos los que han sacado hasta la fecha) trata sobre la invasión vikinga en la ciudad de Flandes.

Posteriormente sacan Chanson de la Croisade (2010) donde dejan bastante de lado su parte más folk para tocar un black metal más sinfónico. En esta ocasión el álbum trata sobre el enjuiciamiento de los Cátaros (aquí no pienso explicaros su historia porque me puedo pasar horas). Huelga decir que en su momento, el 2012 para ser exactos, ganaron el “Graspop Metal Meeting Talent Question Competition”, o sea, el sinónimo del “W:O:A Metal Battle”, pero del festival del Graspop Metal Meeting de Bélgica, que se convierten en héroes locales vaya.

Después de una reestructuración en el grupo en 2014 continúan su historia hasta llegar a hoy en día. En este The Hysterical Hunt (2019) te vas a encontrar de todo, con un black metal sinfónico muy trabajado y con sus toques folk que no han dejado de lado, pero que ya no es predominante. Su sonido tiene un punto incluso diría épico y juntando su formato conceptual, está muy, pero que muy bien desarrollado y con total sentido. Si eres como yo, el cual no soy bastante del agrado del trve black metal al uso, pero sí que grupos de tintes black más sinfónicos o melódicos como pueden ser Old Man’s Child, los australianos King o los noruegos Keep of Kalessin, sin olvidarnos de Dimmu Borgir, los cuales tienen su parecido, también gracias a la voz similar con la de Shagrath. Si todos estos grupos os gustan, Lemuria os encantará.

Bien, una vez hecha mi habitual putrefacta mini biografía del grupo que hablo, vamos a desmembrar hueso por hueso las canciones que compone este disco, que en total consta de 12. Este The Hysterical Hunt (2019), recordemos que sigue la tónica de disco conceptual y el tema en cuestión es sobre la leyenda de la Bestia de Gévaudan. Esta bestia, semejante a un lobo, devoró a unas cien personas entre 1764 y 1767.

“Prologue – The Land of The Beast” es el primer tema del disco. Comienza con una ambientación tétrica y de “cangelo”, para pasar a una parte con una base de piano fantasmal y finalizar con orquesta y coro, y la voz, a lo sexto sentido, de una niña enferma. Continuamos con “A Plague Upon The Land” que es una de las muestras de lo que nos deparará el disco. Canción con partes agresivas y un teclado que le da el punto desgarrador, oscuro y tétrico y una orquesta que acompaña perfectamente partes claves del  tema y entre medio, narraciones en clave épica, a cargo de Herbert Flack, un actor belga de renombre.

“The Hysterical Hunt” comienza con los típicos gritos  de una mujer en apuros y alguna cosa en forma de bestia, que la está acechando hasta que la encuentra. Aquí se nos presenta un tema muy potente, épico y muy de estilo finlandés, death metal melódico con power metal. Continua, eso sí, ahora mucho más black, a un tercio de la canción, otra vez la narración de un hombre mayor hablando del monstruo, para hacer un break, también aparecen voces femeninas con una parte lenta y continuar con una parte black pero con un toque triste y después más dinámica, con aportes bien logrados de la orquesta y el coro.

En “Between Man and Wolf”, continua con más black de corte melódico y con un teclado y una flauta que tiene un aire oriental. Se nos vuelve a aparecer otra vez las voces femeninas para calmar un poco la canción junto la voz más gutural pero contenida y el troteo del batería. Acto seguido volvemos con más tralla, cambios otra vez esta vez con el toque folk y un riff muy pegadizo. “As Darkness Falls” sirve como intermedio, tema instrumental de banda sonora de película, sonido de orquesta que invita a prepararse para algo inminente.

“Of Winter And Hell” es una continuación de la anterior pero esta vez en forma de riff de guitarra y acompañado por el teclado. El pack suena  muy bien y hacen un cambio de estilo con un tempo más lento y acompasado junto con un voz agresiva, le da un toque otra vez épico. El siguiente cambio es una parte directa, melódica con diferentes toques del teclado y la orquesta y con los continuos cambios de agudos y otros más agresivos y guturales de Dan Swinnen. Acto seguido el tema pasa a ser con ambientación folk, pero enseguida toma una forma perfecta en la unión de todos los instrumentos, para terminar de forma afilada. “A Secret Life” se nos presenta con un troteo en la batería y intercambio de voz femenina “etérea” con la una “vikinga” masculina. El tema es una sucesión de parte lentas y otras más rápidas. En general muy sinfónica y repleta de cambios constantes.

“Deceptive Hibernation” Black metal melódico  y sinfónico. Pieza excelente, rápida a la vez que melódica y de ritmo frenético una voz con toques de ultratumba. Riffs punzantes y destellos por parte del teclado. Tiene trozo muy “guitarrero” que con la orquesta queda muy potente.  Con “An Elusive Monster” es un corto de voces femeninas que apaciguan el alma como si fuera de despedida para la marcha de los héroes en busca del monstruo y acto seguido el sonido de percusión y viento, con un toque medieval, de preparación y marcha en busca del ansiado animal.

“Endgame – The Impending Truth”, black metal en vena, una voz punzante con unos riffs pegadizos pero agresivos y perfecta unión entre teclado, orquesta y coro. Voces femeninas, narraciónes épicas y también partes con Vincent Pichal dándolo todo a la batería. Ah sí, y encima viene de regalo con un solo. “Epilogue – Before the Dawn” tema instrumental, de victoria, lento y entre medio la voz narrando como el hombre ganó a la bestia y restauró la paz, para acabar con riffs potentes y enérgicos y coros bellos y la voz de una mujer acompañada de notas sueltas de un piano. Y la última canción “A Dream That Never Came” es una balada que sirve como final perfecto para esta banda sonora que me ha dejado embelesado.

En fin, semejante trabajo no tiene perdida. Y es que The Hysterical Hunt (2019), tiene de todo, partes rápidas y partes lentas, riffs agresivos y pegadizos, partes melódicas, partes oscuras, tristes y otras más alegres. Black melódico y black sinfónico. Partes muy bien orquestadas, nunca mejor dicho. Y conceptualmente está mimado y trabajado al detalle. Si te dejas llevar por todo el conjunto y como están enlazadas las canciones, es una gozada. Tocan un tipo de música que me encanta, y para mí, todo el conjunto les ha salido redondo. Disco totalmente recomendable y para mí una de las sorpresas de este comienzo de año.

Dídac Olivé
Sobre Dídac Olivé 122 Artículos
Soy de esa generación que la “post-pubertad” lo pilló entre el metal primigenio (lo que llamamos ahora old school) y la nueva ola que fue el Nu metal, es decir, pasado mediados de los 90. Me encantan muchos estilos pero sobretodo el rock clásico y evidentemente el metal, este último es una forma de vida y encima me gusta desgranar y reconocer la riqueza de todos sus subgéneros. Uno ya tiene su edad (los mechones blancos en la barba no están por que sí) pero no me cierro para nada a grupos nuevos, eso sí, mientras haya fuerza y calidad, aunque hoy en día hay mucha. Como nacido justo entrados los ochenta también se incluye que soy un friki de cuidado (rol, videojuegos, Star Wars, pelis Gore, literatura fantástica y un largo etc.) vaya que toco de todo un poco. En resumen, espero contagiaros mi pasión metalhead a la vez que disfrutáis de mis aberrantes destripes.