Immortal – At the Heart of Winter: 20 años desde que Abbath cogiera el timón musical en Blashyrkh

Ficha técnica

Publicado el 28 de febrero de 1999
Discográfica: Osmose Productions
 
Componentes:
Abbath Doom Occulta - Voz, guitarra, bajo, teclado
Horgh - Batería
Demonaz Doom Occulta - Letras

Temas

1. Withstand the Fall of Time (8:30)
2. Solarfall (6:02)
3. Tragedies Blows at Horizon (8:56)
4. Where Dark and Light Don't Differ (6:45)
5. At the Heart of Winter (8:00)
6. Years of Silent Sorrow (7:54)

Multimedia







Escucha y compra

Este disco en Amazon: Immortal – At the Heart of Winter: 20 años desde que Abbath cogiera el timón musical en Blashyrkh
Todos los discos de Immortal en Amazon


La furia demostrada por Immortal hasta ese momento había sido descontrolada y a bocajarro. En este trabajo se muestran más abiertos, con composiciones más elaboradas y, en definitiva, más épicas. En At the Heart Of Winter (1999) hay una cuestión  que marcaría el devenir futuro de los noruegos. La lesión diagnosticada a Demonaz, ejecutor de los riffs y máximo responsable de la idea conceptual de Immortal. Le diagnosticaron una jodida tendinitis aguda en sus manos, lo que lo limitaría para siempre (o no, ahí está Northern Chaos Gods de 2018) al destripador de cuerdas que inspiró el universo Blashyrkh. En ese sentido, la banda resolvió nombrarlo algo así como el máximo responsable a partir de ese momento (otras funciones aparte) del apartado lírico de la banda.

Así pues, Abbath, animal escénico por antonomasia, cogería las riendas instrumentales de la banda, salvo la batería, a cargo de la bestia de los parches, Horgh. Sumaron sus fuerzas a las del culo inquieto y participante de numerosos proyectos como (Bloodbath o su banda principal Hypocrisy) Peter Tägtgren tras los controles, para conseguir, lo que sería en definitiva una vuelta de tuerca a su sonido. Sencillamente At The Heart Of Winter me parece su mejor obra. Y ya está. Le daréis mil vueltas, unos me llamaran blasfemo, pues creerán que Battles In The North (1994) es superior o que All Shall Fall (2009) es la cúspide… Para mí es el disco del equilibrio perfecto de Demonaz & Co. Donde el raw black coge elementos más thrashers, elementos más épicos, y lo transforma, en su Universo único de Blashyrkh, en 6 temas, 6 capítulos de lo más equilibrados. Duración de LP perfecta, unos 46 minutos, temas que tienen identidad propia, pero a la vez forman parte del todo. O sea que, todo cuadra.

Por mi parte, Immortal me gustan (música a un lado) porqué de alguna manera le quitaron transcendencia al black metal, y quizás con la creación de su universo épico, frío y gélido, que bebe de alguna manera en los universos de R.R. Tolkien y las leyendas vikingas, lo convierten en algo más disfrutable. Pero esto va a gustos. También la personalidad de Abbath, y su corpse paint, también le añadieron cierto punto de diversión. De alguna manera, a mi me parece bien huir un poco de la movida Inner Circle, Satán, iglesias en llamas… ¡También hay que divertirse, carajo!

Vamos al disco, la primera sorpresa viene con la portada. Y me explico. En las portadas de sus 4 discos anteriores siempre habían aparecido los miembros de la banda. En este, hay una ilustración de los gélidos parajes de Blashyrkh. Las anteriores, aunque con encanto, tenían un punto cutre. Con esta, puedes perderte mientras degustas el plástico.

¿Y qué encontramos en él? Pues la apertura de la obra corre a cargo de “Withstand the Fall of Time“, que poco a poco, con esa guitarra afilada, en introducción de lo que va a ser una ventisca helada, te lleva a un riff marca de la casa, a 200 rph. Blast beats. La voz de Abbath. Vemos que el sonido es envolvente te introduce en el frío. Pero en seguida vemos, ese cambio del que te hablaba, el blast beat y la furia inicial, se torna más groovie y épica. Con un punteo aberrantemente maravilloso. Sin duda, ya en el primer corte demuestran que han logrado dar un giro muy especial a su música, con el desarrollo de puentes, punteos sin cesar, que paran, vuelven, se van y vuelta a empezar. Sin duda conseguirán llegar a más público sin abandonar sus señas de identidad.

En “Solarfall” demuestran que pueden cabalgar como lo hacen Iron Maiden en sus temas, pero con un plus de velocidad. Más groove para las huestes ávidas de metal extremo más accesible. Interludio al final del primer tercio de tema que eclosiona en un ritmo pesado marcado por Horgh y las guitarras afiladas de Abbath.

“Tragedies Blows at Horizon”, siendo el tema más largo del disco (casi 9 minutazos), sigue la senda de “Solarfall” pero con más velocidad, recuperando más sus anteriores trabajos, pero el nuevo sonido está ahí.  Tiene un punto de épica tremendo. Con progresiones continuas, puentes, punteos de locura y trotes sin parar. Estás perdido en los lagos helados de los valles de Blashyrkh sin remedio (sin gps, ni móvil). En “Where Dark and Light Don’t Differ” seguimos con la linea demostrada durante todo el trabajo, pero en el que destaca la voz de Abbath, mucho más grave, y un resultón solo de guitarra en la segunda mitad del tema, lanzando el tema a su final, en remate final con su riff principal.

“At the Heart of Winter” comienza susurrante con un punteo de guitarra maravilloso, melódico y bello, que sirve de introducción para unos teclados que hacen que este tema sea el más épico con diferencia, pues ahora parece que te sumerjas en la gran niebla del frío. Pero dura poco. Pues todo se vuelve enérgico, un riff de guitarra poderoso, seguido de unos punteos, te meten de lleno de nuevo en la brega. Es mi tema favorito del disco. Tiene todo lo que hemos ido escuchando durante la media hora anterior. Mejorado y superado. El disco acaba con “Years of Silent Sorrow“, cuando ya estás congelado y no puedes más de tanto cabalgar entre parajes nevados.

Sin duda, el trabajo de Abbath en este disco a nivel instrumental es de lo mejor de su carrera. Las líricas de Demonaz, logran enganchar. Horgh hace un magnífico trabajo a la batería. Mi disco preferido. Quizás uno de sus mejores discos. No caben acusaciones sin fundamento de venderse. Un trabajo a la altura de los mejores del black metal noruego de todos los tiempos.

Joan Calderon
Sobre Joan Calderon 81 Artículos

Sant Boi-Sant Cugat-Barcelona. Padre y Metalhead. Desbordado por tanta música que escuchar y poco tiempo para disfrutarla. En el Universo solo hay dos cosas claras: In vino veritas y Metallica es la banda más grande de todos los tiempos (quizás solo una sea cierta, y no tenga que ver con la verdad). Death, black, thrash… y a veces electrónica, rock y “cabeza, hombros, rodillas y los pies” de Peppa Pig; en resumen, la música es mi pasión. También luchando por un mundo más justo… pero mejor centrarse en la música.