Himnos del Rock: «Breaking the Law» de Judas Priest

A veces es difícil trazar la delgada línea roja que separa una canción perfecta de un Himno del Rock. Esta es una de esas veces. Si bien es cierto que, a su manera, «Breaking the Law» es perfecta, realmente se aleja mucho a lo que debería ser la perfección hecha música (aunque luego venga yo y me salte este concepto con temas como «Lift U Up»).

Una vez, hace lo menos 20 años, me dijeron que el British Steel (1980) era el heavy metal explicado en diez fascículos o canciones, y creo que estoy bastante de acuerdo. Al menos el heavy metal más clásico. Es más, creo que Judas Priest son la mejor definición del estilo, como ya se dijo en una de nuestras lejanas tertulias. Y de entre todo el elenco de canciones de los británicos, creo que hay dos que sobresalen por encima de las demás, no por calidad, sino por repercusión. Una es, obviamente, el «Painkiller», y la otra es nuestra protagonista de hoy.

«Breaking the Law» es el heavy metal ochentero más puro, eso que algunos llaman paco (y a mucha honra), es uno de los hits por definición del estilo y es una de las canciones más versionadas del grupo (HammerFall, Arch Enemy, Motörhead, Stryper, Ensiferum, Berri Txarrak y un largo etcétera. De lo más variopinto y ecléctico). Lass reproducciones en Spotify son incontables e irá incluida en cualquier lista de metal tradicional que se precie. Ha aparecido en juegos, series y todo lo imaginable. Un auténtico himno metalero.

La letra va de un buen hombre harto de estar tirado en su sofá, viendo como su vida se le escurre entre las manos, y decide tomar cartas en el asunto, haciendo cosas no tan recomendables. Esto mismo se puede observar en el videoclip, en el que la banda va en Cadillac hasta un banco que atracan armados de guitarras y gritos. Todo para «robar» un disco de oro que luego vendría. Premonitorio. Así lo explica el propio Metal God:

«Era un momento muy complicado en Reino Unido. Los mineros y los sindicatos de transporte estaban en huelga y había muchas revueltas callejeras. Fue un momento terrible. Ese fue el incentivo para escribir la letra e intentar conectar con el sentimiento que se respiraba ahí fuera. Nunca fuimos a un cuarto y dijimos: ‘Tenemos que intentar capturar esta actitud punk en nuestra música’, pero ciertamente conseguimos capturar algo de esa anarquía en su proyección.»

No es posible escuchar el tema y quedarte quieto e indiferente. No lo es, sin más. Es un auténtico himno de este estilo, y aquí queda plasmado.

Xavi Prat
Sobre Xavi Prat 324 Artículos
Llevo en esto del heavy más de media vida. Helloween y Rhapsody dieron paso a Whitesnake y Eclipse, pero Kiske sigue siendo Dios. Como no sólo de música vive el hombre, la literatura, Juego de Tronos y los tatuajes cierran el círculo. Algunas personas dicen que soy el puto amo, pero habrá que preguntarles por qué.