Kalmah – Palo

Nuestra Nota


8 / 10

Ficha técnica

Publicado el 6 de abril de 2018
Discográfica: Spinefarm Records
 
Componentes:
Pekka Kokko – voz, guitarra
Antti Kokko - guitarra
Timo Lehtinen - bajo
Janne Kusmin - batería
Veli-Matti Kananen – teclado

Temas

1. Blood Ran Cold (5:05)
2. The Evil Kin (4:15)
3. The World Of Rage (4:31)
4. Into The Black Marsh (4:20)
5. Take Me Away (4:48)
6. Paystreak (4:56)
7. Waiting In The Wings (4:21)
8. Through The Shallow Waters (4:24)
9. Erase And Diverge (4:12)
10. The Stalker (5:17)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Kalmah – Palo
Todos los discos de Kalmah en Amazon


¿Qué podemos comentar de este grupo originario de Finlandia? Ante todo debo reconocer que aunque no sea uno de mis grupos predilectos, es de esos que de vez en cuando escucho algo suyo para empezar el día con energía. Me gustan, o al menos tolero, todos los estilos relacionados con el metal, pero si ponen algo que esté entre el thrash más moderno y el death, perfecto, y si encima hay algún toque que lo hace sonar más épico, ya es lo más. Y eso Kalmah lo tienen, vaya si lo tienen: death melódico con mezcla de thrash y power.

Y hablando de power, con Palo, (recordar que es su primer trabajo después de cinco años) tiene mucho. Grata ha sido mi sorpresa al ponerme el disco y percibir esa esencia épica. No sé porque me esperaba algo más flojo o plano, pero no ha sido así, no, ni lo más mínimo. Su anterior trabajo, Seventh Swamphony, sin ir más lejos en algunas canciones tendía un poco más hacia el power, en este han seguido por la misma senda, incluso un poco más. Acto seguido vamos a diseccionar un poco las canciones de las que se compone este álbum, que dicho sea de paso, está muy bien realizado a nivel de montaje y sonoridad.

«Blood Ran Cold»: Qué arranque, ya te muestran por donde irán los tiros desde el primer segundo, sí señores, hablamos de que Kalmah ha subido un poco la mezcla en favor del power y en momentos incluso diría  extremo! La energía que se palpa te llama para la batalla. Por suerte después de tanto death contundente, pasada la mitad de la canción hacen una pausa con puntos de riffs y el solo, solo no puedes faltar nunca. Volvemos al éxtasis de la canción con esos riffs pegadizos típicos del power, la percusión y un punto de vientos orquestales que te reportan a tiempos lejanos de sangre y espadas. Muy buen comienzo del disco.

Si, por si no lo habéis notado soy un friki, muy friki. Por cierto, he dicho tiempos lejanos de sangre y espada y si veis el videoclip de la canción, no tiene nada que ver con mi descripción, aunque sangre sí hay y no poca precisamente.

«The Evil Kin»: aquí cambiamos de registro y volvemos un poco a los Kalmah «standar», ese death metal melódico, en general aquí un poco más acentuado, con mucha esencia thrash, y lo más importante, el teclado, el componente clave tan bien implementado que domina todo grupo que se precie de metal finlandés. Lo tengo que decir pero el comienzo me ha recordado a «Becoming» de Pantera. Ah sí, también soy fan de poster de ellos, básicamente mi primer grupo de metal que me llegó al corazón, eso sin contar con Iron Maiden claro.

Estábamos con el cuello “contracturado” de tanta fuerza y de golpe y porrazo en la siguiente canción, «The World Of Rage», te ponen una base de teclado para bajar las pulsaciones, te relajas y booom!! Te destrozan la cara con un cambio brutal, destructor, como ellos sólo saben hacer y volvemos otra vez al death con bastante power de por medio.

«Into The Balck Marsh»: continuamos con lo mismo, death poderoso con estribillos pegadizos Incluso hacen un conato de coro a lo hermandad metalera!

«Take Me Away»: la canción popera total, de videoclip de Him vamos, intenta pasar por semi balada pero no, es pop. Imaginaos cualquier canción de lo último de Arch Enemy, pues eso. Se nota que no soy fan eh y que conste que los fui a ver en enero (bueno básicamente porque de invitado estaba Wintersun) ya si eso haré un artículo sobre Arch Enemy argumentando el porqué de mi «aversión» a ellos, eso si a los señores de Science of Noise les parece…

«Paystreack»: volvemos a las andadas, que no significa que sea para nada malo, se suceden constantemente riffs de power y ipso facto riffs trasher, un sin parar, como me está gustando el disco. En medio te meten el trozo lento y melódico del teclado, el posterior de guitarra y  como no, solo, solo no puedes faltar nunca.

