In the Woods… – Heart of Ages: 25 años de su disco debut

Ficha técnica

Publicado el Abril de 1995
Discográfica: Misanthropy Records
 
Componentes:
Ovl. Svithjod - Voz
Synne "Soprana" Larsen - Voz
Christian "X" Botteri - Guitarra
Oddvar A:M - Guitarra
Christopher "C:M." Botteri - Bajo
Anders Kobro - Batería

Temas

1. Yearning the Seeds of a New Dimension (12:22)
2. Heart of the Ages (8:21)
3. ...in the Woods (Prologue / Moments of... / Epilogue) (7:49)
4. Mourning the Death of Aase (3:32)
5. Wotan's Return (14:50)
6. Pigeon (3:00)
7. The Divinity of Wisdom (9:06)

Multimedia


Escucha y compra

Este disco en Amazon: In the Woods… – Heart of Ages: 25 años de su disco debut
Todos los discos de In the Woods… en Amazon


A principios de los 90 se empezó a fraguar en Noruega un género que hoy en día es conocido por todos los eventos que se desarrollaron como quema de iglesias, asesinatos, adoración al maligno y muchas más cosas. Unas son leyenda, otras son verdad pero ese misticismo siempre ha ayudado a un estilo que por suerte ha evolucionado. Pero bien, de esa primera hornada salieron grandes nombres que hoy en día son iconos del black metal y costaría bastante poder entender el presente de este si no hubiesen existido.

En abril de hace 25 años (el día exacto no lo hemos encontrado por ningún lado) unos jovenzuelos que apenas rondaban la veintena sorprendieron a medio mundo con su disco debut llamado Heart of Ages, un disco envuelto en una fuerte aura de misticismo y oscuridad aunando el black metal más crudo con su folclore más arraigado. Siendo sincero me gusta más su siguiente disco Omnio (1997) por ser mucho más maduro, pero la rabia y el lado salvaje que tiene este también me atrapó de lo lindo cuando lo descubrí.

La intrigante y opresiva introducción de la primera canción siempre me ha fascinado. «Yearning the Seeds of a New Dimension» son más de 12 minutos de viaje cósmico, una travesía a lo desconocido que atrapa de una manera muy sugerente mientras esperas deleitándote con esos extraños sonidos que van evolucionando hasta que poco a poco van entrando los diferentes instrumentos. Piensas que de pronto te atacarán con gritos agónicos típicos del black pero no, entran delicados y pausados. Tremendo fue verles en directo interpretar esta canción, qué delicia.

Me encanta la cadencia de la batería junto a esos delicados teclados para luego introducir las melodías de las guitarras, qué maravilla. A primera vista esto parece más doom metal melódico que otra cosa pero no nos dejemos engañar por la apariencias. No cabe duda que tienen similitudes con The Third and the Mortal, Enslaved o Woods of Ypres pero con su estilo propio. Esperando a que arranquen se toman un respiro y sin avisar vomitar toda su desesperación y arremeter cruelmente contra nosotros. La verdad que la voz de Ovl. Svithjod puede ser un poco exasperante pero se le perdona en parte. Parece que le estén haciendo mucho daño y sienta un dolor exagerado, pero vaya, cosas del metal negro. Todo queda compensado por la genial base musical y los cambios de voz, que aunque algunos arreglos no hayan envejecido del todo bien, en conjunto quedan bastante bien.

Con «Heart of Ages» ya nos muestran sus verdaderas cartas y esa variación entre coros ominosos y el raw black metal que a veces sueltan. No es de extrañar que algunos de sus miembros formaran años más tarde Green Carnation ya que podemos detectar algunos elementos que forman parte de su música. Los contrastes entre las partes más suaves y agresivas aquí se notan bastante, incluso mezclan voces limpias con gritos quedando la mar de curioso. Qué bonitos son los momentos que nos llevan una parte del bosque hasta nuestros oídos haciendo honor a su nombre.

Pero es en «In the Woods» que se tornan oscuros e inquietantes mientras la parte instrumental va avanzando con la potente batería de Anders Kobro marcando el paso, firme y contundente. Por favor, que le den un analgésico al Ovl. que parece que se haya cogido los testículos con un cajón. Bueno, bromas aparte, esta canción tiene unos riffs de guitarra sencillamente sublimes, estaría bien tener una versión instrumental para poder gozarlas en todo su esplendor, pero bueno, tampoco canta mucho el muchacho.

Nos regalan una pieza tranquila y majestuosa que lleva por título «Mourning the Dead Aase» que se basa en teclados y la delicada voz de Synne Larsen ofreciendo unos preciosos cánticos evocando un oscuro duelo con aromas a naturaleza, una particularidad que emana todo el trabajo.

Tras este pequeño descanso nos hielan el alma con la brisa que abre «Wolan’s Return», una canción cruda, larga y llena de pasajes con Svithjod de nuevo gritando como una loca. Pura agresividad con un desarrollo bastante diferente al resto de canciones es una obra centrada casi totalmente en el black metal aunando todos y cada uno de los clichés que han usado infinidad de grupos. Y es que estamos hablando de la primera época en que este movimiento estaba naciendo y dando sus primeros pasos, aunque por suerte aquí todo suena bien, no quisieron imitar a otras formaciones que cuanto peor sonaran, según ellos, mucho mejor.

A mitad de canción entramos en un mundo de fantasía acompañados por unos sonidos que nos trasladan a un lugar extraño rodeados de agua para explorar junto a ellos una parte más pausada. La verdad que fueron muy atrevidos al experimentar de esta manera, un riesgo que supongo que sorprendió a muchos. Pero bueno, luego vuelve la tonadilla de gritos exagerados que no creo que hiciera falta. ¿Tienen su encanto? Pues no sabría deciros a estas alturas.

Y ya nos acercamos al final, y menuda suerte. «Pigeon» es una pieza instrumental, típica y tópica con un pianito que la verdad no ha envejecido muy bien. No, en serio, lo recordaba mucho mejor. A ver, es buen disco debut, pero la voz acaba saturando y cansando a partes iguales.

Más épicos y echados para adelante y en una onda lenta pero a paso firme llegamos a la última canción «The Divinity of Wisdom». Pero de nuevo vuelve el histérico que sin ningún tipo de piedad hacia nuestra persona se deja el alma. Así que creo que ya tengo suficiente y hasta aquí el repaso a este disco que instrumentalmente es una maravilla pero que a nivel vocal, en algunas ocasiones (bastantes), me parece demasiado exagerado. Si alguien lo disfruta en su totalidad tiene mi total admiración para siempre, no lo recordaba así, o si, a saber. ¿Qué os parece a día de hoy este disco?

Robert Garcia
Sobre Robert Garcia 420 Artículos
Death, thrash, djent, dark, progresivo, doom, black, experimental, jazz, clásica, electrónica... La música me mantiene vivo, es una droga que da sentido a este extraño sueño llamado vida. Músico autodidacta, guitarrista, cantante y enfermo de escuchar y escuchar música sin parar.