Las 5 mejores canciones de Clutch según… Beto Lagarda

Hace un tiempo comenté en la web que Clutch “es seguramente una de tus bandas favoritas aunque no lo sepas”. Y hoy me reafirmo. Es complicado que alguien entre en Clutch y pueda abandonarlos sin sentir algo de pena o compasión. Tu estado de ánimo logra mejorar escuchando los riffs rockandroleros arenosos que salen de las manos de Tim Sult o los berridos del siempre perfecto Neil Fallon.

La longeva banda de Maryland no ha errado en un solo disco desde que en 1993 empezaran en el mundillo inspirados por bandas como Kyuss o Monster Magnet. Su mezla de stoner, funk y blues ha logrado llegar a una gran variedad de público gracias a discos perfectos como Blast Tyrant (2004) y últimamente con su sonido más alternativo labrado en los amenos y cañeros Earth Rocker (2013) y Psychic Warfare (2015).

Si bien es cierto que su último trabajo titulado Book of Bad Decisions (2018) baja un pelín el nivel de los dos predecesores, el disco esta repleto de canciones con un gancho increíble como “Gimme the Keys” o “In Walks Barbarella”.

Sin duda, su presencia en la Sala Apolo la semana que viene con Kamchatka y Graveyard será una de las citas imprescindibles de este tramo final de año.

 

«The Mob Goes Wild»

Álbum: Blast Tyrant (2004)
Autores: Neil Fallon, Tim Sult, Dan Maines y Jean-Paul Gaster 

Blast Tyrant es para muchos la obra magna de Clutch y seguramente no andan mal desencaminados. El disco es excelente en todas sus facetas y es complicado elegir un tema sobre el resto. “Cypress Grove”, “The Regulator”, “Profits of Doom” o “The Mob goes Wild” son temazos atemporales de los norteamericanos.

Desde los primeros instantes “The Mob goes Wild” huele a temazo. El groove niquelado te acompaña durante los tres minutos y medio de un frenético corte que posee todo lo que puede resumir la carrera de la banda. Riffs salvajes, una velocidad de ejecución perfecta, unos coros que te invitan a cantar y a bailar sin parar así como un buen solo en el tramo final de la canción. Si tuviera que escoger una sola canción de Clutch, sería esta.


«Electric Worry»

Álbum: From Beale Street to Oblivion (2007)
Autores: Neil Fallon, Tim Sult, Dan Maines y Jean-Paul Gaster / Mississippi Fred McDowell

El punteo inicial de guitarra de “Electric Worry” seguido de la oscura interpretación vocal de Neil dan entrada a uno de los riffs más salvajes y animados de Clutch. Nada falla en “Electric Worry”.

Tras un disco demasiado bluesy como lo fue Robot Hive / Exodus (2005), la banda decidió volver a pisar el acelerador rockero tras cinco años de silencio discográfico. Sin duda estamos frente al mejor corte del disco From Beale Street to Oblivion (2010), un disco que no pasará a la historia pese a, como siempre, ser notable. Un disco bien recibido por parte de los fans ansiosos de una continuación a la altura de Blast Tyrant.

“Electric Worry” te desmelena a base de rock de muchos quilates y cumplió con la función de hacerte reconectar con la banda de Neil Fallon.


«Crucial Velocity»

Álbum: Earth Rocker (2013)
Autores: Neil Fallon, Tim Sult, Dan Maines y Jean-Paul Gaster 

En 2013 la banda decidió volarnos la cabeza sin compasión con uno de los discos más directos de su ya amplio catálogo. Earth Rocker volvió a traernos a los mejores Clutch posibles. Un disco bien calculado en el que los engranajes de la banda funcionan como si se tratara de maquinaria suiza.

Earth Rocker rebosa calidad y es complicado escoger un solo tema que lo represente. La ligera “Crucial Velocity” arranca con un riff oscuro y pesado muy en la onda stoner, las oscuras voces de Neil Fallon hacen aparición para dotar de cierto dramatismo a los primeros instantes de la canción. Hasta que todo estalla en un estribillo de los que marcan escuela. La lentitud apocalípitca se pierde en un afilado trabajo rítmico apuntalado por un soberbio trabajo tras los parches de Jean-Paul. El solo central de Tim Sult no tiene desperdicio.


«X-Ray Visions»

Álbum: Psychic Warfare (2015)
Autores: Neil Fallon, Tim Sult, Dan Maines y Jean-Paul Gaster 

Dos años más tarde volvieron a besar al santo y la banda labró el colosal Psychic Warfare. Escondidos tras una sugerente carátula se encuentra una colección de temas soberbios.

Psychic Warfare está repleto de temazos y, como me ha sido complicado escoger solo uno, esta vez me tiro de cabeza y me quedo con dos.

“X-Ray Visions” una vez más resume a la perfección el sonido de la banda a base de velocidad de vértigo adornada con un trabajo impecable de la base melódica y rítmica. Neil Fallon se muestra poderoso con el micro y hasta se permite el lujo de presentar a los componentes de la banda.

Tres minutos y medio largos de puro orgasmo rockero. Un tema directo a la yugular y fijo en sus conciertos como no podría ser de otra manera. Impecable.


«Firebirds»

Álbum: Psychic Warfare (2015)
Autores: Neil Fallon, Tim Sult, Dan Maines y Jean-Paul Gaster 

Sin tregua y casi atadas entre ellas arranca “Firebirds”. Otra delicia en pleno 2015 de una banda que muestra un hambre brutal. La manera con la que arranca Psychic Warfare es de manual, encadenando canciones atemporales una tras otra y con “Firebirds” vuelven a dar en el clavo.

Siguiendo en la dinámica de la banda, el tema se apoya en los afilados riffs de Tim Sult y las voces de Neil Fallon. Otros 3:00 minutos que acaban volándote la tapa de los sesos y otro fijo en los directos.

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 177 Artículos
…metal en todas sus extensiones… lo demás es un decir