Esto es el late motiv de Kalmah, el riff. Y perdón por repetir tanto la palabra, pero Kalmah es esto, riffs, pero no para deleite sino para disfrute del personal. Tengo que decir que hay una compenetración magnifica entre Antti Kokko y Matti Kananen, es como si se amaran sin saberlo! La perfección y maestría con la que enlazan sus melódicas secciones de teclado y guitarra en todo el álbum son dignas de estudio

«Waiting In The Wings»: pasamos a otra canción quizá más death melódico estándar del grupo, junto con «Throught The Shallow Waters» y «Erase And Diverge» se podría decir que siguen con lo oído y descrito, riffs poderosos y mas riffs melódicos, pasando por los cambios death/trash y ritmos power

«The stalker»: leáse «Take Me Away», pues peor. Ahora de verdad, no son malas canciones, bueno ésta si, «Take Me Away» dentro de lo que cabe tiene sus momentos, pero no son un tipo de canciones para Kalmah.

¿Y bien? sinceramente, he escuchado este disco y lo he disfrutado mucho, volvemos a tener los reyes del Swamp Metal en estado puro, donde no falta ni un ápice de su agresividad característica con los cambios en los tempos. Si diré en su contra que han perdido un pelín su fuerza original, donde los recordaba algo más duros u oscuros que por ejemplo Children of Bodom. Aunque continúan sonando más enérgicos que estos. Supongo que se han apuntado un poco al carro del power, ya que parece vuelve a estar en auge, aunque esos cambios y base death melódico que tanto gusta de Kalmah,  están allí. Huelga decir que el hecho de que, a excepción del teclista que vino hace seis años, los hermanos Pekka sean los originales y los otros dos restantes (batería y bajo) lleven desde el 2001 juntos se nota, hay una compenetración artística que solo se puede oír y ver en grupos con estas características

A los fans del grupo podríamos decir que hay un poco de aire fresco y no dejéis pasar este muy buen trabajo.  Como bien sabemos, al menos hablando por mí, he escuchado todos sus trabajos y siempre me han gustado, no me han defraudado nunca y saben parir buenos discos y buenas canciones. Hemos de reconocer eso sí, que han perdido como ya he dicho antes un poco su punto oscuro y la voz de Pekka Kokko la encuentro un poco menos salvaje, toda esta conjunción los puede hacer un poquitín más aceptables al público medio.

A los que han oído poco o ni los conocen, por favor dad una oportunidad a este gran grupo. Si te gusta el death melódico cañero y lo más importante, lleno de constantes cambios y riffs poderosos, rápidos, agresivos, épicos, asesinos, llámalos como quieras, pero si te gusta esto, Palo es para ti. Recordemos que Kalmah  aunque sin tener tantos seguidores como pueda tener por ejemplo Children of Bodom, es uno de los grupos de referencia del metal finlandés, por eso lleva 20 años dentro del mundillo…

¿Lo malo malo? Que es una banda fabulosa pero no acostumbra a coger sus drakkars para ir de gira fuera de su zona natal, o sea que nos tendremos que contentar con escuchar de manera íntima este pedazo de disco que se han sacado de la manga.

Dídac Olivé
Sobre Dídac Olivé 122 Artículos
Soy de esa generación que la “post-pubertad” lo pilló entre el metal primigenio (lo que llamamos ahora old school) y la nueva ola que fue el Nu metal, es decir, pasado mediados de los 90. Me encantan muchos estilos pero sobretodo el rock clásico y evidentemente el metal, este último es una forma de vida y encima me gusta desgranar y reconocer la riqueza de todos sus subgéneros. Uno ya tiene su edad (los mechones blancos en la barba no están por que sí) pero no me cierro para nada a grupos nuevos, eso sí, mientras haya fuerza y calidad, aunque hoy en día hay mucha. Como nacido justo entrados los ochenta también se incluye que soy un friki de cuidado (rol, videojuegos, Star Wars, pelis Gore, literatura fantástica y un largo etc.) vaya que toco de todo un poco. En resumen, espero contagiaros mi pasión metalhead a la vez que disfrutáis de mis aberrantes destripes.