La reseña improbable: Blue Öyster Cult – Fire of Unknown Origin

Blue Oyster Cult - Fire Of Unkown Origin

Ficha técnica

Publicado el 22 de junio de 1981
Discográfica: Columbia Records
 
Componentes:
Eric Bloom - Voz, bajo
Buck Dharma - Guitarra, bajo, coros
Joe Bouchard - Bajo, coros
Albert Bouchard - Batería, coros
Allen Lanier - Teclados

Temas

1. Fire of Unknown Origin (4:09)
2. Burnin' for You (4:29)
3. Veteran of the Psychic Wars (4:48)
4. Sole Survivor (4:04)
5. Heavy Metal: The Black and Silver (3:16)
6. Vengeance (The Pact) (4:41)
7. After Dark (4:25)
8. Joan Crawford (4:55)
9. Don't Turn Your Back (4:07)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: La reseña improbable: Blue Öyster Cult – Fire of Unknown Origin
Todos los discos de La reseña improbable: Blue Öyster Cult en Amazon


Si has empezado a leer esta reseña improbable, solo puede ser por dos motivos: eres seguidor de la obra del Culto de la Östra Azul, o bien quieres saber qué estupideces escribo sobre un disco totalmente ajeno a mí. Debo reconocer que el amigo Aleix Besolí se lo ha currado con esta nominación.

Mi máximo contacto con Blue Öyster Cult es un gag del show norteamericano Saturday Night Live del año 2000 (aquí tienes un hilo de Twitter que lo explica); sin ánimo de ofender, eh. Sencillamente, nunca me ha atraído su obra y me han parecido que están en una posición poco recomendable para mí. Una especie de hard rock progresivo ochentero sobreproducido que me resulta absolutamente ajeno a mi ser. Sin embargo, después de haber escuchado este Fire of Unknown Origin, debo reconocer que estaba algo equivocado. Para ser un álbum de inicios de los 80, conserva un sonido muy setentero, auténtico y crudo, a pesar de lo empalagoso de algunos estribillos.

1981 es el año del “¡Todo el mundo al suelo!” y canonización del (ahora) Emérito -parece ser que tales méritos de adalid de la democracia, ¡oh, sorpresa!, son una patraña- , se aprueba la Ley del divorcio, es el atraco al Banco de España en Barcelona. Secuestran a Quini y España entra en la OTAN. Ronald Reagan toma posesión como Presidente de los Estados Unidos, Bobby Sands muere tras 66 días de huelga de hambre o Lady Di y el actual Rey del Reino Unido, Carlos III, se casan. Te puede parecer poco en términos actuales, pero a mí parece que ni tan mal como hechos históricos y sucesos a tener en cuenta a la hora de contextualizar. Por lo que a música se refiere, estamos invadidos por Los Pecos, Juan Pardo, José Luís Perales o “El pavo real” de El Puma. En el ámbito internacional, tenemos el álbum de debut de Depeche Mode, Speak & Spell, The Rolling Stones lanzan su Tattoo You, con «Start Me Up», el que sería su último gran single, y (esta referencia te va a molar, y lo sé) “I Surrender” de Rainbow lo peta en las listas de éxitos.

En lo que se refiere al disco… Debo reconocer que, inicialmente, me costó entrar en él. Ese sonido ochentero, esos estribillos facilones… No era lo que yo esperaba encontrar en una obra que algunas de las composiciones estaban destinadas a ser B.S.O. de la película Heavy Metal (solo se usaría la no compuesta para la peli, “Veteran of the Psychic Wars”… ironías del destino). Pero, al final, te rindes a lo evidente, y quedas pegado a ese sonido que apunta a influencias de otros sonidos, como por ejemplo, el bajo inicial de “After Dark”, que bien podría ser el comienzo de cualquier tema de cualquier banda post punk de los 80.

En algunos momentos se notan influencias del soft rock de bandas como Toto o Foreigner… Lo que me conduce, sin más rodeos, a lo que me ha estado obsesionando con algunos temas: Ghost. Noto que el amigo Tobias ha bebido mucho de cómo hacer canciones con artefactos como este Fire of Unknown Origin; solo tienes que escuchar la canción que da título al álbum. Esas guitarras dobladas, los puentes de canciones o el estribillo. No hay duda de que el disco contiene temazo tras temazo, y debo caer rendido al Culto de la Ostra Azul y su buen hacer… Y arrepentirme de haberlos desdeñado durante los años… a pesar de esos sintetizadores, en mi opinión, innecesarios.

Un disco que me ha parecido interesante, con ganchos obvios, ahí están “Veteran of the Psychic Wars”, “Joan Crawford”, “Sole Survivor” o “Heavy Metal: The Black and Silver”, que valen su peso en oro, aunque algo más de mala leche en la mezcla final yo la hubiera agradecido. Siendo consciente que las tendencias en los 80 eran las que eran… Lo más importante, esa mezcla de misticismo y buenas composiciones pegajosas, me dejan un gran sabor de boca y sin la sensación de haber perdido el tiempo, que al final es lo que cuenta. Quizás en un futuro profundice más en la banda, no sé…

Ahora me toca nominar. En este caso nomino a Jaime Arjona para que revise como se merece el que para much@s fue la primera aproximación al heavy metal en los 80… The Final Countdown (1986) de Europe.

Joan Calderon
Sobre Joan Calderon 146 Artículos

Sant Boi-Barcelona-Arenys de Mar. Padre y Metalhead. Desbordado por tanta música que escuchar y poco tiempo para disfrutarla. En el Universo solo hay dos cosas claras: In vino veritas y Metallica es la banda más grande de todos los tiempos (quizás solo una sea cierta, y no tenga que ver con la verdad). Death, black, doom, sludge, hardcore, thrash… a menudo: pop, rock, indie, electrónica, hip hop...  en resumen, la música es mi pasión